Está delante (y dentro) de ti

jueves, Jul 30

Piensa en todas las oportunidades que tienes, ya has perdido.

Piensa en vivir en el presente, ya se te ha escapado.

Piensa en divertirte, nunca estarás contento con la actividad que realices.

Piensa en el amor, nunca lo obtendrás.

Piensa en ser feliz, aspirarás a serlo, solo eso.

Piensa en liderar, estarás siguiendo al rebaño.

Piensa en hacer un mejor trabajo, seguirás procrastinando.

Piensa en amar, no superarás el miedo al rechazo.

Piensa en decir más “no”, seguirás siendo ese títere que se mueve al antojo de cualquier otro.

Piensa en perder peso, y hoy comerás dulce.

Piensa no preocuparte, y seguirás dándole vueltas a la misma cosa una y otra vez.

Piensa en participar más, y seguirás escondiéndote.

Piensa en vivir la vida, mientras seguirás imaginando cómo sería vivir como en las películas.

Piensa en vender a los clientes que necesitan tu producto, para así seguir dando likes en los posts de Instagram.

Piensa en hacer lo que te gusta, lo cual significa que seguirás asqueado haciendo lo que no.

Piensa en quién puede ayudarte, así no te ayudarás a ti mismo.

Piensa en la respuesta, así olvidarás la pregunta.

Piensa en ganar dinero, y no lo ganarás.

Piensa en mejorar, así no mejorarás en absoluto.

Piensa en vivir y estarás fuera de la vida

¿Cuál crees que es el mensaje aquí?

piensa en vivir

Si tienes que pensar en lo que sea, es que estás lejos de llegar, serlo, tenerlo o verlo. Y la trampa más entretenida es que no importa cuán cerca creas que estás de ese pensamiento (meta u objetivo), porque a medida que te acercas, más se aleja de ti, no mucho, pero lo suficiente como para mantenerte ocupado persiguiendo algo que nunca acabas de tocar, ni siquiera rozar.

“Quiero despertar”, “quiero llegar a la iluminación meditando”, “el Satori es mi meta”… Es por eso que pocos o casi nadie llega a ese “despertar de la vida”, porque lo olvidan lo que Buda o maestros Zen como Ryokan enseñan, no es algo a lo que llegas, es algo que ves dentro de ti, algo de lo cual te das cuenta que está en tu interior. 

Sea lo que sea, ya está ahí, delante de ti, incluso recorriendo tu cuerpo, solo que no lo ves. Y la principal razón por la cual no consigues divisarlo es… 

Porque estás pensando.

Nunca el camino pasa por donde quieres que pase. El camino pasa por donde pasa. Piensa en vivir y malgastarás este preciado momento.

Atribución imagen: Sheila Sund.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hasta la vista y que el viaje continúe

Hoy empieza la Gran Victoria, la victoria de ser libre. Decir adiós es tan importante como decir hola. Cerrar es tan esencial como abrir. Acabar es tan crítico como empezar. Irse es tan vital como llegar. El último paso es tan decisivo como el primero. Morir es tan...

leer más
Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

Ve, ve, ve, ve, ve, ve y ve

El jueves tuvo la conferencia online de despedida sobre La Gran Victoria, 700 personas inscritas y alrededor de 150 personas que participaron durante más de tres horas en una de las exposiciones más especiales de mi vida. Un encuentro que empezó con una pequeña...

leer más
Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Nunca dejes de entrenar (ese es el secreto)

Porque ese es el truco, es solo entrenamiento, nunca dejar de entrenar, ese es el atajo: Mientras otros duermen, nosotros estamos experimentando. Mientras otros comen, nosotros intentamos cosas nuevas. Mientras otros ven series, nosotros probamos cosas improbables....

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto