Menu

Cómo comunicar con magia – Nacho Ibernón (podcast)

By Isra Garcia  //  Comunicación, Podcast

No quiero para de hacer cosas, cada día trato de dormir un poco menos. Así puedo hacer más cosas. No estoy nada de acuerdo con este peaje llamado dormir” – Nacho Ibernón.

Nacho Ibernón comunicación, creatividad y TXT

Este episodio número 30 de Disrupt Everything podcast series explora cómo comunicar, más y mucho mejor, ser más creativo y no parar de vivir intensamente. Las historias que Nacho cuenta van desde descubrir tu pasión en Canal+ justo al salir de la facultad, a trabajos extraescolares con otras marcas como remedio para no tener que enfrentarte a escribir un libro. Y otras muchas más.

Nacho Ibernón: comunicación, creatividad, magia

El invitado no es otro que Nacho Ibernón. Director de comunicación en Pelonio en la actualidad. Anteriormente Nacho ha estado ligado a Canal+ y Movistar+ como jefe de comunicación y contenidos. Nacho Ibernón es un vehemente intelectual, un sabio crudo y orgánico del mundo en el que hoy vivimos. Es un mago de la comunicación. Una de esas personas que cuesta encontrar, pero que cuando conoces algo te remueve, por dentro y por fuera. Nacho es un maestro en contar historias que no puedes sacarte de la cabeza.

Nacho ha sido editor en Locos por el Golf y Play Off y copy creativo en campañas como #abusadetuimaginación o Airball con Diego Pablo Simeone. Ha trabajado además como consultor externo en varios proyectos: Panama Jack, IG, Stand OUT program, Cala Bandida, Editorial o English Online TV. Además de haber desarrollado iniciativas sociales como La Noche de San Nicolás o Stand OUT Day.

Disrupt Everything podcast #30

Esta conversación con Nacho Ibernón es de todo menos cronológica. Es de todo menos típica y convencional. Es valiosa y útil. Con técnicas, trucos y estrategias para comunicar, crear, contar historias y llegar a las personas de una forma impactante. Esto y más es lo que encontrarás en el podcast #30.

cómo comunicar y ser creativo - Nacho Ibernón

Escucha directa:

Índice de contenidos:

  1. Intro.
  2. Punto de partida.
  3. Escribir, libros, lectura, TXT.
  4. Aprendizajes en Canal+.
  5. Evolución y requerimientos de la comunicación.
  6. Cómo comunicar de forma efectiva.
  7. Técnicas de creatividad.
  8. Un copy impactante.
  9. Cómo reinventarnos.
  10. Habilidades imprescindibles para hoy.
  11. Extraescolares.
  12. Trabajar con el “Cholo”.
  13. Pelonio Comunicación, la nueva apuesta.
  14. Preguntas a quemarropa.
  15. Un mensaje personal.

Si tienes alguna pregunta para Nacho, puedes hacerlo por Twitter o en los comentatios aquí en el blog.


Escucha, descarga, suscríbete: iTunes, RSS o reproductor

Escúchalo y suscríbete via iTunes, suscríbete por RSS o entra a las web series…

Disrupt everything iTunes disrupt everything RSSdisrupt everything web series

También puedes escucharlo directamente desde la página principal de Disrupt Everything podcast series.


Transcripción entrevista Nacho Ibernón

Bienvenidos a Disrupt Everything Podcast Series by Isra García. Reinventarte a ti mismo y cambia lo que más te importa.

Bienvenido o bienvenida a un nuevo episodio con la reinvención, con la disrupción, con la interrupción, con el rediseño, con la insolencia, con la excelencia. Un nuevo episodio con cambiar las cosas que importan, un nuevo episodio con esa interrupción positiva de reinventar la forma en la que la que vivimos, en la que trabajamos y en la que la que ganamos en esta nueva economía.

Soy Isra García y este es un nuevo episodio de Disrupt Everything Podscast Series y es el número 30, el episodio 30. En esta ocasión, para celebrarlo, tengo a una persona que tenía ganas de entrevistar y sobre todo de conversar con ella porque de hecho, cada vez que puedo trato de conversar con esta persona porque a día de hoy, es una de las personas con las que más disfruto conversando y disfruto intercambiando ideas y disfruto intercambiando vehemencia.

ISRA: Nacho Ibernón, bienvenido. 

NACHO IBERNÓN: Muchas gracias Isra. ¿Qué tal? Encantado de saludarte.

ISRA: Gracias por estar en este episodio, en este podcast, por haber cedido un poco de tu tiempo y por permitirnos disfrutar de tu magia, como suelo decir. Dejadme que os diga que Nacho es de esas personas, y yo tengo una de esas teorías que sorprendentemente se cumplen siempre, y es que desde hace años vengo pensando que en cada año hay entre una y tres personas que te impactan y se quedan y permanecen. Nacho lo fue conmigo y si no me equivoco en 2015 y así ha sido. Nacho es vehemencia intelectual, como diría yo. Es comunicación en su máxima pureza. Ha estado en comunicación en Canal Plus, ha hecho colaboraciones con radio, jefe de comunicación en Canal Plus, iniciativas sociales que ha liderado como La Noche de San Nicolás y estando Okay, jefe de comunicación también en Movistar Plus. Ha tenido muchas extraescolares y luego profundizaremos en eso de extraescolares que es un concepto que me encanta y que es muy interesante y valioso. Ha sido y es o ha sido más que es consultor independiente y profesor.  Recientemente supe el último proyecto, si no me equivoco, han sido contenidos en Canal Plus, contenidos como  editor de Locos por el Golf y Playoff ,un informativo Movistar Golf, director de la serie documental Colección, que es un guión idea original de el y fueron tres episodios estrenados Desmayo, Otoño y Belleza, Movistar toros, redactor de deportes, cobertura y televisión contenidos para programas semanales, guión, copy creativo también en campañas de Canal Plus como Abusas de tu imaginación y luego de ERBOL con el Cholo, que luego Nacho te preguntaré porque entiendo la magnificencia de esa campaña para ti. Y recientemente director, actualmente perdón, director de comunicación en Polonio Comunicación. Nacho, Menuda trayectoria.

NACHO IBERNÓN: Bueno, casi 20 años currando que es media vida y bueno, lo cierto es que se ha pasado muy rápido. Te estaba escuchando el repaso, me parece que casi todo ha sido antes de ayer. Lo tengo todo muy presente. Así que bueno, un gusto.

ISRA: Ojo, y no hemos entrado a profundizar en las extra escolares, en tus clases como profesor que eso es algo que tampoco hemos entrado a profundizar en el último proyecto de Nacho, pero en el cual entraremos muy muy pronto en esta propia entrevista. Nacho, ¿qué hacías cuando eras pequeño? O sea, ¿de dónde llega Nacho Ibernón comunicación de raza, comunicación pura? Y una vehemencia intelectual que te define o por lo menos, no sólo yo sino otras personas, te definimos desde pequeño hacía día de hoy. ¿Qué hacías cuando eras pequeño y cómo esto te ha traído donde estás ahora?

NACHO IBERNÓN: Bueno no sé si comunicación de raza, desde luego desde que tengo uso de razón,la obsesión permanente ha sido por las palabras y por tratar de leer cuanto más mejor. Y leer tanto que fuera capaz de escribir toda mi formación y todo el camino inicial en mi carrera va dirigido a eso a leer, y sobretodo, a escribir y por eso en los últimos años escolares tomé la decisión de inclinarme hacia el periodismo, pensando que sería una buena manera de aprender a escribir. Estaba en la final Filología Hispánica o Periodismo y pensé que Periodismo era buena opción. Pensé ingenuamente que tendría incluso más salida profesional que Filología Hispánica y ahí no. Y la verdad es que todos esos años de formación, todo el comienzo de mi andadura en comunicación en Canal Plus siempre han estado marcados por eso, por tratar de aprender a escribir, de incorporar más palabras, de atinar más en los mensajes, de poder comunicar y me parece en el fondo que es el núcleo de mi herramienta de trabajo. Hoy me parece que es lo más importante, en lo que no he dejado de entrenar todo el rato desde que tengo uso de razón, en tener cada vez más más argumentos, más palabras, más tipos de mensaje, más maneras de decir las cosas. Porque me parece que esencialmente eso es lo que hago a día de hoy:  contar cosas desde este lado de la parte de comunicación, de gabinetes de prensa, de relación con medios o como se llame, pero que es algo bastante parecido, creo yo, a redactar una noticia o a escribir un libro o a ponerse delante de una cámara y contar o a escribir guiones para otros. Me parece que todo forma parte de lo mismo y la columna vertebral de todo eso son las palabras y tenerlas las palabras adecuadas. De ahí yo creo que surge todo y bueno, he terminado en esta parte o ahora ando metido en esta parte de la comunicación, pero entiendo que en unos meses o en unos años podría estar en otra distinta.

ISRA: Porque has ido tocando diferentes  palos dentro de la comunicación. ¿Cuánto dirías que leías y escribías cuando eras pequeño?

NACHO IBERNÓN: Eso es un trauma insuperable porque es la sensación de que leo muy poco, de manera insuficiente todo el rato, que me estoy perdiendo grandes obras en todo momento y que soy un completo ignorante. Es duro vivir con eso. Yo no recuerdo cuando empecé a tener esa sensación pero es permanente. Nunca leo lo suficiente. Siempre trato de leer algo cuando tengo muchísimo sueño y estoy agotado. Trato de leer cosas cortas que pueda empezar y terminar, en pequeñas dosis, porque me parece una ofensa al autor leer un libro con pretensiones y largo a golpe de tres páginas a tres páginas. Me parece que ni el autor se merece eso,  se merece un descanso y más atención, pero trato de leer todo: artículos de fondo, poesía, relatos cortos. Cuando me noto algo más descansado el libro es más de fondo o novelas y permanentemente trato de tener algo de lectura. Parece que es el oxígeno y es absolutamente esencial. Trato de no pensarlo mucho porque es un tema igual que el de tener que dormir que me agobia bastante.

ISRA: ¿Tener que dormir?

NACHO IBERNÓN: Sí, si lo piensas objetivamente, con el paso del tiempo y ya con más achacoso disfruto más del descanso y de dormir de vez en cuando. Pero me gustaría no tener que pasar por ese peaje y tener más tiempo al cabo del día para poder hacer más cosas y leer más y escribir más y aprender más cosas.

ISRA: Estoy completamente de acuerdo contigo.

NACHO IBERNÓN: Es una derrota diaria en la que llegó un momento en el que literalmente no procesas ya más y estás permanentemente leyendo el mismo párrafo, sin apreciarlo de verdad y sin terminar de imprimir todos los datos y tienes que tirar la toalla y dormir. Pero para mí es un drama. Prefiero no pensarlo mucho y tratar de buscar lecturas que se ajusten un poco al ritmo de vida y a la velocidad porque si me parara a pensarlo probablemente pensaría que estoy perdiendo el tiempo trabajando y madrugando y corriendo de un lado a otro porque me estoy quitando muchas páginas de calidad de muchos autores que me estoy perdiendo.

ISRA: Y en la escritura, ¿cuánto dirías que escribes?¿Cómo escribes? ¿Cuando escribes?

NACHO IBERNÓN: La escritura es un nivel superior. Yo felizmente tengo que escribir a diario. Procuro mandar correos electrónicos antes que llamar a la gente o mandar whatsapps porque me parece que pienso más y mejor y me gusta más y me parece que soy mejor persona por escrito que por teléfono o en persona y que mido más el mensaje y tengo más tiempo para reposar. Entiendo un poco un correo electrónico casi más como una carta que como un whatsapp. Disfruto mucho y trato de escribir todo el rato. Es cierto que es una escritura muy funcional, que es para contarle a algún periodista, para convencerle de algo, para invitar a alguien, para presentar un proyecto, para tratar de pintar un plan de comunicación. Y que no es que sea escritura de segunda, sino que me parece que puede llegar a ser una redacción muy elaborada pero me parece que está muy lejos de la Champions, que es escribir sin conexióny sin red y ser capaz de estar lo suficientemente centrado y desovillado por dentro como para poder escribir lo que yo considero que es lo más difícil que puedo hacer en vida que es un gran libro. Un gran libro casi sin capítulos un poco al estilo de Saramago y sin puntos y aparte de cosas que ir contando una detrás de otra, bien hiladas, bien argumentadas, con distintos giros y tener algo que contar lo suficientemente grande y con suficientemente poso como para poder dedicarle quinientas páginas a eso y luego cerrar la tapa y terminar el libro. Para mí es sin duda sin duda lo más difícil que puedo intentar hacer, hasta el punto de que obviamente no me atrevo a intentarlo. Y me parece que todo lo demás, sin excepción, una canción, un musical, el guión para un documental o una peli, el discurso de alguien, una escaleta de un evento, todo ese tipo de cosas que son muy complicadas, incluso una obra de teatro, me parecen más sencillas que un libro tal y como yo lo entiendo. Creo que en casi todos las demás herramientas hay algo que te ayudan. Me parece que en el teatro hay personajes, hay buenos actores, hay buenos intérpretes que te pueden ayudar. Yo vengo de la tele, donde es obvio que puedes escribir muy mal o razonablemente mal, pero tienes grandes voces que te visten en el texto con imágenes, con una música fantástica. Me parece que hay muchas herramientas en lo audiovisual que camuflan un poco que no seas brillante. Sin embargo, en un libro tal y como yo lo entiendo, es ese papel y alguien esperemos que descansado al otro lado que te quiera leer con interés y con paciencia y ya está, y la historia que seas capaz de contar. No es demasiado importante la tipo que uses o que la letra sea más grande o más pequeña o la cubierta del libro. Me parece que te la juegas verdaderamente a cómo redactes y a lo que estás contando. Y no me atrevo desde luego. 

ISRA: ¿Cómo sería el libro que te gustaría escribir?

NACHO IBERNÓN: Pues tengo pistas. Desde luego no me gustaría que el libro terminara con la sensación de que se ha terminado la historia. Me gustaría que fuera una mirada durante un tiempo a una vida o un tipo de vida que fuera como una especie de imagen robada en la vida de alguien o en el momento de alguien o en un determinado momento histórico, pero que fuera como poner una cámara en un sitio que está un rato y se va. No me gusta en general las historias que empiezan y acaban o que tienen moraleja o que se cierran. Si no me gustan más bien historias que tienen que ver con el día a día, abiertas, amplias que se pueden interpretar desde distintos puntos de vista y que son un relato muy preciso de lo que pasa durante un tiempo determinado. Entendiendo lo que pasa por lo que pasa de verdad en el mundo real, lo que pasa dentro de cada personaje, las imágenes que todo eso genera que te pueden llevar a pensar en otras situaciones. Me imagino un libro así. Es casi un resultado clínico del tipo de persona que me gustaría ser. Me parece que los mejor libros, obviamente hay virtuosos de la escritura con los que disfruto mucho, que no tienen nada que contar o que tienen poco que contar o que permanentemente están escribiendo el mismo libro. Y me sigue gustando como me gustan en esta relación.

 ISRA: ¿Quiénes son esos virtuosos que te gustan sin tener la necesidad de pasar por ahí?

 NACHO: No sé. Yo disfruto mucho leyendo capítulos sueltos al azar de Platero y yo y me da un poco igual si están hablando del Corpus o de la Fuente o de Moguer. Tiene mucho interés sin duda lo que están contando, lo que pasa, la trama, lo que le pasa a Platero y a Juan Ramón, pero me parece que donde más disfruto es en la pura prosa poética de Juan Ramón Jiménez. Me parece que es el estilo lo que te atrapa. Me da lo mismo. Creo que me daría igual si fuera alemán pero me gusta mucho como suenan las palabras, como dispone las frases. Yo disfruto mucho más a día de hoy leyendo estilos que historias, que en general me interesan menos. Me gusta acercarme a tipos de escritura diferentes.

 ISRA: Que eso es lo que podemos encontrar. Perdona, ¿qué es lo que decías?

NACHO IBERNÓN: Te decía que si eso coincide además con una persona detrás muy interesante, en un momento de madurez y de poso atractivo, al que puedes llegar tomando un café con él o leyendo su libro en el momento en el que lo ha escrito perfecto o conociéndole en una etapa de la vida. Pues eso es sencillamente perfecto. Yo mi propio libro ideal creo que tiene más que ver con un estado de ánimo que ojalá consiga tener y consiga estar lo suficientemente tranquilo, centrado, desenredando de problemas, de rutinas, de inercias y de frenesí diario como para poder plantearlo. En esos meses de gracia a los que espero llegar en algún momento, pues ojalá que una derivada de esos meses sea un libro. Que sea capaz de cómo estoy en este momento, cómo veo el mundo en ese momento. Desde luego me parece que a día de hoy no soy un sujeto con una mirada suficientemente interesante, independientemente de cómo escriba mejor, peor o regular. Obviamente es muy importante pero no me parece lo más importante.

ISRA:Esto mismo qué estás diciendo tú ahora, creo que tanto yo como los oyentes lo van a poner en duda, el decir que no eres una persona lo suficientemente interesante como para escribir ese libro. Pero ya nos estás dando pinceladas en tu blog, porque tienes un blog donde a veces dejas alguna pincelada de esas pequeñas historias que tú quieres contar.

NACHO IBERNÓN: Sí, sí. Trato de no guardarme nada, en el sentido de que me parece que es todo compartible, en el sentido de que me parece que nada es suficientemente bueno como para ser exclusivo. Y bueno, le voy dando salida a esta especie de ideas pequeñas, de ideas casi de baja frecuencia, que comparto en el blog o también

ISRA: He leído también en LinkedIn.

NACHO: Linkedin,Twitter me entretiene mucho. Bueno, cada cosa tiene su género.

ISRA: Su contexto. ¿Cuál es cuál es tu blog, por favor, para que los oyentes puedan visitarlo?

NACHO: Es nachoibernón.com

ISRA: Listo. Y Nacho, ¿qué es lo que te llevas de la creación y dirección de contenidos en Canal Plus y en Movistar Plus realmente en esa última etapa?

NACHO IBERNÓN: Bueno yo creo que si tuviera que resumirlo, sin duda lo mejor a muchísima distancia es la colección de profesionales y de personas asombrosas con las que he podido trabajar allí. Me parece que ha sido un privilegio estar en unos años de mucha creatividad, de mucho talento, de profesionales muy muy buenos con los que era imposible no entenderse y de los que era imposible no aprender.

ISRA: ¿A quién destacarías de todos ellos y por qué?

NACHO IBERNÓN: Pues hay muchísimos, no sé. Yo creo que la primera jefa que tuve en Canal Plus, Maria Eugenia Cimas, me parece.. bueno la primera cualidad para ser muy buena jefa es esa autoridad de seguir a alguien no por lo que ponga su tarjeta o por cómo firme el mail, sino porque es absolutamente evidente que es mucho más lista que los demás y que está ahí por méritos propios y por razones obvias. Es una persona extraordinaria de la que aprendí muchísimo y profesionalmente impecable. Yo entré ahí con 21 o 22 años como becario primero y luego me quedé ya en plantilla. Era como Encuentros en la tercera fase. Yo llegaba de la facultad y de una vida absolutamente desordenada donde sólo me preocupaba jugar al balonmano, salir con los amigos y bueno ir a un sitio donde hacía prácticas y me daban algo de pasta y de pronto encontré ahí el periodismo de verdad, lo que no encontraba desde luego la facultad. En dos semanas me pareció asombroso. Vivir en primera persona momentos con un criterio tan claro de comunicación, teniendo tan presente las prioridades del curro, lo que hay que hacer, cómo hay que tratar a los medios, qué es más importante y qué no me parece fundamental. Yo creo que fue la primera gran persona, gran personalidad, que me encontré allí y dentro de su equipo del que tuve el honor de formar parte. ha habido profesionales con los que he seguido luego trabajando allí enormes. Bueno yo creo que sería muy largo mencionar toda la gente de Canal Plus de los que me quedaban más cerca en comunicación y la inmensa cantidad de personas enormes que se han dedicado a hacer la tele y que llevaron a Canal Plus a un punto ,yo creo que muy bueno, de creatividad, de vanguardia, de intentar cosas nuevas en televisión y de estar sorprendiendo todo el rato al abonado. Me parece que ha sido una fábrica de talento aquello.

ISRA: ¿Y cómo ha cambiado la comunicación desde ese chaval que entraba a la facultad al Nacho Ibernón que hay hoy? ¿Cómo sientes que ha ido evolucionando la comunicación en su máximo significado?

NACHO IBERNÓN: Bueno yo creo que todo está ahora más fragmentado, somos más en todas partes. Es cierto que el oficio ha cambiado porque han cambiado los tiempos. Los propios medios son más precarios ahora hacia perfiles mucho más multimedia, con una frontera ya completamente confusa entre el offline y el online y toda la parte digital. Hoy estamos todos los días hablando de influencers, de campañas en digital, conviviendo con los medios un poco más tradicionales. Es decir, esto es un escenario que no existía hace unos años y que de alguna manera cambia un poco el panorama, pero en esencia no creo que el trabajo de comunicación, de amplificación de mensajes de hace unos años con respecto a hoy, en pura esencia, no me parece que haya cambiado tanto. Me parece que tienes que saber lo que quieres contar, lo que cuenta tu marca, cuál es el relato de tu marca. Lo tienes que saber contar bien y tienes que tener muy claro que no tiene sentido hacer absolutamente nada con tu marca si no es para contarlo, si no construye a favor de tu historia. Incluso sabiendo que puedes permitirte el lujo de adelantar a la propia marca, es decir, de tener que contar y querer contar tantas cosas y tan buenas o tan afines a la marca, que eso condicione la propia vida y las propias decisiones de la compañía. Que haya sido capaz de construir un contexto y un rumbo en comunicación en el que tengas que tomar una decisión en 2019 a 2020 porque lo que ha sido contando que eres es coherente con eso y te acaba llevando un poco ahí. Me parece que es el arma más poderosa que tenemos la gente que hacemos comunicación

ISRA: La coherencia.

NACHO: Me parece que si lo hacemos bien tenemos un papel verdaderamente transformador.

ISRA: Transcendental, exacto.

NACHO IBERNÓN: Sí, sí porque todo está enfocado en la comunicación. Obviamente, siempre que hay un problema es de comunicación y siempre tenemos la culpa nosotros. Pero del otro lado me parece muy útil. Creo que un muy buen trabajo de arquitectura de marca, de mensajes alrededor de un proyecto, le da vida a este proyecto porque le llena de cosas que hacer y qué contar y le da un poco rumbo para seguir creciendo.

ISRA: Entonces,¿qué dirías tú que se requiere para trabajar hoy en el mundo de la comunicación y hacerlo bien sin ser un desalmado o desalmada?

NACHO IBERNÓN: Bueno, yo creo que los requisitos como entrevista de trabajo exprés como para empezar a currar mañana, a mi lo que me parece más valioso es desde luego el ADN guerrero y el espíritu comanche. Hablabas antes del Cholo, nuestros oyentes de por donde respirarán pero me parece que el Cholismo se ha consolidado casi como algo ya por encima del fútbol. Ojalá que lo consiga el Cholo. Esa especie de afán de hacerlo más y mejor todo el rato, sea en una cita oficial o en un amistoso. Ese espíritu combativo me parece esencial. Y como puros atributos que necesitas me parece que la clave es escribir bien y muy rápido. Me parece que con esos tres ingredientes puedes trabajar perfectamente en la Cala Bandida o puedes trabajar para Samsonite o puedes trabajar en una agencia de comunicación o con una chica. Porque me parece que puedes resolver muchos problemas y teniendo muchas palabras y referencias en la cabeza muy rápido para mandar un correo, para hacer una nota de prensa, para plantear un guión, para plantear un discurso o una escaleta, para hacer un plan de comunicación. Me parece que son herramientas muy útiles. Sobre esas puedes tener muchas más, es obvio. Puedes tener experiencia y puedes haber estado a un lado y al otro de los medios. Hay muchas cosas obviamente que suman. Pero si tuviera que resumir lo creo que lo centraría un poco en esa actitud y en palabras rápido. Porque un escritor puede permitirse el lujo de escribir lento, pero yo creo que un periodista no. Tiene que escribir igual de bien o más, pero además muy rápido y poner bien las tildes.

ISRA: Y aquí también el copy es una es una parte clave.

NACHO: Sí.

ISRA: Y qué dirías según tú y después de esta descripción de los requerimientos para comunicar y sin perder esencia sino siéndolo, ¿cuáles crees que podrían ser esos condimentos esenciales también del copy que impacte a raíz de la propia la propia mejora como en comunicación?

NACHO IBERNÓN: Bueno yo creo que hay una herramienta muy útil, muy valorada, incluso puede que sobrevalorada, que es el punto creativo, la pura creatividad. Me parece que el talento de cero existe. Me parece que las aportaciones brillantísimas y completamente nuevas y diferentes existen, y son un regalo cuando te pasan o cuando te pasan cerca o cuando las tienes en tu compañía. Pero me parece que hay una enorme cantidad de situaciones que resuelves simplemente sabiendo lo que llevas dentro y sabiendo compartimentar todo lo que has interiorizado, todo lo que has vivido y todo lo que has aprendido y sabiéndolo conectar. Me parece que hay muchas soluciones, muchos copies, muchos claims, muchas campañas, muchos titulares y muchas ideas de mensajes que comunicar, que tienen que ver con saber conectar lo que tienes dentro. Es decir, me parece muy valiosa la experiencia sobre todo si lo aprendes bien, si tienes claro que dentro tienes una canción que puede tener que ver con un plan de comunicación o con un claim, si identificas una campaña porque se parece a otra y no puedes tirar ahí porque sabes que Coca-Cola ha hecho eso en 2003. Me parece que ese background de tener info dentro y sobretodo saberla conectar, te convierte casi en un buen creativo. Porque de pronto te dan A y eres capaz de sacar un número que se le parece a esa situación.

ISRA: Porque eso sería una parte también de creatividad productiva, porque al final es lo que estás haciendo es no sólo aplicando la creatividad sino también organizandola.

NACHO IBERNÓN: Exactamente,sí, sí. Desde luego hay que ser generoso a la hora de conectar todo lo que llevamos dentro. Puede ser desde un bautizo, a una rueda de prensa, a una película o a un musical que te ha gustado, al final o un capítulo de un libro o a la forma que tiene una farola o a las letras en cursiva o al marco de una ventana. Todo eso yo creo que está bien tenerlo dentro pero sobre todo saberlo conectar porque es muy probable que la solución para un claim que busca Samsung tenga que ver con la ventana de la casa de tu abuela. Por ejemplo, con el problema del marco del televisor Samsung o que un musical tenga el mismo esquema de guión que un spot y te parezca más redondo por eso, porque no deja de ser un guiño a ese musical. O sea, me parece que si sabemos conectar toda la información más o menos valiosa que tenemos dentro, somos creativos en potencia. Porque eres capaz de sacar cuatro o cinco cosas inspiradas en el reto que te ponen delante o por qué se parecen o por qué son lo contrario, porque te recuerdan o porque son parecidas a un tipo que conociste que se las inventó. Pero me parece que todas esas referencias son muy buenas y muy útiles en una reunión de trabajo, cuando tienes que parir algo y hay cinco personas y cada una de ellas saca cinco o seis cosas de la chistera que lleva dentro y es capaz de conectar. Me parece muy útil y me parece complicado que de ahí no salga nada bueno. No es necesario, no todo el rato hay que partir de cero una idea genial, que no haya hecho nunca nadie, que me parece que es posible pero que es complicado. Porque lo que yo creo que pasa a menudo es que alguien cree que tiene una idea genial, los 10 de alrededor lo aplauden y se fascinan, y es que los once no saben que hace 35 años un granjero parió una cosa muy parecida. Pero viven absolutamente en la ignorancia. A mí me parece que es importante aprender. Tener experiencia y saber conectar lo que tenemos todos dentro para poder ensanchar lo nuevo que vamos sacando. No sé quién dijo que el arte no avanza sino que ensancha. Pues la parte de la creatividad yo creo que muchas veces es así. Lo que queremos, lo que tenemos que intentar es ensanchar un poco lo que ya han hecho los demás. Diferenciarnos pero no obsesionarnos todo el rato por estrenar un género, porque a lo mejor no hay tantos géneros.

ISRA: Debemos darle esencia, asociación y sobretodo para llegar ahí se necesita se necesita conciencia. Cuál dirías que es tu mejor, a raíz de la creatividad, ¿cuál dirías que es tu mejor técnica de creatividad Nacho

NACHO IBERNÓN: Bueno, yo como he dicho antes soy un obseso de las palabras. Yo creo que la mejor herramienta que tenemos son las metáforas. Me parece que es una figura literaria perfecta, en la que decimos una cosa con otra palabra simplemente porque porque tienen una relación, porque se parecen. Identificamos una realidad con otra, es lo que hacemos cuando proponemos una metáfora. Eso, que es algo muy sencillo implica todo un tipo de inteligencia detrás. Si tú eres un enfermo de las metáforas, si tú todo el rato estás viendo las cosas que ves en el mundo real otras cosas, puedes enloquecer, que es lo que me pasa a mí a veces. Pero es todo el rato un ejercicio diario y un entrenamiento de creatividad, porque tú estás conduciendo por la M-40 y en realidad estás formando parte de un banco de peces que se van entrecruzando y vas viendo que las partes son dinosaurios y cruzas cambias de carril y en realidad lo que estás haciendo es un cruce entre el pívot y el alero de un partido de la NBA, al mirar en el retrovisor. Me parece que sí todo el rato estás viendo otras cosas, todo el rato todo lo que ves te recuerda una metáfora de otra cosa es muy útil. Es que estás abriendo puertas dentro y estás conectando todo lo que tienes. Para mí, metáfora no es escribir una metáfora. Es ser el Quijote todo el día, es decir hasta el punto de enloquecer. Si tú todo el rato que ves a una persona estás viendo a otra o estar viendo otra situación o estar viendo otra época bueno, estás viviendo en una especie de realidad paralela metafórica, a ser posible mejor, ya que lo que haces por lo menos en mi consejo es hacerlo hacia algo mejor, pero tu percepción me parece que es muy creativa.Me parece que le pones un plus al paquete básico que llevas, de ver las cosas, de interpretar.

ISRA: La amplificas.

NACHO IBERNÓN: Sí,sí,sí. Me parece que es llevar unas gafas de loco permanentemente. Eso está bien. Es difícil bajarse de ahí cuando has entrado, pero me parece que tiene una derivada mala que es que puedes enloquecer, pero me parece que profesionalmente por ejemplo, es muy bueno para todo: para soluciones en el trabajo, para resolver problemas con el equipo, para funcionar mejor como equipo. Me parece que si tú todo el rato estás viendo cosas que se parecen, cosas equivalentes, cosas que tienes dentro que te recuerdan a lo que estás viviendo, pues puedes encontrar soluciones que ya funcionaron con una orquesta hace 50 años y ahora pueden funcionar con un equipo de rugby, porque son los mismos, el mismo número de personas, con el mismo problema y el problema lo tiene igualmente un tío con gafas. Entonces a lo mejor lo que funcionó hace 30 años funciona ahora.  Me parece que eso es un ejercicio de irrealidad muy útil, la verdad. Desde luego en lo profesional y en la vida personal, si lo sabes controlar, es muy cansado pero si lo sabes controlar, me parece que es muy enriquecedor porque estás todo el rato esforzándote en abrir puertas y en lo poco que sabes, saberlo conectar. Eso a mí me tranquiliza. Un poco hilando con lo que te comentaba antes del estrés que me provoca saber que no leo nada y que me lo voy a perder todo. A mí me reconforta un poco saber que sé cuatro cosas pero que están en cuatro habitaciones dentro con las puertas abiertas y que las he sabido conectar. Por lo menos tienes pocas cosas dentro pero intenta conectarlas.

ISRA: ¿Y dirías que eso que te ayuda a reinventarte? O puesto de otra manera, ¿qué haces para reinventarte y seguir siempre en movimiento?¿Metáforas?¿Algo adicional?

NACHO IBERNÓN: Bueno yo parto de que necesitas inspiración, eso está claro. Necesitas un momento bueno, que no tienes a diario o que puede que incluso no tengas a menudo. Necesitas verlo todo con perspectiva. Probablemente parar, ver lo que estás haciendo, valorar lo que tienes. Cuando haces eso muy a menudo, los que vivimos en esta pequeña urbanización rica del mundo, enseguida llegas a la conclusión de que eres un privilegiado y que no sabes exactamente de qué carajo te estás quejando. Desde luego necesitas parar y ver lo que hay alrededor o irte una tarde a urgencias en un hospital o a la planta infantil para descatalogada los problemas absurdos que tienes.

ISRA: Absolutamente.

NACHO IBERNÓN: Eso es lo primero. Me parece que para reinventarse hay que tener ganas, tranquilidad e inspiración. Entre que eso llega, yo lo que no sé hacer es parar. Cuando llegue, ojalá llegue en mayo mejor que en junio y que tenga una visión muy clara de hacia dónde voy, me consoliden lo que estoy haciendo y me de un chute de 10 años más.Pero hasta que eso llegue yo ya no sé hacer otra cosa que intentar madrugar mañana un poco más que hoy para hacer más cosas. Me parece que ese instinto un poco de combativo que te comentaba antes, cuando lo haces suficientemente prolongado en el tiempo, te engancha, no puedes hacer otra cosa ya.

ISRA: No sabes hacer otra cosa.

NACHO IBERNÓN: No sabes reaccionar de otra manera.Obviamente no tengo ningún interés en que nadie el jueves de esta semana me haga vivir una situación horrorosa en el trabajo y pase una reunión tensísima o que un cliente me humille extraordinariamente. No tengo ningún interés en que eso me pase. Pero desde luego, si me pasara el jueves, el viernes estaría muchísimo antes que el día anterior ahí. No sé hacer otra cosa. A lo mejor me cesan pero yo no sé reaccionar ya de otra manera que no sea volviendo a por más

ISRA: Nacho, extraescolares. ¿Sigues con las extraescolares? Para los oyentes, extraescolares es un término que escuché a Nacho cuando nos conocimos. Yo conocí a Nacho porque empezó a colaborar llevando todo el tema de comunicación en Stand OUT Program en el año 2015/2016. En 2017 nos ayudó a crear Stand OUT Program. No, 2016 si no me equivoco ¿O 2017 ?

NACHO IBERNÓN:2016 sí.

ISRA: Y luego,a raíz de su trabajo en Stand OUT Program pues también participó en varios proyectos con IG, con la agencia en la que trabajo y en la que soy director y luego en varios proyectos para mí como Isra Garcia. Además, proyectos como para Panamá Jack, como Editorial, Cala Bandida, como Unitec, como Club de Balonmano Alcobendas, como en la Englishonlinte.tv, como Da RomaTV. ¿Qué es esto de las extraescolares y qué sientes qué te ha dado o que te ha proporcionado, cuál ha sido la nota general?

NACHO: Bueno yo creo que por un lado..

ISRA: Perdona que te interrumpa. Eso son fruto del no sé no hacer menos sino hacer más. Porque dentro de un trabajo de 8 o 10 horas todavía te embarcas en aventuras extraescolares como tú le llamas.

NACHO IBERNÓN: Sí, hay que intentar hacer cuantas más cosas mejor si son sobre todo enriquecedoras. Me parece que escoger comunicación no haber terminado ahí es un acierto, al menos en mi caso, porque es evidente que es un territorio muy ancho, que puedes aplicar en sectores y tipos de proyectos muy distintos. Yo he trabajado durante muchísimo tiempo en la tele, en un trabajo completamente enriquecedor, pero es cierto que la comunicación no empieza y termina en la tele obviamente y hay muchos otros ángulos en los que puedes hacer comunicación. En la tele llega un momento en el que tenía la sensación de que me sabía razonablemente el abecé de aquello y quería aplicarlo a otras cosas. Es decir, obviamente es muy gratificante para uno ser capaz de llevar a 30 periodistas a una rueda de prensa de un programa de televisión. Está fenomenal. Pero tiene otro punto distinto y complementario, que a mí también me interesaba mucho: ser capaz de llevar a periodistas a un evento organizado por una fundación o tener la sensación de llevar unas cámaras de televisión a un sitio en el que nunca iban las cámaras de televisión, solamente porque éramos capaces de convencer al medio de que fuera allí. Me parece que es una herramienta muy útil para dar voz y visibilidad a instituciones, a marcas, que merecen mucho la pena y que aportan otras cosas. No es lo mismo obviamente tener notoriedad para Jack Daniels que para Unicef. La pura repercusión. Todo lo valoramos, todo lo cuantificamos, pero es cierto que esa visibilidad es diferente. Yo siempre he tenido la sensación de que estaba aprendiendo un oficio y que tenía que intentar aplicarlo a todo lo que se me ocurriese, a mi propia vida, a gente que pasaba cerca. Porque era muy útil. Porque yo estaba viendo en la tele que era muy útil y que estaba muy bien y que tenía resultados. Y ¿por qué no iba a tratar de hacer algo parecido para que terminara teniendo resultados para una fundación de niños?¿O para un colega que tenía una marca que estaba empezando y que le iba bien?¿O para un proyecto que me parecía interesantísimo, que aportaba una visión completamente diferente de la educación o de los másters?¿Por qué no?

ISRA: ¿Qué te aportó todo eso de extra lo que ya hacía tu?

NACHO IBERNÓN: Pues creo que a día de hoy, soy un poco mejor profesional simplemente porque he estado en situaciones distintas. Igual que en mi trabajo actual estoy viviendo situaciones nuevas que no había vivido antes. Me parece que si sobrevives a eso y no te despiden, y sacas un bien ramplón, pues sufres mucho y envejeces y te estresas y es un problema y vuelves a fumar y lo pasas mal. Pero el día siguiente eres mejor profesional porque ya sabes cómo se hace ya sabes cómo se soluciona.

ISRA:¿Incitarías a la gente a hacer extraescolares?

NACHO: Sin duda, sin duda. En dos sentidos: uno para vivir más vidas en una.

ISRA:Porque esa es la jodida clave, perdón por la palabra.

NACHO IBERNÓN: Eso es una obviedad. Es decir que mañana se nos cae un piano en la cabeza y se ha terminado. Entonces yo trataría de asumir más cosas porque el piano está ahí. En mi caso ,cobarde, también es que es muy duro tener tres horas libres todos los días y afrontar que no te ves capaz de encarar el libro. Y como en todo, pues creo que si tuviera de pronto mucho tiempo sacaría un disco, con tal de no ponerme a escribir el libro.En mi caso también me ayudaba tener el calendario lleno de cosas útiles que veía que estaban bien, que me aportaban y sobre todo no tener esa sensación de decir “Ay Dios mío que tengo todos los días tres horas y media y que me va tocando intentar escribir esto.”

ISRA: Cada vez se despeja más, Nacho.

NACHO: Sí.

ISRA: Montaste una campaña con Dios alias El Cholo. ¿Qué aprendiste o qué te llevas de ahí?

NACHO IBERNÓN: Bueno eso fue un regalo completo de Iñaki Marticorena, que es un genio que trabaja en Canal Plus o el Movistar Plus, que estuvo en el arranque de Cuatro y está muy involucrado en Cero. Me parece un fenómeno porque lo es y además se arrima al Atleti. Y claro, cuando llegó la posibilidad de trabajar con Dios, como tú dices, en una campaña de fútbol de Canal Plus yo me sentaba muy cerca físicamente de él. Teníamos algún debate encendido sobre Torres y sobre el Atleti en general. Pues él, en un momento de generosidad que yo le agradeceré toda la vida, me dijo: Oye tú que le das a este tal y que veo que te mola, y que estás tol rato escribiendo cosas raras, ¿qué te parece si nos echas un cable y intentas escribir también alguna cosa? A ver si nos da alguna idea porque estamos con esta idea de campaña y tal. Para mí fue un regalo porque evidentemente participar en unos textos que terminan en el Cholo y leyendo el Cholo y eso me ha pasado en alguna ocasión en mi vida con algún proyecto. Con éste el Cholo y con alguno más de gente que yo considero del top. Para alguien que escribe, es maravilloso tener la oportunidad de escribir algo o ver que pasa fases. Tienes un poco esa sensación de que no es muy habitual de justicia decir tengo la seguridad de que soy el último mono aquí pero esto no debe ser tan malo como para que no pase esta fase. Esa sensación de que tu curro habla por ti no está muy extendida habitualmente.

ISRA:Pero sucede Nacho.

NACHO: Hay productos muy buenos de gente que no es necesariamente hija de nadie ni está enchufada.

ISRA: Sobresale.

NACHO IBERNÓN: Y de pronto tienen ideas y productos extraordinarios que es absolutamente imposible frenarlos. Obviamente no es mi caso con el Cholo, sino que fue un regalo en el que me dejaron participar y pues imagínate, escribir hoy tres tonterías y que te la diga el Cholo con acento argentino. Es de desmayarse.

ISRA: Nacho. Visto lo visto ahora en Ahora en Pelourinho Comunicación, tu nueva apuesta. Estamos hablando de marcas como Mercedes, Samsung, Larios, Estrella Damm, Absolut, Ron Barceló, Converse, Pull and Bear, Heineken, Pepe Jeans, Lacoste, Tommy Hilfiger, Bridgestone…¿Qué has aprendido en estos meses diferente a tu a tu antiguo puesto de trabajo?¿Qué estás viviendo?

NACHO IBERNÓN: De momento estoy viviendo unas semanas en lo puramente personal y en lo social muy bonita. Porque me parece que lo que me he encontrado es una familia. Me parece que pesa mucho allí los perfiles que tienen cosas dentro.Me ha sorprendido mucho la extrema profesionalidad que me he encontrado porque yo tenía relación con ellos de mi etapa de Canal Plus, pudimos trabajar juntos 4 o 5 años y ahí nos conocimos mutuamente y yo creo que nos caímos bien mutuamente. Y ahora, por ambas partes hemos visto la oportunidad de poder trabajar juntos y lo hemos aprovechado. Pero lo que me estoy encontrando sobre todo es mucha coherencia en el planteamiento. Gente muy joven, con ganas de crecer y de crecer bien, sin obsesionarse por las cifras y crecer exponencialmente, sino por tener un proyecto coherente. Una historia que contar que ya tiene más de una década y que quiere seguir dando pasos y llegar a convertirse en algo más grande más y más identificable que la gente conozca. Y bueno, llevo escasamente dos meses estoy trabajando como nunca tratando de aprender todo cuanto antes para no retrasar en nada el ritmo frenético y la velocidad de crucero que ya tienen. Pero cuando paro un poquito y lo miro con más perspectiva, me gusta mucho el aire que tiene el proyecto porque es en un momento como de reinvención, de relanzamiento, de repensarse de cara a los próximos años, que es magnífico para alguien como yo estar ahí dentro. Que confíen en ti como para que participes de estos próximos pasos a dar es un regalo que yo no había tenido la oportunidad de vivir algo así. Mi etapa anterior en la tele que es una empresa mucho más grande, una gran compañía donde siempre hay mucha más gente por arriba que decide cosas. Tú participas en un proyecto como el gigante. Y aquí tengo mucho más la sensación de que esto lo estamos haciendo a diario entre todos y que vamos dando pasos entre todos y estoy como con un juguete nuevo. Estoy apasionado y trabajando muchísimo pero de momento la primera impresión es muy muy buena

ISRA: De lo que estás viendo y de lo que ya estás de lo que puede absorber tanto de trabajar en corporación, organización, como trabajar en agencia, como trabajar por tu propia cuenta con equipos multidisciplinares ,con equipos dedicados, freelance. ¿Qué habilidades resaltaría como imprescindibles en este nuevo mundo Nacho?

NACHO IBERNÓN: Pues yo creo que es importante aprender a convivir con los de al lado. Me parece que soy un romántico absoluto del trabajo en equipo. Absolutamente. Si llevo 20 años trabajando no sé lo que he aprendido en la parte del periodismo, de comunicación, de medios, espero que algo haya ido incorporando. Desde luego lo que más me interesa y con lo que más disfruto, es formando un equipo, viendo a la gente progresar, encajar, aportar cosas. Multiplicarse es extraordinario. No conozco muchos perfiles geniales individualistas. Parece que los hay y los que viven aún de manera aislada. Yo particularmente creo mucho en el engranaje y en el compañerismo en el buen sentido. Y en gente que encuentra una respuesta en su propia vida personal trabajando porque está dentro de un proyecto que le llena. O porque en ese proyecto conoce a otra persona o porque encuentra otra puerta que abrir otro país al que irse a través del trabajo. Me parece que son demasiadas horas al día como para estar pensando solo en coger la nómina y pirarte a gastarla.

ISRA: Amén. Un día te das cuenta de que tuviera está completamente vacía y todo lo que has hecho durante todo este tiempo es perderla

NACHO IBERNÓN: Claro. Mi entrada en el mundo laboral fue absolutamente coge la pasta y corre. Entraba muy temprano a trabajar y salía a las tres de la tarde. Mi único afán era meter toda esa nómina pequeñita que tenía en esa época en juergas con los amigos y tratar de que no se me apagara muchas neuronas en el trabajo y que harán mejor en el bar. Esa era mi pretensión cuando entré a trabajar. Y lo cierto es que poco a poco fui viendo gracias a las personas que me encontré en el trabajo y a los proyectos que teníamos entre manos, que cada vez había más de mí mismo en el horario laboral y cada vez me apetecía proponer idas de olla mías en el trabajo y no solamente luego en el bar o con mis amigos o en mi casa. Y poco a poco fui un poco disolviendo esa barrera entre la vida profesional y la personal, porque al final yo creo que tienes que intentar ser tú todo el rato y aportar como tú en todos los sitios en donde estar. Y lo que no tiene sentido es ser una persona social, que cree en el grupo, que ha jugado en un equipo toda la vida, que le parece una cosa absolutamente saludable, que en el ámbito profesional no se respire lo mismo. Yo particularmente es lo que más valoro. Gente que encaje con la que poder construir un equipo. Si son híper talentosos extraordinario. Pero si no, y son más como yo, pues que sean gente de club. Que sean centrocampistas resultones, que te dan juego, que defienden bien, que armonizan. Que si tienen que atacar,atacan y si no defienden. Que estén en todas partes. Me parece que esa labor es muy importante. Yo es lo que más valoro porque ese otro perfil de súper talento individual, brillante y chispeante..

ISRA: Lleva a mucho caos.

NACHO IBERNÓN: Yo me he encontrado con varios pero me he encontrado también a muchísimos farsantes. Muchísimos farsantes en ese rol un poco de genio. Yo hubiera preferido que hubieran sido menos genio y más tratar de propiciar el curro alrededor.

ISRA: Claro

NACHO IBERNÓN: No sé, yo es lo que más valoro. Me parece que es una idea probablemente demasiado romántica pero para mí, es absolutamente fundamental. Vivir en sociedad, currar en equipo, encajar en algo. Aportar algo a un grupo que ya existe o una marca. Me parece que es esencial amoldarse a lo que hay.

ISRA: Nada romántico. Lo real que se necesita hoy. Equipos de trabajo que lleguen donde desde la mitad de personas no llegamos. Nacho, ¿te gustaría probar algo,  enfrentarte a algo que no hayas hecho o hacer algún experimento? Si fuera así,¿cuál sería?

NACHO IBERNÓN: Pues yo siempre tengo una fantasía, que espero no tener que cumplir nunca, que es la atracción que tengo por el aislamiento absoluto. Yo estoy en una vida bastante frenética con familia a la que quiero y que me inspira y que necesito ver si puede ser cada 20 minutos mejor que cada día. Pero es cierto que en paralelo siempre me ha atraído mucho la idea de parar mucho tiempo y pensar y estar en silencio. Casi como una especie de retiro. Sí sí sí yo no sé qué saldría de ahí. Si alguna vez lo pruebo.

ISRA: Avísame si lo pruebas que aunque no podamos hablar me voy contigo.

NACHO IBERNÓN: Sí pero, en general yo disfruto mucho en pequeñas dosis de esos momentos también. De no se, un día de irte a comer solo, de tomarte algo, de pensar, de dibujar. Qué vida estás haciendo, hacerte esquemas absurdos que luego rompes. Tratar de pintarte tu vida o hacerte un plan de comunicación de ti mismo.  No sé, ese tipo de cosas. Disfruto mucho pensando, paseando, estando en silencio. Y es cierto que por el día a día tienen que ser pequeñas dosis y casi escapatorias. Pero siempre pienso qué pasaría si pudiera hacerlo un mes o si pudiera retirarme seis meses a pensar. Pues no sé, a lo mejor al segundo día enloquecía y tenía que volver a la ciudad. Pero siempre me ha atraído mucho ese punto como de distanciarse y de estar en silencio y de poder escuchar lo que piensas.

ISRA: Sería como un aislamiento. Nacho, vamos a dar ahora una fase de preguntas de fuego muy rápida. Nacho el libro que más te apetece leer ahora mismo es…?

NACHO: Pues releería El año de la muerte de Ricardo Reis de Pessoa. Perdonad, de Saramago.

ISRA: Un podcast o un programa de radio.

NACHO: Pues sin duda este.

ISRA: Un blog que te gusta leer cuando no escribes.

NACHO IBERNÓN: Antes era muy muy loco de leer respuestas al azar de los encuentros digitales que solía mantener Carlos Boyero con los lectores en El país. Hablando de todo un poco: de la vida, de política, de cine, de literatura. Sólo por ver lo bien que se es presa escribiendo Carlos Boyero.

ISRA: Tu pasión secreta.

NACHO: Pues probablemente, bueno no sé si es secreto o no, pero todos los días mataría por una hamburguesa de Wendy’s.

ISRA: Si tuvieras que cambiar algo en ti obligatoriamente, ¿qué sería

NACHO IBERNÓN: Pues a lo mejor no ser tan ciclotímico. Porque está muy bien ser irracionalmente feliz muchas veces al día. Porque yo lo valoro de verdad, porque creo que hay gente que no es capaz de vivirlo aunque tenga razones para ello. Yo soy muy feliz muy a menudo, pero de tener que retirarme porque noto que voy a romper a llorar. Pero a la vez tengo un momento de visión como demasiado cruda de todo. Me gustaría ser un poquito más tibio, así de normal. No tener extremos tan grandes.

Lo bueno cuando estoy muy mal es que sé que en diez minutos pienso en la hamburguesa de Wendy’s y se me pasa. Pero es duro. Ees muy cansado desde luego estar tan tan feliz tres veces un jueves y luego hundirte a las nueve de la noche del jueves y luego otra vez muy bien.

ISRA: Un deseo en voz alta

NACHO IBERNÓN: Me encantaría, me encantaría que al menos mi hijo viera ganar al Atleti la Champions. Porque hemos sufrido tanto.Tanto su abuelo y yo mismo, a todos mis hermanos y toda la gente de su entorno. Yo trato de vivir a diario como para que no se me note, pero se me han muerto tantos órganos dentro con el Atleti, que me gustaría muchísimo que esa gente ganara una Champions.

ISRA: Un reto por cumplir.

NACHO: El libro.

ISRA: Un ritual secreto.

NACHO IBERNÓN: Pues no lo sé si tengo muchos rituales secretos. Yo creo no. Cuando jugaba al balonmano, solía jugar con una rodillera infantil aunque yo ya tenía treinta y pico años, siempre en el tobillo. Una rodillera que me regaló mi abuelo y que yo creo de verdad que era mágica.Y que obviamente jugaba con ella porque sería estúpido tener una rodillera mágica y no jugar con ella. Creo que es lo más curioso que he hecho. Pero bueno estaba justificado porque tenía algo con superpoderes.

ISRA: Una manía.

NACHO IBERNÓN: Me intranquiliza bastante la gente que lo tiene todo muy claro y que va dictando cátedra y que no dice esas cosas preciosas como “yo creo” o “entiendo que esto es así” o “yo haría esto” del condicional maravilloso. La gente que lo tiene todo tan claro y que te da lecciones me intranquiliza porque me parece tan obvio que son tan bobos como nosotros.

ISRA: Y Nacho, si tuvieras si tuvieras que dar un consejo no solicitado a cualquier persona que está escuchando este episodio este podcast ¿cuál sería?

NACHO IBERNÓN: Pues uno sentimental. Yo diría que si no han encontrado a alguien que multiplique, yo soy un ejemplo de éxito de eso. Me parece que cuando había tirado completamente la toalla y estaba decidido a irme al monte a orar y a hacer vida monacal, de pronto existe. Existen las musas, existen esas personas que te cambian radicalmente la vida. Mi consejo es que, no sé si que perseveren o que no, pero que sepan que les puede pasar.

ISRA: ¡Qué bueno! Nacho Ibernón como has podido escuchar, una persona con profundidad, un enamorado del txt y sobre todo una persona que fluye por la vida también y trata de ser cada día en franjas de 10 minutos feliz, cada día sin parar de hacer que las cosas sucedan.Nacho muchísimas gracias por tu tiempo, por estar aquí, por compartirnos y por compartir con nosotros, por deleitarnos y por encantarnos.

NACHO IBERNÓN: Gracias a ti. Ha sido un verdadero placer amigo.

ISRA: Gracias por reinventarte. Por ayudar a reinventarnos a mí, a todos los oyentes. Y esto ha sido el episodio número 30 de Disrupt Everything con Nacho Ibernón. Esto es algo que es imprescindible que escuches antes de que acabe el podcast. Y es que no es necesario que te suscribas. No es necesario que lo compartas. Pero sí es necesario que si hay algo que te ha ayudado o que te ha aportado algo vayas corriendo, lo practiques, lo pongas en práctica y empieces a accionar ya. Porque como bien decía Nacho, no hay que parar de hacer. Cada vez que paras de hacer estás muriendo un poquito. Así que a por ello Nacho. Muchas gracias y también gracias a ti el oyente o la oyente.

Artwork: Charlie Abad Estudio.

Summary
Nacho Ibernón - cómo comunicar, cómo ser creativo y cómo vivir de forma intensa
Article Name
Nacho Ibernón - cómo comunicar, cómo ser creativo y cómo vivir de forma intensa
Description
En este episodio 30 de Disrupt Everything podcast series, entrevisto a Nacho Ibernón. Un profesional de la comunicación y la creatividad como pocos existen en este país. Ha pasado por Canal+ y Movistar+, ha sido consultor independiente, ahora es director de comunicación en Pelonio...
Author
IG


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+