Siete mil

By Isra Garcia  //  Blogging  //  2 Comments

En 2008 nació israelgr.worpress.com, en Inglés, fue mi primer blog, unos meses antes de partir para Estados Unidos a estudiar y trabajar. Hoy ese blog es isragarcia.com, escribo ocasionalmente, más bien de “uvas a peras” en este último año. ¿La razón? Mi estrategia y objetivos, de momento, no pasan por ahí. Aunque eso no significa que información esté desactualizada.

Unos meses después del nacimiento de mi primer blog, nació israelgarcia.wordpress.com, lo que hoy es este blog (isragarcia.es).

Primero

Durante el primer año escribía una vez a la semana como mucho, si lograba llegar a mantener ese compromiso. Hablaba sobre marketing. Trataba de obtener feedback sobre el máximo número de personas posibles, que le faltaba a mi blog, a mis contenidos, a mi escritura (a esto mucho). Solo visitaba mi blog aquellos contactos a los que le golpeaba con él. No llegaba a las mil visitas al mes, con suerte. Definitivamente hice spam, bastante. Mi presencia era inexistente.

Segundo y tercero

Al segundo y tercer año empecé a escribir de manera más regular, una o dos personas como mucho, pero ya con un ritmo marcado, una hora de publicación fijada. Fui añadiendo otros temas al mix, comunicación, branding, algo de redes sociales y entorno online. En este tiempo traté de colocar mi blog en cuantos lugares online pudiera. Fui pesado, en algunas ocasiones practiqué de nuevo el spam. Al final, en estos dos años logré llegar a las cinco o siete mil visitas al mes y apenas treinta o cuarenta personas suscritas a mi blog entre RSS y vía email, empecé a ganar algo de tracción, por llamarlo de alguna manera. Gracias a todos ellos. Sin embargo, por aquel entonces era un tipo que lo intentaba, depositaba mucho tiempo y llegaba ahí al lado, no muy lejos.

blog isra garcia antiguo

Cuatro y quinto

El cuarto y quinto año fueron una bonita explosión controlada, decidí escribir tres veces a la semana regularmente, esforzarme por dar más al lector. Las publicaciones sobre social media marketing y la temática conocida como Mapmakers aparecían más menudo. En ese momento seguí promocionando mi blog, cierto con algo más de criterio y menos intrusión. Google Analytics decía que mi blog llegaba a las diez o quince mil visitas al mes, guau ¿te lo puedes creer? Lleno de momentum, me apasionaba todavía más por ello, al mismo tiempo que me daba cuenta de que escribía mejor, mi blog crecía, en secciones, en menús, en oportunidades y elecciones. Un día del cuarto año, creo que mi madre se enteró de que tenía un blog. Algunas personas incluso contactaban a través del formulario. Pasé a tener 400 suscriptores. Estaba flipando, a pesar de que no tenía mucho. No sabía muy bien donde llegaría, pero sí tenía claro que iba a continuar empujando mi trabajo, experiencias, proyectos, resultados plasmados en el blog hacia delante. a media de oportunidades de negocio alcanzadas en e blog era de un cero perfectamente redondo.

Sexto y séptimo

El sexto y séptimo año (el pasado y el anterior) fueron una especie de recompensa por nunca desistir. Más a finales del quinto año (2012) de cara hacia el sexto, decidí escribir 365 días al año. El sexto año llegué a las treinta, cuarenta y cincuenta mil visitas al mes. Llegué a dos mil suscriptores. En el séptimo llegué a sobrepasar las cien mil visitas y lograr casi los cinco mil suscritos. En esos dos años, el blog se había convertido en la puerta de entrada principal de las oportunidades de negocio más relevantes y resultantes. La media de oportunidades de negocio era de 0,7 al día. A final del mes materializaban una media de once, principalmente conferencias, talleres o consultorías y un libro, Mapmakers.

Octavo

Ayer domingo, octavo año, cerca del noveno, llegué al suscriptor número siete mil. Más de ciento veinte mil visitas al mes. Una media de oportunidades de negocio que entran a través el blog de 0,9, materializando a final del mes cuatro de media (mis estándares son mucho más altos a día de hoy).

Solo me importas tú

El brillo que producen estas siete mil personas que han decidido premiarme con su atención constante, ciega cualquier otra métrica como las visitas o visitantes únicos. Me preocupan los emails privados que recibo de cada uno de vosotros, mis lectores, también me entusiasman los comentarios cuando llegan. ¿Eres mi lector? Lee esto, trabajo para ti, para nadie más, seguiré invirtiendo el tiempo y mi pasión en que te lleves de mí cada día lo mejor que puedo dar. Aquí, para ti, por ti, porque tú. Sin costes.

Nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince…

Para mí, este blog no es solo una forma de vida, una vía muy potente de negocio o una extensión online de quien soy, o donde empiezan y acaban la mayoría de ideas, proyectos, negocios, experimentos, fracasos, experiencias y vivencias o aventuras. Este blog me hace crecer cada día, superando incluso la dislexia, cada día que escribo en él soy mejor persona y profesional y haciendo eso tengo la oportunidad de cambiar algunas cosas y vidas, esa es la razón por la cual nunca pararé de hacerlo funcionar.

Gracias por tu atención, compromiso y por impulsarme a hacer el trabajo que importa.

Summary
Siete mil
Article Name
Siete mil
Description
El brillo que producen estas siete mil personas que han decidido premiarme con su atención constante ciega cualquier otra métrica como las visitas o visitantes únicos.
Author
  • Juan J. Pestaña

    Enhorabuena Isra!,

    La constancia siempre ha dado sus frutos. Un ejemplo a seguir para muchos de nosotros.

    Un saludo
    Juan

  • Gracias Juan J. Seguimos.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+