Ene
17

Mis fallos más pronunciados de 2013

By Isra Garcia  //  Cambio, Equipar, Lifestyle, Vida  //  30 Comments

En este 2013 he fallado no una vez, ni dos, ni tres, he fallado mucho. He fallado sutilmente y he fallado miserablemente. Hablarte de los fallos elegantes sería poco valioso, por eso aquí y ahora te voy a hablar de mis fallos más pronunciados durante este año pasado.

Creado en base al fallo

Mis grandes fallos en 2013

Considero que hoy puedo decir que he fallado útilmente en:

  • No visitar a mis abuelos cada vez que he estado en mi ciudad y no los he visitado.
  • Pensar que podría mantener una relación con alguien que era todo lo contrario a mi.
  • Paradójicamente, pensar que podría mantener una relación con alguien idéntico a mi.
  • Luchar, trabajar, desgastarme, utilizar todos mis recursos para conseguir algo y una vez lo he conseguido, despreciarlo y perder todo interés posible por ello. Triste pero cierto.
  • Dejarme convencer que las personas que no cambian cambian. No cambian nunca.
  • Creer en personas en las que en un principio no creí.
  • Usar whatsapp en mis relaciones personales. Un desastre vaya.
  • Empujar tanto a equipos de trabajo que incluso han llegado a sobrecogerse (y saturarse) por la situación.
  • Pensar que todo el mundo piensa y actúa como pienso yo  – o como me gustaría que lo hicieran.
  • Ignorar la idea de que hay gente que no quiere ser impulsada.
  • Manipular en lugar de persuadir.
  • Utilizar el email para hablar sobre temas que debían ser hablados cara a cara. Supongo que lo llamaría, esconderme para no enfrentarme a lo que debía hacer.
  • Enviar mis famosos “emails bomba” e incendiar más de un proyecto, dos y tres.
  • Sacrificar humanidad por excelencia y brillantez.
  • Liderar resultados y no personas.
  • Mandar un proyecto al traste por no leer “BCC”.
  • Crear dependencia por estar siempre tan presente y disponible.
  • Ser odiosamente directo, claro y transparente en una reunión con clientes potenciales.
  • En una conversación, con una persona, en pasado febrero. Estaba en problemas, no se sentía bien, quería hablar y alguien que le escuchara. Lo hice y después le dije “estás equivocada, lo que tu dices no es así, es de la siguiente manera…” no somos quien para decirle a otra persona como debería conducir su vida y más cuando está en problemas.
  • Dejarme llevar por la amistad en un asunto de trabajo y evitar el haber firmado un contrato que haces unos días hubiera sido decisivo.
  • Ayudar a aquellos que están lejos de mi en lugar de hacerlo con los que están a mi lado.

Cuando empecé a escribir este post la idea era intentar encontrar 12 fallos cometidos en el año pasado, uno por mes. Sin embargo, la facilidad con que cada uno de estos fallos – prolongados en el tiempo – se sucedían en en mis pensamientos ha hecho que extendiera la lista un poco más.

Afortunadamente el fallo ha estado activamente presente en todos y cada uno de mis 31 años, creo que sigo fallando como el primer día, pero en cosas diferentes, porque si fueran las mismas serían errores y no fallos. Es por eso que cada día sigo levantándome como el primer día.

Fallar me hace vulnerable y la vulnerabilidad me expone al peligro diario de decidir que voy a hacer que suceda ahora y después.

Photo credit: Christine.

  • Javier Alvariño

    Íntimo y personal. Gracias Isra por compartir algo de lo que muchos ni tenemos el valor de racapitular. Me sirve de reflexión. Sincero, humilde, Humano.

  • Hasta qué no seamos demoledoramente sinceros con nosotros mismos no hay manera alguna de que consigamos cambiar las cosas.

  • Muchos de estos fallos los cometemos todos. Pese a haber sufrido una
    experiencia traumática en la vida y haber cambiado los valores que
    tenía, sigo cometiendo fallos pero intento ser buena persona, empatizar
    con los que están a mi alrededor, y disfrutar de lo que no son fallos
    sino aciertos, teniendo muy presentes los fallos para intentar, algún
    día dejar de tenerlos en mi lista.

    Muy buena autoreflexión que a muchos nos cuesta hacer y que es la base para mejorar como personas.

  • Fallar es importante, porque todos lo hacemos y entonces tenemos la oportunidad de aprender, levantarnos y volver a continuar pero diferente (con lo que hemos aprendido).
    El fallo nos define por eso creo que deberíamos hablar y trabajar más sobre ello.

  • Jorge Mateu Albero

    Valiente e inspirador, gracias por compartirlo con nosotros y hacernos ver que no estamos solos en nuestros errores!

  • Seguiremos fallando Jorge, eso es lo fantástico.

  • Gabriela Pérez Sambucetti

    Te sigo desde casi siempre, nos conocimos en Adictos Social Media, fui ASMEmbajadora en Barcelona…sin ninguna duda uno de tus mejores post…por todo, por ser humano, por mostrarlo sin pelos en la lengua, por acercarte a todos y porque no leo entre líneas que me vendas nada:) pero lo haces en mi valoración de eso mismo.

  • Tenemos a nuestro alcance una de las cosas más preciadas del ser humano, la vulnerabilidad y aún así trabajamos por justamente lo contrario. Ser invulnerables, tarea improbable. Gracias por tus palabras, me he creado en base al fallo y es una de las cosas que más orgulloso estoy de decir – y mostrar. Seguimos Gabriela.

  • Charo

    Gracias Israel por tu honestidad y sinceridad y por tu valentía de compartir. Los fallos sirven para darse cuenta y evolucionar pero para ello hay que ser conscientes. Gracias de nuevo, tus post me inspiran y me hacen reflexionar.

  • Parece que no Charo, pero esto me ayuda a mi más que a nadie, aunque pueda parecer lo contrario. Gracias a ti por leer, ser y estar. Seguimos.

  • Angel Almaraz

    Soy un convencido que reconocer los fallos personales es el primer paso para seguir avanzando. Lo que no he puesto en practica es hacerlos públicos, esto te compromete sí o sí a corregir y avanzar con más contundencia. Saludos.

  • Totalmente Angel, estás en lo cierto, decir lo que pasa y hacer público el problema te obliga – aún más – a solucionarlo.

  • Javier Lopez Lorenzo

    HUMILDAD

  • valdelvirabusiness

    Grandísimo post

  • Alex Navarro

    Genial, Isra!! Una gran lista de la que podemos aprender muchos de nosotros..Yo me he sentido identificado en varios de esos puntos..
    Por cierto..te ha faltado un punto: No bajar a Alicante a tomarme unas cañas con Alex y Carlos… 😉

  • Alex, quizá (y aunque no lo queramos ver o no lo enfoquemos como tal) una de nuestras mejores ventajas es aprender a crecer con el fallo y el intento posterior (y el aprendizaje que has realizado mientras tanto). Si hay algo que los tres guardamos en común es todas las leches que nos damos día a día, entre otras cosas.
    Gracias por tu comentario, una alegría recibirlo. Tienes razón, un gran fallo. Fallo y grande grande. Precisamente llego este sábado a Alicante y estaré hasta el lunes tarde, podríamos vernos el mismo Lunes. Sin mapas.

  • Pingback: Te necesitamos | Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human media.()

  • Tu blog es tan brutal que acabo de descubrir este post de hace un mes, hoy martes a las 3:00 AM (tengo que dormir más), con exámenes finales de mis alumnos mañana, y acabo de flipar…

    ¿Qué es esto: Social Media, Human Media, Humano?

    No sé qué etiquetas te pondrán (o te pondrás), pero sé que lo que escribes aquí es algo único que no se puede encontrar en ninguna otra parte.

    Chapeau.

  • Como dije el lunes, necesitamos personas que entiendan el fallo como un elemento fundamental hacia el crecimiento. Decirlo sería muy fácil, hay que liderar con el ejemplo. Gracias por tus palabras.
    Vaya, otro sonámbulo.

  • Pingback: Guía útil para hablar en público hoy en día | Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, la nueva economía conectada, cambio, disrupción, incertidumbre, liderazgo y nuevas formas de comunicación más allá de social media, human ()

  • marta

    Eres bueno…lo sabes..no?

  • Soy un tipo bastante imperfecto Marta.

  • marta

    Exacto, a eso me refiero, tener imperfecciones y bien transmitidas, con honestidad, te hacen conectar con nosotros. Gracias y enhorabuena!!

  • Me alegro de que resuene. La vulnerabilidad es tan preciada y aún así seguimos escondiéndola.

  • Mar Segura

    ¡Aisssnnnn! Inspirador hasta para descubrir nuestros propios fallos. Esos pequeños detalles que parecen que no importan, pero Sí importan y mucho!!!

    1) Totalmente de acuerdo: las personas no cambian. Somos nosotros los que idealizamos a las personas; queremos que sean de una manera y no vemos realmente como son, hasta que nos decepcionan porque son ellos mismos y no como nos habíamos imaginado que eran = ERROR DE APRECIACIÓN

    2) En cuanto a las relaciones -de amistad, amor, trabajo- otro ¡Aissnnnn! El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Dos, tres, … “El corazón tiene razones que la razón no entiende”

    Este post, #iLoveit, muy mucho!

  • Pingback: He encontrado mi propósito en la vida()

  • Pingback: 4 trucos para potenciar tu creatividad()

  • “Demoledoramente sinceros”, qué buena frase y qué real.
    1000% de acuerdo

  • Pingback: Cómo alterar errores embarazosos en menos de 5 minutos()

  • Pingback: Mis fracasos más pronunciados de 2015()

Libros de Isra

Stand OUT Program

Speaking

Entrevistas / TV

Aventuras

Archivos

Google+