Ene
30

Cambio dignidad por reconocimiento

By Isra Garcia  //  Cambio, Negocio, Vida  //  10 Comments

cambio dignidad por reconocimientoUn premio es un digno reconocimiento a una hazaña que cambia el curso de las cosas. Puede ser un premio que recibes por ayudar a que las cosas en la universidad se hagan de otra manera, quizás porque has creado una iniciativa social como change.org que está creando movimientos que crean cambio, puedes que seas esa persona que ha ahorrado tantos miles de Euros en tu organización gracias a las ideas y decisiones que tomaste cuando nadie quería hacerlo o quizá puede que seas el modelo de negocio más disruptivo de Europa, como blur-Group en 2011.

Con esto quiero decir que has hecho un trabajo inalcanzable, has ido más allá de donde muchos llegaron, has depositado horas y horas de esfuerzo, pasión, atrevimiento y valentía y has merecido sobresalir del resto porque has cruzado la línea prohibida.

¿Cuánto cobras por una noche?

Sin embargo, todo esto se prostituye estrepitosamente cuando antes de ser reconocido por ese trabajo, llega alguien y te dice que está organizando unos premios y que para participar debes reunir una serie de requisitos, de entre los cuales podría destacar los siguientes (voy a ir de menos a más escandalosos):

  • Facilitarles información acerca de ti.
  • Establecer una vía de colaboración donde les puedas proporcionar el trabajo que hará que puedan decidir si eres merecedor del premio o no.
  • Promocionar que has sido nominado a “los premios” en tus canales de comunicación y marketing: Facebook, Twitter, blogs, etc. a través de gráficas, banners, “badges”, etc. (esta es la más común). Aquí se cumplen dos objetivos, primero te auto-promocionas como mandan los cánones del ego y segunda, das a conocer la marca / proyecto / agencia / organización que hay detrás de esos premios para que así logre más alcance.
  • Proporcionarles algún tipo de incentivo que ellos puedan ofrecer a su audiencia como reclamo para sus propios fines.
  • Cederles un espacio físico (o virtual) de tu negocio para que ellos puedan promocionarse bien a gusto.
  • Introducir “casualmente” en tu evento, conferencia o taller a uno de sus responsables.
  • Estudiar “con cariño” las propuestas de trabajo que por su parte recibas.
  • Comprar mucho de lo que ellos venden o contratar mucho de lo que ofrecen.
  • Adquirir espacios publicitarios que sorprendentemente ofrece esta organización.
  • Realizar una transacción económica por un importe que garantice el premio (dije que iba a ir de menos a más ).

Premios, sí, reconocimientos, por favor, galardones, claro, pero que signifiquen el resultado del esfuerzo al haber confrontado el terror de la crear algo único.

Vender tu dignidad por un puñado de euros, un trozo de mármol y algunos aplausos, es venderte realmente bajo.

Photo credit: Juliet.

  • Laura Segovia Miranda

    Sería más fácil que lo pusieran en la estantería de arriba del Cola Cao en Mercadona, ¿no? Así tipo: premio con lote de galletas por 5 euros. Vaya tela…

  • unparpadeo

    Por lo poco que llevo visto, en todo el mundillo actual, sobre todo en el Social Media, todo gira bastante a ejes como:
    posicionamiento—ego—-visibilidad—-reputacion—-“autoridad”

    -ONCE energia renovable la Ilusion
    Si los de ONCE dicen que hace nosecuantos años “descubrieron una fuente de energia renovable”, que es “La Ilusion” de los que juegan a juegos de azar…

    -Social media energia renovable: ¿El ego?
    En el Social Media, parece que una de las fuentes renovables y casi inogatable que alimenta el mundillo de gente trabajando es el EGO o la necesidad de posicionarse o ganar visibilidad a toda costa

    Y por lo que leo como inexperto que soy en el tema, me quedo con la sensacion, de que si no les cedes tu a esas empresas/ iniciativas/ proyectos/charlas

    …. tus recursos propios como: espacios, contenidos, tiempo, imaginacion, creatividad, articulos, presencia, conocimientos, equipo… pues parece que todo sugiere que saben que vendran otros, que estaran encantados de hacerlo y aprovechar esa ocasion de visiblidad , inflar el EGO, hacer curriculum….
    Sin que nadie luego aprecie mucho la diferencia

  • Lo más interesante – y preocupante – es que no me estaba refiriendo únicamente a social media, hablo por lo menos de seis diferentes industrias en las cuales he basado los ejemplos.

  • Oscar.

    Brutal!!!

  • Oscar.

    Se da un montón esto que comentas. Y hay que tener mucho valor para decirlo tan claro. Incomoda mucho al statu quo, y resulta de los más impopular entre los más bien posicionados y que dominan el cotarro.

  • Angel Almaraz

    ¡Eres grande, Isra! No te casas con nadie. He disfrutado mucho con esta entrada. Nadie te regala nada por nada. ¡Buenisimoo!

  • Alguien tiene que decirlo y hacerlo, después de todo.

  • Nada es gratis Angel, ni la incomodidad e inquietud que busco cada día.
    El 31/01/2014, a las 15:37, Disqus escribió:

  • En las movidas en las que estoy metido, dudo mucho que alguien vaya a darme un premio… más bien todo lo contrario… http://bit.ly/Mo0KMK

  • Mar Segura

    La “dignidad” no tiene precio. Hay que ser fiel a uno mismo, a sus principios, a sus valores. Entonces alcanzarás la felicidad plena. No es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.
    Un placer leerte ¡Como siempre!

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+