Nov
8

La conferencia perfecta

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Lifestyle, Reflexiones, Speaking  //  7 Comments

Isra García - EBE DominicanaEn Febrero de 2012 participé en mi primera “TEDx talk” en Alicante, en la I edición de TEDxFundesem. Participaron grandes tipos como Emilio Duró, Juan Carlos Cubeiro, Andrés Pérez Ortega o Enrico, personas de las que absorber conocimiento en importantes cantidades.

Sobresalir de ti mismo cuando no es necesario

Mi participación fue en Inglés, bueno Inglés rústico como lo llamo. Iba sobre Human Media, era un gran reto y a la misma vez una gran oportunidad y responsabilidad, presentar y compartir con el mundo el significado de Human Media para que pudiera ser extendido, utilizado, aplicado y debatido, debían ser mis mejores 18 minutos que nunca antes he tenido en un escenario. Hacerlo en un idioma diferente al mío no me asustaba, pero si me daba respeto. Fue una experiencia excepcional, apenas tenía 29 años. Aprendí muchísimo, no sólo de la síntesis del concepto, plasmarlo y afianzarlo y la propia experiencia TEDx, sino del aprendizaje más importante, lo que sucede durante esos 18 minutos. La capacidad de auto-crítica que poseas, las ganas de crecer desde tus propios fallos y el gran golpe que puedas dar a tu ego – justo en las costillas – ahí donde le dejas sin respiración.

Es maravilloso

Aprendí a contener esa efusividad de manera que no arrollara a la audiencia y no pareciera un speaker / showman americano. Aprendí a que es mejor decir menos de manera pausada y permitiendo al público digerir cada idea, que decir mucho logrando hacer que el público quizás se atragante con las ideas. Estas cosas fueron quizás las más prominentes, pero aprendí muchas más, otras más minuciosas que son igual de importantes para mi. Cuidar el tono de voz, subidas y bajadas y adaptarlo más al momento donde ocurre entre la interacción entre audiencia y tú mismo.

El sacrificio a perfecto

Meses más tarde tenía de nuevo ante mi otra gran oportunidad con una nueva participación en TEDx, en Sevilla, al lado de más grandes tipos como Álvaro González-Alorda, Javier Martínez Barea, Carlos Andreu o Josef. Puede parecer poco tiempo pero tuve tiempo suficiente de practicar, perfilar y fortalecer esas cosas que quería mejorar.

En esta ocasión buscaba la mejor charla que había dado jamás – de nuevo – buscaba la charla “perfecta” – las expectativas, confianza, presión y resultados en mi mismo sobrepasaban desmesuradamente las que tenía en la primera ocasión – eso, buscar la charla perfecta me hizo pagar el precio de sacrificar mi naturalidad, personalidad y esencia, qué gran aprendizaje ese día.

Hacer que suceda es caro

Esta vez era un tema con un contenido más personal, más mío, más esencial. “Haz qué suceda“, sabía exactamente lo que tenía que decir y cómo decirlo, estaba dentro de mi cabeza, quizás demasiado. Me adueñé tanto de lo que tenía que decir, que no dejé marchar el control, no cedí el permiso a la improvisación, naturalidad y belleza del momento. Lo intercambié por la excelencia de la actuación, del sentir todo bajo mi poder y dominar de manera abominable el temo de la charla . ¿Pero sabes qué? nunca me arrepentiré, de hecho, estoy contento de haberlo hecho así. Necesitaba experimentar y hacerlo de la manera en la que lo hice, pues eso me ha permitido progresar, crecer y darme cuenta de otras muchas cosas para seguir haciendo lo que hago.

Hiriendo sensibilidades

La mejor manera de poder saber hasta donde puedes llegar es colocarte al frente en el mayor número de ocasiones posibles y con diferentes situaciones, enfoques y contextos. Enfrentarte a la incertidumbre de lo nuevo, en situaciones donde estás más expuesto a fallar que nunca, donde ese fallo puede ser más pronunciado y doloroso y donde todas las miradas están puestas en ti, qué fantástica sensación herir la sensibilidad de tu dark side.

Desde el 24 septiembre de 2010 hasta hoy, o lo que es lo mismo, 268 conferencias después, sigo buscando lo que no encontraré jamás, la conferencia perfecta.

Photo credit: Fernando Polo.

  • Laura Segovia

    No la busques, haz que fluya…

  • Eso es.

  • Oscar.

    Magistral post.

  • valdelvirabusiness

    Tu seguirás buscándola y los demás seguiremos disfrutando tus intentos…

  • Gracias por tu apoyo incondicional.

  • Me tuviste boquiabierto en TEDxFundesem con tu ‘inglés rústico’, pegado a la silla los 18 minutos. Creo, de corazón, que es la mejor conferencia que he visto nunca, menudo espectáculo que además fuera tuya, bro. Abrazo

  • Gracias Álex, escuchar eso de alguien a quien respeto tanto como tú significa mucho para mi. Inmensas sensaciones ese día, pero ya me conoces, siempre buscando algo más, aunque siempre disfrutando el momento y la experiencia. Gracias.

Libros de Isra

Speaking

isra-speaker

isra-speaker

isra-speaker

isra-speaker

isra-speaker

Google+