Browsing articles tagged with "alimentación archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Nov
15

66 días de Alimentación Óptima – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  2 Comments

experimento alimentación y nutrición óptimaPasando por encima de la barrera de los dos meses del experimento alimentación eficiente y nutrición óptima que diseñé. Van más de sesenta y seis días buscando, probando y analizando cómo encontrar el punto más óptimo posible de rendimiento alimenticio.

Aquí puedes consultar y contrastar o tomar como referencia, los primeros 34 días de experimento.

Cuadro de mando

He seguido completando el “dashboard” a cada día que pasaba. Incluyendo nuevos parámetros como el peso, el porcentaje de grasa, de agua, de musculatura esquelética y el índice de metabolismo basal (Kcal). El peso es algo que he ido siguiendo a diario y, de forma semanal, los otros cuatro indicadores. Estoy encontrando mucha utilidad en este cuadro de mando, ya que ofrece indicadores en los que se puede puedo comparar todo lo que compone las partes esenciales del estilo de vida que continuamente estoy rediseñando.

Avances

Esta sección trata sobre el progreso realizado en este experimento de nutrición óptima:

  • A medida que avanzan los días el cuerpo se encuentra más equilibrado que nunca. Tanto en funciones fisiológicas como psicológicas. Nada de malestar a nivel físico, no hay problemas con el estómago, con riñones, vejiga o intestino. todos los órganos funcionan y así lo hacen sus funciones. Más agilidad en todo momento.
  • La claridad mental está a la orden del día. Desde que empezó el experimento, la tranquilidad, perspectiva y claridad a la hora de reflexionar, pensar y ejecutar ha ido aumentando.
  • Logras diferenciar cuando realmente quieres comer y cuando es capricho, aburrimiento, procrastinación o ansia. Fundamentalmente porque al reducir tanto la variedad de alimentos y al ser muy austero en los placeres, no tienes mucho margen de elección. Entonces, tu mente empieza a procesar la idea de comer por necesidad más que por placer. Que es uno de los objetivos que persigo.
  • A nivel productividad, como puedes observar en el cuadro de mando, he ido reduciendo las horas de trabajo, mientras he ido aumentando la cantidad de tareas / responsabilidades. Todo ello con el fin de comprobar si llego al agotamiento. Hasta el momento no ha ocurrido. Acabo mi trabajo diario, por mucho que acabe exigiéndome. En un 97% de las veces lo acabo completando y siguen sobrando un par de horas.
  • A nivel más físico, de rendimiento deportivo. El mismo experimento ha logrado que tome la suficiente motivación y determinación como para preparar dos desafíos en el próximo año. Esto a su misma vez ha hecho que empiece a entrenar. Aumentando así las horas de deporte en las dos últimas semanas.
  • Mi peso actualmente oscila entre los 66 y los 68 kilogramos. Nunca había alcanzado este peso sintiéndome tan bien por fuera y por dentro.

Descubrimientos

Esta sección va sobre cualquier cosa que he encontrado dentro del experimento y que me ha llamado la atención:

  • Las sobrecargas y contracturas en cervicales y cuello han ido disminuyendo paulatinamente. Según uno de mis fisioterapeutas, esto es debido a la absorción de energías por alimentos óptimos que mi cuerpo necesita. El cuerpo no tiene que trabajar tanto y va mucho más relajado.
  • Los dolores lumbares que arrastraba desde abril también han desaparecido. Ojo, esto no es solo debido a la alimentación, que me ha ayudado a disminuirlos y todavía no sé por qué, sino también a la práctica diaria en la maquina de inversión que compré y los efectos psicosomáticos destapados en el retiro de meditación Vipassana. No apto para escépticos, sí lo sé, pero lo he comprobado en mis carnes.
  • A nivel físico, hablo de dolores, malestar o la más mínima molestia posible, puedo decir que siento cero, repito cero. Ligereza, elasticidad, flexibilidad, control sobre el cuerpo. Notas todas las sensaciones, sabes cuando algo no va bien del todo, pero sabes cuando estás al 100%. Ahora lo estoy. Tanto, que como decía, quiero probar los resultados de este experimento y otros que lo precedieron y vendrás después, en desafíos extremos.
  • El nivel emocional aumenta, de forma positiva, considerablemente. Esto es sin duda a día de hoy uno de los descubrimientos más potentes de este experimento. Es cierto, o parece cierto, lo que dicen que la alimentación pesada, química y manipulada no solo ensucia el cuerpo, sino las emociones, el intelecto y el espíritu.
  • Las emociones como decía en los primeros 34 días, porque mi buen humor mejoró más de lo habitual. Intelectualmente porque la capacidad de memorizar, crear, pensar y desarrollar es más rápida y resolutiva. Espiritualmente porque te da más pausa, no te agobia o te ansía.
  • He descubierto que la pasta de trigo es uno de los alimentos más perjudicales que puedo tomar. Siento una inflamación de estómago importante y al mismo tiempo disminución de energía.
  • Dentro de los sesenta y seis días, de manera casi irremediable, he diseñado un nuevo plan de alimentación casi estándar. Uno que me da todo lo que necesito, y que en ocasiones incluye una o dos comidas al día. No necesitamos más.
  • Dentro de los diez días de retiro aprendí lo mucho que nos distrae la comida. Aprendí a que si no piensas en ella, no tienes apetito alguno.

Observaciones

  • He pasado Vipassana mientras realizaba el experimento. No han habido muchas dificultades, ya que la alimentación en el retiro es muy similar, solo he tenido que guardarme de cosas como el trigo, lácteos, azúcar, sal, salsas y poco más.
  • En estos 66 días, he ido a un restaurante en una ocasión. Restaurante macrobiótico.
  • He seguido con el día de ayuno semanal. Incluso en el retiro Vipassana.

Conclusión sobre la nutrición óptima

La más destacable y principal conclusión: es que hasta día de hoy no he encontrado una ¿técnica? (o experimento) que logre alinear y sintonizar todo tu ser de forma tan efectiva como con la alimentación y nutrición óptima. Es una fuente inagotable de energía, a todos los niveles. O al menos es lo que yo siento en todo momento. No solo estoy haciendo de la comida mi mejor gasolina, sino que estoy aprendiendo la fórmula con la clase, cantidad y calidad exacta para lograr mayor eficiencia personal y profesional. Planteo seriamente adoptar el plan experimental de alimentación y nutrición óptima como mi plan estándar una vez termine el periodo de los noventa días de experimento.

Hasta aquí lo más destacable que pueda recordar. ¿Alguna duda, pregunta o sugerencia?

Oct
13

34 días de Alimentación Óptima – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  6 Comments

Se cumplen los 34 días del último experimento alimentario/nutricional que estoy realizando: el experimento Alimentación Óptima. El  objetivo global es ver hasta dónde se puede mejorar el cuerpo, mente, físico y emociones gracias a la alimentación más óptima posible. Restringiendo lo más mínimamente perjudicial, incluyendo desayunar, comer o cenar en restaurantes, cafés o similares.

Cuadro de mando

Para hacer seguimiento y monitorización del experimento Alimentación Óptima, he creado el siguiente cuadro de mando. En el mismo podrás encontrar los parámetros que he utilizado para seguir el día a día y medir/comparar los resultados versus objetivos que persigo.

En el mismo cuadro de mando, más abajo, encontrarás las leyendas con el significado de los tipos de infusiones, desayunos y superalimentos.

Descubrimientos

Lo más sorprendente e interesante que he encontrado en estos 34 días:

  • La restricción absoluta de azúcar en mi cuerpo hace que tenga más energía que antes. Observación: debido a mi alimentación macrobiótica, apenas tomaba azúcar. Si bien, ahora no tomo nada que lleve azúcar o azúcar añadida.
  • Sin ni siquiera una pizca de sal la comida no sabe igual, pero el cuerpo no retiene ni el más mínimo líquido. Observación: he compensado la restricción de azúcar con cloruro de magnesio, zinc, colágeno y potasio.
  • Duermo más profundamente y por más tiempo. Esto parece que es debido, según mi biomédico Juan Rubio, a tomar sin alimentos manipulados o transgénicos, ni excitantes como azúcar o alcohol.
  • Al mismo tiempo, dormir más y mejor me ayuda a tomar mejores decisiones sobre mi alimentación y tener cero tentaciones. No me siento nada atraído por cualquier alimento menos sano que antes sí me atraía. Ni si quiera por aquello que contiene la imagen de más abajo. La explicación está en este estudio de Harvard.
  • Cada noche pierdo entre 1,1kg y 1,6kg. Desde el día cuatro hacia delante.
  • Hacía años que no estaba de tan buen humor de forma constante, incluso tanto que decidí lanzarme hacia el experimento Sonreír a todo el Mundo.
  • No siento hambre ni apego por ningún tipo de alimento.
  • Ganas consciencia sobre lo que cómes y cómo te afecta.

Resultados experimento Alimentación Óptima

Estos son descubrimientos más relevantes…

experimento alimentación óptima

  • Mejor enfoque, al no tener tantas distracciones alimenticias soy capaz de estar centrado en una sola cosa más tiempo de lo usual. Mi media estaba entorno a 12 minutos por tarea, ahora mi media a ha incrementado a 19 minutos por tarea. Hablo de un enfoque máximo, aislado y radical.
  • Mayor productividad. He pasado de 180h mensuales en agosto y un 62% de trabajo productivo a 127h en septiembre y un 75% de trabajo productivo. Dtos obtenidos a través de Rescue Time.
  • Mis niveles de energía han aumentado considerablemente. Hago apenas dos comidas al día, siento y desprendo más energía que cuando hacía cinco o seis comidas al día.
  • El día 27 fui a realizar una prueba analítica completa. Transcribo los resultados tal y como mi biomédico Dr. Rubio los resumió: “la mejor analítica que he visto en años Isra. Estás muy por encima de la media en todo, positivamente hablando, claro”. Por supuesto que los resultados no se pueden atribuir el 100% al experimento Alimentación Óptima. Son años trabajando con la macrobiótica, el estilo de vida y el alto rendimiento. – Estoy preparando un informe donde compartiré la analítica, en breve.
  • Una incremento en mi capacidad para tomar decisiones de forma más rápida y directa.
  • Cero procrastinación. Sea lo que sea aquello que tengo que hacer como las tareas más importantes del día, es lo primero que hago cuando empiezo a trabajar. Nunca me había pasado así de fácil.

Desventajas

Algunos efectos contradictorios:

  • Cuando cuento sobre el experimento Alimentación Óptima, ellos se cohíben y ellos mismos se limitan a no hacer comidas o cenas. Así que no lo cuento y me uno sin hacer mucho ruido.
  • Hay pocos lugares públicos o privados preparados para esta forma de alimentarse.
  • Al principio requiere una dosis gigantesca de voluntad y disciplina.
  • Vas al baño (orinar) como el triple de veces.
  • Tener citas esporádicas se vuelve un poco más complejo.

Trucos, atajos y observaciones

Algunos aspectos a considerar:

  • No he comido en aviones, he optado por aprovechar y hacer el día de ayuno en los días que tenía que viajar/volar.
  • Mientras estuve en Nueva York y Manhattan únicamente me alimentaba de comida que compraba en Whole Foods y en Juice Press.
  • Hay barritas orgánicas libres de glucosa, azúcar añadida de cualquier tipo (sirope, etc.) o sal: Lifebar, Wild Thing y luego Raw Bite (llevan azúcar).
  • El día 30 (marcado en rojo en el cuadro de mando) hice la única excepción, ya que por mi cumpleaños mi abuela me invitó a comer a su casa. Y no estaba dispuesto a decir “no” a mis abuelos. Ni tampoco a hacerles cambiar su forma de cocinar por un experimento. Si bien es cierto que no utilizamos sal, aceite de girasol, ni cocina frita.
  • El snack que mejor me ha funcionado son las tortas de arroz sin sal y las barritas orgánicas que mencionaba.
  • He salido a comer con amigos, familia y colegas, he ido al restaurante y a no ser que tuvieran sopa de miso no he comido nada. He actuado con normalidad y nadie se ha dado cuenta. Todo depende de lo que tu ego quiera alardear.

Hasta aquí el primer informe de este experimento. ¿Alguna pregunta, duda, sugerencia o recomendación no solicitada?

Sep
7

Nuevo experimento: alimentación óptima

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  2 Comments

Empiezo un nuevo experimento, uno que tiene que ver con la alimentación y con el estilo de vida. Lo he llamado Experimento Alimentación Óptima…

alimentación óptima experimento

Cero…

Me gustaría probar cómo se siente un cuerpo y mente que toma cero azúcar. También cero alimentos agresivos, sin sal, sin trigo, sin lácteos, sin productos refinados, cero alcohol (esto incluye mi amado champagne), cero carne. Cero todo lo que pueda considerarse mínimamente agresivo durante un periodo prolongado de tiempo. Cuál es ese cambio que experimenta, si lo experimenta en realidad. Y si eso impacta también en las emociones y en el espíritu. Comprobar si el rendimiento deportivo, aumenta o disminuye. Igual que la práctica de mindfulness, la calidad y enfoque del trabajo diario y la relación con otras personas.

La lista de “cero” sigue:

  • No conservantes, no colorantes.
  • Cero fritos, rebozados, etc.

Cabe destacar, que la mayoría de las restricciones no son restricciones para mí, ya que no me afectan. En cambio de vez en cuando me gusta romper mi alimentación con estos “placeres”. Aunque en estos tres meses no daré ni un solo capricho o descanso, porque lo que busco es la alimentación óptima.

Adiós a los restaurantes

Por otro lado, Me encuentro en un estado global óptimo, fruto de de llevar una alimentación a medida, con los alimentos y superalimentos que mi cuerpo necesita para mis objetivos de vida diarios*. A pesar de eso, no estoy satisfecho con los resultados que obtengo cada vez que tengo que comer o cenar fuera. Incluso aunque mi elección alimenticia sea “equilibrada”. La mayoría de los casos no es así, cuando salimos a comer fuera, por lo menos en mi caso, es un desorden y una compulsión considerable. Claro, es una especie de “tiempo libre”, sí, pero un descanso que sé que no beneficia a mi organismo. Sé y estoy seguro de que puedo, a través de la alimentación, encontrar unos resultados mucho mayores a mi rendimiento actual, que no es nada malo. Sin embargo, sé que el techo está mucho más lejos, quiero tocarlo, cueste lo que cueste.

Alimentación óptima

En resumen, sumando estas dos inquietudes, voy a realizar un nuevo experimento, 90 días de cero azúcar, cero alcohol, cero comidas copiosas, e inapropiadas, además de cero carne y cero comidas o cenas en restaurantes. En adición a esto, retomaré el plan de alimentación macrobiótico más extremo desde 2012 a día de hoy, que mi biomédico Juan Rubio ha confeccionado para  mí. A todo esto, seguiré con el día de ayuno semanal y todos los superhábitos que llevo a cabo a lo largo del día. Intensificaré el deporte y quizá un poco el trabajo.

Empezaré este próximo viernes que aterrizo en España. Ahora estoy en Santo Domingo y a las puertas del huracán Irma no puedo exigir demasiado. Por delante, viajes a Bogotá, Nueva York, una nueva edición de Guateque, los cierres de Ibiza y mi cumpleaños, el retiro Vipassana y Ecuador. Por supuesto, cuando viva en hoteles, los consideraré casa, no habrá excepciones. en AirBnB no habrá problemas.

Monitorizaré toda mi actividad a través de un cuadro de mando que compartiré en la próxima actualización. Mi intención es comprobar qué puede ser capaz de lograr una alimentación óptima al máximo cuidado.

* Plan diseñado a medida por Juan Rubio.

* La imagen corresponde a uno de mis más grandes vicios, los nachos, de esta manera me recuerdo que no voy a probar en tres meses.

Atribución imagen: Javi Macías.

Abr
4

Experimento 31 días alimentación macrobiótica extrema: final

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  4 Comments

experimento-macrobiotica-extrema-31-finalAyer se cumplió el día 32 del experimento de alimentación macrobiótica extrema 31. Sí, decidí pásarme un día más del experimento acordado – 31 días – para hacerlo coincidir con el final de Stand OUT Program edición Valencia, una bonita forma de culminar ambas cosas.

En este artículo (o post) voy a explicarte resultados, avances e impresiones de estos últimos 12 días, la semana próxima volveré con las conclusiones finales. Una vez haya pasado un tiempo prudente para reflexionar, absorber y asimilar. En ese mismo informe, incluiré el cuadro de mando en el que he estado trabajando durante todos estos días.

Resultados y conclusiones a los últimos 12 días de experimento

Vamos a ello:

  • En estos últimos días he experimentado bajadas de energía más importantes que de costumbre, esto ha sido debido a la fuerte reducción de horas de descanso que he experimentado y el plan tan riguroso de alimentación que he seguido desde que comencé el experimento. Aquí me doy cuenta que en este estado, para rendir a tu más alto rendimiento, alimentación y descanso deben estar cuidados al máximo.
  • El ansia y esa explosión incontrolable de comer cualquier cosa que pillara, han desaparecido, por lo menos en estos últimos días, acompañado de los 20 restantes, queriendo decir que no he sentido ningún impulso incontrolable por comer cualquier cosa que se cruzara en mi camino. hice pruebas en McDonalds, con los nachos del Fosters Hollywood o los helados de Ben & Jerry’s, mis máximas perdiciones. Las pruebas consistieron en entrar a los establecimientos, tener el producto al alcance de mis manos, poder incluso verlo y olerlo y casi tocarlo y no sentir nada.
  • La disciplina sigue aumentando desde el primer día de experimento, en estos últimos 12 días he estado expuesto a comidas familiares, comidas y cenas con amigos en ambientes distendidos, comidas y cenas grupales dentro de Stand OUT Program con platos verdaderamente deliciosos. En todas estas ocasiones, siempre han habido mecanismos de tentación, siempre consciente de cada uno de mis movimientos, esos mecanismos y las decisiones, he rechazado con seguridad y convicción todas las oportunidades para desfallecer. Estoy bastante contento por esto.
  • La semana anterior a esta, sumé un total de 21 horas de deporte y mindfulness, en la mayoría de ocasiones con practicas deportivas de entre 2 y 3 horas en ayunas. Comiendo una sola comida al día, trabajando entre 5 y 6 horas con todo el enfoque posible. En ninguno de esos días he visto mermada ninguna de mis cualidades.
  • A través del peso, de los tiempos, de la elasticidad, equilibro (interior y exterior) y rendimiento profesional (llegar a completar más tareas importantes que antes de iniciar el experimento), mi cuerpo, mente y espíritu ha ido ganando en agilidad, claridad y destreza.
  • No he necesitado reducir mi actividad (o vida) social a causa del experimento – a pesar que estos últimos 12 días han sido especialmente intensos en esta materia – esto tiene que ver más con tu voluntad, deseo, determinación y disciplina.

Si quieres saber más sobre lo que ha pasado día por día durante estos últimos 12 días, puedes consultarlo en este lugar.

Aquí acaba el experimento Macrobiótica Extrema 31, ha sido exactamente lo que buscaba, colocarme en el margen de algo interesante y comprobar que ocurre entonces. En dos días comenzaré uno nuevo, que nada tiene que ver con la alimentación y si con el deporte, los desafíos y las aventuras, con la finalidad de seguir rediseñado el estilo de vida, demostrar que imposible es tan solo una excusa y seguir el camino hacia mejorar el high performance.

Mar
25

31 días alimentación macrobiótica extrema: 20 días

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  No Comments

macrobiotica-extrema-Isra-garciaHace dos días sobrepasé la barrera de los 20 días del experimento alimentación macrobiótica extrema. Ahora, camino – con decisión y muy buenos resultados – hacia la recta final del experimento, comparto todo lo más destacado ocurrido, experimentado y logrado en estos días.

Resultados y conclusiones alcanzando los 20 días de Macrobiótica Extrema 31

  • Monitorizando día por día sensaciones, reacciones, feedback y resultados – a través de un cuadro de mando que compartiré al finalizar el experimento – calculo que mi cuerpo ha creado el hábito alimenticio, mental y físico a partir del día 14, 16 y 11 respectivamente, lo cual confirmaría la hipótesis en la que trabajo hace tiempo; puedes adquirir cualquier habito en menos de 21 días.
  • He conseguido crear un hábito de una abstención (ligado con disciplina y rechazo absoluto a algo) completa hacia cualquier cosa, incluso lo que más deseo en este mundo, las albóndigas de mis abuelos. Considero que para muchas cosas, sobre todo la alimentación, soy bastante débil de mente. Para mejorar y endurecer esto, he esperado a tener apetito para entonces ver comer a otras personas de mi alrededor, he saboreado con mi olfato los platos cocinados hasta casi poder tocarlos, he estirado más mis periodos en ayunas o sin alimentarme. Es apropiado decir, que ahora no tengo ningún tipo de atracción por cualquier comida. Ayer, Lucas y Stephan, me preguntaban cual sería el primer alimento o plato que comería cuando acabara el experimento, bromeando decía que arroz, más en serio, la verdad que ni lo había pensado, así que no podría dar una respuesta concreta.
  • La media de mi spam de distracción (como he llamado al espacio de tiempo que pasa entre que estoy concentrado y me distraigo con cualquier cosa, por mínima que sea) ha pasado de 10 minutos antes de comenzar el experimento, a 17 minutos en los primeros 10 días, a 28 minutos pasando el día 20.
  • He pasado de tener apetito sobre dos veces al día, a tenerlo una solo en tres de estos segundos 10 días y cero apetito en los restantes 7 días.
  • Actualmente peso 67,2 kilogramos, frente a los 70 kilogramos que pesaba en los primeros 10 días y los 73,5 antes de empezar con el experimento.
  • Medias deportivas: ciclismo de 29 -30 kilómetros por hora en los primeros 10 días, a 31 – 32,5 de media en estos últimos entrenamientos. Carrera, he notado poca mejora, de 4:40 a 4:35 en las tres últimas salidas de entre 10 y 11 kilómetros.
  • Ayer día 21 de experimento, realicé una analítica completa, los resultados han sido muy buenos, excepto en CK (creativa quinasa, el enlace explica qué es) que sufro un desajuste importante, el rango debería estar entre 0 y 190 unidades por litro, estoy en 261. En palabras del médico, hago demasiado deporte, entreno demasiado. Después de consultar, su aumento no tiene nada que ver con el experimento y en teoría el arroz podría ayudar a reducir el exceso de la enzima CK en el cuerpo. Al finalizar el experimento volveré a realizar otra analítica para hacer una comparativa y entonces publicaré los resultados de ambas.

Sobre otras conclusiones, impresiones y detalles más específicos y seguidos día a día, puedes encontrarlos aquí.

Photo credit: albóndigas de mi abuela.

Mar
15

31 días alimentación macrobiótica extrema: 10 días

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  No Comments

experimento alimentación macrobiótica extrema 31El sábado alcancé los 10 días dentro del experimento 31 días de alimentación macrobiótica extrema. He ido tomando nota de sensaciones, reacciones, imprevistos, obstáculos y feedback. Aquí voy a compartir contigo las conclusiones más relevantes hasta ahora. El resto, de forma más detallada y diaria, las puedes encontrar en mis cuentas de Instagram, Google+ o Twitter.

Resultados y conclusiones 10 primeros días del experimento macrobiótica extrema 31

  • Llegando al día 10, después de medir y analizar momentos, situaciones, actividades y estados, y con los datos y hecho en la palma de mi mano; estoy más despierto, reacciono antes, pienso – actúo con mayor rapidez. Encajo mejor las noticias que podrían ser no muy buenas.
  • Experimento bajadas de energía y vitalidad cuando no duermo apenas y entonces necesito comer más (o más variado) y me alimento de arroz y sopa de miso. Parece que aquí el cuerpo necesita otros valores (alimentos). Por otro lado, pienso que podré acostumbrar el cuerpo a eso si soy capaz de repetir el no dormir mucho y seguir alimentándome con las indicaciones del experimento.
  • Reducir a cero el consumo de sal, azúcar y trigo me está ayudando a encontrar grandes focos de concentración. Está permitiendo que mi consciencia se expanda todavía más.
  • En contra de lo que imaginaba en un principio y tampoco era la intención del experimento, apenas he notado perdida de peso importante desde el inicio. Si bien he notado un descenso, no ha sido significativo como podría parecer, bajé de 73kg a 70kg.
  • Los primeros días tenía más apetito que de costumbre, a partir de día 5 fueron descendiendo las ganas de comer  que me saltaban. Pasé de tener hambre sobre tres o cuatro veces por día, a hacerlo una única vez en los días 6, 7 y 8, a no tener apetito los días 9 y 10.
  • Para suplir la falta de proteínas, he añadido tofu a la sopa de miso y al arroz.
  • He ido alternando entre sopas de disco ecológicas preparadas y las que cocinaban en restaurantes. A pesar de que el sabor de las segundas son mucho más apetecibles. He notado más recarga en las primeras que en las segundas, para esto me basé en los tiempos deportivos, la capacidad de reacción y distracción a estímulos externos y al número de tareas que era capaz de desarrollar y en el tiempo que las conseguía.
  • Mi cuerpo ha funcionado mejor con el arroz semi-integral e integral que con el simplemente blanco. Más fáciles de digerir.
  • Uno de los inconvenientes iniciales que se planteaban en el experimento era el efecto de estreñimiento que podría sufrir a causa de la alimentación que pretendía seguir. Para solucionar esto, utilicé EDESAN 4 (fórmula digestiva), esto ha ayudado mucho, no han habido complicaciones.
  • Para no dañar el riñón, hígado e intestino he tomado las infusiones EDESAN 5 y 1. Hasta día de hoy han funcionado muy bien.
  • Mis medias deportivas han subido: en ciclismo he pasado a rodar de 29 – 30 kilómetros por hora, a 33 kilómetros de media, algo que antes no había podido alcanzar. En carrera he pasado de 4:50 de velocidad media, a 4:40.
  • Según mis indicadores de productividad, he completado un 19% de tareas más que lo habitual en un 34% más rápido y efectivo que antes de comenzar con el experimento.
  • Mi disciplina ha endurecido, siempre he sido algo débil en cuanto a la hora de la comida. Ahora, por lo menos durante el experimento, domino la situación de principio a fin, siento que no habría manera de caer en la tentación, antes preferiría no comer en un día, o en dos.
  • La importancia de comer a la misma podría ser un mito. O al menos así lo veo yo, ya lo dice la macrobiótica “come solo cuando tengas hambre” (fuente: libro de la vida macrobiótica), pidiendo más consciencia sobre tu cuerpo uy no sobre horarios. Ya seguía esta práctica cuando antes del experimento en mi alimentación macrobiótica diaria (desde 2012). Sin embargo, ahora con el experimento, al monitorizar las horas en las que me alimentaba y tenía todo bajo control, no ha habido un único día que haya desayunado, comido o cenado a la misma hora. Las horas han sido tremendamente dispares. Hasta día de hoy, mi cuerpo y mente siguen funcionando, cada vez con mayor fluidez.
  • Cuanto alimentarse al día: podríamos estar ante otro mito, la macrobiótica establece “come cuanto quieras y las veces que quieras si así lo sientes”, pues bien, hay días que he realizado una sola comida, y la mayoría de días han sido dos comidas (entendiendo por comida miso y arroz). Echando un vistazo al cuadro de mando, no hay un solo día hasta ahora en el que haya hecho tres comidas. Supongo que tiene que ver más con desacostumbrar el cuerpo a hábitos innecesarios y dejar que fluya hacia su forma más natural y óptima.
  • A nivel de organismo, es increíble la cantidad de ocasiones en las que voy al baño a orinar. Más del doble sin exagerar. Esto ha hecho que pierda más líquido y rápidamente.

Cada día que pasa descubro algo interesante dentro del experimento, en ocasiones tiene que ver con lo de dentro y en otras con mi actitud y comportamiento hacia fuera. Lo importante es que siempre encuentras algo, si buscas para encontrarlo.

Mar
4

Experimento 31 días de alimentación macrobiótica extrema

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  6 Comments

experimento alimentación macrobiótica extremaAyer jueves comencé un nuevo experimento “alimentación macrobiótica extrema”, dentro de la serie titulada “lifestyle hacking”. Dicho experimento es bastante simple, alimentarme durante 31 días únicamente de sopa de miso y arroz (semi-integral o integral), solo de miso y arroz, nada más. Absolutamente nada más.

La macrobiótica me ha dado mucho desde que empecé en 2012 cuando preparaba mi primer Ironman. Ahora quiero ver si puedo ir unos cuantos pasos más a lo lejos y ver que sucede entonces.

Objetivos del experimento

Esto es lo que persigo con este experimento:

  • Más claridad y pureza mental. Mayor capacidad de reacción, más y mejor concentración. Mayor fluidez de ideas.
  • Conocer más en profundidad mi organismo y escuchar mejor todavía a mi cuerpo viendo como reacciona ante este cambio repentino.
  • Ganar consciencia y control sobre mi mente al limitar las elecciones alimenticias a solo dos alimentos. Observar las reacciones de la mente y el cuerpo al aburrirlo de esta manera, a colocarle márgenes tan estrechos.
  • Analizar mi comportamiento, habilidades, hábitos, mentalidad y emociones desde empezar hasta acabo el experimento.
  • Detectar ventanas de eficiencia en mi trabajo y en mi día a día fuera de él que puedan ayudarme a seguir moldeando el estado de alto rendimiento (high performance) en el que me encuentro.
  • Fortalecer mi disciplina y determinación en los momentos más críticos, ya que considero que soy débil a la hora de comer fuera de casa, cuando estoy con amigos, en familia, etc.
  • Comprobar los beneficios y desventajas de la alimentación macrobiótica llevada al nivel más extremo que existe.
  • Estudiar de cualquier reacción no prevista a causa de los efectos del experimento.
  • Ver más allá de la alimentación del Samurai y Okinawa. Después de todo, esta alimentación es la más pura que existe. en teoría, genial, veamos si es cierto en la práctica.
  • Empezar el primero de una serie de experimentos relacionados con la alimentación que pueda mostrarme un camino óptimo para crear mi propia manera de alimentarme basada en los resultados que obtendré con esto y otros futuros experimentos.
  • Seguir “hackeando mi lifestyle” y que eso tal vez ayude a otras personas.

Realizaré el experimento sin bajar el nivel de mi rendimiento en ninguna de las áreas que componen mi vida y mi profesión. Seguiré viajando, trabajando inteligentemente, practicando la ultraproductividad, saliendo de juerga y bailando con el momento como hasta ahora. Es más, espero que este experimento me ayude a mejorar la consciencia e intensidad que deposito en todo esto y me ayude a lograr una mejor preparación física y mental, para algo que tengo en mente y en lo cual empecé a prepararme justamente ayer.

Plan de alimentación

Además de la sopa de miso con algas wakame y setas shitake y el arroz, en ocasiones semi-integral y en ocasiones integral, complementaré el plan de alimentación con lo indispensable. Para resistir el día a día y asegurarme que no agoto todas mis energías y no arriesgo mi salud ni ninguna otra de mis condiciones, tomaré:

Los siguientes suplementos en ayunas:

Las siguientes infusiones en ayunas:

  • Renal.
  • Hepática.
  • Digestiva.
  • Té kukicha.

Bebida:

  • Agua.
  • Beberé champagne dos o tres veces durante todo el experimento.

También estoy pensando en añadir un zumo de zanahoria, manzana y pera en la mañana al levantarme, pero no estoy seguro del todo.

Ingestas: la idea inicial es tres comidas. Tres sopas de miso y tres platos de arroz. Mañana, mediodía y tarde. Sin horarios fijos, solo cuando y si tengo hambre. Es posible que varíe en base a lo que mi cuerpo vaya necesitando. Veremos.

Seguimiento

Una vez por semana aquí, compartiré los avances, ventajas, inconvenientes y conclusiones semanales, posiblemente a través de podcasts, creo que puede ser la vía adecuada, rápido, fácil de llevar y consumir. En Facebook, Instagram y Twitter compartiré mis impresiones diarias, y posiblemente, al final, publicaré un vídeo con los resultados finales, que vendrá acompañado un mes más tarde de un informe completo con todo el experimento, descargaste desde este blog. Justo como el que estoy preparando con el experimento 20 días en silencio, que ya terminó hace unos meses.

Publicaré desde el hashtag: #MacrobioticaExtrema31.

¿Alguna pregunta?

 

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+