Browsing articles in "Mapmakers"
Sep
16

El atrevimiento paga dividendos

By Isra Garcia  //  Habilidades, Mapmakers, Nueva economía  //  No Comments

¿Recuerdas la vez que dejaste atrás el miedo? ¿Cuando te levantaste y hablaste delante de esas mil personas? ¿Ese momento en el que tomaste la iniciativa en tu equipo y liberaste la campaña de ventas cuando nadie sabía que hacer? ¿El día que saliste de tu casa para irte a tu país, sin apenas recursos, sin saber el lenguaje y con cero garantías de éxito? ¿Es el atrevimiento parte de tu vida? Eso significa que tu mantra privado es el confort es una cárcel”.

el atrevimiento

Cuando te empujas a ti misma/o hacia la oportunidad (o el riesgo) que desconoces, creces en maneras inteligentes e interesantes. Todo eso acabará empujándote allá a lo lejos, adelante. Por lo contrario, cuando permaneces en el mismo sitio, sin apenas moverte hacia ninguno de los lados, sucede a la inversa, te quedas atrás. Acabarás abajo del todo, al fondo. He estado ahí, en ambos lados.

El atrevimiento paga dividendos

En las películas vemos el atrevimiento como la diferencia entre la vida y la muerte. Más menudo, en nuestras vidas, es la diferencia entre arriesgar por vivir una vida épica y conformarse o jugar seguro.

Lee esto, el tiempo de la mediocridad, el tiempo de conformarse y jugar seguro ha acabado. ¿Piensas que es un cliché?

Esos que eligieron estar escondidos sin hacer mucho ruido de manera que el radar no les detectase, ahora están fuera de cualquier juego. Cualquier persona que hizo lo que la mayoría de personas hizo en este país. Esos que eligieron seguir el rebaño y no preguntar demasiado. No huir de las industrias masificadas y no vivir en un estado permanente de reinvención, no fueron claramente los atrevidos. Fueron aquellos que lo perdieron casi todo. ¿A caso crees que esto no se va a volver a repetir?

Los que ahora sufren las nuevas olas no son los mejores o los más brillantes. Son esos que no tiene miedo a saltar de cuerda en cuerda, ni a navegar entre el caos.

¿Cuantas veces modificaste tu gran idea para que fuera una idea normal? ¿Y cuantas veces cambiaste tu atrevimiento por “esto me hace parecer más razonable? ¿Sabrías decirme cuantas veces agachaste la cabeza para encajar como el resto?

Jugar seguro es morir pronto

Crear un negocio para la masa es morir rápido. Crear un negocio para perseguir a diez o veinte personas apasionadas por algo así como “Bola de Dragón”, el champagne o el “Equipo A”, no es que sea muy excitante, pero es algo hecho con pasión por los atrevidos. Significan que no funcionan con la masa.

Creo que la oportunidad no está en la masa, sino en los negocios y personas apasionados que sirven a una comunidad específica. Eso es parte de lo que significa la economía disruptiva.

Cuanto más atrevido/a trates de ser, más dispuesto/a estarás a cumplir tus objetivos (sueños) en lugar de convertirse en una versión tuya propia de bajo coste.

Bendecidos sean los atrevidos que se eligen a si mismos. Ellos heredarán esta economía – y con toda probabilidad la siguiente.

Sep
15

Carrera versus mapa

By Isra Garcia  //  Mapmakers, Stand OUT Program  //  No Comments

Llegas a la universidad y de repente todo cambia, lo único que parece importar es tu carrera, debes escoger de forma cuidadosa porque eso definirá el camino que recorrerás.

carrera profesional versus mapa

Carrera versus mapa

Entonces un día, acabas la universidad, te adentras en el mundo real y te das cuenta de que:

1. No existe un solo camino que recorrer.

2. El camino que pensabas que ibas a recorrer ha cambiado y no se parece nada al que te prometieron que andarías.

3. Tu reluciente carrera no sirve para mucho. O apenas nada.

La metáfora del mapa

El mapa – algo de lo que he hablado durante años – es una metáfora, depende de ti entenderlo y dibujar tu camino a través de todo ese imponente lienzo en blanco. Es cosa tuya dibujar lo que va a suceder, de alguna forma.

Es un trabajo que se construye día a día, te enfrentas a algo que no conoces, y que probablemente nunca ha existido antes. Estamos en una economía que no conocemos, que no hemos vivido y por lo tanto, no tenemos experiencia o antecedentes sobre ello. No hay otra vía más que crear tu propia vía.

Hora de andar

Seguro, podemos darte algunas recomendaciones:

  • Crea tu propio MBA en lugar de ser elegido o esperar a tener el dinero suficiente para hacerlo.
  • Construye algo con tus propias manos y colócalo en el mundo.
  • Aglutina el máximo de experiencia profesional posible mientras estás en el instituto o universidad, en puestos lo más operativos y simplistas posibles.
  • Asegúrate que desde bien joven pruebas el sabor de trabajar duro en algo monótono.
  • Cambia de trabajo o proyecto cada dos años.
  • Empuja a tus profesores, y a ti mismo.

Podríamos darte más direcciones, pero de ninguna manera podríamos andarlas por ti.

Es tu viaje, tu mapa. Tú eres el/la dueño/a. Está todo en cada acción que realizas (consciente o inconscientemente).

Esa es la aventura, esa es la carrera. Eso es lo que significa esta economía.

Maravilloso.

Photo credit: Kate.

Sep
4

El club del trabajo de siempre

By Isra Garcia  //  Liderazgo, Mapmakers  //  No Comments

Esta es la historia del club del trabajo de siempre.

Cuando eras niña/o, si querías un “gran trabajo”, tenías que hacer algo grandioso. Un invento, una innovación, una canción, un nuevo estilo de pintura, un libro, ventas, nuevo negocio, un descubrimiento. No importa cómo de grande mientras que hubiera un valor proporcionado.

El único problema con eso era que, crear algo no estaba al alcance de cualquiera y además era difícil. No cualquiera se atrevía, dudas, incertidumbre, sin mencionar lo que llevaba de tiempo.

El trabajo de siempre

Si no lograbas crear algo, siempre podías conseguir un buen trabajo. Una posición profesional no tan genial como lo otro, pero hey, todavía podías tener un bonito piso, conducir un Volkswagen Passat TDI o un Renault Clio GT, incluso con suerte, comprar una segunda vivienda en el Campello o Gandia. Desde fuera es una apuesta nada mala, incluso aunque lo que hicieras fuera enlatar aceitunas, trabajar en un telar, hacer cajas de cartón o realizar facturas.

El club

el club del trabajo de siempre

Era demasiado bueno para ser verdad. Muchos de los miembros de lo que llamo “el club del trabajo de siempre” han sido masacrados en su total mayoría. Pienso y creo con firmeza que es una de las más grandes historias de nuestra vida, una que nos ha afectado a todos directamente. Lo que Niall Ferguson llama “la gran convergencia”, Seth Godin “la revolución industrial” o muchos otros “la gran crisis”.

Con suerte, el hecho de que estés leyendo estas líneas significa que no eres uno/a socio/a de ese desgraciado club del trabajo de siempre. Es posible que sea del club “estamos creando algo” o del club “agentes del cambio / mapmakers”, o al menos, estés trabajando de forma sobrecogedora para averiguar como llegar a uno de estos clubs o crear el tuyo propio. El club “______________________”.

Esto es lo que puedes hacer. Despierta. Levántate. Crea. Impacta. Descansa. Repite.

Te pido disculpas, no hay un atajo. Sin embargo si hay métodos.

Photo credit: Rodrigo Baroni.

Sep
3

¿Merece la pena luchar?

By Isra Garcia  //  Cambio, Mapmakers  //  2 Comments

merece la pena luchar¿Por qué merece la pena luchar por algo? Por:

Entregar el producto más sobresaliente posible.

Brindar un servicio inolvidable.

Lograr que tus hijos puedan atender un colega bilingüe y puedan salir cada año al extranjero, además de que nos les falte de nada.

Tachar sueños, uno detrás de otro, sin prisa, pero con pausa.

Conseguir que el negocio que emprendiste obtenga resultados positivo (ganancias) en el segundo año.

Ahorrar durante dos años para hacer el viaje que siempre quisiste hacer (una forma más concreta de describir el punto cuatro)

Conectar con el mejor equipo médico para la operación de cáncer de tu familiar.

Construir esa escuela de emprendimiento en Langa o poder prestar una mejor educación en Tanzania.

(Haz tu lista)

Entonces, ¿Qué es aquello por lo que luchar hasta quedarnos sin aliento?

Vamos a concretar un poco más: ¿Cuáles son las partes de tu trabajo por las cuales merece la pena luchar? ¿Y cuáles las de tu vida personal?

Si merece la pena luchar…

Si no alcanzas a escribir una lista comprensiva con al menos tres cosas en cada una de las dos listas, estás en el trabajo equivocado. Déjalo. Vives una vida que no es la tuya, corrige las desviaciones.

Si por lo contrario lo sabes, entonces fenomenal, continúa.

Fue fácil.

Photo credit: Dionisio Leitao.

Ago
30

El mito de la zona de confort

By Isra Garcia  //  Cambio, Enterpreneurship, Mapmakers, Nueva economía  //  No Comments

la zona de confortEl problema no está en la zona de confort. El problema está en la zona de seguridad, la cual siempre había estado alineada con nuestra zona de seguridad.

Tampoco está en pensar sobre la zona de confort y en salir de ella, el problema está en que esa zona ya no existe y tú todavía sigues pensando en ella.

El problema no está en quejarte sobre el mito de la zona de confort, el problema es que mientras que sigues malgastando palabras y lamentándote hay algo o alguien instigando y probablemente, pasándote por encima.

El problema no está en creer en la zona de confort o no, tampoco en si existe de verdad o no y en realidad es un cuento del persona de RR.HH. El problema ni siquiera reside en si estás dentro o fuera de ella. El problema está en los siguientes tres factores: primero, no identificar en que zona estás. Segundo, no saber en la cual necesitarías estar. Tercero, saber cómo moverte hacia la zona que venga después de la que deberías estar ahora.

El problema no está en la zona de confort

Problema más grande aún: el área de seguridad – el lugar donde permanecíamos tanto tiempo resguardados, familia, trabajo fijo, agencia de publicidad, promotora / constructora, etc – Ese área se ha desplazado bruscamente hacia un margen y la zona de confort – el lugar donde hacías los suficientemente bueno para vivir bien – no se ha movido del sitio, o en el peor de los casos, ha ido a parar al extremo opuesto del área de seguridad. Por lo tanto, ambas están desalineadas. Hasta qué no aprendamos a alinearlas de nuevo no habrá nada que hacer. Y adivina qué, nadie va a venir y lo va a hacer por ti.

¿Cual será tu próxima excusa al respecto?

Photo credit: Lars Plougmann.

Ago
28

Encuentra la chispa

By Isra Garcia  //  israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Reflexiones, Retos  //  No Comments

Lo admito. Estoy obsesionado con la chispa. Por ejemplo, alucino cuando veo este vídeo. Estoy obsesionado por una razón. Estoy viviendo como si este año fuera el último de mi vida. Ayer finalicé Live the Possibility [vive la posibilidad] y hoy estoy cruzando Nevada con mi amigo Jaime, en caravana, camino a Burning Man.

La gran distancia entre hacer y la chispa

He estado trabajando durante muchos años, haciendo muchas cosas, algunas han salido bien, otras muchas salieron mal, en ocasiones empaté. Estos tres últimos años, fuera de mi profesión, empecé con la Ultraproductividad. Empecé a darle más importancia a mi estilo de vida y con ello (gracias en parte a Ric) descubrí eso del alto rendimiento [High Performance]. Fui más consciente con mis aventuras, experiencias vitales y experimentos. Aquellos de vosotros que veis lo que hago en Instagram, sabéis de lo que hablo.

Hoy, después de terminar un viaje / aventura que empezó en Miami y ha terminado en Las Vegas. Con más de 3.700 millas de viaje en coche, recorrer 9 estados, 35 ciudades, seguir la Ruta 66 desde Missouri hasta el límite de Arizona con California. Sumar más de 980 kilómetros con una Ajram Bikes (fat bike) en más de 60 horas. Una bonita soledad, paz, instinto, disfrute y momentos imborrables que guardo para mí. Después de todo eso, esto es algo de lo que me llevo y he aprendido y sí compartiré (un 5% de lo vivido).

encuentra la chispa

No sigas un plan, no existe un mapa

Obvio ¿cierto? Esto es algo que ha ido fallando poco a poco en este último año. Cuando pienso en ello, me doy cuenta de que no me di cuenta de que eso estaba sucediendo y se supone que soy un Mapmaker y vivo sin mapas, paradójico.

En el momento que te enamoras de un plan (incluso aunque sea uno perfecto) fallas, el plan cambia y en la mayoría de ocasiones, no quieres cambiar con el plan, quieres seguir con la idea inicial. No hay idea inicial que no sea modificada durante el viaje. Cuando eres admirador de la planificación flexible, cuando persigues una misión, una visión y un objetivo, las mejoras son inminentes. Cuando creas un plan (trabajo, clientes o estilo de vida) en el cual los indicadores son la misión y el objetivo, progresas.

Hazlo (trabajo, respirar, amar, etc.) con la chispa

Hay una enorme diferencia entre hacer las cosas y hacer las cosas con pasión. Entre amar y amar con intensidad. Entre vivir y vivir con la chispa. Magnificando el nivel de esfuerzo, intensidad y fluidez que depositas en las cosas, empujas tus barreras mentales – las situaciones no convencionales, el cambio brusco y los desafíos o aventuras ayudan. Eso consigue que tus habilidades emocionales e intelectuales puedan ser amplificadas para obtener resultados más profundos. Eso es la chispa.

Busca la chispa

Hasta que lo hagas. Mejor, hasta que estés ahí, en un lugar donde no hay un plan, un mapa o alguien que te diga lo que hacer, hasta que no te digas a ti mismo “es lo que siento y voy a hacerlo, no importa lo que suceda luego”. Hasta que te dejes llevar a hacer cosas, quizá estúpidas, sin sentido, o llenas de significado, actos aleatorios irracionales. Mira, hasta que no hagas caso a tu intuición. Hasta que no sigas tu instinto. Nunca lo sabrás. No encontrarás la chispa.

No lo habrás sentido. Una vez que lo hagas, aunque sea una vez, sabrás que se siente, lo harás de nuevo. Y repetirás. Habrás encontrado la chispa.

Ni lo sueñes

Alguien te dirá que no lo puedes hacer, alguien más perspicaz te dirá porqué no lo puedes hacer. Alguna persona me dirá que no puedo hacer lo que hago, que el exceso no es bueno, que no puedo hacer tantas cosas. Alguien te dirá que lo que haces te pasará factura o no es bueno para tu salud.

Te dirán que trabajas demasiado, que mereces un descanso. O dirán que no trabajas demasiado, trabaja más. La palabra “mereces” viniendo de otros significa algo así como “no estoy haciendo tanto como tu lo estás haciendo”. Es tu mapa. Dibújalo de la manera que lo desees mientras puedas permanecer en pie y respirando.

Salta de cuerda en cuerda

Si me preguntaras la semana pasada sobre Live the Possibility, te hubiera dicho que solo estaba preocupado por el mismo momento, por eso desconecté de todo y todos durante esos 23 días. Si hoy me preguntas, te diré que estoy disfrutando lo que he vivido y me lo voy a guardar y llevar conmigo para que florezca.

No pares. No pienses “ok, lo hice, bien, ya está”. Disfrútalo y utilízalo, descansa y ve a por algo que te emocione. Ve a por ello. Ahora.

Encuentra la chispa, y no la sueltes.

Ago
13

¿Dónde está el límite?

By Isra Garcia  //  Aventuras, Lifestyle, Mapmakers, Retos  //  No Comments

where is the limitEs el noveno día de aventura, rumbo al estado de Illinois a encontrarme con la ruta 66, que a ese punto pasa por Belleville. Atrás queda el estado de Tennessee, Clarksville y mi paso por el bosque nacional Shawnee. Atrás quedan 8 días siguiendo las palpitaciones del corazón, guiadas por el instinto de descubrir a cada paso dado. Escribiendo estas líneas, visto un pantalón corto, una gorra y una camiseta con las mangas cortadas debido al calor, un mensaje destaca en las tres prendas Where is the limit?

¿Conoces el mensaje? Es muy probable. Creo que lo útil de preguntarte donde están tu límites es no saberlo. Pregúntale a cualquiera – o pregúntate a ti misma/o:

¿Dónde está el límite de tu mente?

¿El límite de tu trabajo?

¿Dónde está el límite de tu esfuerzo? ¿El de tu pasión? ¿El de tu atrevimiento y audacia? ¿Y el límite de tu talento? Dime ¿Dónde está el límite de las cosas por las cuales merece poblar en mundo? ¿Lo sabes? ¿Has encontrado ese límite? ¿Saliste a buscarlo si quiera?

Casi todo el mundo responderá a estas preguntas de manera diferente, como la inmensa mayoría responderá de manera diferente cuando le preguntes qué significa Where is the limit. Unos responderán motivación, otros una filosofía de trabajo, quizá otros un estilo de vida, incluso algunos te dirán que es su religión o una razón para superarse a sí mismo. Y decenas de definiciones dispares. Todas válidas.

Lo esencial…

Where is the limit

El límite puede estar en donde tú decidas colocarlo.

  • En las múltiples excusas para no perseguir el trabajo que secretamente ansías.
  • En el inversionista que tiene que venir y salvar tu start para así poder crear la promesa de valor.
  • Está en la marca de productos vendidos que logró tu jefe.
  • Está en esa prueba deportiva que todo el mundo dijo que no podrás acabar.
  • En tu desconocimiento sobre el lenguaje que te gustaría practicar
  • Está en la vergüenza de acercarte a esa persona para mostrarle tus sentimientos más sinceros.
  • En el desafío con el significado de “más estremecedor que jamás he enfrentado” para ti mismo.
  • Está ese miedo que hay cuando no das un paso al frente, cuando no te comprometes con algo / alguien.
  • En el regocijo de aquellos y aquellas que han venido a ver cómo lo echabas todo a perder.
  • Está en tu jefe, pareja, profesor, padre, editorial, oficina de desempleo, en mí o cualquiera que pienses que te impide hacer aquellos que más deseas hacer.
  • En ti.

Busca los limites, sí, pero empieza por los de tu mente, entonces transcenderás de forma asombrosa cualquier otro límite que imagines.

Eres de los nuestros

Hoy, antes de lanzarme a la aventura de un nuevo día, volveré a vestir de Where is the limit. Cuando algo nuevo empieza, tienes la oportunidad de preguntarte ¿Dónde está el límite? para vivir con más certeza, conseguir tu mejor marca, para lograr metas profesionales que antes parecían imposibles o embarcarte en desafíos que nunca te hubieras creído capaz. Entonces, cada día, cuando algo de esto sucede, está claro eres de los nuestros, eres Where Is the limit?

Ago
11

Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Hoy es el séptimo día de Live the Possibility, estoy en Huntsville. Ayer, a mi paso por parte una de Alabama, además de hacer noche en Montgomery, recorrí una pequeña parte de la ciudad en Fat Bike hasta llegar a la primera Casa Blanca de la confederación de estados. A continuación, seguí con la acertada estrategia de recorrer más naturaleza, pasé por Talladega National Forest, Rocky Mount, Cheaha Mountain y Noccalua Falls. Una bicicleta y yo, descubriendo, sintiendo y aceptando cualquier cosa que pudiera venir. Viviendo estos momentos, no es sobre la intensidad, más sobre el disfrute, diría yo.

ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Evadido del presente

El día anterior pensaba en cómo terminaría el sistema “el último año de mi vida” en diciembre, se me ocurrían algunas ideas. Eso me hizo dar cuenta de que no estaba en el momento, en el presente. Entonces empecé a pensar si recordaba y sentía todo lo que había pasado en este tiempo. La intensidad en ocasiones no te deja pensar.

Resultados derivados de la intensidad

Cuando giro la vista y pienso en diciembre del año 2015, me parece que han pasado 8 años. Cada una de las experiencias vitales y experimentos que he vivido este año, han aportado nuevos y distintos ángulos a todo lo que hago, en cualquier área de mi vida, a todos lo niveles. Enriqueciéndome, perjudicándome o cambiándome de una manera que nunca pudiera haber imaginado. Los ejemplos más claros:

Más acción

He dejado de hablar más de lo necesario. Decir palabras para llenar espacios vacíos. Palotear sobre temas que no dominaba o no conocía, prometer cosas que acababa no cumpliendo, crear expectativas sobre situaciones personas que no dependían de mí. Incluso, contrastando con quien me conoce y me da feedback fidedigno, he pasado a apenas hablar. En lugar de eso, me he dedico a hacer sin parar, a transformar aquello que podría ser una intención, seseo o palabra, en algo material, hecho, probado y listo para lanzar.

Sobrecogido

He quedado superado, en algunas ocasiones, por tanta intensidad, tantas cosas nuevas, tantas experiencias. Afectando esto negativamente a mi Ultraproductividad, rendimiento profesional, relaciones y bienestar. Llegando demasiado justo a demasiadas cosas.

Menos comunicación, más utilidad

He dejado de comunicar paja, adornos y confetti, para entonces referirme a lo que podría importarte a ti y a mí, llamándolo únicamente por su nombre. No “increíble”, no “fascinante”, sino “aquí está, juzga tu mismo”.

He dejado de aparecer tanto, para aparecer solo cuando pienso que puedo marcar la diferencia de un modo considerable. Aparece cuando puedes ser de gran utilidad, cuando podrías causar un valor que te convirtiera en alguien echado de menos cuando no está.

Más autenticidad

He dejado de ser un poco social para ser más familiar. Nunca me han importando los actos sociales, nunca me ha movido ser el alma de la fiesta y estar en lugares llenos de gente interesante. Siempre me fueron los lugares llenos de personas que amo, aprecio y respeto y con las cuales estoy dispuesto a invertir el tiempo. He dejado de quedar bien, he dejado de estar. He dejado de hacer acto de presencia para llenar mis bolsillos de aquellos eventos que siempre he querido vivir con la gente que he querido vivirlos. El resto, son y serán ignorados, a toda costa.

Más contundencia

He dejado de estar rodeado de personas importantes en mi vida, para estar rodeando de personas vitales, nobles, dignas y con valores. He eliminado varias relaciones profesionales y personales. Eso ha sido lo más difícil que he enfrentado en este 2016, lo he cerrado, sin opción a re-compra.

Más atención

He empezado a darme cuenta de más cosas que pasan a mi alrededor (no lo suficiente) y también dentro de mí. He empezado a estar más atento (no lo suficiente), a prestar más atención, a escuchar mucho más fuera (no lo suficiente todavía) y más dentro. Me importan las cosas mucho más que me importaban antes. El tiempo, las personas que amo, cómo otros ven el mundo o qué voy a hacer después de lo que estoy haciendo ahora.

Más consciencia

He empezado a ver cosas que antes no veía, unas me han alegrado y otras inquietado. A reconocer señales que no reconocía, unas más agradables y otras menos. He empezado a entender un lado sobre ser consciente que me gustaría decir que entiendo, pero no es así.

Más complejidad

He añadido capas de complejidad a cosas insignificantes tan pronto como sumaba más experiencias. En ocasiones se llegaban incluso a mezclar y confundir.

Más problemas

He tenido más problemas que nunca. Sí, más cosas de las que estar pendiente, más recursos (económicos y humanos). Más tiempo invertido y cosas que hacer, más probabilidad de que algo falle, más incendios que apagar cuando algo fallaba. Más cosas en la cabeza que suprimían el tiempo para poder desconectar. Pensar con claridad y disfrutar más de las cosas.

Ventajas y desventajas derivadas de la intensidad

Ni todo lo que ha pasado es tan bueno, ni todo es tan malo. Ha pasado, te llevas aprendizajes, momentos, experiencias, inigualables. No las cambiarías por nada del mundo, ni re arrepentirías, ni las harías diferentes si las volvieras a hacer. Porque entonces no sería tú ni estarías viviendo con intensidad.

Ago
5

Un viaje, un destino, muchos caminos

By Isra Garcia  //  Aventuras, israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Retos  //  16 Comments

live the possibility - aventura, viaje, Isra garciaImagina que te preguntan qué vas a hacer mañana. Seguro que sabes lo que vas a hacer, o tienes una ligera noción de lo que podrías hacer, pero dime, será eso lo que con toda seguridad harás. La verdad es que nadie lo sabe. Solo te queda vivir la posibilidad – ‘live the possibility’.

Es como planificar todos los servicios o productos que tu StartUp venderá sin tener ni siquiera una manera de auto-financiarte, solo con la esperanza de ser potenciada con alguno(s) grande(s) inversor(es/as). Bastante improbable e iluso.

Es como querer montar una agencia sin apenas tener un cliente. Algo parecido a querer obtener resultados sin trabajar.

Live the possibility

¿Mañana? No sé bien. Hoy estoy en Brickell (Miami) conduciendo y con una Fat Bike en la parte de atrás, para viajar desde Miami a Las Vegas en aproximadamente 23-24 días. El solitario, con lo justo, sin efectivo. Sin mapas, sin prisas o limitaciones de tiempo, ni distancias que recorrer cada día. El único requisito es llegar desde el punto A (Miami) al B (Las vegas) antes del día 28 de agosto. Punto de partida hoy 5 de agosto.

Quizá pase por San Agustín o por Orlando. A lo mejor entró en Nuevo Méjico o paso por Oklahoma. Es probable que el viaje me lleve a Georgia o mi instinto me dirija a reengancharme a la Ruta 66 que va desde Chicago a Los Ángeles. No sé, imagina que encuentro lugares que desconozco y decido explorarlos. Recorrer Jacksonvile o Alburquerque, guau. ¿Quién sabe? Vivir la posibilidad, esa posibilidad, resulta algo estremecedor.

Cuando el viaje consiste en vivir la posibilidad [‘live the possibility’] cualquier cosa deja de ser impensable. Estos lugares:

  • Death Valley.
  • National Park.
  • Walnut Canyon.
  • Barringer Meteor Crater.
  • Painted Desert/Petrified Forest.
  • Carlsbad Cavern.
  • White Sands.
  • Big Bend National Park
  • Shiloh Battlefield.

U otros, se convierten en una posibilidad del viaje, de la aventura.

Crea movimiento, el resto vendrá solo

Sea lo que sea aquello que suceda, sucederá hoy, en el ahora. Eso moverá el compás y la brújula, y entonces eso guiará el viaje. El instinto y la intuición harán el resto.

Una aventura, un viaje, un destino, muchos caminos. Solos el mapa y tú. Sin búsquedas, sin objetivos, sin preocupaciones, solo sentir. Hoy. Ahora. Es el momento.

Artwork: Charlie Abad Estudio. – Photo: Looker Photography.

Ago
4

Live the possibility: la aventura

By Isra Garcia  //  Aventuras, israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Retos  //  6 Comments

En diciembre del pasado año pensé en hacer justamente lo que mañana voy a emprender. Se me ocurrió un “¿Y por qué no?” dentro del “último año de mi vida”. Quise emprender una aventura diferente, un viaje en solitario, fuera de lo de siempre. Sin mucha planificación, sin promoción previa, que no fuera comunicado a bombo y platillo, sin obligaciones, ni compromisos. Totalmente “off the map”. No campaña de lanzamiento, no expectación. Más sobre tener una idea y ponerla en práctica. “Live the possibility” [‘vive la posibilidad’], no existe un mapa.

Aquí estoy, a falta de un día para llevar a cabo esa visión que dejó de ser un pensamiento para ser un viaje consciente, intenso, desconcertante, incómodo, excitante y enriquecedor.

Es personal

Quise apropiarme de mi aventura, algo que creado de manera personal, pero esta vez con un propósito diferente al que usualmente estoy acostumbrado a perseguir. Porque en esta ocasión no iba a pretender nada, fluir, no programar, no preparar. Dejar el pensar a un lado, ponerle corazón al sentir y dejarte llevar el máximo que fueses capaz. Aparcar esa búsqueda sin tregua y dejarte ser encontrado por aquello que sea lo que te encuentre. Hoy estoy en Miami, listo para lo que podría ser la aventura más auténtica y transformadora que he emprendido hasta ahora.

Vive la posibilidad – el viaje, la aventura

Esto es “Live the possibility” [‘Vive la posibilidad’] y en este vídeo cuento, en poco más de dos minutos, de que trata:

Todo empieza cuando das el primer paso, cuando te lanzas a lo desconocido. En solitario, contigo como tu mejor recurso. Al mismo tiempo es una desconexión, un reencuentro, una manera de vivir mientras creces y descubres.

Cualquier cosa que merezca la pena sentir será una aventura: arriesgada, incierta, preocupante, emocionante, inquietante, alucinante y más allá de lo creíble.

Live the possibility. Ahora.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+