Menu
Browsing articles tagged with "interrupción archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Oct
21

El legado del desfase online

By Isra Garcia  //  Nueva economía, Redes Sociales, Social Media  //  No Comments

Hoy encontraba esta noticia en mi feed de noticias sugeridas en Facebook.

el legado de la hiperbola social media

Me pregunto cuál es el mensaje que marketers y profesionales de la comunicación y el panorama digital y estamos transmitiendo a las generaciones más jóvenes, o a las personas que están ahora aprendiendo a utilizar las redes sociales, una tablet o Internet en si. Más críticamente todavía, cómo grandes marcas, organizaciones, iconos y celebridades están liderando con el ejemplo y educando a estas generaciones a utilizar el canal digital y a aprovechar el potencial de los medios sociales. Cual es el mensaje que, a través de acciones, comportamientos y usos de las redes sociales, están heredando los que vienen detrás, e incluso los que ya están aquí.

Respuesta: da otro vistazo a la imagen de arriba

Cuando encuentras una noticia de este tipo, o muchas otras de índole similar, entonces reconoces que estamos fallando estrepitosamente. Caída libre sin paracaídas, como cultura y como sistema. Cuando una persona arriesga su vida por aparecer en una foto en Instagram para impresionar a sus amigos, cuando miles de usuarios en Twitter se coordinan para castigar a alguien por haber cometido un error (online shaming) o cuando Snapchat sirve de plataforma para ridiculizar y acomplejar a un compañero de clase (ciberacoso). Entonces, no es más que una clara señal de que hay que replantear los valores sobre los cuales este nuevo mundo conectando está cementando sus pilares.

Fuente: el Nostre Periodic.

Oct
19

Redes sociales: oh, bello mundo inmundo

By Isra Garcia  //  Human Media, Redes Sociales  //  12 Comments

redes sociales mundo inmundoHay una parte de las redes sociales de la que parece que no somos tan conscientes, o por decirlo de alguna manera, es esa parte vulnerable que no nos encanta, no vemos sexi o la que no nos engancha tanto. Quizá es más fácil obviarla que aceptarla.

Parece que hoy, con las redes sociales, cualquiera puede ser un marketer, pero no lo bien-interpretes, con esto hago referencia a los marketers que ya no necesitamos.

Me refiero a esa zona en la que:

  • Te manchas el vestido justo antes de salir a la fiesta.
  • Realizas 37 fotos antes de elegir la mejor sonrisa y postura para publicar entre tu comunidad.
  • Creas una situación tensa entre tus compañeros por publicar una imagen del sábado noche que a ti te engrandece pero deja en evidencia a uno de tus acompañantes.
  • Buscas el cielo estrellado cuando estás solo paseando por la calle después de una fuerte pelea con tu pareja.
  • Compartes una puesta de sol en Ibiza tú, solo, con tu smartphone, bueno, no estás solo. A tu lado hay 57 personas solas – o más preocupante todavía – en pareja, fotografiando esa puesta de sol para inmediatamente subirla a Facebook.
  • Llegas a casa desmoralizado después de la actuación (o conferencia) porque de entre mil menciones positivas, han llegado varias críticas anónimas desde el fondo de la sala.
  • Te sientes tan vacío y perdido ahí dentro, que la mejor manera de engañarte a ti mismo es a través del hiper-desmedido selfie en Instagram, para mostrarle al mundo lo feliz, contento y bien que te ves.
  • Ningún logro o éxito es suficiente porque siempre habrá alguien en tu timeline en Twitter que ha ganado el premio al mejor diseñador del país, o acaba de ser elegida portada de Cosmopolitan, o su libro ha agotado 25 ediciones ya. O ha lanzado 12 negocios con 19 años.
  • Apenas tienes recursos para llegar a final de mes y en tu blog sigues mostrando una actitud empresarial exitosa. Agradeciendo, en público y en abierto, la cantidad de followers que has adquirido y hablando de la importancia de una marca personal para ser alguien en este nuevo mundo.
  • Has vivido un día de mierda en tu vida real, pero después en ese mundo de fantasía y dragones, das consejos y recomendaciones a otros sobre cómo conducir su vida.
  • Las comparaciones – nivel cualitativo y cuantitativo – con otras personas consiguen llevarte a infravalorarte y a desmerecerte, tu vida empeora, pero sigues buscando razones en otros para hacerte sentir todavía más pequeño.
  • Acabas discutiendo con tu novio o novia porque no sube fotos contigo a las redes sociales o porque no coloca tu nombre en “tiene una relación con…” en Facebook.
  • La realización de tu trabajo viene más de la mención de un Youtuber en su Twitter que en el impacto que tu profesionalidad es capaz de causar en tu cliente o audiencia.
  • Sigues a alguien en Instagram o Twitter por miedo a que te dejen de seguir o no te consideren interesante.
  • La fotografía de calidad que muestras al mundo te cuesta 35 minutos de tu tiempo, no por disfrute y pasión, sino por la palmada en la espalda y el reconocimiento,
  • Tu felicidad y tu estado de ánimo tiene que ver con el incremento de followers y no con tu estilo de vida.

Precioso y divino mundo inmundo, falso y surrealista que creas personas que tienen valores cercanos a una bolsa de patatas de la churrería Santa Ana (sus patatas son fantásticas y artesanales, por cierto).

Tengo una idea: mostrarte un mundo poco apetecible

Por todo esto y más, además de que me gusta mucho hacer algo por lo que creo y en reivindicación a ello, he pensado en hacer algo al respecto. A partir de mañana en mi cuenta de Instagram, voy a cambiar un poco mi estrategia, ahora, voy a mostrar justamente esa parte, el mudo menos atractivo; fotografías de mala calidad, pero naturales. Momentos que no estás acostumbrado a ver en las vidas de ensueño de todos tu contactos o conexiones, situaciones que no son sexis, cosas reales y vulnerables. Me importa poco si gustan o no, en la vida, en tu trabajo, en las relaciones y supongo que en el espacio exterior (¿Jupiter?), no todo es fantástico, divertido, entretenido o inspirador, ¿por qué en las redes sociales sí?

Photo credit: Zizzie fizz.

Mar
30

Este mensaje no es para mí

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Comunicación, Marketing  //  2 Comments

este mensaje no es para míRecibes, a través de LinkedIn, un mensaje mío. Llamándote “amig@“ o “colega”, o en el mejor de los casos, te llamo por tu nombre, sorpresa. El contenido es meramente promocional, manipulador más que persuasivo, es una venta certera, sin rodeos. Digamos que es un curso sobe cualquier cosa que pueda ser comercializada o la presentación de mis servicios como profesional o de agencia, o la posibilidad para contratarme como speaker. No me preocupo por tratar de encajar mi oferta a tus hipotéticas necesidades, ignoro tu background y te oferto un curso de nivel muy por debajo del tuyo o un servicio que no necesitas, por ejemplo. Tampoco hago caso al titular, el cual indica precisamente que ya no estás alineado con mi oferta, no hay resonancia aquí. Finalizo el mensaje pidiéndote que lo compartas con tus amigos, hables sobre ello y seas mi líder de opinión. Después de todo eres mi contacto o conexión, o como quieras llamarlo.

¿Cuál será tu reacción?

Imagino algo así:

  • Isra se está desesperado, no sabe cómo ganar dinero.
  • Creo que el bueno de Isra se ha debido equivocar de persona – y de mensaje.
  • Vaya, esto no es lo que Isra defiende continuamente, eso de permanecer humanos.

Sobre todo, la respuesta tendría que ver con algo como esto:

  • “Esto no es para mí”. Ciertamente.

Y entonces, posiblemente recibiría una respuesta parecida a esta:

1. No creo en este tipo de comunicación Isra, dejó de funcionar (si verdaderamente funcionó) en 2012, siendo optimista.

2. Si algún día llegara a promocionar o recomendar este tipo de producto o servicio, sería exclusivamente el que proviene de mis colegas, colaboradores o amigos, por mi relación, trato y cariño hacia ellos y de ellos a mi. O simplemente de alguien al que pueda garantizar mi voto de confianza.

3. Si realmente te preocupas tanto por mí como dices en el mensaje, si soy una conexión tan valiosa para ti y si sigues y lees lo que publico, sabes que este mensaje y este contenido, no es para mí.

Isra, desde el mayor de los respetos, pero también desde la sinceridad, transparencia y sí, quizás algo de contundencia.

Vale la pena recordar que la atención es tan escasa como el tiempo que tenemos disponible.

“Este mensaje no es para ti”, esto es exactamente lo que la gran parte de tu marketing transmite a quien tratas de llegar.

Photo credit: emiliegraphics.

Ene
5

Nada de lo que ves dura para siempre

nada dura para siempreCuando llegas a un lugar antes que nadie, ejemplo social media, entonces pasas a ser un experto en social media. Poco tiempo después, hay cientos de expertos social media. Luego, miles. Personas que ni siquiera tenían ordenadores hasta 2008 se convirtieron en expertos después de leer dos o tres libros de social media y leer el máximo de posts relacionados con social media que podías encontrar en Mashable, Social Media Today, el blog de Chris Brogan, Jason Falls o algún otro más.

2015 y todavía expertos

Hoy, en 2015, todavía son “expertos en social media”. Publican algún contenido valioso primeramente en Facebook y Twitter porque saben cómo usar los fundamentos básicos de estas plataformas como cualquier nuevo usuario, pensando que eso potenciará el alcance y engagement.

Hace no mucho trabajé para una marca de hospitality de alto perfil que contrató a una agencia digital extremadamente reputada a nivel nacional e internacional. Después de meramente 12 semanas, la marca se dio cuenta de que esa agencia lo único que estaba haciendo era simplemente publicar en social media sin estrategia alguna. Hablando con una amiga que trabaja como directora de marketing en uno de los grandes grupos empresariales del país, me confesó que estaban pagando literalmente un dineral a una agencia de comunicación líder por únicamente hacer unas cuantas publicaciones en social media, con unas cuantas interacciones por día y de nuevo, sin estrategia, ni objetivo alguno. Esto que viene a continuación es tan sólo una predicción atrevida: ambas marcas contrataron becarios en prácticas para llevar todas las publicaciones y los partners se llevaron el 90% del total de los ingresos del cliente.

La compañía de hospitality quería despedir esa agencia y retener a una que habían conocido previamente, no tan reconocida y grandiosa, pero que tenía una gran rima y razón en su estrategia de social media marketing. El gran grupo empresarial terminó de inmediato el contrato con la agencia responsable de su estrategia y táctica digital y abrió un nuevo concurso para agencias más perspicaces que mostraran resultados en lugar de galones. Buen movimiento para ambas organizaciones.

Mucho ruido y poca señal

Mira, la cosa es, en 2008, publicar sólo en Twitter y Facebook te haría rockear y estar por encima del resto. Sin embargo, estamos en 2015 ahora. Esta metodología de broadcasting es altamente inefectiva. Tú y los otros 50 millones de negocios estás haciendo exactamente lo mismo. ¿Te has parado alguna vez a pensar lo cansada que está la gente de recibir los mensajes de marketing en sus feeds de Facebook? (El algoritmo de Facebook apunto a este fenómeno en el pasado 2014) ¿Te has dado cuenta que los tweets “marketeados” apenas reciben ya visibilidad alguna? Tengo sobre 30.000 seguidores reales en Twitter e incluso mis mejores tweets no obtienen visibilidad alguna, lo mismo sucede a marcas más grandes, pequeños negocios o celebridades, es inversamente proporcional. Y si consideramos la atención e importancia que le damos a todo el conjunto, es nada menos que patético.

Pero amigos y amigas, esto es como es. Ya no puedes utilizar más este método de enviar mensajes. La audiencia está exhausta. Hay demasiado ruido y no suficiente señal. Incluso si tu campaña de marketing es brillante, es poco probable que obtengas toda la atención que necesitas, principalmente porque escasea, porque hay demasiadas personas, demasiados mecanismos de marketing que demandan nuestra atención, tenemos más responsabilidades de las que ocuparnos y terriblemente disponemos del mismo tiempo que siempre hemos tenido disponible, entonces la ecuación falla. Posiblemente hace 6 años tu campaña social media hubiera tenido éxito, hoy no.

Hemos utilizado social media erróneamente, “uno a muchos”, cuando este universo fue creado para “uno a uno a través de muchos”.

Photo credit: Ferris WheelJay.

Dic
9

Distorsión digital, cómo solucionar este lío

distorsion digitalEs obvio que la esa maravillosa democratización que significa Internet ya no es ninguna novedad, ni la brecha abierta para que cualquiera utilice la mejor – o peor – comunicación del mundo, o la posibilidad de alcanzar relativamente a cualquier persona que nos empeñemos, esto está más que claro. Sin embargo, otro efecto diferente que causa, es la distorsión digital del significado de la palabra conexión y la erosión de la atención, dos elementos que son partes del núcleo de lo que hoy conocemos como la economía digital.

Disonancia / distorsión digital

Contactos masivos en Facebook tratando capturar personas que inconscientemente hagan “click”, impersonalidad en el canal de comunicación personal que representa Twitter, invasión de robots que están programados para asaltar tus cuentas tan pronto como introduces un hashtag o término de búsqueda que entra en su frecuencia. El spam social se esparce más rápido que la polución por la capa de ozono, LinkedIn deja de ser un lugar para crear puentes de colaboraciones profesionales y fomento de trabajo, para ser un lugar donde desarrollar todo el potencial intrusivo que podamos descargar.

¿Qué pretendes alcanzar?

Si quieres comunicar, no atosigues, obvia los envíos masivos de notas de prensa a ver quien “pica”, deja que la audiencia, clientes o espectadores, entren, miren, evalúen y tomen lo que más les gusta de tu mensaje o contenido. Además, si quieres comunicar, muestra tu pasión, fíjate en cómo lo hace Nacho Ibernón. Si quieres comunicar, cuenta una historia humana, enseña tu vulnerabilidad y busca la resonancia magnética que produce interactuar e interesarte por tu audiencia.

Si quieres hacer marketing, no promociones, no envíes newsletters que tienen cero sentido para tu público, evitar subir imágenes, vídeos o cualquier otro tipo de contenido, únicamente por la gracia de subirlo o porque hace tiempo que no dices nada a tu comunidad y esta podría preocuparse y desaparecer. Justamente ese es el efecto que causas cuando entonces lanzas un mensaje que no tiene un propósito real más que amasar likes, comentarios, RT o visitas. Si quieres hacer marketing, crea cambio positivo en las personas que tengas la oportunidad de impactar. Sigue lo que hace Hugh Macleod con su arte.

Si quieres vender, identifica a las personas que realmente están ahí por ti, por tu personaliza,d autenticidad, producto o servicio y por la calidez de la historia que cuentas y entonces, desarrolla una estrategia diseñada a encantarles, desvívete por ellos. Ve a ellos, alcánzalos y ofréceles una experiencia inolvidable, antes de que venga de nuevo a consumir tus destrezas. Mira o visita Ca Joan en Altea.

Si quieres ser más conocido, trabaja más, mejor y más inteligentemente y entonces muestra los resultados de tu trabajo. Neal Schaffer hace esto bastante bien.

Si quieres popularidad e influencia, bueno, sería mejor que buscaras en tener un romance con alguna figura del corazón rosa o quizás buscaras tu oportunidad en Gran Hermano, Pesadilla en la Cocina o en Adán y Eva.

Producto del ser humano

Esta distorsión digital no ha sido causa de la aparición de ningún software, malware, APP revolucionaria, hacker o tecnología de la información, es el efecto del toque oportunista y especuladora.

Está en tus manos deformar la manera en la que esta generación y las siguientes vivirán de los activos digitales.

Photo credit: Rebecca Riddle.

Nov
9

El trabajo interminable de relucir

el trabajo de relucirFrecuentemente, el trabajo que realizamos cuando utilizamos social media, guarda una similitud paralizante al de relucir un cristal, nunca se queda completamente limpio, siempre hay una pasada más por dar, siempre, nunca acaba. Es cierto, siempre hay un nuevo comentario que hacer, un nuevo tweet que enviar, una nueva foto que subir o un nuevo contacto al que atender o una nueva herramienta que usar.

Y aquí viene la disonancia, enviar más tweets, usar más herramientas, responder más comentarios o mostrar más fotos, nada de eso va a lograr que tu negocio esté listo para lanzar, tu idea sea conceptualizada, el trabajo decisivo esté bajo control o que los entrenamientos que realizas tengan más intensidad.

El efecto que produce el trabajo interminable de relucir social media es que en lugar de alcanzar un mayor brillo, lo que obtienes es una capa de suciedad todavía más profunda.

Photo credit: Gonzalo Malpartida.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+