Browsing articles in "Brillantez"
Feb
15

Sobresalir de uno mismo va primero

By Isra Garcia  //  Brillantez, Stand OUT Program  //  2 Comments

sobresalirLas personas, marcas y empresas que sobresalen de sí mismas ganan en el largo plazo, sin apenas excepciones. Sobresalir de si mismos significa volverte vulnerable y accesible. Significa conectar con personas y clientes a un nivel humano y auténtico, individual. Significa poseer unos principios, exponerlos y defenderlos, pase lo que pase. Sobresalir de si mismos es aceptar, admitir, observar, reflexionar y ajustar para ser una mejor persona, marca, equipo o empresa. El resultado de este trabajo ayuda a construir confianza, hace que sea fácil gestionar las expectativas y facilita el proceso de toma de decisiones. También es más divertido hacer tu trabajo cuando algo te hace sobresalir de ti mismo. La razón: porque tienes una misión, hacer algo en lo que crees y que sientes. Por supuesto, hay un coste. No puedes obtener algo por nada.

Sobresalir de resto vs de mí mismo

Es algo frustrante observar a profesionales de marketing, políticos y empresarios, fallar en la trampa inteligente de intentar sobresalir del resto antes (o al mismo tiempo) de sobresalir de ellos mismos. Nunca sucederá.

No puedes crear cambio en tu ciudad si primero no creas el cambio que tu mismo necesitas. No podrás ayudar a tus clientes si primero no encuentras la ayuda que tú mismo necesitas. Liderar a tu equipo o empresa no será viable si primero no aprendes a cómo liderar tu vida y/o tu familia hacia donde necesita estar.

Esto también aplica al amor (ayer fue San Valentín), no puedes amar a alguien, si primero no aprendes a cómo amarte a ti mismo/a.

Tampoco puedes mejorar la vida de otras personas, si primero no averiguas como mejorar la tuya propia. No puedes enseñar a otros a cómo ser ultraproductivo, si tú no dominas antes la ultraproductividad.

No puedes exigir trabajadores inconformistas si tú no estás abierto al inconformismo.

Sobresalir, en realidad

Para hacerlo, debes comprometerte contigo mismo, tomar decisiones dolorosas, mayormente sobre lo que no haces. No trabajo para ti, no contratamos a personas que no respiran nuestros principios, no ofrecemos ese tipo de servicios. No hacemos nada que no hayamos dominado primero nosotros.

Nadie nos ha enseñado a sobresalir de nosotros mismos, a comprometerse, a no abandonar el camino, a no perder la confianza o dejar de ser mediocres. Es el momento de aprender a cómo sobresalir de uno mismo.

Si tienes que sobresalir del resto para sobresalir de ti mismo, vas a perder. Nadie es capaz de destacar del resto hasta que primero no lo ha hecho de si mismo.

Si quieres ser una persona, marca o empresa inolvidable, olvídate del resto, trabaja en ti, invierte en ti, cree en ti. Necesitarás principios, autenticidad, vulnerabilidad y excelencia hoy, mañana y pasado.

Photo credit: Dorothy Joan.

Feb
10

Ser excepcional

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  4 Comments

ser excepcionalSer excepcional. Fácil, o complicado, depende de quien, cómo, cuando se observe.

Más

Entiende que no queda tiempo para lamentaciones. No queda tiempo para ir despacio. No queda tiempo para esperar. La única forma de crecer es trabajar en aquello que podría no funcionar. Probar cosas continuamente. Experimentar con variables las cuales desconoces su resultado por completo. Hacer algo diferente a lo que hiciste ayer. Mejor, más rápido, con júbilo y disfrutando por completo.

Ser excepcional para los demás

Excepcional no significa excepcional para ti. Significa excepcional para otras personas, para él, para mí. ¿Voy a hacer algo cuando sea impactado por tu arte / idea / personalidad / humor / valentía? Si la respuesta es no, no eres excepcional, en absoluto.

Tú excepcional

Estar en un gran cargo directivo en una multinacional de ensueño no es ser excepcional. Ser diferente no es ser excepcional. Poseer un gran numero de seguidores no es ser excepcional. Ser visible no es lo mismo que ser excepcional. Ser famoso no es ser excepcional. Correr detrás de un toro te hará visible, pero no te volverá excepcional. Copiar te hará parecer interesante, pero no te hará excepcional. Deja de ser un doble y sé tu mismo, es el camino para ser excepcional.

Obsesión por los ideales

La obsesión, el extremismo y el idealismo hacia la búsqueda e la excepcionalidad es algo sano. De hecho, es el requisito más valioso y escaso que existe. Algo que muy pocas personas asimilan. Esas personas que hoy marcan la diferencia en el mundo, son los que consiguen lo que visualizan y para eso necesitas vivir en los extremos, obsesionarte con el proceso y el objetivos e idealizar tu causa.

Impacto

Necesitas impactar positivamente en la vida de las personas, con tu producto, servicios, hechos, palabras.

En el extremo

La excepcionalidad, para mí, va después de sobresalir de ti mismo. Está en lo extremo. Lo mejor, mas rápido, más lento, más fácil, más complicado, más óptimo, más increíble, más brillante. Lo que importa no es siempre en qué extremo, sino si estás en el extremo (o más allá).

Esfuerzo inconmensurable

No todo el mundo aprecia el esfuerzo que requiere ser alguien excepcional. No todo el mundo está dispuesto a serlo. Casi nadie quiere andar ese camino tan rocoso. ¿Y qué? Igualmente, si estás en el camino hacia la excepcionalidad, lee esto: casi nadie va ayudarte, casi nadie va a impulsarte y casi nadie va a creer en ti ¿Y? Tu objetivo no es ser excepcional por esa gente. Tu meta es ser excepcional para la gente que sabe apreciar lo que ser excepcional representa.

Desconocido, primero y mejor

Si puedo decirte como ser excepcional, si puedes encontrarlo en un post como este, si hay un manual para ello. Si hay una sabiduría aceptada sobre ser excepcional, o si puedes encontrarlo en una versión para Dummies. Adivina. No es excepcional, es normal. Ser excepcional es ser el primero, ser extraño, ser desconocido, incómodo y no demostrado todavía, serlo al mismo tiempo que brillante. Piensa en una categoría, recuerda a la primera persona que fue la primera. Seguro que hubieron personas después, más rápidas, productivas o populares, pero no mejores.

Escaso y perseguido

Da miedo, al principio. Si creemos que apuntar por algo así de excepcional es peligroso, es que estamos sucumbiendo en la trampa. Claro, ojalá todos fuéramos excepcionales, pero en realidad no es así, solo unos pocos, los que se atreven a perseguirlo. ¿Quién tiene problemas económicos? ¿A quién le cuesta encontrar clientes? ¿Quién cobra por debajo de lo que debería? No la gente excepcional, absolutamente.

Dura muy poco

Lo que hoy funciona pronto dejará de hacerlo. Lo cual significa que si eres excepcional, dejarás de serlo si no te reinventas. En lugar de descansar demasiado, deberías comprometerte a ser excepcional de nuevo muy pronto.

Photo credit: David Rosen.

Feb
5

Corre

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Merodear es un hábito dañino que pasamos por alto. Muy a menudo pasamos por las cosas sin intención, sin grandeza. Apresúrate a dejarlo atrás, intercámbialo por la excelencia. Corre.

corre

Pregúntate:

¿Estoy trabajando de la forma más óptima posible de manera que pueda hacer más con menos?

¿He diseñado rituales que me ayuden a sacar la mejor versión del profesional y persona que puedo llegar a ser?

¿Estoy haciendo marketing de manera que pueda impactar positivamente en mis clientes y aportar valor a su vida cotidiana?

¿Está mi empresa contando la historia que mis clientes quieren oír o la historia que nos interesa escuchar a nosotros mismos?

¿Estoy dispuesto a buscar mi pasión y hacerla mi especialidad profesional?

¿Está mi negocio enfocado a micro-segmento que demanda la rareza que estamos dispuestos a entregar?

¿Es mi profesión lo realizadora que necesito que sea?

¿Estoy viviendo como realmente querría vivir?

Selecciona “iniciativa”

Prefiero quedarme a medio camino a ni siquiera empezar.

Opto por fallar delante de una audiencia multitudinaria a si quiera subir al escenario.

Elijo perder los ahorros que tengo a no perseguir aquello que sacude mi estómago.

Decido ser criticado por atreverme que a ser barrido por la mediocridad de no hacer nada.

Pienso diez veces más grande y a lo lejos de donde estoy y quien soy, que a conformame con lo que un puñado de aristócratas y diplomáticos argumentan que debería ser la mentalidad del éxito.

Prefiero dibujar mi mapa y acabar perdido que a seguir el mapa de otro y quedar a salvo, protegido y resguardado.

Corre

La ética del trabajo y la vida elimina el miedo a ir más allá de nosotros mismos, a maravillar, a sorprender, a sobresalir, a ganar. Corre delante del destino, no detrás. Corre por delante del fracaso, no por detrás.

Exprimirme lo que sea que tienes entre manos hasta no poder más. No hay otro camino posible.

Corre. Date prisa.

Photo credit: Mycatkins.

Ene
28

La generación suave

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Formamos parte de la generación suave. Considera lo siguiente:

  • Dejar de lamentarte.
  • Parar de abandonar aquello en lo que eres rechazado/a por primera vez.
  • Dejar de llegar tarde.
  • Para de divagar.
  • Deja de fustigarte por no pasar el examen de ___________.
  • Para de ser una víctima porque tu padre o tu madre no pudieron ir a la universidad.
  • Deja de contarte la historia en la que siempre fracasas.

Nunca he sido bueno

No soy bueno en matemáticas, cierto. Nunca me preparé para ello. No era nada bueno escribiendo, ahora, cada día, soy un poco mejor en ello. Porque entreno cada día. Mi oratoria era bastante mediocre, ahora ya no lo es, me gano una buena parte de mi profesión con ello. En 2011 – 2012 trabajé con profesionales logopedas en mejorar mi expresión oral. Además de entrenar hasta día de hoy, cada día. En 2005 no tenía ni idea de lo que era el marketing. Hoy es mi actividad profesional principal y es mi especialidad. Los resultados y mi instinto así me lo de muestran.

Cuando tú sabes que no eres bueno en algo, estás en lo cierto. Eso, en la mayoría de las ocasiones, significa que no has entrenado para ser bueno en cualquiera que sea la habilidad, especialidad profesional, hábito, deporte o hobby. Quizá no seas bueno sobresaliendo, claro, porque no estás acostumbrado a sobresalir.

Toda una generación suave

generación suave

Sentimos dolor, incomodidad, injusticia, frustración o incertidumbre y abandonamos. Somos demasiado suaves. Somos la generación suave. Abandonamos casi enseguida. The Dip explica que hay un vacío entre conseguirlo y no, es vacío está en el punto álgido cuando el fracaso se hace más pronunciado. En ese punto casi el 90% abandona, los que siguen, lo consiguen.

Entiende que tienes que dar todo lo que tienes. No hay otro camino, el 120%. No un 70%, no un 50%, no, un 120% 365 días al año. Esta mentalidad, esta forma de concebir las cosas, tu trabajo, tus estudios, tu familia, hará que despegues desde un escenario mediocre hasta llegar a la grandeza.

Yo, ya firmé este compromiso. Trabajaré las horas que sea necesarias. Fallaré en todas las cosas que sean necesarias. Haré tantas horas de ciclismo en rodillo como sean necesarias. Diré “no” tantas veces como sean necesarias. Viviré tan intensamente como sea necesario. Volveré a empezar desde cero tantas veces como sean requeridas.

Estás aquí o allá. Mediocre o grande. 30% o 120%. No hay término intermedio. Abandona está generación suave y mediocre y súmate a la cultura del entrenamiento al 120%. diario. Te esperamos.

Photo credit: Pedro Simoes 7.

Ene
10

Cómo hacer un trabajo que sobresalga

By Isra Garcia  //  Brillantez, Stand OUT Program  //  No Comments

Hay tres componentes para hacer un trabajo que sobresalga del resto:

  1. Ver más allá de nuestra propia visión. Percibir fuera de nuestra caja de percepciones.
  2. Hacer que las cosas sucedan. Fallar o acertar trabajando sobre algo. Estar en movimiento.
  3. Intentar, probar, experimentar allí donde pueda haber riesgo. Crear sin instrucciones.

1. Aprender a ver fuera de nuestro mundo

Necesitamos aprender a ver fuera de nuestra propia visión del mundo. Necesitamos ver el mundo como es, sin etiquetas, sin sesgos, prejuicios o juicios de valor. Al mismo tiempo que necesitamos percibir sin saber el nombre de lo que percibimos. Debemos entender que la realidad es maleable y que hay realidad diferentes y válidas que podrían ser contrapuestas a nuestra realidad.

2. Aprender a cómo hacer que algo suceda

Es imprescindible enseñarnos a cómo usar nuestras destrezas para usar lo que percibimos y sabemos de forma que podamos reflejarlo en un trabajo personal. Ya sea un proyecto, una tarea, una transacción, una interacción o una parte de un trabajo n equipo. Ese intento es algo incierto y desconcertante, podría no funcionar, quizá, pero está basado en un trabajo digno y real que impacta en el mundo. Eso lo cambia casi todo. Si enseñamos a no parar de hacer cosas, enseñaremos a estar en movimiento continuo, eso es progreso, para todos.

3. Aprender a bailar con el riesgo de la creación

Esta es la parte más difícil, sobresalir implica enfrentarse a algo que nos atemoriza, algo que nos cuesta hacer. Significa lanzarse a algo que intentamos por primera vez, algo que no hemos reptido antes. Esa primera acción, esa primera decisión, ese primer intento, esas primeras palabras. Es aprender a cómo hacer un trabajo que será visto y expuesto a la opinión y que inevitablemente llevará nuestra firma.

Nuestra responsabilidad – trabajo que sobresalga

Es aprender hacerlo, pero también necesitamos a la parte que nos empuje a aprenderlo.

trabajo que sobresalga Isra garcía

Eso corre por nuestra cuenta. Cómo hacer un trabajo que sobresalga es parte de nuestra misión en Stand OUT Program. Hacer un trabajo que sobresalga, en esta economía y en tu vida, está a tu alcance. No va sobre estar preparado, sino sobre estar dispuesto. ¿Lo estás? Aquí en Valencia tienes de nuevo otra oportunidad,

Photo credit: Looker Media.

Ene
2

Haz un mejor trabajo

By Isra Garcia  //  Brillantez  //  No Comments

Haz un mejor trabajo. Ese es otro de mis mantras.

Si el mercado no está ahí, haz un mejor trabajo. Si tu jefe no te respeta. O si la gente no te entiende. Haz un mejor trabajo…

haz un mejor trabajo

Si tus clientes no vienen a comprar tus productos o a utilizar tus servicios, haz un mejor trabajo o cambia de producto o servicio, tu decides. Si lo que haces para mejorar tu vida no funciona, quizá deberías cambiar lo que haces o quizá debería hacerlo mejor. Haz un mejor trabajo…

Haz un mejor trabajo

Cuando apenas ninguno de los visitantes que llegan a tu sitio web convierte, es momento de preguntarse si hay que cambiar de estrategia o hay que hacer un mejor trabajo. Allá donde no hay resultados es allá donde un mejor trabajo es necesitado. Siempre que hay demasiadas explicaciones hay carencia de un mejor trabajo. Tan pronto como los objetivos no son alcanzados, está claro el mejor trabajo no fue llevado a cabo.

Si tu trabajo es bueno, pero piensas que no lo suficiente. Entonces necesitas hacer tu mejor trabajo:

  • Hazlo auténtico.
  • Sigue trabajando.
  • Prueba a volar alto.
  • Empieza a soñar en grande.
  • Materializa algo de lo que sueñas.
  • Mantente iniciando cosas que te motiven.
  • Continúa escribiendo en el mapa.
  • Vive sin tener ni idea de que vas a hacer mañana.
  • Invierte tiempo en moverte el punto uno al punto dos, progresar.
  • Produce cosas que te asombren.
  • Encuentra formas de luchar contra ti misma.
  • Permanece en la oscuridad un poco, luego salta a la luz,
  • Crea tu propio combustible.

Si no estás en el camino, no es nada grave, solo necesitas hacer tu mejor trabajo.

Extra: antes de que acabara el año, el pasado 31 de diciembre lancé mi último proyecto. “El chispazo mensual”, un impacto útil y de valor en tu email una vez al mes. si estás suscrito ya sabes lo qué es. Si no lo estás y quieres recibirlo, suscríbete aquí y podrás disfrutar de ello sin coste. A partir del próximo 31 de enero.

Photo credit: JD Hackock.

Dic
11

A una acción de distancia

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio, Liderazgo  //  4 Comments

Estás a un pensamiento de hacer que las cosas sucedan. Todavía más apropiado, estás a una acción de hacer que las cosas que te importan sucedan.

A muy poca distancia…

Estás a una acción de escribir un libro.

De ganar la competición.

Estás a una acción de empezar una revolución.

De iniciar una nueva vida.

A una distancia corta de convertirte en una persona multimillonaria.

De hacer un gran descubrimiento.

Estás a un paso de conseguir el trabajo que nunca imaginaste.

De crear tu propio negocio online.

Estás a un milímetro de dar la vuelta al mundo.

A una acción de dejar atrás el sistema.

A un paso de la transformación digital de tu compañía.

De sobrepasar lo que pensaste que eran tus límites.

Estas una sola decisión de crear un imperio.

De curar el SIDA.

La cura del cáncer, injusticias, pobreza, maltrato está tan solo a una acto de iniciativa.

acción resultado

A una acción

Un pensamiento. Una idea. Una estrategia. Un equipo. Una acción y la voluntad de hacer que suceda. Eso es lo cerca que estás de cualquier cosa que puedas imaginar ahora mismo.

Los estándares que estableces para ti mismo, ya sea en el trabajo o en tus amistades o cuando estás a solas con tus pensamientos, influyen en el resultado de todo lo que haces. Esperar cualquier cosa menos que lo mejor, debería ser una señal de alarma.

Actuar cada día buscando tu mejor rendimiento es un viaje hacia la excelencia. Es entender que hacer que las cosas sucedan es más que solo el resultado: es el proceso y el resultados juntos.

Demuestra que te importas a ti mismo, tu equipo, tu comunidad. Crees en la acción y eso desencadenará el resto.

Estás a una solo paso de accionar lo mejor que jamás puedas haber hecho en tu historia.

Si piensas en pequeño, serás pequeño. Si piensas débil, serás débil. Eres mejor de lo que piensas. Créeme. Estás a una acción. Solo.

Photo credit: Delphine Savat.

Ago
21

Decidir sin pensar

By Isra Garcia  //  Brillantez, Liderazgo  //  No Comments

decisiones. Decide sin pensarDía diecisiete viviendo la posibilidad. Hoy desde Albuquerque, Nuevo Méjico. En estos días he tomado muchas decisiones, unas han salido bien, otras mal. Ayer por ejemplo, tomé dos decisiones que me costaron dos buenos sustos. Una quedarme atrancado con el coche en medio de un bosque en Santa Fe, sin cobertura y perdido. La segunda fue aumentar la velocidad, como resultado casi acabo arrestado por el Sheriff. Luego he tomado algunas buenas, como recorrer la Ruta 66 y no planificar donde voy a ir. Decisiones. Lo son todo.

Antes de ayer noche decidí quedarme una hora más despierto, así podría explorar las calles de Santa Fe. Eso me llevó a tener más sueño. Acabé durmiendo casi de tirón, a pesar de dormir en un coche convertido en cama. Eso me ayudó a rendir más en Bikram Yoga y en la etapa diaria con Fat Bike. Decisiones.

Las decisiones son imparables

Nuestras elecciones abren otras elecciones, más cerca o lejos de nosotros. “Es solo un cigarro, lo voy a probar” es una elección lejana a un objetivo de salud. “Lo haré mañana” es una elección lejana a un objetivo de productividad. “El producto no se vente, rápido, lanza una campaña de marketing online” es una elección lejana a los objetivos de negocio. “Una venta a la semana” es una elección lejana a los objetivos de ventas.

Cualquier decisión conlleva un efecto que le sigue. Toma una decisión y sigue atentamente su camino, verás como modifica todo a su paso.

Las decisiones lo son todo

Todo es susceptible y frágil al cambio, todo es flexible y maleable. No puedes vivir siempre dentro de tu estructura y plan, en el 70% de las veces, nunca sale como esperabas. Date cuenta de que cada decisión que tomas chocará con otra decisión y habrá un subsiguiente impacto y así una y otra vez.

Solo de pensarlo me entran escalofríos, me excita pensar que es así.

Decidir sin pensar

No sucede hasta que cambias tus hábitos radicalmente, algo que he aprendido con mis experimentos de estilo de vida. Es entonces cuando te das cuenta como lo que haces te afecta a ti o a tu alrededor. Me pasó con el silencio, con la macrobiótica extrema, con el alto rendimiento, con el smartphone y hasta con social media. Decisiones.

Llevo días sin hacer negocio. Decisiones como esas me llevarán a estar fuera del negocio, eventualmente. Por lo tanto, tengo que elegir y decidir un set diferente de acciones, a no ser que un día me levante y me pregunte a mí mismo “¿Dónde fue todo lo que me permitía vivir la vida que me pertenecía?”

Decisiones.

Photo credit: Derek Bruff.

Jul
23

Al día siguiente

By Isra Garcia  //  Brillantez, Cambio  //  4 Comments

Al día siguiente…

Serás músico y tu canción no será aceptada por tus incondicionales.

Serás emprendedor y fracasarás emprendiendo en tu negocio.

Serás blogger y tus lectores dejarán de leerte.

Serás profesor y recibirás un feedback negativo por un pobre trabajo.

Serás escultor y tus formas serán incomprendidas.

Serás conferenciante y no encantarás a tu audiencia.

Serás educador y te darás cuenta de que tienes las manos atadas, no podrás educar.

Serás empresario e irás a la bancarrota.

Serás un líder y nadie te seguirá.

Serás cirujano y no salvarás vidas.

Serás escritor y no podrás escribir para conectar.

No podrás hacerlo

al día siguiente

Estarás listo para hacer algo y no podrás hacerlo. El sistema, tu pareja, tu madre, tu profesor, el tiempo, la economía, los bancos, tus colegas o tu árbol genealógico te impedirán hacerlo.

Entrenarás durante toda una vida en ser el mejor gimnasta, locutor de radio, comediante o ciclista y no serás el mejor de todos. La destreza de otros como tú, con una mayor preparación, una mejor adaptación, equipo o don, serán extensamente mayores.

Creerás en ti mismo cada día y un día dejarás de creer. Pensarás que eres una persona consciente, plena, llena, completa, trabajada desde dentro hacia afuera, de éxito, del de verdad. Y un día, te darás cuenta de que la búsqueda no ha hecho más que empezar.

Escribirás cada día en tu blog, decidido, ilusionado, apasionado y aportando utilidad auténtica. Y un día cuestionarás si todo esto merece la pena.

Te levantarás cada día a las 6am para abrir tu negocio una hora antes, de manera que puedas deleitar a tus clientes, no cerrarás a la hora de comer, recibirás a cada persona con una sonrisa, el mejor trato que sabes dar y un producto excepcional creado para ellos. Y un día, o muchos, sentirás que no recibes ni la mitad de lo que entregas. Alguien será desagradecido contigo, criticará tu trabajo y lo desmerecerá.

¿Qué pasará al día siguiente?

En ocasiones podrás y estarás más preparado que nadie para hacer las cosas y algo o alguien te impedirá hacerlas, frustrante, pero posible y real.

Ese día va a llegar, te prometo que así será. Eso no es preocupante, lo que sí importa es que harás al día siguiente, y al otro, y al otro, y al otro, y al otro.

Me preocupa cómo bailarás con el momento al día siguiente.

Photo credit: Wes Peck.

Jun
30

Normal vs. excelente

By Isra Garcia  //  Brillantez, Marketing  //  No Comments

normal versus excelentePara la mayoría de nosotros, hay dos trabajos disponibles. Normal (mediocre) o excelente.

Normal

Puedes ser la persona o la organización que es normal. Esa que no se esfuerza por deleitar a los clientes, que basa su estrategia de marketing en cuanto presupuesto es capaz de depositar en Facebook para que el mayor número de personas puedan acceder a su producto. Esa que centra los esfuerzos de su comunicación en empaque bonito y no en contar la historia de lo que realmente representan sus valores, que cuenta a clientes como números de un CRM, que persigue fans. Esa que envía los paquetes en 48 o 62 horas, esa que cuando las ventas fallan gira la vista a los empleados. Aquella persona o empresa que compite por precio.

Excelente

O puedes ser la persona u organización que es excelente. Esa que trata a cada persona individualmente, conecta, resuena y crea un valor emocional. Esa que conoce las peculiaridades de cada cliente habitual. Esa que siempre va más allá en su trabajo de lo que se espera por aquello que fue contratada. Esa que entrega el informe tres días antes de la fecha límite. Esa que comprueba tres veces la calidad de la entrega y desarrollo del servicio, que entrena a sus trabajadores en habilidades sociales, con el fin de poder encantar a aquellos que llegan a su tienda a comprar. La misma persona u organización que no necesitas recordarle ni una vez ninguno de los puntos del contrato comercial que se acordó.

La cosa que de verdad gusta sobre ser excelente, ser inolvidable, marcar la diferencia, ser magnético y maravillar, es que solo tienes que serlo de vez en cuando. Nadie es requerido ser excelente todo el tiempo.

Cuando una persona u organización excelente es no-excelente de manera momentánea, no tienes problema en esperar o en volver de nuevo, sabes de que son capaces, ya fuiste sorprendido o encantado. Sin embargo, cuando un personal o una organización, normal, esa que aburre, abusa y que usa políticas de forma constante para confundir y marear a clientes, actúa de manera anormal, te molestas. Porque normal tiene que ser normal siempre.

Normal vale el mismo precio que excelente, la diferencia es que excelente nunca valdrá el mismo precio que normal.

Photo credit: wackystuff.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+