Cómo ser un mejor comunicador: 4 técnicas

lunes, May 29

Estas son cuatro habilidades núcleo que te ayudarán a mejorar tus habilidades para hablar en público y convertirte en un comunicador más profesional

gran comunicador

1. Practica sin guión y de forma aleatoria

Los días de esquemas, estructuras y discursos escritos están acabados. Aunque las diapositivas todavía siguen resultando, poder desarrollar tu discurso en situaciones naturales e inesperadas se vuelve algo cada vez más y más crítico. Incluso en reuniones con inversores, con el consejo o en presentaciones ejecutivas, por lo que he apreciado, la tendencia va hacia menos tiempo de preparación y más tiempo de debate. Este cambio está escalando hacia reuniones de todo tipo, así como conferencias o charlas. En mi caso, cada día me gusta más trabajar sin presentación y abordar el tema de una forma más natural y auténtica, pero preparada.

La clave: storytelling, espontaneidad y excelencia en la ejecución. Una práctica que puedes seguir es elegir un tema aleatorio al día y practicar delante de una pared en blanco durante 15 – 20 minutos, esto es algo que practico casi cada día. En otras palabras, no necesitas un guión para ser un gran comunicador.

2. Comunica cómo te gustaría comunicar

Muchos de nosotros tenemos esa tendencia a levantarnos y a comunicar en medio de la multitud. Es natural. Para ayudar a conquistar el objetivo de comunicar a audiencias de forma efectiva, primer encuentra algo sobre lo que sonreirás. Si estás agonizando, estás triste, ansioso, frustrado o atemorizado, tu audiencia lo sentirá. Cuando prepares las partes clave, encuentra formas de disfrutar de ello, ya sea inyectando un poco de humor en tu presentación. Formulando preguntas provocadoras, bromeando sobre tus defectos o cuando sufriste una experiencia similar, buena o no tan buena.

Recuerda siempre ser tu mismo. Si pretendes compartir alegría y estás triste, tu audiencia lo sabrá.

3. Utiliza datos concretos

Los números y cifras pueden ser valiosos, pero no importan mucho si no puedes extraer conclusiones cuando los usas. Los profesionales que trabajan en campos técnicos, donde la investigación y el desarrollo lo definen todo, saben cuanta verdad hay aquí. Nunca uses para impresionar. En mi caso, prefiero no utilizarla a que sea usada solo como una cifra que impresiona o queda bien.

Necesitarás explicar las implicaciones de tus datos e información de la forma más concreta posible. ¿Por qué las cifras que has expuesto importan tanto? ¿Qué significan? Si esperas que los asistentes lo intuyen, vas a tener problemas, tu responsabilidad como comunicador es que lo entiendan.

4. Comunicador, mánchate las manos

Esto no va sobre preparar el hablar en público como si estudiáramos para exámenes durante los tiempos de exámenes universitarios. Comunicar no es un proceso tan rígido. Es muy cierto que necesitas saber cuales son los puntos clave que resaltan. Los detalles que citarás y la autenticidad que desprendes. Sin embargo, ser flexible, adaptarse a malas condiciones y tener que “bailar con la más fea” es igual de importante que cuando todo vas bien.

Quizá te das cuenta de que solo dispones de 10 minutos. O que no hay micro. Internet no funciona, el proyecto está estropeado o la audiencia es diferente a la que te explicaron. Incluso que en lugar de 200 personas han llegado 3 personas (historia real). No importa lo que suceda, necesitas y debes mantener esa mentalidad que te ayudará a salir airoso de cualquier circunstancia. Una de las formas de practicar ese tipo de mentalidad es estructurar tu charla de forma que se adapte a cualquier situación. Además de preparar tu mente.

No importa qué, no subestimes la importancia de ser un comunicador/a. Comunicar mejor no sucede en una noche. Requiere foco y entrenamiento. Si te interesas y empiezas a practicar ahora, estarás listo/a cuando llegue el momento de saltar al escenario.

Photo credit: jeanbaptisteparis.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo calmar tu mente y domar tus emociones

Cómo calmar tu mente y domar tus emociones

Para calmar tu mente y domar tus emociones solo tienes que sentarte y no hacer nada, solo respirar y estar donde estás, puedes pensar lo que quieras, puedes sentir lo que quieras, solo siéntate. El siguiente paso es seguir sentado, no te levantes tan pronto, no te...

leer más
Pura disciplina

Pura disciplina

Estoy en Santa Teresa, un paraíso, y algo parecido a Tulum, porque escucho a demasiadas personas decir "si crees en ello con la suficiente fuerza, entonces puedes conseguirlo", y el problema con esta creencia es que estamos dejando fuera la parte más importante de la...

leer más
La mentalidad del cinturón blanco

La mentalidad del cinturón blanco

Ayer la vida me brindó un nuevo suceso, la muerte de una de las personas más importantes de mi vida. En ese momento, casi al mismo tiempo que una lágrima se derramaba por mi mejilla, me dije a mí mismo lo siguiente (por orden) Esto es vivir. Algo de lo cual no...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto