Intoxicación por distracción

By Isra Garcia  //  Comunicación, Marketing, Nueva economía  //  No Comments

distracciones internetCuando Internet apareció, todos maravillamos. Cuando las redes sociales emergieron, en cierta parte, fue una revolución. Yo pensé, finalmente, aquí hay algo que sacaría a todo el mundo fuera de la caja tonto y los apartaría de la tremenda inutilidad que supone ver la televisión.

Sin embargo, para la mayoría de nosotros, nada de esto ha solucionado el problema. Lo que sí ha conseguido es transferir el problema hacia un nuevo tipo de tecnología, o entretenimiento, o distracción, como prefieras llamarlo o verlo.

Ahora es sumamente fácil arrojar tu vida hacia el desperdicio al que te hace asomarte la hipérbola de las redes sociales y la infinidad de posibilidades que Internet ofrece. Distracciones llenas de frivolidad, cuchicheo y rumores. Lejos de la curiosidad, del aprendizaje y el descubrimiento. Ya sea si hablamos sobre cotilleo, compras, algo trivial o líos amorosos que conducen a ningún sitio.

A esto podemos añadir la cantidad de “información interesante” que cada segundo se agolpa ante cualquier impresión, click o enlace, el marketing digital indiscriminado y masivo que no busca más que un golpe rápido y fuerte para entonces salir corriendo antes de que podamos reaccionar o una comunicación barata, ridícula y que carece de valor. O miles y miles de correos electrónicos que tratan de ganar una batalla que ya estaba perdida antes de ser enviados.

Bueno, nada nuevo. Séneca solía quejarse mucho sobre esto. Como tú. O Seth Godin. Ciertamente el ruido ya existía antes, ahora es más fácil crearlo que nunca antes.

La verdad en este caso, es que es fácil quedar sorprendido arrastrando tu dedo hacia bajo en tu página de inicio en Facebook, o leyendo tweets sin un motivo o intención o votando las mejores fotos en Instagram en lugar de estar desarrollando acciones para potenciar la financiación de tu startup o hacer despegar las ventas de tu nuevo producto. Es fácil quedar seducido por todas las destrezas que youtube puede lograr mostrarte en 10 minutos o la cantidad de playlists resonantes que spotify podría sugerirte. Es quizá tan sencillo como estar pendiente de cual es el siguiente movimiento de tu “rockstar” o “celebrity” favorito.

Pero, y esto es un gran pero y aquí acaba todo, crear un cuerpo de trabajo con valor prolongado es cada día más escaso de encontrar.

Así que lo que haces cada día es elegir la ruta fácil, rápida y tonta, y aún así, atreverte a reclamar por qué la vida es tan injusta.

Lo cual hace que el trabajo del demonio sea mucho más interesante.

Pervertidos por la distracción. Divertido ver cómo esto funciona.

Photo credit: TORLEY.

EL PODCAST

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Buscar

Google+