Apúntate a ti mismo, porque eres el único responsable de tu vida

Si apuntas con el dedo a otros no tomas responsabilidad por tu vida

Recuerda esto, si apuntas con el dedo a otros, si echas las culpas a los demás, si miras a otro lado cuando la cosa va contigo, entonces no tomas la responsabilidad que te pertenece por la vida que vives, entonces te desentiendes de tu compromiso contigo y con otros. Entonces, siempre perderás en cualquier cosa…