Menu

Al día siguiente

By Isra Garcia  //  Alto rendimiento, Cambio

Al día siguiente…

Serás músico y tu canción no será aceptada por tus incondicionales.

Serás emprendedor y fracasarás emprendiendo en tu negocio.

Serás blogger y tus lectores dejarán de leerte.

Serás profesor y recibirás un feedback negativo por un pobre trabajo.

Serás escultor y tus formas serán incomprendidas.

Serás conferenciante y no encantarás a tu audiencia.

Serás educador y te darás cuenta de que tienes las manos atadas, no podrás educar.

Serás empresario e irás a la bancarrota.

Serás un líder y nadie te seguirá.

Serás cirujano y no salvarás vidas.

Serás escritor y no podrás escribir para conectar.

No podrás hacerlo

al día siguiente

Estarás listo para hacer algo y no podrás hacerlo. El sistema, tu pareja, tu madre, tu profesor, el tiempo, la economía, los bancos, tus colegas o tu árbol genealógico te impedirán hacerlo.

Entrenarás durante toda una vida en ser el mejor gimnasta, locutor de radio, comediante o ciclista y no serás el mejor de todos. La destreza de otros como tú, con una mayor preparación, una mejor adaptación, equipo o don, serán extensamente mayores.

Creerás en ti mismo cada día y un día dejarás de creer. Pensarás que eres una persona consciente, plena, llena, completa, trabajada desde dentro hacia afuera, de éxito, del de verdad. Y un día, te darás cuenta de que la búsqueda no ha hecho más que empezar.

Escribirás cada día en tu blog, decidido, ilusionado, apasionado y aportando utilidad auténtica. Y un día cuestionarás si todo esto merece la pena.

Te levantarás cada día a las 6am para abrir tu negocio una hora antes, de manera que puedas deleitar a tus clientes, no cerrarás a la hora de comer, recibirás a cada persona con una sonrisa, el mejor trato que sabes dar y un producto excepcional creado para ellos. Y un día, o muchos, sentirás que no recibes ni la mitad de lo que entregas. Alguien será desagradecido contigo, criticará tu trabajo y lo desmerecerá.

¿Qué pasará al día siguiente?

En ocasiones podrás y estarás más preparado que nadie para hacer las cosas y algo o alguien te impedirá hacerlas, frustrante, pero posible y real.

Ese día va a llegar, te prometo que así será. Eso no es preocupante, lo que sí importa es que harás al día siguiente, y al otro, y al otro, y al otro, y al otro.

Me preocupa cómo bailarás con el momento al día siguiente.

Photo credit: Wes Peck.

Summary
Al día siguiente: cómo bailar con el momento
Article Name
Al día siguiente: cómo bailar con el momento
Description
Eso no es preocupante, lo que sí importa es que harás al día siguiente, y al otro, y al otro. Me preocupa cómo bailarás con el momento al día siguiente.
Author

También te puede interesar:

  1. Podrías fracasar
  2. A una acción de distancia


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+