9 formas para cambiar de tema sin que otros se den cuenta

By Isra Garcia  //  Comunicación, Disrupción, Equipar, Habilidades  //  3 Comments

cómo cambiar de tema cuando no te interesaHacerte “el sueco” es una gran habilidad cuando sabes cuando y cómo usarla. Ser un tonto a conciencia es una técnica realmente provechosa. Te voy a contar 9 maneras de evadir situaciones comprometidas, temas tabúes, momentos embarazosos o intimidantes o simplemente cambiar de tema porque no te interesa, no te apetece, no sabes o cualquier otra razón.

Cómo cambiar de tema

En mi caso, llevo tiempo empleándolas y funciona, ya lo creo que si funciona.

1. Aprovecha el hueco: cuando el que te pregunta o habla tome una pausa, pregúntale sobre algo que pueda interesarle y que no esté muy lejano de la conversación. Ejemplo: “¿Cómo llegas a este tipo de conclusión?”. Cuando haces esto nunca se dan cuenta de que el tema cambió, y siempre parece que ellos mismos fueron la fuente del cambio de ese tema. Perfecto.

2. Pregunta sobre la historia inicial: cuando la otra persona lleva la conversación, en el momento en el que pause, pregúntale “¿Qué es aquello que te atrae sobre este tema?” Tan pronto como elaboran más sobre ello, sigue preguntando sobre la línea de pensamiento que sigues. Encontrarás un signo que lleva a otro tema que puedes seguir para continuar con la evasión.

3. Transiciones naturales: si quieres salir de una conversación tóxica, el primer paso es neutralizarla. El contenido es importante para la persona que lo porta, así que una de las claves es reconocer que estás escuchando lo que dicen. Puedes usar una transición neutral como “Todo el mundo tiene desafíos”. Eso neutraliza el tema y también refuerza a la persona del hecho que estás escuchando.

4. Preguntas neutrales: puedes cambiar de tema formulando preguntas neutrales. Por ejemplo: “Trabajamos en diferentes proyectos que podrían generar impacto. ¿Cuáles son tus recomendaciones sobre cómo afrontarlos?” Cuando haces este tipo de preguntas, como con el punto de arriba, estás pidiendo un pensamiento perspicaz en el nuevo tema, lo cual quiere decir que su mente solo seguirá ese nuevo tema planteado.

5. Actúa como si fuera un recordatorio: puedes cambiar de tema usando el tema actual como un “recordatorio” de algo más que querías mencionar. Di algo como esto: “me alegro de que sacaras el tema. Eso me recuerda que hay una pregunta que deseo formular”. Entonces empieza con el nuevo tema.

6. Usa un pivote: ciertas frases pueden cambiar el flujo cuando un tema topa algo incómodo. Frases como “no puedo hablar sobre eso, pero si puedo debatir sobre  ______” o “aquí está la manera en la que enfoco este tema…” o “Es una pregunta interesante, pero pienso que la pregunta real que necesitamos hacernos es…”

7. Autenticidad + honestidad: sea lo que sea, si sientes presión sobre un tema que no dominas, es mejor decir “No soy la mejor persona para hablar sobre esto, aunque estaría encantado de que conocieras a ______, que es toda una experta en el tema”

8. Movimiento físico: encuentra nuevas perspectivas a la conversación, creando una razón para ir al baño, ayudar a un compañero, hacer una llamada. O decir algo como “voy a por una copa de champagne ¿quieres una?”. Aléjate un poco y permite que haya un vació en la conversación, momentáneo.

9. Herramientas no verbales: puedes cambiar de tema fácil si lo haces con confianza. A la hora de cambiar de tema, el lenguaje corporal y el tono son a menudo más influyentes que lo que dices. Nunca pierdas el contacto visual y no titubees ni tiembles.

Ahora tienes nuevas técnicas que incluir en tu estrategia de hablar como una tonta y pensar como una lista.

Photo credit: Maryland GovPics.

Summary
Article Name
9 maneras de cambiar de tema sin que la otra parte se de cuenta
Description
Te voy a contar 9 maneras de evadir situaciones comprometidas, temas tabúes, momentos embarazosos o intimidantes o simplemente cambiar de tema porque no te interesa, no te apetece, no sabes o cualquier otra razón.
Author
  • Un muy interesante artículo. La verdad es que yo no pienso en esto al tener la suerte (O desgracia) de no tener que hacer muchos discursos o presentaciones. Pero leyendolo me he dado cuenta de que mi jefe aplica algunas de técnicas.

    Lo cierto es que cuando tenemos alguna reunión con él, todo parece más fluído. Obviamente, él ha sido entrenado para ello.

    También tengo otro manager que es experto en salir al paso cuando le hacen alguna pregunta y se encontraba en Babia (o algún otro municipio colindante). Resultaría muy interesante un post sobre esto. Estando donde estamos, tendría más existo que el arriba escrito. (Es ironía, que sería de la vida sin humor y sonrisas)

    Un saludo Ismael!

  • Sonia

    Hola Isra,
    Como siempre, muy interesante y tomo nota.
    Sólo una pregunta: ¿Por qué “hablar como una tonta y pensar como una lista”?. ¿Es un artículo dirigido a las mujeres? ¿Sólo las mujeres podemos ser tontas o listas?
    No pretendo criticar aunque me ha sorprendido el final.
    Saludos
    Sonia

  • Simplemente porque siempre hablamos en masculino y no femenino como género general y no me gusta del todo eso, en ocasiones me gusta hacer esos cambios. Comprendo que puede haber quedado polémico y machista, de ninguna manera lo pretendo, ni era la intención Sonia.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

This is IG

isra-standout

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+