Menu

Puntos de mejora que usualmente encuentras en sitios web de empresas inmobiliarias

By Isra Garcia  //  Social Media  //  2 Comments

puntos de mejoras en sitios web de empresas inmobiliariasRecientemente he estado trabajando como consejero para algunos negocios inmobiliarios, dentro de toda la asesoría estratégica online. Donde más puntos flacos he detectado ha sido en el sitio web, en la mayoría de ocasiones algo descuidado y trabajado, pero no minuciosamente, no como necesita ser hecho para lograr la excelencia.

Aspectos a evitar a la hora de construir un sitio web excelente

Voy a hablar sobre los patrones que más se han repetido en todos los negocios con los que he trabajado y los que he comparado con los mismos, con el fin de que pueda aportar valor, tanto a empresas en el mismo sector, como a otros profesionales que pudieran ver aquí algún insight que aplicar a su negocio:

  • Slider: si tu web tiene un slider, preocúpate que sea dinámico realmente. Las imágenes del slider deberías cambiarlas como mínimo cada mes.
  • SEO-Friendly – contenido: coloca una descripción detallada, “off-topic” y rica a las casas, esto enriquece el poscionamiento y te hace más fácilmente encontrable frente a la competencia, trata de crear algo de contenido (texto) todas las semanas, por lo menos una o dos veces a la semana. Clave.
  • Testimonios: especialmente en este sector son poderosos y crear un halo de credibilidad entorno al negocio. Si no los has considerado, es el momento. Si ya los habilitaste en el sitio web, de nada sirven si están incompletos o con las plantillas predeterminadas que estableció el programador. Toma la información de los compradores o vendedores de inmuebles con el feedback más significativo y llénalos de inmediato, de lo contrario la imagen que transmites es de dejadez y poca profesionalidad.
  • Repetición de textos: me he topado por lo menos con 6 sitios web de inmobiliarias con mucha fuerza en las que he visto repeticiones de textos como direcciones, URL del sitio web (no tiene sentido porque estás en el mismo), direcciones de email, “call to actions” e incluso formularios repetidos. Antes de publicar un sitio web, siempre se debe hacer no “double-check”, sino “triple-check”.
  • Mensajes impersonales: tales como suscribirse a tu boletín, newsletter, plataformas sociales, contactar a través del chat, enviar una petición de interés por una casa o rellenar un formulario para vender una. Personaliza los “call to action”. Es decir, explica cual es el beneficio que les das a tus cliente si se suscriben. Edita el texto y créalo más a tu manera, por ejemplo: “Deja tu email aquí y recibirás las últimas noticias con las ofertas en compra/venta más destacadas de _____________, los suscritos a esta lista reciben las noticias antes que nadie. (Respetamos su privacidad y enviamos emails periódicamente, sólo cuando es necesario)”.
  • Comunicación con la audiencia: cuidado con el tono que utilizas a la hora de comunicar: si en un lado hablas de “somos tu primera opción para la casa de tus sueños”, pero en otro dices “suscríbase” o “¿interesado en vender o alquilar?”, algo realmente queda desconectado en tu mensaje. Utiliza siempre una única persona, recomendaría la segunda persona “tú” antes que tercera, demasiado formal, quizás.
  • Destacados: creo que es una magnífica idea crear inmuebles (o ítems) destacados, pero de nada sirve si no los haces visibles. A mi modo de ver, si creas destacados, diferéncialos adecuadamente, pero además muéstralos donde más se puedan apreciar, quizás arriba del todo, sin la necesidad de hacer “scroll down”.
  • Enlaces social media: aquí casi el 95% de negocios únicamente colocan los iconos de Facebook, Twitter, Pinterest o similares y lo dejan a su suerte, poco más. Esperando a que la audiencia adivine la acción que el negocio pretende que ellos tomen. Al ser posible con un incentivo por que tu audiencia vaya a Twitter, para alguna acción particular. Porque lo que realmente importa es que tu audiencia esté en tu lugar de profundidad (sitio web), no se vaya de ahí a otro lugar.
  • Formularios de búsqueda de casas: he visto formularios con más de 20 campos, eso es un infierno, por lo menos. Simplifica, obvia campos y deja los realmente relevantes, los que tú (el negocio) utilizarías, los demás sobran.
  • URLs: cuida la URLs, funciona mejor una URL como esta: http://www.nombrenegocio.com/es/compra-venta-inmuebles-nombrenegocio que esta: http://www.nombrenegocio.com/es/form_captacion/, ayuda al posicionamiento y al link building.
  • Página “about me”: esto se repite en toda clase de negocios, pero especialmente lo encuentras en negocios más convencionales y que normalmente se prestan a ser menos creativos (la creatividad no ocurre sólo e los negocios nuevos, la creatividad es un deseo, no un don). Cuenta la historia de como nació el negocio, como se mantuvo en la crisis, quizás se sumergió un poco y finalmente salió a la superficie con resultados. Habla sobre quien está detrás del negocio, empleados, cargos de management, gerentes, si puedes muéstralo con una foto o vídeo mejor.
  • Tipografía: un error que normalmente encuentras en la mayoría de sitios web es una tipografía pequeña, en un color que no llega a ser un negro definido, texto amontonado, con no muy buen alineado y con poca respiración entre los párrafos. Revisa bien la composición de los textos.
  • Lo que nadie ve: errores como márgenes, diferentes tonalidades, cortes entre banners, cosas que apenas un cliente apreciaría, busca eso y corrígelo. Un pasito más hacia la excelencia.

Espero que estas recomendaciones basadas en ejemplos reales aporten el valor necesario para mejorar algún aspecto en el sitio web de tu negocio o en el tuyo propio, quien sabe.

Photo credit: Angie Ravelo.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+