Experimento: vivir sin Smartphone – segunda semana

vivir y trabajar sin smartphoneHe llegado a la semana dos viviendo y trabajando sin smartphone y sigo vivo, no estoy desquiciado, ni frustrado, creo. He resuelto algunas de las complicaciones, han aparecido nuevas y también han surgido otros aspectos positivos.

Resultados semana 2

Resolución complicaciones

  • Transporte y movilidad: después de hablar con Uber, he conseguido habilitar la versión escritorio para poder utilizar el servicio. También la he instalado en el iPad para momentos en los que pueda estar conectado por WIFI. Habilité Tapsi (una aplicación de taxis aquí en Colombia), como segunda alternativa.
  • Sueño y descanso: solucionado, descargué Sleep Cycle para tablet y esto ha conseguido suplir la carencia que tenía desde que no utilizaba el smartphone.
  • Social Media: para sacar mejor calidad en las imágenes estoy aprovechando la luz del día, esto consigue mejores resultados por ejemplo en las publicaciones que realizo diariamente en Instagram. Aunque obviamente sigue sin ser la calidad fotográfica de la cámara de un iPhone 5.

Nuevas complicaciones y desventajas:

  • Transferencias y transacciones económicas: algunos bancos operan bajo un sistema de verificación de movimientos bancarios a través de un número de teléfono. Por ejemplo, realizas una transferencia de un importe considerable y al momento recibes un “SMS” con una petición de validación mediante una clave que llega a tu teléfono. Esto mismo pasa también cuando haces alguna compra o reservas unos billetes de tren. Al no tener el número de teléfono activo, esto supone un problema a la hora de afrontar estas situaciones. Si es cierto, que de momento no es una complicación porque no se ha dado el caso, pero sin duda alguna, será una complicación muy próxima. Voy a trabajar con mi entidad bancaria la manera de solucionar esta complicación.
  • Urgencia: esta semana pasada descubrí que hubieron varias urgencias, de mi equipo de asesores, nuevas oportunidades de negocios, confirmación de fechas para conferencias y últimas hora para agenda de unos compromisos, que trataron de ser resueltas a través del teléfono sin éxito. En estos casos, cuando no proviene de mi la intención, se pierde la inmediatez que un smartphone / teléfono te facilita.
  • Contacto y conexión: en esta semana algunas personas cercanas han reiterado que no saben nada de mí, estamos perdiendo el contacto y sea lo que sea lo que tenemos entre mano, se enfría. Es cierto que no tener esa posibilidad de contacto te aparta más de la gente que te importa. El resto no importa demasiado.
  • Cambios: al perder el manejo y capacidad de maniobra que te proporciona un smartphone, estás más indefenso ante cambios de última hora como cancelaciones, retrasos, adelantos, tardanzas, etc. Eres más vulnerable a todo ello. Esta semana vivimos varias situaciones de este tipo que finalmente se saldaron con una reunión perdida, unas tres horas malgastadas y varios emails de disculpas.

Facilidades y ventajas:

  • Desconexión: si por una parte como decía arriba, podría suponer un inconveniente estar fuera de contacto con otras personas, por otra, estar desconectado de aplicaciones, teléfono y mensajes instantáneos, te permite enfocarte más en ti y en aquello que hagas durante el día, conversar, hacer deporte, leer, escuchar música, ir al teatro o mantener una reunión de trabajo. Esa desconexión, más profunda, genera más tranquilidad y calma y no ese ritmo frenético por lo que podría estar pasando mientras no estás conectado al mundo.
  • Productividad: es probable que la situación que vivo ahora no sea la más normal, al estar fuera de mi hábitat más natural, mi país donde el ritmo de vida, costumbres y hábitos varían considerablemente, pero en este caso concreto estoy llegando a bastante más cosas que antes de hacer el experimento. Esto es debido a las interrupciones que provocan los smartphones, sí, lo sé, quizás tienes todas las notificaciones desconectadas. Yo las tenía también desde hace más de un año, pero dime que de vez en cuando no compruebas tu smartphone a ver que ha llegado / sucedido / escrito en whatsapp, email, Facebook, Instagram, Snapchat, Vine, etc. Esta pequeña o leve interrupción, desactiva tu concentración en lo que estás haciendo y eso perjudica el resultado final. Lo que estoy comprobando es que la excelencia del trabajo viene ahora mucho más fácil que antes. Sigo siendo productivo cuando realizo entrenamientos por ejemplo en la bici estática, tengo el iPad, incluso es más productivo que el smartphone, porque es más práctico a la hora de escribir, visualizar información y trabajar con aplicaciones como Keynote, Evernote, Dropbox, Basecamp o WordPress, la productividad sube.
  • Libertad: si algo va mal, seguro que cuando lo sepa trabajaré en arreglarlo. Si alguien está a disgusto conmigo, me disculparé tan pronto como me entere. Si hay alguien que necesita de mi ayuda, le ayudaré en cuanto logre contactar con ella o él. Si hay alguien que me echa de menos, supuestamente lo sabré cuando conectemos de nuevo. Si tengo algo importante que hacer, lo haré cuando lo recuerde. Si he olvidado el compromiso, haré lo necesario para solucionarlo. Si los Transformers llegan a la tierra y los Decepticons invaden mi ciudad, seguramente me enteraré. Hasta entonces el momento es más momento, más intenso y exprimido, sin ataduras, sin restricciones, sin obligaciones, es la libertad que he sentido esta semana sin smartphone. Sigo cumpliendo las responsabilidades que hacen que mis negocios, proyectos, ideas e intenciones funcionen, no he fallado en ninguna. La libertad me ha dado más energía para afrontar cada uno de los retos diarios que planteo.
  • Desplazamientos: he cambiado el smartphone por el mac lo cual supone un turbo en cualquier cosa que antes realizaba con el smartphone.

Mañana empieza una nueva fase, Juan, se marcha de Bogotá, se acaban algunos recursos de los cuales podía echar mano cuando estábamos juntos. Y además el martes parto para Lima y luego al día siguiente a Bolivia, será interesante ver las nuevas desventajas y ventajas que traerán estos nuevos contextos en los que tendré que moverme en esta próxima semana. El lunes próximo te los explicaré.

(Si quieres refrescar que es lo que sucedió en la primera semana, puedes hacerlo aquí.)

Photo credit: drakegoodman.

  • Francesc Segarra Boza

    Es complicado pero quizás podríamos encontrar canales de comunicación o procedimientos alternativos a la urgencia…quedarse sin smartphone no puede ser igual a una no resolución. Bueno…parece que ahora se te complica sin Juan…¡Dale Isra!

  • Andres Parra

    Me está pareciendo super interesante tu experimento. Esperando ya el post de la tercera semana.

  • Seguimos con ello Andrés.

  • Se puede encontrar, la cuestión sería si son eficientes.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Google+