Cómo mejorar haciendo lo que haces

By Isra Garcia  //  Habilidades, Nueva economía, Productividad  //  9 Comments

IDEATEHaz, haz a menudo, corrige, repite, moldea, vuelve a repetir.

Las dos maneras que conozco de ayudarte a ser mejor haciendo lo que haces (haciendo lo que sea), son intentar e intentar diferente – mejor. Sin embargo, en un entorno “donde cualquier cosa útil” crece a un ritmo vertiginoso y es fácil ser seducido por estar continuamente probando cosas nuevas, es fácil perderse en un mar de infinitas posibilidades y acabar haciendo nada. Y bueno, entonces estarás en problemas y no te habrás dado cuenta.

Cómo mejorar lo que sea

Estoy en contra de eso, a pesar de lo que puedas pensar, cada día realizo menos tareas, pero las que hago, las trato de hacer realmente bien y que por supuesto sean las tareas más importantes que podrían existir en mi vida, enfoco mi tiempo en ser mejor en ello. Si buscas un pinchazo sobre cómo hacerlo, estas 5 opciones te ayudarán a ser brillante en tu trabajo, creo.

1. Expande tus recursos: la mayoría de personas establecen una rutina en cuanto a sus fuentes de recursos, es cierto, tengo las fijas de toda la vida, pero n hay día que no descubra una nueva fuente que me ayude en mi esfuerzos profesionales (y a veces personales). Por ejemplo, si siempre lees los mismos magazines, siempre analizarás las cosas desde las mismas perspectivas y con los mismos enfoques, leer FastCompay, Squire, National Geographic e incluso Vogue (atención) alguna vez que otra, me ha ayudado a descubrir recursos muy interesantes, además de entender otras perspectivas. Expande tus fuentes de recursos (online y offline) para ayudarte a ganar una ventaja en cómo ver el mundo de una manera diferente.

2. Lleva siempre encima un libro y una libreta: mi vida pasa fuera del mapa, así que trato de encontrar la inspiración y mis mejores momentos “on the go”: taxis, despachos, aeropuertos, aviones, cafés, gimnasios, etc. Quizás no puedas llevar siempre un libro, pero para eso tienes tu smartphone o tablet. Fuérzate a leer un capítulo corto de un libro y extraer algo de ello, escríbelo en tu Moleskine o en tu Evernote o en las notas de mac y propónte hacer algo de provecho con ello. Al final del mes, estarás sorprendido con la cantidad de cosas que han cambiado, además de nuevas dinámicas que habrás iniciado, hábitos en curso, técnicas de productividad, nuevos tips para tu blog, optimizar tu web, cocinar, etc.

3. Potencia ideas: cuando ibas al colegio, universidad o Business School ¿Te dijo alguien alguna vez que siempre deberías poner en práctica cualquier idea por ridícula que fuera? Esa es la razón por la cual esto no funciona. Durante el transcurso del día es fácil que tengas alguna idea, anótala, una tras otra, cuando llegues a casa, verifica la viabilidad, agilidad y accesibilidad de todas las ideas que hayas recogido. Elige la más simple y trata de llevarla acabo, sigue todos los pasos, mide, anota aprendizajes, éxitos y sí, fallos, no importa que falles, lo que importa aquí es que ganes tracción llevando las ideas desde un extremo (la idea), hasta el otro (acción). En un año, serás realmente bueno haciendo eso y esto amigo/a tiene un valor incalculable.

4. Crea tu sistema: ¿Cansado de seguir el guión? ¿Buscar incluso posts como estos que dan consejos para ser más creativo, productivo, mejor, más alto y atractivo? Genial, crea tus sistemas. Encuentra la manera de hacer que el tiempo trabaje para ti. Desarrolla tu propio flujo de trabajo para repartir tus tareas, crea una estructura de trabajo donde atiendas lo que desees cuando desees. Crea tu propia concepción de una estrategia digital, métricas para medir el éxito de tu negocio. Adapta lo que te sirva para llegar donde pretendes. Muchas veces encontramos un post: “cómo desarrollar una estrategia de marketing online” y decimos “qué interesante”, lo tratamos de llevar a la realidad y o bien nos encallamos en algún paso o cuando lo tenemos no funciona. Esto es porque la historia que hay en la cabeza es diferente a la historia que hay en tu cabeza (esta es la que importa) y ambas rara vez funcionan, así que mejor toma una pequeña parte, la que mejor entiendas y trata de aplicarla. Si eso te lleva donde querías, date por satisfecho.

5. Dualidad: a veces es una gran estrategia. Sé persistente en lo que haces, sí, pero encuentra algo que lo pueda complementar sin aburrirlo. Es como escribir, para ser mejor escribiendo necesitas escribir mucho, pero también leer en la misma proporción, lo bueno es que si te cansas de escribir, siempre podrás leer y ambas cosas sirven al mismo propósito.

Definitivo: practica

Si no tienes tiempo para practicar, no tienes el tiempo (o herramientas) para practicar y no podrás mejorar en nada. Tan simple como eso.

  • Delfina García

    En mi opinión tu mejor post del mes. Me va a servir mucho. De momento lo he leido en modo escaneo pero volveré sobre él. Esto es lo que me ayuda. Positivo, práctico, concreto, constructivo. Gracias.

  • Álvaro López Vicente

    Las ideas son solo ideas. Hay que hacer cosas, tan simple como eso.

  • Hay algo que tiene hasta un cierto punto de contradicción: Combinar la corrección de estilo de toda la vida con los usos y costumbres de las nuevas redes sociales.

    El resultado puede ser espectacular…

  • Interesante, sería todavía más interesante poder obtener resultados de lo que propones.

  • Eso es Álvaro, tan simple que incluso nos paralizamos al hacerlo.

  • Gracias, me alegro de que sirva.

  • Por ahora, lo llamamos ‘seoducción’ y por las pruebas que estamos haciendo, parece que funciona.

  • @moirg

    Muchos “tips” que sacar del post pero adecuarlo y adaptarlo a nuestra estrategia y forma de generar movimiento y los mas importante saltar, accion, adelante, gracias Isra.

  • Eso es lo que más importa, exacto Moises.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+