Browsing articles in "Relaciones humanas"
Ago
27

Sin relaciones humanas no hay marketing efectivo

marketing es crear relaciones humanasLa razón por la que la mayoría de empresas y personas tienen un gran reto (y en muchos casos problemas) con su marketing, es porque están intentando promocionar y difundir en lugar de crear relaciones humanas “win-win”.

Hoy estoy en Las Vegas, es el día veintitrés de Live the Possibility, el último día, fin de aventura. Llegué anoche, estuve paseando por una de las calles principales, cuando me encontré con un violinista, un guitarrista y un pianista tocando juntos en la calle. Me encanta ver este tipo de actuaciones en la calle, porque aprendo de ellos mucho, sobre arte, marketing, negocio e innovación. Su objetivo es captar la atención, lo suficiente como para motivar a una persona a dejar dinero por ello. Es marketing puro, venta, creatividad, incluso excelencia. Y cuando se hace bien, consigue crear relaciones.

Marketing es acción

Que vaya a tu evento de presentación es una acción. Que deje una reseña es una acción. Hacer que tus productos lleguen en un embalaje especial es una acción. Llamarme por mi nombre al entrar por la puerta de la panadería es una acción. Mirarme a los ojos mientras me dices el precio del coche, es una acción. Eso es lo que la gente suele hacer como acciones sencillas de marketing.

Las relaciones no sólo sirven en Internet

Ayer recibí un mensaje de texto de una amiga invitándome a un desayuno/after-party que tendrá lugar el próximo viernes en el camp White Ocean, dentro de Burning Man. Me dijo que había enviado cartas escritas a mano, por correo postal, a todos los invitados, como yo estaba de viaje, quiso hacer de manera lo más personal posible. No tenía la intención de asistir, pero debido a ese toque “uno a uno”, cambié de opinión.

Piensa sobre esto: soy un asistente más al after-party, garantizado. Eres un comensal más en el restaurante, claro. Quizá eres un huésped más en el hotel, por supuesto. Eres un cliente más que compra una de las diez mil camisetas que se hemos vendidos, por descontado. Eso no significa que no deba tratarte como el único cliente para nosotros, cuesta el mismo trabajo, eso es hacer el trabajo que importa. En el caso de arriba, Leah conectó, buscó maneras de crear una relación humana.

Crear relaciones uno a uno lleva más trabajo

Marketing es lo que necesitas si estás vendiendo un producto a cualquier otro que puede comprarlo en cualquier otro sitio. No depositaría esfuerzo en intentar vender pizzas, por ejemplo. A menos, que quisiera crear relaciones, y quisiera ser el mejor pizzero de la ciudad, el más carismático y auténtico, ese que te viene a la mente cuando piensas en una pizza. Algo así como cuando piensas en arreglarte la barba, piensas en Mario Sancho, o en un corte de pelo, piensas en Miguel Pérez Ivars.

No me importa qué clase de negocio seas, puedes y debes construir relaciones con tus clientes.

Es como todo, una elección.

Puedes hacer marketing o crear relaciones. No cualquier relación, no cada relación. Solo las que importan.

Photo credit: Ares Nguyen.

Jul
17

Cómo decides marcar la diferencia

como decides marcar la diferenciaDesde que tenía once años, nunca he sido un tipo de amigos que no haya conocido en persona y nos una algo profundo, En toda mi vida. Algo que te conecta con aquello que haces sobre cómo decides marcar la diferencia,

Cómo decides marcar la diferencia

Cómo decides marcar la diferencia e importar es simple: importas porque si eres el tipo de persona que lee y reacciona y responde a lo que escribo. Entonces no hay duda que eres el tipo de persona que busca ser útil para otras personas. Quizá serías una de las personas más conscientes que conozco. Eres el amigo entre tus amigos que siempre intenta añadir algo nuevo, interesante y en ocasiones, espero, valioso. Esa es la persona que eres. De eso, no tengo ninguna duda.

Tienes defectos como cualquier buen humano, pero tú, eres el tipo de persona que sé que esta ahí fuera tratando de crear un mundo mejor.

Otra vez, es personal, es arte

¿Yo? Trabajo para ti, para mis personas, mis clientes y mi familia, obvio ¿no crees? No escribo para complacer, no trabajo para llevarme una ovación, no vengo aquí para sacarte una sonrisa, no realizo consultorías para ganarme un puñado de euros. Sé sobre lo que pienso, o al menos creo saberlo. Me gusta compartir contigo lo necesario para hacer que tu propio mundo sea un poco interesante.

Si pudieras seguir el rastro de las personas que se “desuscriben” de mi blog, sabrías que mis esfuerzos van a todas las personas excepto aquellos que piensan que trabajo para la masa. Mi objetivo es hacer que las cosas funcionen bien. Ya está.

¿Hay algún intento de construir auto-estima en la mayoría de cosas que hago? Jodidamente sí. Mira, hay una cosa muy importante para mí, que la gente sea feliz siendo quien es. ¿Por qué? Porque entonces puedes aportar algo único a otras personas. Claro, eso es.

¿Tiene sentido? Quizá para ti lo tenga o no, para mí, lo tiene, maldita sea que si lo tiene.

Photo credit: Valerio Spisani.

Jul
9

Restringe el sentimiento de culpa

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Mapmakers, Relaciones humanas  //  2 Comments

restringe el sentimiento de culpaA veces “la cagas”. A veces decepcionas (por favor lee esto) a otras personas. En otras ocasiones te fallas a ti mismo. Otras veces, hay alguien al que no le gustas, no importa lo que elijas hacer. Restringe el sentimiento de culpa o derrota solo para las ocasiones que de verdad lo merece.

¿Por qué nos obsesionamos tanto con la persona a la que no gustamos? Si lees 50 cosas geniales y caritativas sobre ti mismo, y entre ellas hay una sola patraña. Pensarás sobre esa patraña durante el día y la noche. Perderás el sueño (casi siempre tiene que ver con alguna persona) ¿Por qué sucede eso? No hay tiempo usado de manera más estúpida posible. ¿Has sentido esto alguna vez? ¿Lo sientes ahora?

Por cierto, algunas veces, es tu culpa, te equivocaste, fallaste o lo hiciste tremendamente mal. En otras ocasiones, lo has hecho bien en un 99% (o un 85%), pero hiciste o dijiste algo que fue insensato, estúpido o poco sensitivo para otra(s) persona(s) y en eso, las personas no olvidamos tan fácilmente. Para esas personas, que te aseguro que hay muchas en torno a tu trabajo y vida, les has vacilado, les has atacado, les has maltratado, ofendido, y vaya, ya no eres lo que predicas, dejas de ser “guay”. Has permitido que salga de ti algo que no es lo que esperaban. Menos mal que así fue, fuiste auténtico, vulnerable, real, tú. Menos mal.

Restringe el sentimiento de culpa

Esto es importante, sea lo que sea, la persona que sea, el contexto que sea, el cliente que sea, la empresa que sea, es vital que te sacudas de la impresión e impacto negativo que esa(s) persona(s) dejaron en ti. Enfócate en el valor que intentas entregar a otros que si impactos positivamente y ayudas fuertemente. Está más que adecuado pedir disculpas, si has hecho algo que pueda haber afectado a otra persona de manera negativa, pero nunca pedir disculpas por ser quien eres. Y otro pero, nunca dejes que los sentimientos negativos te centrifuguen. Hay demasiadas cosas que necesitan ser hechas.

Contraatacar no sirve de nada, si puedes ayudar. Nunca he visto algo positivo en tener la última palabra, y en muchas ocasiones, eso potencia el argumento en esa persona de que eres un _________________ (coloca la primera palabra que te venga a la mente). Presume que esa persona está muy estresada con algo y que tú, eres parte del daño colateral en el camino de que esa persona vuelva a su estado positivo original.

Recuerda esto, vas defraudar, fracasar decepcionar, enfadar a alguien en alguna ocasión que otra. Acéptalo y muévete hacia delante. Los mejores atletas, la gente que admiras, empresarios de éxito, las personas que tú y yo hemos conocido y nos parecen geniales. Todos ellos tienen los mismos problemas que tú: cientos de personas agradeciendo, alabando, reconociendo y compartiendo su trabajo y entre cinco y diez pobres diablos, críticos y cínicos. Solo, dependiendo de quién es la persona y quiénes los críticos, tendrás que multiplicarlo por las masas que podrían reconocer a esa persona y el alcance que la crítica podría causar.

Gustar a todo el mundo es una farsa

En el rol que desempeñas en este planeta, vas a molestar, descontentar y enfurecer a alguien, ayer, hoy, mañana o pasado. Todos estamos aquí, sin excepción. También es cierto que encantarás y ayudarás a mucha gente. Es posible que tengas una idea que cambia la vida de una persona, o de muchas. Amarás y ayudarás a que otra persona sienta el amor. ¿Esa parte que sacudes y desencantas? Es el precio de tu arte, de tu propósito.

Agita y empuja hacia delante

Dilo en alto silo necesitas. “Amigos, sea quien sea _____________ (nombre de la persona), ese tipo (o tipa) piensa que soy un vendido, un smokemaker, un fraude. Bueno, quizá sea cierto, pero su opinión no va a cambiar y yo no voy a trabajar en que cambie”. Entonces ve y haz lo que tengas que hacer. No te esfuerces en probar que esa persona está equivocada, qué perdida de tiempo. En lugar de eso, ve y haz lo que hay en tu lista de prioridades. Trabajar para alguien cuya opinión podrían no estar alineada con tus esfuerzos no es un buen uso de tu tiempo.

Aunque recuerda, podrías haber sido un ___________________, podría ser tu responsabilidad, quizá no esté de más una disculpa sincera.

Es personal: no siempre cumplo esto al 100%. Me afecta como a otras muchas personas.

Photo credit: Julián Eliges.

Jul
5

Todavía somos humanos

todavía somos humanosAunque todavía no está disponible, no tardaremos en poder pedir una pizza 4 estaciones con extra de queso, con masa fina, sin gluten, con un poco de rúcula, tiras de parmesano, varias lonchas de jamón de jabugo y con poco peperoni, seguro que pronto una máquina automatizada podrá darte estas opciones. Esto no aclara si todavía somos humanos.

Seguro que algún día podremos ir a cualquier hotel y reservar una habitación en la propia recepción con todas y cada una de las características o singularidades posibles, hablando con una máquina en lugar de con una persona. No me queda duda que un día, en años quizás, estarás ligando con una maquina en lugar de con una persona – no cuenta ligar con una máquina de tabaco un sábado por la noche. Es muy probable que en un futuro en lugar de un sacerdote, rabino o similar, una máquina esté recitando el discurso de tu boda. Lo más tradicional no se salva, hasta salir a comprar el pan tendrá con probabilidad su replica autómata. En unos años, quizá menos de los que esperamos o más.

Humanos ¿lo somos?

Los medios, periodistas, plataformas, se hacen eco de este tipo de noticias como grandes avances. En TED puedes encontrar diferentes perspectivas, ¿nos reemplazarán en nuestros trabajos?, nos invadirán, serán más creativos que nosotros, y un sinfín de temas relacionados. ¿Significaría un regimiento de robots sirviendo hamburguesas el fin de McDonalds como lo conocemos hasta ahora? Quien sabe. Imagina ir eliminando más y más formas de servicio humano en los procesos que requieren conexión. Recibir pedidos, atender a clientes, servir la comida en las mesas. ¿Crees que entonces los consumidores estarán dispuestos a pagar un servicio premium (o incluso más propina) para tener una experiencia de humano a humano? ¿Habrá que pagar por ello?

Buscamos resonancia

Las máquinas o inteligencia artificial pueden garantizar calidad, velocidad y funcionalidad – pero al final del día, ¿es eso todo lo que buscamos? ¿qué hay de mirar a los ojos? ¿qué hay de la sorpresa? ¿la excitación? ¿la complicidad? ¿el resultado impredecible de interactuar con una persona? ¿el nacimiento de una relación?

Los seres humanos (consumidor y no consumidores) compramos esperando un servicio imperfecto acompañado de una sonrisa. Las interacciones entre personas, puedes decir entre desconocidos, ayudan a mantener una estabilidad y salud en un mundo digital donde la mayoría del tiempo nos relacionamos a través de una máquina.

Hasta el momento podemos celebrar que todavía somos humanos y buscamos el choque que se produce cuando nuestra especie conecta.

Photo credit: Thomas Hawk.

Jun
16

El impacto de darlo todo

el marketing de darlo todoDarlo todo cambia el resultado.

Como personas que somos, ya lo sabemos. Amamos las personas comprometidas. Ayudamos y apoyamos a nuestra familia y amigos. Nos unimos a comunidades donde nos ayudamos los unos a los otros.

Hacemos estas y otras cosas de manera natural. Relacionarnos, vincular, conectar e interactuar son actividades básicas que el cerebro entiende muy bien, porque hemos sido criados en grupos, el 98% de los casos. No somos solo individualistas, como los gatos, sino que funcionamos mejor en grupos, como los lobos.

Sin embargo, la rareza sucede en los negocios. Olvidamos al individual, nos obsesionamos por la masa. Enviamos un mensaje en lugar de hablar con nuestros clientes actuales, aunque fuera solo escuchar. Se ha dicho que digamos una cosa y luego hagamos otra cosa diferente.

De persona a persona, necesitas darlo todo, arriesgar, ser excelente en esas relaciones, es imperativo ser directo, transparente e integro con las personas, pero parece que en los negocios esa norma no debe cumplirse necesariamente ¿seguro?

La cultura en la que vivimos solo pretende crear satisfacción a corto plazo, competir por precio y eliminar riesgos y costes. Nunca haríamos estos nuestra esposa, hijos o amigos, por supuesto. Y fuera de nuestros círculos, lo hacemos incluso sin pensar en ello.

Nuestros clientes no intentan aprovecharse de nosotros, no nos quieren hacer la jugada, no quieren ganar y que nosotros perdamos, eso es lo que este sistema mediocre trata de doctrinar. Queremos relaciones con ellos, eso si es rentable. Entonces ¿por qué no creamos unas mejores relaciones?

Esto es lo que he descubierto. Algo especial sucede cuando depositas excelencia e las relaciones, cuando de verdad inviertes en las relaciones, ya sea con el cliente o en cualquier otro sitio.

Todos sabemos esto, todos lo vemos suceder

Lo he visto en organizaciones alrededor de todo el mundo, todas las que trabajan con Internet y la economía conectada que ha facilitado la web social. Funciona.

Lo he visto en ciudades como Valencia o Zaragoza, donde muchas personas lo han aprendido porque aman los lugares donde viven y quieren hacer brillar esas ciudades. Todas esas personas lo han dado todo, y por ellas, esas ciudades emergerán.

Puedes verlo en las relaciones humanas que suceden en la web en cualquier sitio, relaciones construidas en Twitter, blogs, Facebook, donde se han creado conexiones que han dado lugar a negocios, amistades o amor.

Las matemáticas de esto

Puedes ver los números funcionar. En la terminología de inversiones, “dollar-cost averaging” es lo que sucede cuando compras más acciones de una empresa, incluso cuando las acciones no son buenas. ¿Por que harías eso? Podrías preguntarte.

Lo haces cuando todavía es una buena empresa para invertir, y va a sobrevivir porque los números son los correctos. Lo haces cuando ver que la empresas está infravalorada – cuando nadie cree en ella y sabes que va a salirse.

En otras palabras, lo haces porque crees en esa empresa.

¿Crees en tus clientes? ¿En tus lectores? ¿En tus seguidores? ¿Crees en las interacciones humanas? ¿Crees en cambiar las cosas que te importan? ¿Crees en el marketing impecabilidad? ¿Crees en que tienes más oportunidades de cambiar la interacción, la relación y el resultado que nunca antes en la historia?

Yo sí, demonios que si lo creo.

¿Y tú? Es por eso por los que podríamos ser diferentes, o no.

Devuelve al mercado, clientes, amigos, necesitados, algo por lo que tomas a diario. Da tanto como puedas, a quien lo merece.

Dalo todo. No queda otra.

Photo credit: Mike Beales.

Jun
12

A tener en cuenta cuando interactuas con desconocidos

aprendizajes cuando interactuas con desconocidosA pesar de que no me gustan demasiado los acontecimientos sociales (excluyendo las juergas serias), hay mucho valor en introducirte en círculos de personas desconocidas – de vez en cuando – e interactuar. Es una práctica que durante estos días he venido llevando, debido a los diferentes eventos sociales en los que he participado.

Estoy creando una guía comprensiva para cada vez que me relaciono con gente que no conozco.

Aquí las reflexiones más destacadas a tener en cuenta, el resultado de todas esas interacciones:

  • No es necesario decir más, es necesario saber qué es lo que necesitas decir. Necesitas decir mejor, no mucho.
  • Las personas no quieren escuchar triunfos, logros, ver resultados, sino quieren ser ellas las que lo cuentan.
  • Debatir con alguien que piensa que intentas convencerle es como intentar atravesar una placa de titanio. Infranqueable.
  • Ignora el 95% de los consejos, recomendaciones o sugerencias de personas desconocidas que opinan antes de conocer el contexto.
  • Cada vez que alguien entra en escena con un comentario afilado sobre ti u otra persona, ese individuo/a manifiesta un afán importante por protagonismo. Además de inseguridad y complejo de inferioridad. Queda dicho.
  • Contradecirse es ok siempre y cuando tu contradicción no afecte la vida de las personas de tu alrededor y las trastorne.
  • Hay un gran miedo en acotar, discriminar, seleccionar, decidir, ya que eso implicar enfocarte y apuntar a una sola cosa. Este miedo viene precedido por la frustración de quedarnos fuera del juego, incluso aunque ni siquiera hayamos jugado ese juego. Paradójico.
  • Nunca puedes convencer a nadie si al final de cuentas tus palabras van en completa disonancia con tus acciones. El resultado es la prueba, las palabras una mera intención.
  • Hay una gran utilidad en saber cuando debes pasar de protagonista a actor secundario, de actor secundario a cámara o técnico o incluso pasar a ser un espectador.
  • Destacar no siempre es necesario, depende de muchos factores como lugar, situación, personas, objetivos o necesidad. Pasar desapercibido está infravalorado. Ser el alma de la fiesta sobrevalorado.
  • Elimina personas desconocidas de manera tan efectiva y fulgurante como las encuentras / conoces.
  • Cuando alguien te pregunte “¿A qué te dedicas?” Lo que desde luego no esperan obtener como respuesta es una carrerilla de trabajos, responsabilidades o logros que dejan por los suelos la moral de la otra personas. Están esperando recibir algún título / puesto profesional mediocre que puedan controlar o etiquetar.
  • Cuando algo te incomode, no está mal hacer cómo si no lo hubieras escuchado, entrar en una batalla con alguien que cree saber más, ser mejor o las dos, es perder, seguro.
  • Es mejor esquivar un tema y sonreír que prestar atención.
  • La mayoría de las personas no quieren pensar en quiénes son, donde van y por qué van. De hecho la mayoría de personas ni piensan.
  • Importa más que sucede en whatsapp que lo que dice la persona de tu lado.
  • La gente no busca conversaciones, busca “yoearte”.
  • Aquí acabo, prueba esto; siempre que estés entre gente mediocre, en entornos donde la mediocridad reina, hazte pasar por uno de ellos, un mediocre. Te llevarás más que si tratas de ser la persona brillante que eres y dar una lección al resto.

Todo esto y más que aprendo, viene por todos los fallos que estas personas me permiten cometer.

Oct
22

Hombres, qué está pasando con las mujeres

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Relaciones humanas, Vida  //  10 Comments

hombres que esta pasando con las mujeresDebido a un proyecto en el que trabajó para 2017, estos últimos meses estoy depositando un interés especial a las conversaciones sobre hombres que mantengo con mujeres, y sobre todo en aquellas interacciones en las que permanezco como espectador entre dos o tres mujeres, o entre una pareja o matrimonio, o entre un grupo de amigos por ejemplo. De todo lo que he observado y aprendido, lo que más me ha llamado la atención ha sido el comportamiento y trato de nosotros, – los hombres – con y hacia las mujeres. En la mayoría de las ocasiones hemos obtenido una nota bastante pobre, no sólo pobre, diría que nefasta y lamentable. Y no me refiero al cuchicheo o crítica por diversión, hablo de actitudes impropias de una persona que ama, respeta y siente una maravillosa debilidad por la otra, en el caso que aquí abordó, de hombre a mujer.

Hombres, ¿qué es lo que estamos haciendo?

¿En qué pensamos cuando infravaloramos a una mujer? No voy a hacer referencia al machismo, esto es fácil. Infravaloras a una mujer cuando no cuentas con ella como contarías con tu mejor amigo. Cuando crees que el único que puede ayudarte es tu mentor. Cuando el problema que tienes solo puede solucionarlo el blog de Tim Ferris, tratar de explicárselo a ella sería una perdida de tiempo. Creo, firmemente, que dejamos escapar el potencial de una mujer cuando no hacemos equipo con ella.

Propósito ante prejuicios

Cuando te encuentras con una mujer que se asombra porque pasas antes que ella y abres la puerta, no es que sea una clase de machismo, parece más respeto y apreciación. Muchos pueden llamar esto una actitud clasista, poco apropiada para los tiempos que vivimos. No hablo de estar haciéndote cargo de sus compras, caprichos o cualquier viaje o comida que hagáis juntos. Hablo de elegancia, de presencia, de encontrar la mejor situación para tener un detalle de importancia y de cariño. No va sobre el dinero, o sobre quien lo hace, va sobre el propósito (como casi cualquier cosa en la vida)

Entrega y disfruta

¿Está tan mal tratar a una mujer como te gustaría que te trataran a ti como hombre? Eso que justamente quieres recibir – lo que sea – es precisamente lo que tu podrías entregar primero. Sería interesante y apropiado que no generaras la misma expectativa de retorno, porque muy a menudo no viene en la forma que esperas, sino en otra muestra de afecto, admiración o generosidad. Y si no funciona, sigue dando, un día se da cuenta de lo que mereces la pena.

Golfo o calzonazos

La técnica de ser un golfo (cómo la contraria, ser lo que denominan un “calzonazos”) tampoco sirve – ninguna de las dos. La primera porque esto no es más que una forma encubierta de mostrar tus inseguridades, complejos y frustraciones, fantasmas del pasado proyectados en el presente, algo bastante triste y poco admirable. Excepto por tus colegas en el grupo de whatsapp, seguro que aplauden, bravo. La segunda, porque dar tanto a otra persona significa quitarte mucho a ti mismo, y eso amigos, no es recomendable. Estar ahí siempre, sí, estar de cualquier manera sin ser valorado ni recompensado, ni en sueños. Es bueno vivir en paz con tu pareja, sí, claro, si esto significa ceder por ambas partes, si finalmente siempre acabas tú soltando la cuerda para que la otra persona venza, el interés acabará pronto. Y con él todo lo demás.

Deja de machacar

Me martiriza la cantidad de cretinos que machacan psicológicamente (no quiero entra en físicamente, esto ya sería mucho más crítico) a sus parejas porque en realidad son mejores, más valientes, más fuertes, más inteligentes y más audaces que ellos. La peor parte es que ellos se dan cuenta y ellas probablemente no, esa es la razón por la cual sigue dejándose arrollar. Qué gran sensación cuando encuentras a alguien mejor que tú, alguien de la que aprender y con la que crecer. Qué bueno admirar (no “endiosar”) a la persona con la que duermes cada día. Qué fantástico impulsar los sueños de la persona con la que sueles desayunar o compartir intimidades. Qué placer saborear el éxito de la mujer con la que estás casado. Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, pero ¿y detrás de una grandísima mujer? ¿Qué hay detrás? Dímelo tú.

¿Aplica a la inversa?

Lo sé, esto podría perfectamente tener una réplica a las mujeres, pero eso sería otra historia y otro post. No, no te voy a quitar el gusto de pensarlo

Limitaciones

Es posible que el retorno en forma de comportamiento, actitud o acciones de esos hombres hacia esas mujeres sea fruto del retorno de esa mujer hacia el hombre. Es posible. Es posible que esté sesgado por mi forma de entender y vivir una relación. Es posible. Es posible que no estés del todo de acuerdo conmigo (¿quién lo iba a estar?) es posible. Aquí cuento la parte de la historia que veo y casi siempre coincide con la realidad. Aunque es posible que no acierte el cien por cien de las veces.

¿Es este un post sobre marketing, liderazgo, innovación disruptiva, nueva economía, productividad, transformación digital o lifestyle? ¿A quién le importa? Escribo sobre el conflicto entre mi mente y el mundo de ahí afuera.

Photo credit: Jason Devaun.

May
17

Amar es

By Isra Garcia  //  Interacciones humanas, Relaciones humanas, Vida  //  No Comments
  • Echar de menos.
  • Sentir que cuando ese amor no esta presente, no estás completo, falta la pieza más significativa de tu puzzle.
  • Colocar aquello que amas por delante incluso de ti mismo, convertirlo en la prioridad suprema.
  • Involucrarte en los imposibles de la persona que amas como si fueran tus deseos mas feroces.
  • Disfrutar de los éxitos de la persona que amas como si de tus mayores éxitos se tratasen.

amar es echar de menosSi sientes que haces cualquiera de estas cosas por compromiso o por empatía, aunque de verdad seas consciente de ello y trabajes en dirección contrapuesta a tus sentimientos, entonces no es amor, es cariño, respeto o apego.

Nada de esto último está del todo mal, pero no confundir una cosa por la otra, por favor.

Photo credit: Gabriel Manfredi.

Abr
18

En la estantería

en la estanteriaTan pronto como avanza el 2015, me asombra tener algo que la mayoría de tiendas o negocios no tiene: un sistema de feedback instantáneo que me permite saber si te gusta lo que escribo (o hago) o no. De hecho, recibo mucha información sobre lo que te funciona o no, de todo lo que hago. Mejor que eso, poseo una línea directa contigo (o mejor, posees una línea directa a mí), donde puedes preguntarme por aquello que no ves en mis estanterías. En esencia, tú y yo poseemos el mejor sistema posible, este blog (o Twitter). Puedo escuchar tus peticiones, necesidades o gustos y puedo proporcionar “productos” que ofrezcan lo que tu quieres.

Adapta contenidos a personas

Es un poco como este blog, aunque no del todo. Mi demográfico es bastante mezclado. Algunos de vosotros sois profesionales del marketing y la economía digital o emprendedores o interesados en innovación. Otros trabajáis para vosotros mismos, sois agentes del cambio, Mapmakers. Algunos otros me leéis porque alguien os lo recomendó. Otros sois evangelistas o Inconformistas. Hay algunos que sois profesores o curiosos. Incluso hay un astronauta y varios jóvenes de 15 años. Así que no estoy escribiendo a una multitud demasiado “hardcore” de una cosa u otras específicamente, de ahí los contenidos tan variados en este blog.

¿De qué estoy escribiendo en estos días? Educación, nueva economía. innovación disruptiva, marketing, productividad, liderazgo, cambio, el canal digital, aventuras. He ido cambiando dependiendo de experiencias, proyectos e inquietudes. Escribo sobre los diferentes elementos que se requieren para crear negocios sostenibles y conectados. En mi estantería ahora hay un mix de marketing, comunicación, desarrollo profesional y personal, blogging, habilidades núcleo, súper-hábitos, reflexiones personales y formación.

Tengo una pregunta para ti

¿Qué es lo que te gustaría leer más a menudo en este blog? ¿Qué te interesaría?

Este es el momento para ti para compartir qué funciona y qué no. Estoy aquí para seguir tu guía.

Mientras tanto, voy a continuar compartiendo contigo el significado de reinvetir los activos de la nueva economía para generar impacto positivo en negocios , personas y comunidades. Voy a seguir hablando sobre maneras de expandir aquello que te hace sobresalir, maneras de mejorar tus oportunidades en la vida y los negocios, maneras de aportar valor y utilidad para tu propia audiencia. Voy a continuar esforzándome en equiparte, de todas las maneras que conozco cómo, para hacer que las cosas sucedan.

¿Qué quieres ver en la estantería?

Photo credit: Skip T. Frogman.

Mar
3

Cómo ser más humanos

ser mas humanosTanto cuando hablo con compañías como EcoPetrol, Sura, Bridges for Music, Lacasitos o Grupo Palladium, como cuando hablo con negocios como Cala Bandida, Gunitec o Babalugroup, hablo sobre el aspecto crítico de ser más humanos. Cuando hablo con emprendedores que se dedican al padel o a montar start-ups o pequeños empresarios como instructores de pilates, diseñadores o agentes comerciales, hablo sobre el aspecto crítico de ser más humanos. Cuando hablo con universitarios, compañeros de trabajo, equipo o familia, adivina sobre aquello de lo que hablo, sí, exacto, sobre el aspecto crítico de ser más humanos.

Cómo ser más humanos significa crear maneras de usar el marketing para crear conexiones humanas, ganar atención y construir encantamiento. Es lo mismo de siempre, con una ejecución y contexto diferentes. Me encanta ver cuando un autónomo encuentra valor en las ideas que comparto, y me encanta cuando una gran corporación obtiene utilidad de mis ideas, especialmente si esto significa una mejor resonancia entre personas (valdría clientes y negocios). Me encanta incluso cuando alguien copia y pega mis ideas, o cuando las hace suyas en una conferencia, significa que lo que hago es útil para otras personas, eso es ser más humano.

Cómo ser más humanos

  • Demostrando seguridad y convicción por tu trabajo: empieza trabajando por hitos, piensa en un periodo de prueba donde el resultado de tu trabajo se gane al cliente.
  • Confiando en tu cliente: deja que utilice tu producto, si no está convencido, que lo devuelva, sin cargos extras, ni gastos de envío que pagar.
  • Transparencia: cuéntale que pasa en tu “back office”, explícale que sucede cuando no sabes que hacer o cuando estás ante un problema. Muéstrale tu cocina e invítalo a pasear por ella y conocer a la gente que allí trabaja.
  • Aceptando el compromiso: promete algo difícil de creer, algo no esperado, algo fuera de las expectativas, luego cúmplelo, sin excusas, sin rechistar.
  • Conectando: preguntando y respondiendo a las preguntas de las personas que llegan a ti. Prestando atención a sus señales honestas y trabajando para que sean correspondidas.
  • Encantando: entregando el doble de valor del que tus consumidores obtienen de ti. Caminando por tu cliente ese pasillo de brasas ardientes sin ninguna recompensa aparente.
  • Mostrando tus valores: y dejando bien claro, por previo aviso, que no habrá nada ni nadie que los quebrante, incluso aunque eso suponga que rechazarás una oportunidad de promoción, romperás esa relación tan fructífera con tu proveedor o que dirás “no” donde otros dirían “sí”.

Human Media

El enfoque humano en Internet es sostenible y potencia las relaciones entre oportunidades de negocio afines. Las empresas pequeñas tienen todavía una mayor probabilidad para funcionar bajo esta mentalidad, conectando con personas en una escala verdaderamente humana y forjando sus objetivos y misión alrededor de esto mismo.

Si has llegado aquí, es porque tienes curiosidad en cómo utilizar el toque individual para mejorar tus metas y crecer. Eso es exactamente lo que te separará de otros.

Photo credit: Reema Al-Harbi.

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+