#DesafioVida día 1 – lo más destacado

By Isra Garcia  //  Aventuras, Iniciativa Social, Retos  //  No Comments

0. Maravillar con un equipo de personas que no conocía en absoluto y que han donado su tiempo, esfuerzo, recursos y fe en mí y la causa que defendemos. Esto es debido a Sheila Burkhardt, el alma que ha revolucionado #DesafioVida y lo ha hecho funcionar, ella tomó el proyecto cuando parecía desmoronarse y con iniciativa, lo impulsó.

1. El desafío se retrasó casi 4 horas, principalmente porque nos quedamos a trabajar hasta tarde, en lugar de salir a las 6am, finalmente entraba al agua a las 10am.

2. Decidí usar la GoPro para poder mostrar como es #DesafioVida vivido en primera persona. He estado grabando pequeños vídeos en determinados momentos que he considerado clave. Posiblemente lo editemos y publiquemos un vídeo completo para contar la historia a posteriori.

3. Diego Gómez se ha encargado de la cobertura en las redes sociales a tiempo real, en Facebook, Twitter e Instagram principalmente.

4. En la natación opté por no usar neopreno, ya que el agua estaba caliente y hacía bastante calor. Si tuve mis dudases debido a las “aguas malas” (una manera de llamar a las medusas aquí en el Caribe)

5. Salí de la natación con 1:32:25h para 3.9 kilómetros. Al principio si fui lento, poco a poco empecé a mejorar, hasta que el ritmo mejoró. Al volver encontré corrientes, pero no supusieron muchos problemas.

6. En la transición de natación – ciclismo, aproveché para un chapuzón en la piscina y listo para los 180 kilómetros de ciclismo.

7. Salimos un equipo de cuatro personas, tres acompañantes y yo; Jairo (un experimentado profesional del ciclismo en la zona), Franco, un chico joven que se unión al equipo y Diego. Estábamos acompañados por Ainye y Liliana que conducían la furgoneta y nos proveían de suplementos, comida e instrucciones o cualquier cosa que pudiéramos necesitas.

8. Al principio todo fue como la seda, hasta que por el kilómetro 50 tuve problemas en la zona exterior de la planta del pie izquierdo, era una molestia bastante intensa. Incluso tanto que no podía ni andar, entonces tomé la decisión de cambiar las plantillas nuevas, por las de siempre y voilà. La cosa estaba siendo positiva, el dolor disminuyó paulatinamente al igual que la inflamación. Volvieron las buenas sensaciones.

Isra Garcia - Desafio por la vida

9. Diego nos contaba que las donaciones iban subiendo a mediada que la actividad en social media era más intensa y más personas de diferentes parte del mundo participaban y conectaban.

10. En el segmento del ciclismo, las rectas eran largas largas, interminables, pero mejor que los puertos de Ultraman, obviamente.

11. Desde el kilómetro 106 al 150 pinché tres veces rueda, augurio de lo que iba a suceder después.
La noche caía sobre nosotros. Definitivamente no había sido una buena elección salir tan tarde, porque todavía nos quedaban 30 kilómetros de ciclismo y luego los 42 kilómetros del maratón. Esto no quería decir sino que terminaríamos el primer Ironman probablemente sobre las 23:30h de la noche.

12. La carretera se volvía peligrosa tan pronto como la noche avanzaba, los camiones frecuentaban la carretera y pasaban cerca, esto sumado al viento en contra, generó varios sustos por “bandazos” en la bicicleta.

13. Cuando pasábamos el kilómetro 150 y me disponía adelantar a Franco (uno de los acompañantes del equipo de Barranquilla) por la izquierda, vi que se acercaba demasiado, le avisé y él instintivamente se lanzó contra el lado que yo pasaba. Golpeé con su bici y la rueda de delante de mi bicicleta se fue, entonces salí despedido fuera de la carretera dando vueltas y a bicicleta salió por los aires. El resultado, casi 20 minutos sin poder moverme, aturdido y amargado, lleno de quemaduras y con tres fuertes golpes en hombro, cadera izquierda y codo izquierdo.

14. Este suceso nos obligó a suspender el día 1 ,de momento, y buscar una clínica con urgencia.

15. Con todas pruebas realizadas, no es nada realmente grave, sólo el golpe. Aunque es tan fuerte que apenas puedo andar con normalidad. A día de hoy, si el dolor y la lesión persiste, no podría continuar con Desafío por la Vida.

16. Por mi parte, lo voy a intentar todo, así que esta es la estrategia que hemos decidido; dormir más de 10 horas y ver cómo despierto. En caso de que los dolores hayan desaparecido o sean soportables, mañana realizaríamos la distancia pendiente del primer día, 30 kilómetros de ciclismo y el maratón. Y correríamos el día 2 y el día 3 a sábado en Barranquilla y domingo en Cartagena, en lugar de viernes y sábado. Como digo, por propósito e intento, no va a ser.

Ahora estoy escribiendo estas líneas con la incertidumbre de si mañana podré continuar o no. El síntoma de un desafío.

Gracias a todos los que están apoyando, donando, conectando y participando.

Photo credit: Diego Gómez.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Google+