Obsesión, obsesión, obsesión

domingo, Jun 02

Ve a una graduación, una conferencia de motivación, habla con un coach o sigue la corriente actual, todas esas personas dicen que debes amar lo que haces. Error. No tienes que amar lo que haces, tienes que obsesionarte con lo que haces, tienes que crear una adicción a tu arte, proyecto o estilo de vida. Y no vale con ser obsesivo o adicto, tienes que estar tremendamente obsesionado.

Necesitas ser adicto y ser obsesivo a intentar diferente.

ser obsesivo

Vas a tener que cruzar una línea muy compleja en la vida si quieres ser una de esas personas que jamás olvidaremos. Si no has nacido con una infinidad de recursos, tendrás que cruzar el límite, y no una vez, sino varias veces. Tendrás que ir y venir continuamente. Tendrás que ir donde nadie más quiere ir. Y no solo eso:

Tendrás que trabajar todas las horas que nadie quiere emplear en ello.

Tragar la bazofia que nadie quiere comer.

Resistir las embestidas de la vida que nadie quiere aguantar.

Caer, levantarte y volver a descender mucho más de lo que el resto está dispuesto a soportar.

Habrá días de 18 horas, habrá días de 26 horas.

Será necesario que vayas más lejos que la media de personas de tu alrededor.

Ser obsesivo es la clave

Tendrás que tomar acción cada día, en muchas ocasiones sin saber por qué o hacia dónde, pero tendrás que hacerlo. Aunque no te sientas bien, aunque no te guste, aunque no sea lo mejor. Da igual.

Si estás comprometido con una vida épica, no hay excusas. Siempre será el momento, tendrás que desplazar todo lo que quieres y te gusta, ya nunca más será una prioridad.

Lee esto, tienes que ser obsesivo. Tienes que ser adicto. Tienes que ser disciplinado contigo mismo. La clave suprema aquí eres tú.

Casi todo el mundo que conozco buscan a otros que puedan hacer las cosas por ellos. No lo hagas, no busques ayuda más que cuando será vital o crítico.

No importa lo que el mundo diga, debes estar tan obsesionado, que no debe preocuparte perder la cabeza.

Tu compromiso con la obsesión debe ser tan grande, que debes incluso enfrentarte al mundo entero tú solo.

La pregunta interesante aquí es: ¿Tienes el suficiente compromiso por tu obsesión para decir, “me da igual si estoy equivocado, que así sea, pero voy a ir hasta el final, cueste lo que cueste”?

Si piensas sobre algo de lo cual no puedes dejar de pensar, esa es la obsesión que lograrás.

Atribución imagen: Looker Media.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Amor propio es solo un sinónimo del gran autorespeto

Ve ahí adentro y encuéntrate con el amor interior, es decir, con el autorespeto. Pero espera, no está tan adentro como crees. Está en las decisiones que tomas. En cómo reaccionas a lo que está fuera de tu control. En qué importancia te das cuando te intentas sabotear,...

leer más
El verdadero camino hacia la gloria

El verdadero camino hacia la gloria

Cambiar las cosas que te apetece cambiar no es demasiado complicado, no es fácil, pero es simple. Lo mismo sucede con esos hábitos perjudiciales que tienes que dejar atrás o esos otros nuevos que necesitas para mejorar tu salud y bienestar. Misma mecánica para avanzar...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto