Menu

32

By Isra Garcia  //  Mapmakers, Persona, Reflexiones  //  15 Comments

foto_perfil_israIbiza, 3 am, acabo de llegar al hotel, en la habitación que reservé junto a David y Andy. Vengo del cierre de Circoloco, una juerga bastante importante. Saco un papel del bolsillo trasero de mi pantalón, es la tarjeta de embarque para mi próximo vuelo, 8:15 am Ibiza – Palma de Mallorca – Madrid – Bogotá, vaya hoy dormiré al lado de la intensidad, de nuevo.

Tengo sueño, pero me apetece escribir. Salgo fuera y escribo, lo único que escucho son las olas del mar rompiendo en la orilla, todo está oscuro y en silencio. Miro el reloj y me doy cuenta de que acabo cumplir 32 años. No, no es una casualidad ni un accidente, tampoco una predicción.

Me siento extremadamente satisfecho de haber llegado hasta aquí, nunca imaginé que llegaría hasta este exacto momento, 32 años sin mapas, dibujando, viviendo auténtico, permaneciendo insolente, ignorante y curioso. Fascinado por el momento, agradecido por lo próximo y enriquecido por el pasado. Me encuentro justamente donde quería estar, aquí, ahora, de la mejor manera que nunca se me hubiera ocurrido. Creo que aunque lo hubiera pretendido, no hubiera conseguido un mejor resultado del que he obtenido.

  • Me he elegido a mi mismo – y creo que he ayudado a unos pocos a hacerlo.
  • Desmesuradamente impaciente. He tomado la iniciativa, irremediablemente lideré.
  • He firmado mi propia voz, me adueñe de mi tiempo y de lo que tenía que hacer.
  • Declaré victoria, no la calculé. He sido el único responsable del resultado.
  • Creo que he dado lo mejor de mi cada día de estos 32 años. He definido mi propia excelencia.
  • He fallado 15 veces por cada éxito que he obtenido. He re-edefinido el significado de éxito a cualquier cosa.
  • He elegido felicidad e imperfección sobre reconocimiento y perfección.
  • Usé la vulnerabilidad y la pulí hasta conseguirla un activo de valor incalculable.
  • Mi auto-relización ahora se basa en poder cambiar (a mejor) un poco de lo que sucede ahí fuera.
  • Actúo contundentemente sin temor a lo que podría ocurrir. Estoy preparado para un retorno contundente también.
  • Sigo viviendo sin ningún miedo – ni siquiera a la muerte – excepto que la gente que amo sufra.
  • Me preocupa dejar un sólo día por no exprimir.
  • Siento que si todo se derrumbara, volvería a empezar desde cero, pero con más fuerza y determinación.
  • He sentido lo que es el amor que te oprime el corazón – y la mente.
  • He vivido los momentos que yo mismo he creado.
  • He construido la vida que desearía vivir, ni mejor ni peor, una que no habría soñado jamás.
  • Fabriqué el metro con el que medir una buena parte de la densidad de la vida.
  • He rechazado todo aquello que estuvo, ha estado (y posiblemente estará) en discordancia con mis valores y principios.

32 años, gracias por acompañarme hasta aquí, tanto si estuviste desde el primer día, como si empezaste a ver la película desde la mitad o llegaste casi al final. Desearía llegar a los 33 y volver a verte por aquí, pero eso es una realidad que queda fuera de mi alcance, no voy a ser un inconsciente o un suicida, pero tampoco voy a renunciar a lo que me ha traído aquí por vivir más tiempo. Siento que he hecho que las cosas sucedieran. No dejé a nadie juzgar los esfuerzos que he ido realizando, simplemente obvie la tiranía del sistema y creé esa historia que nunca soñé.

El mapa sucede mientras trazas el camino, lo interesante de la historia, no es donde acaba tu trazo – sino lo que pasa mientras dibujas y lo que consigues extraer de ello.

Photo credit: Pimpam Estudio.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+