La enfermedad de esperar

sábado, Ago 24

Casi todo el mundo está infectado con la enfermedad de esperar.

Esperar a estar listo, a que sea el momento perfecto, hasta que sientas el compromiso necesario, a que llegue la oportunidad que mereces. Esperar a que llegue el amor, a que tus finanzas se arreglen y vuelvas a estar en números positivos, esperar a que algo suceda. Sí, esperar al fin y al cabo.

Eso no es más que la muerte de tus sueños. Es la muerte de todo lo que siempre has querido ver materializado en tu vida.

Esperar a tener el dinero suficiente. A perder peso. A activar tus relaciones familiares, a lanzar tu negocio en amazon, a que alguien te enseñe cómo crear una gran vida. Esperar a recuperarte del trauma o vencer la negatividad que hay en ti.

Tienes que estar dispuesto a hacerlo con miedo, con preocupación y con duda.

Estoy tan preocupado que no sé si debería moverme“.

Muévete igualmente.

Hoy es el día que paras de esperar

La enfermedad de esperar

Mejor morir saltando que permanecer en el filo del precipicio rezando para obtener el coraje que te ayude a saltar.

No vamos a esperar, vamos a hacer lo que tengamos que hacer. Porque cada vez que lo haces, obtienes las mismas consecuencias, un retorno, un resultado. Una recompensa.

Ve y tómalo. No huyas más.

Ve y toma ese aprobado en el examen de conducir.

Ve y toma esa información que te ayuda acceder a un nuevo nivel en tu especialidad.

Tienes que ir y hacerlo.

Nelson Mandela lo hizo, incluso aunque no sabía si estaba bien hecho.

Mahatma Gandhi lo hizo sin saber si era lo adecuado.

La Madre Teresa de Calcuta lo hizo, sin buscar afirmación o confirmación si estaba en lo cierto o no.

Martin Luther King también lo hizo, incluso sin saber si pasaría antes de que su vida acabara.

Lo que resulta interesante es que cuando te comprometes y tienes la valentía de empezar a hacer lo que sientes que debes hacer, podría no ser perfecto, pero lo increíble es que sabrás cómo hacerlo mejor y mejor hasta lograrlo.

Atribución imagen: Vadim Timoshkin.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La enfermedad de esperar - […] https://isragarcia.es/esperar-enfermedad […]

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hoy empieza la Gran Victoria, la victoria de ser libre. Decir adiós es tan importante como decir hola. Cerrar es tan esencial como abrir. Acabar es tan crítico como empezar. Irse es tan vital como llegar. El último paso es tan decisivo como el primero. Morir es tan...

leer más
Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

El jueves tuvo la conferencia online de despedida sobre La Gran Victoria, 700 personas inscritas y alrededor de 150 personas que participaron durante más de tres horas en una de las exposiciones más especiales de mi vida. Un encuentro que empezó con una pequeña...

leer más
Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Porque ese es el truco, es solo entrenamiento, nunca dejar de entrenar, ese es el atajo: Mientras otros duermen, nosotros estamos experimentando. Mientras otros comen, nosotros intentamos cosas nuevas. Mientras otros ven series, nosotros probamos cosas improbables....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto