Browsing articles in "Disrupción"
Abr
8

¿Quieres ser una persona disruptiva?

By Isra Garcia  //  Disrupción, Entrevistas  //  No Comments

persona disruptivaSer una persona disruptiva tiene que ver con la capacidad (no innata) de vivir entre el desconcierto, la incomodidad y la incertidumbre, sacando partido a estos tres activos. Es la persona capaz de reiventarse a sí misma en un corto periodo de tiempo. Es una persona que vive en y por el cambio. No significa que es una persona con un alto estatus, gran empresario o director creativo de una archiconocida agencia de publicidad. La capacidad de reinventarnos a nosotros mismos y navegar en el caos, está dentro de cada uno. Como cualquier otra habilidad (no talento o don) y arte. Solo hay que sacarlo a la luz a la fuerza (con auto-disciplina) y moldearlo.

¿Ser una persona disruptiva ahora? Quizá podrías empezar por aquí…

  • Experimenta con el trabajo que no sabes hacer.
  • Prueba las herramientas que desconoces.
  • Realiza acciones que te puedan dar pavor.
  • Inicia proyectos que no estés convencido.
  • Vive sin un reloj.
  • Buscar maneras excelentemente extrañas de pensar.
  • Encuentra formas de actuar brillantemente inconcebibles.
  • Aprende a dominar una habilidad cada tres semanas.
  • Añade un nuevo hábito cada dos semanas.
  • Practica lo inconexo.
  • Reflexiona de forma absurda.
  • Haz más con menos. Trabaja y vive con restricciones.
  • Cambiar de comportamientos y actitudes de forma provocada, constantemente.
  • Modificar tu estilo de vida continuamente.
  • Resumir tu vida a: idear, aplicar, modificar, pulir, mejorar, intentar de nuevo, reajustar, rediseñar, mejorar, medir, analizar y volver a empezar.
  • Accionar lo ilógico.
  • Ejecutar lo irrazonable.

Disrupción no es más que otra palabra para reinvención. Y no hay reinvención sin riesgo.

Sobre ser una persona disruptiva

Una conversación con Isabel Romero (detrás de la cámara) en Ulab sobre disrupción y temas derivados.

¿Cualquiera puede ser una persona disruptiva? Sí, no hay duda. El camino es depositarlo todo durante un largo periodo de tiempo, sin bajar los brazos. No hay otra.

Entrevista original: Ulab.

Ene
15

Desafía la lógica

By Isra Garcia  //  Disrupción  //  4 Comments

desafía la lógica¿Por qué no logramos más? ¿Por qué no hacemos un mejor trabajo? ¿O por qué no vendemos más? Por lógica, es decir, por miedo. Desafía la lógica o serás engullido por el sistema.

¿Por qué no amamos mejor? ¿Por que no tomamos la decisión que sabemos que debemos tomar? Quizá por lógica, por miedo.

¿Qué nos retiene? ¿Por qué encontramos trabajo? ¿Qué evita que podamos encontrar una especialidad? ¿Por qué no sobresalimos? Por lógica, por el temor adoctrinado. A causa de muchos años de lavado de cerebro.

La lógica es la principal causa de fracaso. La lógica es el miedo que esta sociedad nos vende a diario.

No actuamos por lógica. Buscamos aprobación por lógica. Nos conformamos con poco por lógica. Trabajamos ocho horas por lógica. Desayunamos a las 9am por lógica. Dormimos ocho horas por lógica. Obedecemos por lógica. Entrenamos el consumismo por lógica. Lógica un tanto absurda. Nos auto-convencemos por lógica.

Buscaremos cualquier excusa para que todo sea lógico y encaje.

La lógica te hace sentir el rey de tu propio mundo. Hay muchas razones por las cuales actuamos por lógica. La principal de todas, no tomar responsabilidad persona por nuestras acciones. La lógica nos susurra que encontremos a alguien que lo haga por nosotros. Bien, eso ya no es posible.

Cuando sentimos y actuamos por lógica, algo en nosotros muere.

Desafía la lógica

Empieza a cuestionarte. Desafía la lógica. Cuando lo hagas, déjame avisarte, será doloroso al principio, pero tomar esa decisión te convertirá en un/a ganador/a a medio o largo plazo.

Escucha a esa pequeña voz que hay dentro de ti, no trates de ser lógico. La mayoría de cosas que merecen la pena en la vida, desafían la lógica. La forma en la que personas sobresalen a diario, desafía la lógica.

  • Trabaja en lo estúpido.
  • Haz de tu rareza (tu “frikada”) una oportunidad de negocio.
  • Involúcrate en iniciativas incomprensibles.
  • Aléjate del 95% de las personas.
  • Crea productos para los clientes que ya tienes.
  • Encuentra a 100 clientes potenciales y sírveles.
  • Lánzate a por un desafío diez veces más grande que tú.
  • Aprende cuatro especialidades profesionales que nos tengan nada que ver con lo que actualmente haces.
  • Di más veces “no”, a menudo, de forma frecuente.

Lo que estás buscando, te está buscando a ti. Desafía la lógica, trabaja en lo ilógico y no te preocupes si los demás no lo ven. Al fin y al cabo no fue ilógico para ellos, sí para ti.

Ilustración: Mamen Díaz.

Ene
13

Tu propia disrupción

By Isra Garcia  //  Disrupción  //  No Comments

Hay un gran valor en interrumpirse a uno mismo. En modificarse. Alterarse. Incomodarse. Elegirse. En desestabilizarse y desubicarse a uno mismo. Hablo de aplicar la disrupción a la persona, a uno/a mismo/a. Tu disrupción propia.

Tu disrupción no ocurre mientras ves Narcos, First Dates o Late Motiv.

Suele suceder cuando intentas algo incierto por primera vez.

Tu disrupción ocurre cuando lanzas una tonelada de malas ideas.

Ocurre cuando alguien decide encantar a un muy bien definido micro-segmento, con una oferta diseñada a medida para esas personas raras.

Tu disrupción odia las expectativas, el miedo a perder, las esperanzas y la reafirmación. Pero, sobre todo, tu disrupción lucha contra la mediocridad. Va más a allá de la limitación de no poder hacer algo que nadie haya hecho antes.

Este tipo de disrupción, la tuya propia, salta por encima de la hipérbola de la vida paralela que construye las redes sociales. Gira la vista cada vez que la atención en depositada en un selfie o en una frase motivacional.

tu disrupción

Tu disrupción, tu salto hacia una nueva plataforma, sucede en el pequeño pero profundo hueco que hay entre el área de seguridad y la zona de confort.

La verdadera disrupción personal ocurre cuando te colocas en los extremos de las cosas. Fuera del limbo. Allá donde eres más vulnerable probando cosas, viviendo situaciones o trabajando en lo que podría no funcionar.

Tu disrupción ocurre cuando las contradicciones colisionan. Cuando lo que parecía utopía se convierte en tú realidad.

Este tipo de modificación individual tan poderosa llamada disrupción, no significa tecnología, necesariamente. Tampoco tiene que ver 100% con la innovación. Significa romper patrones y re-estructurar la forma que las cosas han venido haciéndose hasta ahora.

La disrupción es una gran herramienta para hacer sobresalir tu negocio o a ti misma/o.

Tu disrupción sucede porque permites que tu curiosidad, ego y atrevimiento te propulsen hacia lo desconocido. Su impacto es mayor cuando los resultados son compartidos.

Tu interrupción como miembro del rebaño no tiene nada que ver con los expertos, tiene que ver con salirte del camino a pesar de las recomendaciones. Intentar con propósito sin dejar de escuchar a tu instinto, es la llave.

Tu disrupción depende de ti

Ser disruptivo no es algo raro, pero nos han inclinado a pensar que solo unos pocos pueden ser personas (u organizaciones) disruptivas. Mentira.

La disrupción llegará cuando logres darte cuenta de las cosas que la mayoría no logra ver. Considerar perspectivas o enfoques que la mayoría ni siquiera son capaces de imaginar.

Tu disrupción llega durante y después de experimentar.

Ser disruptivo o no serlo no tiene nada que ver con ser científico, ingeniero, visionario o vivir en Silicon Valley. Es más una habilidad reservada a aquellas personas dispuestas a perseguirla hasta alcanzarla.

La disrupción, cada día, está siendo descentralizada por individualidad anónimos e insolentes.

Tu disrupción podría ser una forma de vida, trabajo y/o hacer negocios.

Sin disrupción no habría tracción delantera porque no dispondríamos de audacia.

No disrupción, no economía disruptiva, quien no lo entienda no sobrevivirá mucho más. Convirtámoslo en nuestro activo. Ser disruptivos requiere respirar la disrupción.

Photo credit: leaning.org.

Ene
6

Ejecutar: el método

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

Denominé el 2016 como el “ultimo año de mi vida”. Haces, ejecutar, vivir, experimentar, sentir, más y más todo lo que pudiera y estuviera a mi alcance. Pienso que es la ejecución lo que hace que todo cobre sentido. Es el hacer lo que nos mantiene en movimiento. Seguro, puedes planificar, pero si no haces, solo estás pensando.

ejecutar: el método

¿Cuantas veces has escuchado esto?

“Yo también pensé en hacerlo…”

Justo me decidía a ponerlo en práctica cuando…”

“Tuve la misma idea que _______, pero al final…”

“Queria hacerlo…”

¿Sabes quién es esa persona? Alguien con buenas intenciones. Alguien que no ejecuta. Pensadores. Ideadores. Habladores. Parlanchines. Es genial, para los que ejecutamos. Las ideas son pequeñas partículas que necesitamos activar ejecutándolas. Entonces la explosión sucede.

Ejecutar o no ejecutar

Por ejemplo, cuando lanzas un nuevo proyecto o negocio, el que sea (la nueva plataforma de IG, Inconformistas, Ultraproductividad, el experimento 20 días en silencio o el experimento 20 días de ayuno…). Recibes emails de personas que te decían que habías sido más rápido que ellos. Estaban planificando algo similar. Genial, deberías responder. Ejecútalo, pero a tu manera. Crea tu propia versión. Seguro que será increíble.

Hay dos extremos, justamente, o estás ejecutando o estás pensando en ejecutar.

Las cuatro fases para ejecutar cualquier cosa

Hay posiblemente muchas fórmulas a considerar cuando se habla de un proceso de ejecución. Hay un flujo de trabajo, hay una estructura y pro supuesto, hay un sistema. Voy a darte mi método, el que aplico para ejecutar, ejecutar y ejecutar.

  • Experimentar: puedes hacerlo en público o privado.
  • Ejecutar: esto es hacer, lanzar, testear, probar.
  • Extender: construir un valor y una comunidad entorno al esfuerzo que realizaste.
  • Ejecutar diferente: tomar el aprendizaje, los beneficios, el fallo, el feedback y hacer algo diferente con lo obtenido.

El método de ejecución explicado

Las empresas hacen esto. Poseen departamentos de investigación desarrollo. Llevan el producto hasta el mercado. Si el producto despega y funciona, hay un valor y una comunidad que se forma alrededor (si tienes suerte). Como paso final, esto lleva a una utilidad aprovechada para crear otro producto o servicio. No es una ciencia cierta, esa es la magia.

Muchos argumentan que hay que experimentar en privado. A veces sí y a veces no. Hay personas o empresas que eligen hacerlo en privado. Es como las empresas que empiezan a experimentar con un blog en privado, o incluso con marca blanca. Experimentar es cualquier cosa que te permita ejecutar ahora pudiendo obtener un resultado que no esperas, pero que podría ayudarte a mejorar.

Cuando ejecutas es cuando sabes si algo funciona o no. Si lo único que haces es almacenar ideas, pero no las pruebas, todo lo que tienes son recetas baratas.

En el momento que creas una comunidad, reconoces a la gente que te importa. Construyes relaciones humanas con las personas que aprecian lo que haces. Personas que quizá extiendan el valor que les proporcionas. Piensa en Lego, tiene una comunidad grandiosa. Escuchan, ambas partes. Todos permanecen humanos.

Cuando ejecutas diferente elevas lo aprendido y trasciendes. Llevas a nuevas formas de hacer las cosas. Mejoras lo que ejecutaste.

Ejecutar es vivir ahora, y después

Quizá tienes muchas ideas. Quizá no sabes por donde salir. A lo mejor te sientes estancado en tu arte. Es posible que te sientas vencido por las cosas que no funcionan bien. Nada es más poderoso que ejecutar para desatascarte y moverte hacia algo mejor, incluso si estás en la fase uno.

Ejecuta. Entra en la acción. Acomete tanto como puedas.

Photo credit: Phil Roeder.

Ene
1

Todos los propósitos que no puedes proponerte

By Isra Garcia  //  Disrupción, Equipar  //  No Comments

Vayamos más allá de los propósitos habituales que establecemos en estas fechas. Entremos en el escenario de los propósitos disruptivos.

Haz una lista.

Haz una lista de todas las cosas (y propósitos) que no:

  • Puedes hablar en tu trabajo.
  • Quieres hablar con tu pareja.
  • Te atreves a compartir con las personas que te importan.
  • Sabes cómo solucionar.
  • Puedes proponerte porque te dan tanto miedo que serás vencido.

Todo lo que hay en esa lista (y todos los propósitos, intenciones o cosas que incluso dudas al escribirlas) apuntan a lugares donde tú, tu idea o negocio sentís vergüenza, lástima o deshonra. Eso ítems son los lugares donde preferirías ser invulnerable. Los defectos que nadie te gustaría que viera. Las debilidades que te acomplejan. Son los lugares que te preocupas por no enseñar. Donde armas tus defensas y siempre estás en tensión. Allí donde no quieres que nadie vaya.

propósitos disruptivos

La invulnerabilidad te aparte de la autenticidad y de una vida épica dignamente aprovechada y merecida. Es la sombra que mata la genialidad.

Propósitos disruptivos

En lugar de venir con propósitos, buenas intenciones o una lista de ultraproductividad o alto rendimiento, hoy, el primer día del año vengo con la lista más importante de tu vida. La lista de las cosas que no quieres trabajar. La lista de los propósitos que no quieres proponerte. Los miedos que no quieres enfrentar.

Cuando trabajes cada una de esas cosas,incluso aunque solo hables de ellas, desatarás parte de todo el potencial que ni si quiera conoces. Es la ventaja de los propósitos disruptivos.

Con total honestidad, no presto atención si es final o principio de año. Si es lunes o si es domingo. Ya sean las siete de la mañana o las diez de la noche.  No me importa si tengo que desconectar o no tengo que parar de trabajar hasta que se me duerman los codos. Lo único que sí cuenta, es cada día que tengo el privilegio de vivir. Solo por eso ya he ganado. Ese es mi propósito, vivir a fuego. Siendo dispuptivo o no.

Feliz 2017.

Foto: Daniel Zorzano.

Dic
30

No tiene sentido

By Isra Garcia  //  Cambio, Disrupción  //  No Comments

No tiene sentido leer 104 libros en un año.

Tiene sentido demostrar a los críticos que se equivocan.

No tiene sentido leer todos los correos que cualquier persona pueda enviarte.

Tiene sentido estar pendiente del timeline de Twitter

No tiene sentido que Donald Trump sea presidente de los Estados Unidos.

Tiene sentido que montes una startup.

no tiene sentido

No tiene sentido que busques ser humillado al menos una vez a la semana.

Tiene sentido que no te pierdas ni un episodio de cada serie que Netflix o HBO producen.

No tiene sentido que aprendas las enseñanzas del Tao.

Tiene sentido que cada día les al menos 15 blogs.

No tiene sentido buscar el “no” casi el 80% de las veces.

Tiene sentido correr detrás de un toro.

No tiene sentido escribir en Medium o LinkedIn Pulse.

Tiene sentido prepararte para cumplir expectativas.

No tiene sentido ignorar el business plan de toda la vida.

Tiene sentido ser emprendedor.

No tiene sentido ser una persona contradictoria.

Tiene sentido hacer lo que hacen los que están por delante de nosotros.

No tiene sentido apostar contra el mercado.

Tiene sentido seguir a la masa.

No tiene sentido tomarte uno o dos años entre el instituto y la universidad para explorar nuevos caminos.

Tiene sentido trabajar más que nadie.

No tiene sentido escribir esto.

Tiene sentido seguir haciendo lo que haces de la manera en la que lo haces.

No tiene sentido tiene sentido

Ve y busca todo aquello que no tiene sentido, en la mayoría de las ocasiones resulta ser lo que acaba teniendo sentido. Aunque no estemos contentos, de acuerdo o no sea justo, es lo que acaba imponiéndose como un estándar. En los mejores casos (no en todos), descubrirás que es el principio de márgenes inexplorados. Perspectivas por ser libearadas. Disrupción que ser causada.

Trabajamos en y por lo que no tiene sentido.

Photo credit: André Nordstrand.

Dic
23

Un kit para empezar cualquier cosa

By Isra Garcia  //  Disrupción, Productividad  //  2 Comments

empezar cualquier cosaHay algo valioso en la insolencia, ignorar recomendaciones generalistas. Obviar el feedback pedante. Pasar por alto consejos no solicitados. Incluso aunque esto venga de gente que admiramos. Toma solo aquello que te sirva y transfórmalo bajo tu esencial, principios y propio pragmatismo. Esto va sobre lanzar y empezar cualquier cosa.

Diseccionar imposible

Seguro que ya conoces el consejo tan repetido de trocear los grandes desafíos y hacerlo pequeños y alcanzables.

Trabaja una cosa a la vez.

Da pequeños bocados.

No está muy equivocado nada de esto, porque funciona.

¿No estás seguro de cómo vender más tu producto o cómo hacer tu servicio más popular? Disecciona tu producto o servicio por un lado, y la forma de ayudar y maravillar a clientes por otro. Fíjate si funciona y encajan. Intenta algo diferente si no. Para de planificar demasiado. Dispara. ¿Alcanzaste tu objetivo?

Sobre empezar cualquier cosa

Es un tema que ya he adorado antes, así que no me detendré mucho aquí. Lo único que puedo añadir es que “voy a lanzar”, “voy a hacer”, “a punto de decidirme” o “quiero empezar”. Eso es parecido a “todavía recogiendo información” o “analizando”. Nadie está empezando, están haciendo nada.

Para empezar cualquier cosa, debes lanzar cualquier cosa, así de fácil.

El kit para lanzar cualquier cosa

Elige algo y lánzalo. Este es mi kit de lanzamiento versión simplificada:

  1. Selecciona un proyecto ue tengas en mente y pienses que podría ser excitante e inquietante. Quizá lanzar un curso, un podcast. Escribir un libro o una iniciativa social. Trabajar para una empresa.
  2. Escribe la lista de las listas:
    1. 10 temas que necesito desarrollar para profundizar en el “proyecto”. Sea cual sea.
    2. 15 elementos clave que necesito dominar antes de continuar.
    3. 8 amenazas que necesito prever de alguna manera.
    4. 6 debilidades en las que necesito trabajar hasta que no sean más debilidades.
    5. Los 10 próximos pasos que necesito tomar antes, durante y después de lanzar.
  3. Reservar 45 minutos diarios para actuar en cualquiera de esas lista. ¿Qué podría medir como indicador de progreso primero, y se éxito en segundo lugar?
  4. ¿Quién puede ayudarme a avanzar más rápido? Haz una lista y contacta con esas personas si tienes preguntas o dudas sobre cómo continuar.
  5. ¿Quién podría colaborar conmigo de manera que mi “proyecto” fuera más sólido y potente? Busca a esas personas o negocios y alíate.

Estoy bastante obsesionado con tomar acción. Aquello que precisamente nos evita de esa acción es pensar que nuestros problemas o desafío son gigantescos. Tanto que no seremos capaces de afrontarlos, todo esto antes de empezar. Este proceso tan simple de disecciones y encontrar puntos de entradas es muy útil. Principalmente, porque nos permite dejar atrás la resistencia al cambio y al riesgo.

2017, puede ser tu año, o no. Depende de la acción que decidas tomar.  Aquí tienes un kit para equiparte a lanzar cualquier cosa.

“Go”.

Photo credit: Vergard Iglebaek.

Dic
10

Design thinking incorporado a tu trabajo

By Isra Garcia  //  Disrupción, Innovación  //  No Comments

No soy un profesional del design thinking, pero es una metodología que me interesa. He ido aprendiendo, leyendo, practicando en cursos de Udemy y Skillshare y escuchando y viendo hacer a César Mariel en Stand OUT Program.

Algo que he aprendido es que el design thinking potencia una orientación compuesta por: el factor humano, test de hipótesis y “prototipar” de forma rápida, frecuente, útil y económica. Ahora ¿Cómo incorporarlo en realidad a tu trabajo diario para marcar una mejor diferencia?

design thinking aplicado al trabajo

Estas son las cuatro maneras que utilizo para empezar a hacerlo:

1. Pensar de forma humana

Enfócate en tu audiencia / clientes / empleados en lugar de hacer suposiciones sobre ellos.

  • ¿Cuáles son sus objetivos y sueños?
  • ¿Cómo puedes ayudar a tu audiencia / clientes / empleados a alcanzar esos objetivos y sueños?
  • ¿Qué es lo que pretendes que ellos hagan para ti?
  • ¿Cómo podrían resistirse?
  • ¿Cuáles son los puntos de contacto que podrían causar una areacción a actuar?

No hay que precipitarse al buscar una sola solución inmediata. Testea alternativas, y prepárate para volver al principio en varias ocasiones.

2. Conexión personal

Cuenta historias humanas. Las historias resuenan y permanecen: traen de vuelta a la vida hechos, y los infundan con contexto, pasión e inspiración. Psicológicamente, nuestros cerebros están cableados para procesar historias. Las historias organizan y procesan información compleja por nosotros. Contar historias incrementa las posibilidades de que tus clientes / público / empleados visaulicen aquello sobre lo que hablas, para después recordarlo.  Nosotros, los humanos, recordamos entre un 85% o 90% de lo que vemos, pero un 15% solo de lo que escuchamos. Mensajes significativos, vulnerables, aunque breves, mobilizan personas.

3. Ondulaciones convertidas en olas

Aprende de los fallos. Experimenta con todo lo que puedas, Prueba cosas que no entiendes, no sabes o no puedes hacer. Piensa críticamente. Itera. Evalúa. Analiza. Re-analiza. Concluye. Aprende. Los experimentos adecuados – y sus subsecuentes “hacks” – pueden amplicficar el crecimiento. A cualquier nivel. Pequeños detalles (palabras, imágenes, colocación de enlaces, conocer un cliente al día, etc.) pueden afectar a tu campaña o proyecto de forma masiva. Usa las herramientas digitales: escucha, monitorización, analítica, etc. Como una forma muy barata y efectiva de observar el comportamiento de los usuarios a tus múltiples experimentos o tests. Entonces refina tu ejecución.

4. Cambio constante

Someter tu trabajo a nuevos retos, desafíos, cambios de localización, mover las cosas de su lugar. Hacer cosas nuevas cada día. Modificar estrategias, alterar tácticas. Sorprender a tu comunidad con nuevas ofertas, descuentos o promociones. El cambio constante no solo impacta positivamente en ti, sino en tus clientes y empleados. Principalmente por el movimiento que causa a tu alrededor.

Design thinking va sobre el impacto

Design thinking y su aplicación no va sobre cómo de diferente es lo que eres capaz de crear. Sino, sobre si podemos o no, marcar la diferencia en las personas, comundiades, sociedad y futuras generaciones.

Photo credit: Stand OUT Program Valencia.

Nov
6

Aprovecha las excepciones

By Isra Garcia  //  Disrupción, Nueva economía  //  2 Comments

Casi todo está roto:

Endeudamiento.

Recalentamiento global.

Educación industrializada.

Cultura del pelotazo.

La sociedad del oportunismo (Twitter, entre otros mecanismos…)

Gran hermano.

Las noticias de corazón.

El sensacionalismo periodístico.

Los informativos catastróficos.

La publicidad masiva e impersonal.

El marketing intrusivo y automatizado: spam.

Toda generación (o incluso dos) de estudiantes sin rumbo.

Profesionales sin aspiración más que ser pagados a final de mes.

Sueños formados alrededor de la idea “para toda una vida”.

Manufacturas sin corazón.

Filosofía “compite por precio”.

Política sin escrúpulos.

Religiones intolerantes y fanáticas.

Corrupción, fraude y estafas.

Millones de desempleados.

Suelos que apenas dan para vivir en condiciones decentes.

Contratos profesionales injustos (basura).

Esto está roto querida

está roto

El sistema está roto. Y esto no es algo malo necesariamente. Ha habido una ruptura brusca en ese tipo de economía que Adam Smith defendía, la riqueza de las naciones creadas a partir de economías de escala.

Cualquier esfuerzo organizacional construido alrededor de interacciones repetitivas y masificación, está roto.

Si necesitas un mapa o alguien o algo que te diga qué es lo que hay que hacer, es probablemente porque estás saltando dentro de esa lista de un ítem al otro y así sucesivamente.

Lo de siempre está roto. Lo normal está roto. Cualquier cosa que antes funcionaba, ahora está rota.

Estamos malgastando la mejor oportunidad de nuestras vidas. Dirigir nuestros negocios y vidas hacia el lugar que deseamos. Porque por favor, no olvidemos que por primera ve en la historia, hacerlo está en las manos de al menos un 70% de la población mundial. El otro 30% aprovecharía la excepción, sin duda.

La clave está en las excepciones que siempre hemos visto como una amenaza. El desafío está en desprenderse de todas las partes rotas, y engancharse a las singularidades que esta economía disruptiva habilita para salir a flote.

Photo credit: Michelle Tribe.

Oct
27

Cuando creatividad colisiona con productividad

By Isra Garcia  //  Disrupción, Equipar, Productividad  //  No Comments

La mayoría de personas creativas divagan o serpentean a la hora de trabajar la consecución de metas. Ser productivos es algo que no entienden muy bien, la ultraproductividad les queda bastante lejos. Piensa en alguien creativo de tu alrededor, o quizá tu mismo, analiza las veces que tiendes a procrastinar, a incumplir objetivos o fechas limite. Aquí buscamos la productividad creativa, algo efectivo. Los tipos A de personas creativas:

  • Se resisten a las estructuras.
  • Viven con la espontaneidad.
  • Están lideradas por la inspiración.
  • Llegan a la meta a su propia manera.
  • Cuando fluyen pueden llegar a ser productivas.
  • Convierten listas y PERTs en artefactos de creatividad.

productividad creativa

Productividad creativa

Pienso que los/las creativos/as tienen mucho que enseñar a los más lineales o planificadores. Esto es lo que he descubierto sobre la productividad creativa, la intersección entre lo creativo y lo productivo.

Todo es una oportunidad creativa

No hay separación entre la vida y el trabajo. Las mismas oportunidades de expresarte o  descubrir grandes ideas están en lo que pasa durante la cena, en el aeropuerto o escribiendo un email.

Mantén tu instinto alerta.

Obsesivo es imprescindible

Conoce tu arte y tu ciencia. Haz una inmersión profunda en lo que amas y persigues. Documenta, estudia, analiza, experimenta y evalúa, todo por ti mismo. Obsesiónate con las cosas, hasta un gran nivel de obsesión. Te dará un margen decisivo.

Abandona rápido

Si algo te succiona demasiada energía, tiempo y otros recursos y al fin del día no te da lo que esperabas, lánzalo fuera como si de una patata caliente se tratar. Falla rápido.

Auto-expresión radical

Cuando sientas que algo no va bien, no te aporte, te cause malestar, no te guste o cualquier otro motivo negativo, dilo, de la forma más clara y alta y educada posible. No significa que debas abandonar, podría llevarte a una mejor solución, eso sí. Di lo que sientes, todo el tiempo, no trates de pensar demasiado.

Intento indefinido

Si algo es divertido, delirante y enriquecedor y te parece que podría funcionar, explora cada ángulo posible con la finalidad de hacerlo funcionar y convertirlo en un proyecto, negocio o quien sabe.

Retroceder (un poco) funciona

Nada es perder la batalla, solo malgastar tu tiempo maldiciendo, quejando o culpando. Un proyecto que no funcionó, un negocio fallido o un artículo no escrito, un libro no publicado. todo es útil. La mejor estrategia es empezar desde cero cada día, si sabes que cada día empiezas desde cero, nunca empiezas desde cero. Eso genera una tracción hacia delante increíble.

Alto rendimiento

Cuando tu vida está impulsada desde la dimensión emocional, espiritual, física e intelectual, estar enfocado al mismo tiempo que creativo es más real que nunca.

La mezcla

Crear siendo productivos es cuestión de la mezcla entre disciplina, consciencia e instinto.

Photo credit: JD Hancock.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+