Feedback inútil, quédate en casa

Es fácil, muy fácil, señalar con el dedo a un error, fallo o incongruencia. Es tremendamente fácil decir que tu trabajo no es lo suficientemente bueno. Es barato silenciar tu voz en una reunión. Es posible que cualquier anónimo desmerzca tu mejor post, presentación o conferencia. Es incluso divertido…