domingo, May 26

Capacidad de sufrimiento.

Para los que están pasando un mal momento.

Para los que no levantan cabeza.

También para esos que no quieren salir de la cama.

Incluso para los que han perdido a alguien querido y están sufriendo.

Para los que están desubicados.

Para los que están agotando sus energías para meramente mantener la cabeza fuera del agua.

Y para los que notan que están bloqueados.

Sé que estás intentándolo, sé que te gustaría poder hacer más y mejor, sé que no puedes, y que por mucho que conoces la teoría, la práctica es totalmente distinta – y compleja.

Pensaste que estarías en un lugar diferente al que estás, y eso está matándote. El problema, las expectativas, las ilusiones. Aquí estás, sufriendo, todavía.

Es posible que no puedas hacer nada para arreglar lo que te ha llevado a estar donde estás, pero sí puedes hacer mucho en cómo reaccionas a este momento exacto, y qué pasa a partir de aquí.

Tienes el poder absoluto y definitivo en cuanto a cómo va a ir tu vida se refiere.

La habilidad núcleo de la capacidad de sufrimiento

Usa la capacidad de sufrimiento

Un 10% de la vida es lo que te sucede, el otro 90% es qué haces al respecto.

Sufres un contratiempo.

Suspendes el acceso a la universidad.

Pierdes a tu madre.

Duele, claro, sufres, nadie quiere tratar estos temas, ya. Sin embargo, muéstrame algo bello que no haya nacido sin capacidad de sufrimiento. Nada.

¿Pues sabes qué? Necesitas desarrollar esa capacidad de sufrimiento para llegar tan alto como nunca hubieras imaginado.

Porque la capacidad de sufrimiento no es solo dolor, es fertilizante, nutrientes, es un elixir de fuerza.

Así que en medio de los momentos más duros, en medio de la tormenta, cuando muerdas el polvo, entiende que es necesario que pases por ahí. De lo contrario estarías en otro escenario.

Ve detrás de lo que la fortuna (o el destino, o como quieras llamarlo) te lanza, porque tiene tu nombre, no hay más.

Mírate en el espejo y susúrrate lo siguiente: “Escucha, no hay nadie que vaya a impulsarnos ahora mismo, estamos solos, tú y yo. Y yo te digo que tú eres la clave de todo, eres suficiente, lo mereces, eres tu mejor maestro, mejor mentor, mejor coach, eres tu chamán y eres el mejor libro con todas las respuestas universales. Estoy aquí, luchando por nosotros, por nuestra familia, por nuestros hijos, por el mundo, por los necesitados. Por nuestra visión, nuestra obsesión.

Atribución imagen: Zlato Vickovic.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

La mentalidad del cinturón blanco

La mentalidad del cinturón blanco

Ayer la vida me brindó un nuevo suceso, la muerte de una de las personas más importantes de mi vida. En ese momento, casi al mismo tiempo que una lágrima se derramaba por mi mejilla, me dije a mí mismo lo siguiente (por orden) Esto es vivir. Algo de lo cual no...

leer más
Rompe las reglas cuando sea necesario

Rompe las reglas cuando sea necesario

La cuestión es... ¿Cuándo crees que sería necesario? ¿Cuándo decidiste saltar a la estructura de la disciplina? ¿Has hecho alguna vez algo que comprometa toda tu vida y tengas que aparecer cada día? No puedes estar siempre pendiente de confiar en tu familia, amigos,...

leer más
La única respuesta viable: autodisciplina

La única respuesta viable: autodisciplina

Shi Heng Yi, Sifu Shaolín, nos recordaba la importancia de la autodisciplina en cada minuto de entrenamiento en el Templo Shaolin. En la entrevista que realizamos, después de acabar, me dijo: “la disciplina es tu propia verdad y eso te hace libre”. El maestro Zen Dae...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto