Marketing no significa educar

«Hay que educar a tu audiencia», «tener que predicar y evangelizar al mercado» ¿te suena? Pues no, no es necesario. Esto son palabras tremendamente mal utilizadas por los profesionales del marketing indispuestos a entender el comportamiento humano.

Por muchas razones, basar tu marketing en educar a tu público es una de las más caras formas de hacer marketing. Me parece una idea nefasta por varias razones…