Dic
19

Análisis cronológico de uso en Twitter: 2007 a 2014

mi cronología en twitter

He creado una línea del tiempo desde que empezara a usar Twitter en 2007, analizando la estrategia y uso que he hecho de esta plataforma hasta las puertas de 2014. Estos han sido los resultados del análisis:

2007 y 2008

No me aclaraba ni yo mismo. Necesitaba encontrar cómo funcionaba esto. ¿Twitter? ¿un pájaro? vaya, que inconveniente.

2009 y 2010

Twitter era un lugar donde 1 vez a la semana compartía mi post, sí, está bien. El resto era una metralleta que no paraba de escupir información sobre la web social (social media) y todo lo que a ello estaba conectado. Todo lo que pasaba por mis manos era compartido, quizás no era lo suficientemente objetivo. 95% de contenido compartido, pertenecía a fuentes externas. Casi 4 horas al día las dedicaba leyendo, aprendiendo y aplicando. Es cierto que aquí dormía una media de 5 horas al día, siendo optimista. (2009 fue peor.)

Es posible que usara Twitter durante 3 horas al día. Increíble.

2011

En el 2011 compartía masivamente multitud de links relacionados con la web social, marketing online e Internet. Recursos, mejores prácticas, lanzamientos de nuevas plataformas y herramientas, start-ups relacionadas con Internet y algo más. La mayor parte de ese contenido provenía de blogs, plataformas y sites de habla anglosajona. Esto era posible debido a la multitud de fuentes a las que estaba conectado diariamente. Dedicaba dos horas de mi tiempo (por la noche) para leer y filtrar contenidos.

Mientras tanto, entre ese contenido, compartía también mis posts, de ambos blogs, Castellano e Inglés. En ese momento la carga era más leve porque aún no publicaba todos los días en isragarcia.es (fue a finales de 2011 cuando empecé). Podría decirse que el ratio era 85% contenido externo vs 15% contenido propio. Usaba Twitter una media de 2 horas al día o más.

2012

En 2012 decidí permanecer más humano, buscar en mi timeline historias interesantes y compartirlas, no tener necesariamente que ir a las grandes plataformas como Mashable, TechCruch, Social Media Today o a los blogs de Social Media Examiner, INC, Brian Solis o Jeff Bullas para recomendar contenidos valiosos e interesantes para mi comunidad. Esto aumentó el número de interacciones con usuarios en Twitter y notablemente incrementó las conversaciones entorno a estas historias. Esto mismo también dio a mis propias publicaciones mucha más trascendencia y repercusión. Derivando a más conexiones, visitas y por lo tanto, leads.

Comprobé como Twitter mejoraba mis esfuerzos por marketear mis contenidos. Entonces di un poco más de cariño a mis publicaciones.El ratio de 2012 fue un 70% contenidos externos vs 30% contenidos propios. En este momento empezaba a darme cuenta de la importancia de ser tu propia empresa de comunicación.

Pasé de dedicar dos horas al día a buscar información, leer y filtrar contenidos, a una hora al día. El uso que dediqué este año a Twitter fue de alrededor de 1,5 horas al día. No estaba mal del todo.

2013

Llegó 2013, algo sí tenía claro, una vez compartes habitualmente contenido interesante desde las mismas plataformas, esto deja de ser una novedad, es accesible a todos y entonces deja de ser relevante. Si es rutina, ya no aporta valor. El 60% de las plataformas desde las que compartía en 2012, ya estaban saturadas, digo el 60% porque siempre he trabajado en buscar lugares donde poder encontrar ideas interesantes. A día de hoy la lista de fuentes que manejo es de 400 blogs y 175 plataformas / sitios especializados. Por supuesto, no los leo todos. De hecho cada vez leo menos.

Este año supuso un cambio importante en mi manera de usar Twitter, dejé de compartir tanto contenido externo de otras fuentes, aunque dejé plataformas estrella para mi como: Social Media Today, FastCompany, eMarketer, INC, Chris Brogan o SmartBrief. En las que he ido compartiendo el mejor contenido de manera irregular. No garantizaba un contenido de alguna de estas plataformas durante 2 o 3 días seguidos. La cantidad de contenido que producía diariamente era 5 veces superior al contenido que producía en 2010, por ejemplo. Proyectos, ideas, colaboraciones, speaking, blogs, aventuras, retos, etc. Me acababa de convertir en mi propia empresa de comunicaciones. Otro de los cambios más bruscos en este sentido fue el dejar de estar conectado a Twitter durante todo el día. Cuando trabajo delante del ordenador, nunca lo conecto. Sólo cuando estoy con el smartphone o tablet, el tiempo dedicado, 30 – 45 min. Afortunadamente.

El ratio este año ha sido de un 30% de contenido externo vs 70% de contenidos propios. Del 30% de contenido externo un 15% sería de fuentes seleccionadas y el otro 10% de contenidos con los que he ido topando a lo largo del día. El 5% restante lo he dedicado a buscar contenidos de personas anónimas con grandes historias que contar.

El tiempo que este año he dedicado a leer, buscar, filtrar y absorber contenidos es de 30 min al día, máximo. Si es cierto, que la búsqueda era más orientada e intuitiva y la exigencia considerablemente mayor.

Por encima de todo, he tratado de permanecer humano a toda costa. He respondido y conectado en un 99% de las veces, el otro 1% pertenece al segmento que no merece la pena dedicar esfuerzos. Una de las cosas que mejor me ha funcionado siempre es preguntar. Preguntar a usuarios específicos, lanzar preguntas al mundo, preguntar algo por curiosidad. Siempre obtienes alguna respuesta.

2014

¿2014? ¿seguirá bajando el ratio del contenido externo? ¿pararé de publicar tanto contenido propio? ¿buscaré más historias personales que compartir? ¿usaré más tiempo al día Twitter? ¿menos? ¿qué estrategia seguiré? ¿publicaré más posts propios al día? francamente, no lo sé. Pero si sé que trabajaré en crear y compartir lo que más cambio cree en ti.

Photo credit: Neil Cummings.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+