Atraviesa la tormenta

domingo, Dic 15

La vida es impredecible, incierta, fascinante, misteriosa, ineludible. Y hay cosas ahí afuera que van a intentar derribarte. Aguantar es crítico.

Vendrán muchas alegrías, mucho júbilo, momentos de éxtasis. Aunque también aparecerán momentos de pánico, injusticia y perplejidad.

Cuando los momentos “felices” lleguen, disfrútalos, los mereces, seguro. Sin embargo, no te olvides, de que todo puede cambiar en menos de 30 minutos. Y apuesto que en ocasiones cambiará. No obstante, disfruta, celebra, baila, aprovecha, exprime.

Cuando llegue la parte difícil, los momentos de “tristeza” o “infelicidad”, piensa que es la otra parte de los momentos que disfrutaste. Van unidos, no puede haber unos sin los otros. Sin embargo, como esta es la parte que te causa problemas, vamos a detenernos y trabajar aquí… 

Es fácil decir, cuando la tragedia llegue, cuando la dificultad llegue, pediré ayuda, abandonaré o miraré hacia otro lado.

No.

Eso es lo que escribo para ti, no.

Aguanta.

Y aguanta, aguanta, aguanta, y aguanta.

Sin importar qué tengas que aguantar, da igual lo que tengas que soportar.

Solo aguanta.

Y no abandones, nunca, nunca lo dejes.

Y si sientes que no puedes bajar más abajo, y no piensas que puedes encontrar una salida, genial.

Aguanta la tormenta

Porque eso quiere decir que el desafío final es ese que tienes frente a ti, lo que significa que solo puedes subir hacia arriba. Y también significa que las cosas serán complejas, más j******* de lo que crees.

aguanta la tormenta

Claro, estás en medio de una tormenta, sin escudos, sin ropa, sin lugar donde sujetarte, así es cómo lo ves desde tu perspectiva, crees que la tormenta está llevándose todo tu mundo. Pero yo te digo que no, esa “crisis” en la que te encuentras es te hace imposible ver fuera de ella misma. No ves el final, parece que la endemoniada tormenta lo cubre todo.

Pero no lo es.

Y no durará para siempre.

Puedes salir fuera y lo harás, y cuando lo hagas, verás el sol. De nuevo.

Pero ahora, has sido probado, forjado, por fuego, dolor y miedo.

Ese es el examen.

No suspendas ese examen.

Aguanta.

Avanza a través de la tormenta.

Y cuando salgas serás imparable.

Serás un luchador.

Un inconformista.

Un mapmaker.

Un superviviente.

Un ganador.

Victorioso.

Y libre, libre de esa tormenta.

aguanta y atraviesa la tormenta de tu vida

Eso es.

Atribución imagen: CEBImagery // Patrick Emerson.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

La mentalidad del cinturón blanco

La mentalidad del cinturón blanco

Ayer la vida me brindó un nuevo suceso, la muerte de una de las personas más importantes de mi vida. En ese momento, casi al mismo tiempo que una lágrima se derramaba por mi mejilla, me dije a mí mismo lo siguiente (por orden) Esto es vivir. Algo de lo cual no...

leer más
Mis mayores fallos del año (2020)

Mis mayores fallos del año (2020)

Este uno de los momentos más especiales de acabar un año y empezar otro, compartir los fracasos más pronunciados del año. Este es uno de los posts que más impacta y resuena con lectores y comunidad... Llegamos a los grandes fallos del 2020. He contabilizado 1.467...

leer más
Rompe las reglas cuando sea necesario

Rompe las reglas cuando sea necesario

La cuestión es... ¿Cuándo crees que sería necesario? ¿Cuándo decidiste saltar a la estructura de la disciplina? ¿Has hecho alguna vez algo que comprometa toda tu vida y tengas que aparecer cada día? No puedes estar siempre pendiente de confiar en tu familia, amigos,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto