Browsing articles in "Brillantez"
Ago
21

Decidir sin pensar

By Isra Garcia  //  Brillantez, Liderazgo  //  No Comments

decisiones. Decide sin pensarDía diecisiete viviendo la posibilidad. Hoy desde Albuquerque, Nuevo Méjico. En estos días he tomado muchas decisiones, unas han salido bien, otras mal. Ayer por ejemplo, tomé dos decisiones que me costaron dos buenos sustos. Una quedarme atrancado con el coche en medio de un bosque en Santa Fe, sin cobertura y perdido. La segunda fue aumentar la velocidad, como resultado casi acabo arrestado por el Sheriff. Luego he tomado algunas buenas, como recorrer la Ruta 66 y no planificar donde voy a ir. Decisiones. Lo son todo.

Antes de ayer noche decidí quedarme una hora más despierto, así podría explorar las calles de Santa Fe. Eso me llevó a tener más sueño. Acabé durmiendo casi de tirón, a pesar de dormir en un coche convertido en cama. Eso me ayudó a rendir más en Bikram Yoga y en la etapa diaria con Fat Bike. Decisiones.

Las decisiones son imparables

Nuestras elecciones abren otras elecciones, más cerca o lejos de nosotros. “Es solo un cigarro, lo voy a probar” es una elección lejana a un objetivo de salud. “Lo haré mañana” es una elección lejana a un objetivo de productividad. “El producto no se vente, rápido, lanza una campaña de marketing online” es una elección lejana a los objetivos de negocio. “Una venta a la semana” es una elección lejana a los objetivos de ventas.

Cualquier decisión conlleva un efecto que le sigue. Toma una decisión y sigue atentamente su camino, verás como modifica todo a su paso.

Las decisiones lo son todo

Todo es susceptible y frágil al cambio, todo es flexible y maleable. No puedes vivir siempre dentro de tu estructura y plan, en el 70% de las veces, nunca sale como esperabas. Date cuenta de que cada decisión que tomas chocará con otra decisión y habrá un subsiguiente impacto y así una y otra vez.

Solo de pensarlo me entran escalofríos, me excita pensar que es así.

Decidir sin pensar

No sucede hasta que cambias tus hábitos radicalmente, algo que he aprendido con mis experimentos de estilo de vida. Es entonces cuando te das cuenta como lo que haces te afecta a ti o a tu alrededor. Me pasó con el silencio, con la macrobiótica extrema, con el alto rendimiento, con el smartphone y hasta con social media. Decisiones.

Llevo días sin hacer negocio. Decisiones como esas me llevarán a estar fuera del negocio, eventualmente. Por lo tanto, tengo que elegir y decidir un set diferente de acciones, a no ser que un día me levante y me pregunte a mí mismo “¿Dónde fue todo lo que me permitía vivir la vida que me pertenecía?”

Decisiones.

Photo credit: Derek Bruff.

Jul
23

Al día siguiente

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Al día siguiente…

Serás músico y tu canción no será aceptada por tus incondicionales.

Serás emprendedor y fracasarás emprendiendo en tu negocio.

Serás blogger y tus lectores dejarán de leerte.

Serás profesor y recibirás un feedback negativo por un pobre trabajo.

Serás escultor y tus formas serán incomprendidas.

Serás conferenciante y no encantarás a tu audiencia.

Serás educador y te darás cuenta de que tienes las manos atadas, no podrás educar.

Serás empresario e irás a la bancarrota.

Serás un líder y nadie te seguirá.

Serás cirujano y no salvarás vidas.

Serás escritor y no podrás escribir para conectar.

No podrás hacerlo

al día siguiente

Estarás listo para hacer algo y no podrás hacerlo. El sistema, tu pareja, tu madre, tu profesor, el tiempo, la economía, los bancos, tus colegas o tu árbol genealógico te impedirán hacerlo.

Entrenarás durante toda una vida en ser el mejor gimnasta, locutor de radio, comediante o ciclista y no serás el mejor de todos. La destreza de otros como tú, con una mayor preparación, una mejor adaptación, equipo o don, serán extensamente mayores.

Creerás en ti mismo cada día y un día dejarás de creer. Pensarás que eres una persona consciente, plena, llena, completa, trabajada desde dentro hacia afuera, de éxito, del de verdad. Y un día, te darás cuenta de que la búsqueda no ha hecho más que empezar.

Escribirás cada día en tu blog, decidido, ilusionado, apasionado y aportando utilidad auténtica. Y un día cuestionarás si todo esto merece la pena.

Te levantarás cada día a las 6am para abrir tu negocio una hora antes, de manera que puedas deleitar a tus clientes, no cerrarás a la hora de comer, recibirás a cada persona con una sonrisa, el mejor trato que sabes dar y un producto excepcional creado para ellos. Y un día, o muchos, sentirás que no recibes ni la mitad de lo que entregas. Alguien será desagradecido contigo, criticará tu trabajo y lo desmerecerá.

¿Qué pasará al día siguiente?

En ocasiones podrás y estarás más preparado que nadie para hacer las cosas y algo o alguien te impedirá hacerlas, frustrante, pero posible y real.

Ese día va a llegar, te prometo que así será. Eso no es preocupante, lo que sí importa es que harás al día siguiente, y al otro, y al otro, y al otro, y al otro.

Me preocupa cómo bailarás con el momento al día siguiente.

Photo credit: Wes Peck.

Jun
30

Normal vs. excelente

By Isra Garcia  //  Brillantez, Marketing  //  No Comments

normal versus excelentePara la mayoría de nosotros, hay dos trabajos disponibles. Normal (mediocre) o excelente.

Normal

Puedes ser la persona o la organización que es normal. Esa que no se esfuerza por deleitar a los clientes, que basa su estrategia de marketing en cuanto presupuesto es capaz de depositar en Facebook para que el mayor número de personas puedan acceder a su producto. Esa que centra los esfuerzos de su comunicación en empaque bonito y no en contar la historia de lo que realmente representan sus valores, que cuenta a clientes como números de un CRM, que persigue fans. Esa que envía los paquetes en 48 o 62 horas, esa que cuando las ventas fallan gira la vista a los empleados. Aquella persona o empresa que compite por precio.

Excelente

O puedes ser la persona u organización que es excelente. Esa que trata a cada persona individualmente, conecta, resuena y crea un valor emocional. Esa que conoce las peculiaridades de cada cliente habitual. Esa que siempre va más allá en su trabajo de lo que se espera por aquello que fue contratada. Esa que entrega el informe tres días antes de la fecha límite. Esa que comprueba tres veces la calidad de la entrega y desarrollo del servicio, que entrena a sus trabajadores en habilidades sociales, con el fin de poder encantar a aquellos que llegan a su tienda a comprar. La misma persona u organización que no necesitas recordarle ni una vez ninguno de los puntos del contrato comercial que se acordó.

La cosa que de verdad gusta sobre ser excelente, ser inolvidable, marcar la diferencia, ser magnético y maravillar, es que solo tienes que serlo de vez en cuando. Nadie es requerido ser excelente todo el tiempo.

Cuando una persona u organización excelente es no-excelente de manera momentánea, no tienes problema en esperar o en volver de nuevo, sabes de que son capaces, ya fuiste sorprendido o encantado. Sin embargo, cuando un personal o una organización, normal, esa que aburre, abusa y que usa políticas de forma constante para confundir y marear a clientes, actúa de manera anormal, te molestas. Porque normal tiene que ser normal siempre.

Normal vale el mismo precio que excelente, la diferencia es que excelente nunca valdrá el mismo precio que normal.

Photo credit: wackystuff.

Abr
15

Magia para trabajar

By Isra Garcia  //  Brillantez, Enterpreneurship, Equipar, Negocio, Táctica  //  No Comments

De manera esencial, hay varias maneras de avanzar en el trabajo, de entre ellas dos muy simples:

  • Una más rápida: no parar de lanzar, fracasar y analizar cómo hacerlo bien la siguiente vez.
  •  Una más lenta: ir poco a poco dando pasos lentos y seguros, sin fallar. Perfeccionar perfecto. Tardar una eternidad y lograrlo al final de los días.

Sea cual sea la manera esto es lo que propongo hacer:

1. Plasma tus ideas / proyectos / acciones / APPs / tácticas de negocios / plan de ventas / estrategia de RRHH / operativa de RRPP… en una hoja

2. Comparte tu visión con personas que admires o respetes, pide feedback sobre lo que cuentas, cómo hacerlo para que funcione mejor, limitaciones, expectaciones, etc.

3. Haz magia – no trucos, me explico – pasa de idea a realidad: trabajar en ello; toma decisiones y actúa sobre ellas, evita reuniones, envía emails con llamadas a la acción, haz llamadas para solventar problemas, fija un timing, fechas límite, responsables, etc. y empieza con el project management tu mismo.

Magia para trabajar

Espero que seas consciente de la realidad del resultado, hay que trabajar duro para que funcione. La fórmula del éxito; determinación, constancia, disciplina y mucho mucho mucho mucho trabajo. Y entre medio de todo esto, estar dispuestos a fallar mucho, rápido, levantar más rápido aún y volver a intentar, pero diferente.

Magia. Resultado. “Tachán”.

Photo credit: Dana.

Feb
29

Tu imperfección es bienvenida

By Isra Garcia  //  Brillantez, Liderazgo  //  1 Comment

la imperfección es bienvenidaVivimos entre personas que no saben cómo ser imperfectas, eso es problema, pero el problema todavía más grave es que parece que la mayoría no dejamos que los demás lo sean.

Ocasiones en las que una persona no sabe reconocer más que su incesante batalla por la perfección y la auto-exigencia. La única salida de la infelicidad es dar la bienvenida a la imperfección.

Cuando una persona no encuentre esa vía de escape, hazle saber que puede ser imperfecta, permítele contar sus fracasos, ayúdale a que se muestre vulnerable, potencia su autenticidad.

Las personas necesitamos saber que podemos vivir cómo imperfectas para así poder serlo. Abraza el hecho y entiende la bienvenida.

Baja los brazos y déjate llevar por la dulce y vulnerable sensación de la imperfección, ya que estás hecho de ella.

Photo credit: Carlos Ciudad.

Feb
25

¿Qué pasaría si lo hicieras?

By Isra Garcia  //  Brillantez, Marketing  //  No Comments

que pasaría si lo hicieras¿Qué pasaría con tu cliente si mejorases la calidad de tu servicio? ¿Qué pasaría con tu audiencia si maravillaras con tu actuación? ¿Qué pasaría con tus fans si fueses humano y auténtico? ¿Qué pasaría con tu público si creases algo nuevo? ¿Qué pasaría con tu comercio si mañana, al otro, al otro, al otro y al otro, el día de navidad, en semana santa – en definitiva, los 365 días del año – levantaras la persiana y estuvieras siempre listo y preparado? ¿Qué pasaría si respondieses a tu comunidad online siempre que llegan a ti? – ¿Cómo cambiaría todo esto tu relación, interacción y resultado con ellos?

¿Qué le pasaría a tus consumidores y potenciales si no solo no pararas de hacer tu trabajo si no que lo hicieras de manera brillante, comprometida y continuada?

Si nunca paras de aparecer, estar disponible, ser accesible, si nunca paras de aportar valor, si nunca parar de ser la opción mas útil ¿Serías echado de menos el día que no estés?

Si el hotel no está disponible, iremos a otro hotel. Si el consultor no está, encontraremos uno nuevo. Si la universidad casposa no nos admite, podremos ir a otra igual o más casposa. Si la aseguradora no nos asegura, habrá una en internet que si lo haga. Si el MBA es demasiado costoso para nosotros, encontraremos una alternativa más económica.

¿Qué pasaría si decidieses hacer el trabajo que importa? ¿Importa si eres tú el que nunca para de hacer justo eso? El trabajo exquisito de encantar y ser excepcional.

Photo credit: Linda Biafore.

Ene
10

Ama tu trabajo, porque puedes

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio, Mapmakers, Marketing  //  4 Comments

ama tu trabajo, porque puedesAmo mi trabajo. La mayoría de mis buenos amigos, colegas de trabajo cercanos, equipo en IG y creo que el 98% de mi círculo de influencia, se sienten parecido a mí.

Sin embargo, no siempre ha sido el caso.

Hace años, cuando muchos de nosotros éramos bastante más jóvenes, lo que amábamos por encima de todo era el dinero, mujeres (u hombres, depende), coches, juerga, ropa, reconocimiento, sentido de pertenencia, lujos y todo esa clase de cosas. Eso y más estaba en el lugar de la balanza que más peso tenía. Más en el otro lado, estaba todo lo aburrido:

No comer chocolate. Colegio, universidad, clases, estudiar para los exámenes, el trabajo de verano, hacer la cama, bajar la basura, pasear el perro, encajar.

Por ejemplo, el amor y el trabajo estaban ambos a un lado diferente de la balanza, en lugares distintos, con un peso cada uno, el primero tenía más importancia que el segundo. Pienso que es bastante normal. Cierto, era algo más normal hace menos de una generación a ahora. Y permaneció normal para todos nosotros, hasta pasados los veinte, donde empezamos a descubrir las cosas por nosotros mismos.

Por “suerte” (no sé si sería la palabra adecuada), el mundo cambió, o al menos, nuestros mundos cambiaron, eventualmente.

Ahora, con todo lo experimentado hasta el día de hoy, pienso que aprender, a través del tiempo, a amar el trabajo de uno mismo, valorarlo, considerarlo, merecerlo y recompensarlo, es una de las tareas más gloriosas y primas que el Universo ha creado para todos nosotros. Por lo tanto, no tratar de completar esta misión es uno de los pecados más grandes en la vida de uno mismo, o al menos, una de las más grandes tragedias de nuestros días personales.

Especialmente hoy, en 2016, cuando tienes cero excusas. Especialmente cuando hay personas a tu alrededor que lo están logrando cada día, esas quiénes empezaron con muchos menos recursos y oportunidades que tú tuviste nunca. Especialmente ahora, que vivimos en la economía creada por personas como tú y como yo.

Si todavía no has dado el salto, te sugiero que empieces ahora, tomando un fuerte impulso. No digas nada a nadie, guarda tus intenciones. Solo. Empieza. Ahora.

Buena “suerte”.

Photo credit: Fabien LE JEUNE.

Ene
4

Cómo construir tu éxito – el método

cómo construir tu éxitoAntes de escribir este post, estuve pensando en dos opciones diferentes, la primera sería escribir algo relacionado sobre los nuevos propósitos de cara al 2016, el año en el que justamente acabamos de entrar. La segunda opción sería crear un texto inspirador para comenzar en año (después de esto no tengo mucho más que decir), ninguna de las dos me convencieron demasiado, así que compartiré contigo un sistema (dentro de mis métodos de trabajo) que creé, llamado “la construcción del éxito“.

Antes de empezar, merece la pena considerar lo siguiente; hablar de lo ocupado que estás es una perdida de tiempo. Si estás siempre muy liado, es que no has aprendido a dominar el tiempo y trabajar inteligentemente.

Esta es mi matemática extendida:

1. No duermas mucho (casi) durante los 3-4 primeros años. En lugar de eso sé mejor que nadie en tus habilidades núcleo. Fórmula.

2. Después de eso, duerme 8 o 9 horas si puedes, principalmente porque:

  • Reconstruye tu cuerpo internamente.
  • Te ayuda a mantener tus funciones vitales en plena forma.
  • Te ayuda a perder peso.
  • Potencia tu cerebro.

3. Examínate a diario y evalúa donde empleas tu tiempo y que es lo que falla si no llegas a todo lo que necesitas llegar. Si no tengo tiempo, es mi culpa, fue una mala decisión, probablemente.

  • No tuve un plan.
  • No trabajé el plan

4. Parte del éxito viene al no dejarte llevar por la mediocridad externa, ni por las adulaciones, reconocimientos o premios sin importancia. Por ejemplo, cuando alguien te pregunta: “¿Cómo encuentras el tiempo para hacer todo lo que haces?” Esta es mi táctica: encógete de hombros, sonríe y da una respuesta casual y vaga, algo esperado. Explicarlo es una perdida de tiempo, la otra persona no va a aprender, ni espera que le des una lección. Habla como un tonto, piensa como un listo.

5. Mindfulness. Meditación: respiración (dentro y fuera), prácticas diarias que te ayuden a encontrar la paz dentro de ti. Invierte el máximo tiempo posible en ti, pasa tiempo en soledad – bastante. Viaja mucho, habla contigo mismo, crea ese dialogo interior sano que te enfrenta a tus conflictos y trivialidades, busca y encuentra respuestas, sobre todo las que no quieres obtener.

6. Recuerda cuanto tiempo pierdes cuando te enfureces. Pasado o futuro son impuestos en las horas que te quedan restantes en este planeta. Deja que el mundo siga su curso, no eres prescindible, ni tampoco imprescindible. Tu opinión sobre política, deporte, religión, no cambiará nada y posiblemente creará conflictos con muchos otros. Huye todo lo posible de cualquier persona negativa, aíslala hasta hacerla desaparecer. Sin miramientos.

7. Trabaja contra la procrastinación.

8. Crea un plan de objetivos a largo plazo (objetivos como unidad de medida). Aquí va un ejemplo:

A 5 años:

  • Que mi empresa X sea adquirida por un fondo de inversión por 200.000 €.
  • Mi emprendimiento X sea comprado por 500.000 €.
  • Incrementar el caché de mis conferencias a 20.000 €.
  • Mi agencia X facture 2.000.000 € anualmente.

A 3 años:

  • Facturar 500.000 € al año en mi PYME.
  • Lograr 15.000 suscritos a mi newsletter.
  • Llegar hasta los 8.000 suscritos en mi blog.
  • Facturar un total de 50.000 € en libros.
  • Ganar 5.000 € mensuales.
  • Obtener 1.000 participantes a mi programa de formación en 10 ediciones.
  • Incrementar el caché de mis conferencias a 10.000 €.

A 1 año:

  • Obtener 5.000 suscritos a mi newsletter.
  • Tocar los 4.000 suscritos en mi blog.
  • Facturar 300.000 euros en mi negocio.
  • Conseguir que mi agencia esté desarrollando 6 proyectos simultáneamente.
  • Hacer que mi programa de webinars facture 100.000 €.
  • Facturar un total de 15.000 € en libros.
  • Ganar 3.000 € mensuales
  • Obtener 220 suscritos a mi programa de formación en 3 ediciones.
  • Llegar a una media de caché de 7.000 € por conferencia.
  • Realizar 6 ediciones de mi evento por 6 ciudades diferentes.

A 6 meses:

  • Obtener 2.000 suscritos a mi newsletter.
  • Ganar 2.000€ mensuales a través de mi profesión.
  • Alcanzar los 1.500 suscritos a mi blog.
  • Facturar 40.000 € a través de mi programa de formación online.
  • Cerrar 26 suscritos a mi programa de formación en 3 ediciones.
  • Cerrar 4 proyectos para mi joint-venture.
  • Cerrar 1 conferencia al mes por 4.000€
  • Realizar 4 workshops para grades compañías.

A 3 meses:

  • Lanzar mi proyecto X.
  • Cerrar mi programa de formación con 32 alumnos.
  • Firmar 2 proyectos para mi agencia.
  • Cerrar 2 proyectos para la empresa que he creado con otros socios.
  • Realizar 2 ediciones de mi evento.
  • Organizar un workshop “in company” para una gran empresa.

A 1 mes:

  • Pagar la renta y los recibos sim aplastar la tarjeta de crédito (2.500 € / mes)
  • Cerrar el acuerdo con sponsor.
  • Lograr 2 conferencias.
  • Acabar las fases de trabajo de 4 proyectos personales en los que trabajo.

A 1 semana:

  • Trabajar en la creación de mi newsletter.
  • Preparar y acabar 3 nuevas presentaciones para conferencias.
  • Finalizar los artículos para FastCompany y Forbes y enviarlos para revisión.

10. Ahora crea uno de objetivos que tengan menos que ver con números y más con calidad. Voy con algunos ejemplos:

  • Dar la vuelta al mundo.
  • Escribir tu primer libro.
  • Crear tu canal de televisión online.
  • Lanzar tu start-up.
  • Aprender a cocinar comida japonesa, o comida decente.
  • Mejorar tus habilidades comunicativas.
  • Hacer un retiro espiritual.
  • Viajar al espacio.
  • Acostarte con otras dos personas, o tres, o cuatro.
  • Estar en Tomorrowland con tus mejores amigos.
  • Finalizar el Maratón Des Sables.

Aplica la misma línea del tiempo para estos objetivos: 5 años, 3 años, 1 años, etc.

11. Desarrolla e implementa un plan de trabajo (a diferentes plazos; 1 semana, 1 mes, 3 meses, 6 meses, 1 año…) para intentar alcanzar, o acercarte, a todos los objetivos que marcaste. Puedes empezar por aquí.

Importante: si no consigues los objetivos que marcaste, no has fracasado, seguramente te quedaste muy cerca definiste un objetivo demasiado pretencioso y alto, quizá en 10 años, ahora no. Nunca te castigues, nunca te lamentes, nunca te minimices, estás haciendo algo que otros no hicieron, siéntete orgulloso y continúa. Si das lo mejor de ti, nunca perderás, como mínimo fallarás o empatarás.

Me gustaría que te ayudara tanto como me ha ayudado a mí, a personas de mi entorno, a clientes y a participantes de Stand OUT Program.

Photo credit: Bernard Goldbach.

Oct
8

Hacer las cosas mejor que bien

como hacerlo mejor que bienComo employepreneur, hoy tienes algunas opciones de hacer las cosas mejor que bien. Puedes aprender más fácilmente y de manera más efectiva. Puedes experimentar con más inputs. Puedes fallar a un coste ridículamente barato. Puedes adaptar. Puedes tomar una idea que te doy o que encuentras por algún otro sitio y aplicarla cómo hacer un mejor marketing, encantar a tus clientes, encontrar el trabajo que mereces o usar lo que encuentres para aumentar las oportunidades de crecimiento para tu negocio. Aquí algunas maneras de conseguir algunas de estas cosas:

  • Haz que tu comunicación sea fácil de masticar, en pequeños bocados de contenido que llegan poco a poco, cuando tu comunidad ya ha masticado y digerido bien el bocado anterior, entonces llega el siguiente.
  • Diseña tu servicio para que sea diver-interesante. Tienes dos objetivos, entretener e impulsar a aquellos que tienes la capacidad de servir.
  • Asume que tu audiencia es más inteligente que tú.
  • Compartirlo más que esconderlo.
  • Crear nuevo material más frecuentemente (el volumen importa)

Vivimos en tiempos fascinantes. Me alegro de que estés leyendo esto. Si encontraste esto interesante, el tiempo dedicado a escribir estas líneas ya está pagado.

Photo credit: nettsu.

Sep
29

Qué significa realmente hacer el trabajo que importa

By Isra Garcia  //  Brillantez, Liderazgo, Lifestyle  //  2 Comments

qué es realmente hacer el trabajo que importaCasi nunca tiene nada que ver con el dinero, si no sobre encontrar el trabajo con significado.

Incluso si no eres un filósofo, probablemente has trabajado en cosas que non tienen significado alguno, a menos que tú se lo atribuyas. El trabajo no es una excepción.

Es fácil convencernos a nosotros mismos de que nuestras carreras profesionales son inherentemente significativas. tanto que el lenguaje ha cambiado desde engagement a implicado, innovación a start-up, propósito a llamada. Todo esto sugiere que nuestro trabajo tiene la capacidad de completar nuestras más profundas necesidades, ¿realmente? ¿Deberías sentirte culpable si tu trabajo no te recompensa? ¿Debería cada trabajo proporcionarte un gran sentido del propósito? Para responder a estas preguntas y otras, considera estos seis hechos:

Requiere auto-consciencia

Como casi todas las cosas que merecen la pena, encontrar esa clase de trabajo requiere auto-consciencia por tu parte. Pide que seas elocuente con el impacto del trabajo en tu persona y en la de todas las personas que tienes la oportunidad de tocar con él. Además de prestar mucha atención a cómo y en qué acciones reside esa esencial que buscas.

El mismo trabajo puede tener significado o no

Un trabajador podría encontrar significado a su trabajo si el mismo les ayuda a conseguir objetivos a largo plazo, si las tareas encajan con su set de habilidades e intereses, y si los objetivos son congruentes con sus objetivos de vida y necesidades y valores núcleo.

Mucho como en una relación romántica, puede que una parte encuentre significado y se sienta plena, la otra parte puede que no. En las profesiones puede pasar igual, ya que están basadas en la creencia fundamental de las aspiraciones. Si tu objetivo es ayudar a otros, las carreras comerciales te harán sentir vacío. Si tu ambición es aprender cosas y potenciar tu curiosidad, trabajo estructurados y repetitivos te frustrarán. Y si tu mayor interés es trabajar con otros odiarás los puestos que son solitarios o independientes.

Apenas es sobre la paga mensual

Esto no es nuevo, los sociólogos ya lo decían en los años 50 hacia delante, el deseo de trabajo y ser productivo no desaparece después de que las necesidades financieras desaparecen. Esto es la razón por la cual la correlación entre satisfacción en el trabajo y paga es casi de cero, y la razón por la cual profesionales no tan bien pagados como artistas son, frecuentemente, más felices con su trabajo que los sobrepasados abogados, banqueros o médicos.

No digo que el dinero no motive, Yo trabajé en un proyecto hace año solamente por una gran cantidad de todo ello. Entonces lo hace, pero solo porque la habilidad de mejorar el status o libertad de una persona. Mucha gente tomaría un extra de 5% si sus colegas obtienen cero, más que un 10% si sus colegas obtienen un 30%. Y los efectos de la felicidad económica tienden a bajar después de que se alcanza un salario moderado.

El falso engagement es una trampa mortal

En esta pasada década ha habido cambios sin precedentes en las organizaciones, pero esto ha creado una forma de engagement que no es real, los empleados lo saben y huyen de el. Es una especie de estrategia de marketing aplicada a las personas, cuando lo único que se pretende es que los trabajadores sean más productivos.

Solo porque preguntes a alguien cómo está y que le preocupa no significa que te importe verdaderamente, o que tengas la voluntad necesaria para hacerlos sentir mejor.

Significado viene de personas

Nuestras interacciones con colegas son un proveedor clave del significado en el trabajo. Será difícil de encontrar propósito en tu trabajo si vas a la tuya sin interactuar con gente interesante que se preocupa por ti. Esto es el por qué incluso en esta era tecnológica, las relaciones humanas son esenciales. La mayoría de las personas no quieren solo un trabajo, sino también sentir que pertenecen y contribuyen al total.

El trabajo significante empieza haciéndose

Exacto, si no identificas que podría ser aquello que importa en tu vida y en la que de los que te importan, para luego llevarlo a acabo, nunca encontrarás ese significado profesional que tanto completa a las personas.

Esto es tan importante porque cuanto más probable sea que disfrutes tu trabajo (y vida) y pienses que tu profesión (y vida) tiene significado, más probable es que seas feliz.

Photo credit: Christopher.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+