Menu
Browsing articles tagged with "motivacion archivos - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Nov
9

Crea tu tiempo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Lifestyle  //  No Comments

¿Qué harías si un doctor te dijese que te quedan 10 días de vida? ¿Quedarías fuera de juego en 10 días a partir de hoy? ¿Invertirías ese tiempo en algo que no amas? ¿Con personas que no te suman? La respuesta está clara, haz tiempo – aunque bueno, no tanto, porque todavía hay gente que vive de la otra forma.

Me atrevo a apostar que, si te dijesen que estás cerca del final y que en 10 días te marcharías para siempre, que entonces harías lo que siempre quisiste hacer. Todo aquello que estuviste aplazando.

haz tiempo

Muchos de nosotros paseamos por la vida como si tuviéramos en nuestras manos todo el tiempo del mundo. Además, damos por sentado todo lo que hay a nuestro alrededor. Todas las posibilidades, la familia que tenemos, lo poco o mucho que poseemos, lo damos todo por supuesto. Ese es el error.

El hecho de que vas a morir debería estar tatuado en tu mano derecha. Esto te ayudaría a ver el mundo diferente.

Por eso la pregunta interesante se convierte en: ¿por qué necesitas que alguien como un doctor te diga que solo te quedan 10 días de vida para entonces vivir?

Haz tiempo

Así que, si esperas a que algo suceda para que entonces tú tomes la iniciativa, en tu alimentación, vida laboral, con tu pareja, proyecto, aficiones u objetivos, o lo que sea, permíteme decirte cuándo llegará ese momento perfecto… Ahora.

Es ahora.

La mayoría de nosotros utilizamos el tiempo como una excusa.

“Necesito más tiempo”.

“El tiempo pasa volando”.

“Todo pasa con el tiempo”.

“El tiempo cura las heridas”.

¿En serio? ¿A caso posees una bola de cristal que te diga que dentro de 6 meses estarás mejor? No seamos patéticos.

¿Has pensado alguna vez a que sabe esperar en un mundo de 7.000 millones de personas?

Te lo digo, no sabe a nada, porque otros lo saborearán antes que tú.

Ve y descubre lo que sea que tengas que descubrir a medida que avanzas, porque el camino a “un día…” lleva a un sitio llamado “ningún lugar”.

Haz tiempo y no esperes a tenerlo.

Te prometo que si sigues ignorando el tiempo, un día llegarás a tu casa, girarás la vista atrás y dirás “vaya, si que ha pasado rápido todo… Ojalá hubiera hecho más, desearía haber hecho eso, lo otro”.

El reloj no se para por nadie

Hoy es el día, otra vez.

Puede dar algo de vértigo, o miedo.

Pero solo vives una vez.

Así que vive.

Haz tiempo.

Atribución imagen: Brian Donovan.

Nov
5

Límites falsos y límites reales

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Te aseguro una cosa, un día encontraremos límites reales que no podremos sobrepasar. Entonces tendremos que detenernos, no fracasaremos como es la creencia común. Sí, pero un día encontraremos el límite:

  • Ser invisibles.
  • Levantar 2.000 kilos en press de banca.
  • Hacer un trasplante de hígado con un cuchillo de untar.
  • Andar por Marte desnudos.
  • Correr más que un F50.
  • Saltar 1 kilómetro de distancia.
  • Vivir 257 años.
  • Volar solo con nuestra energía interior.
  • Bañarnos en la lava de un volcán.
  • Permanecer 2 años sin dormir ni un solo minuto.
  • Ser un dibujo animado (¿Bob Esponja?)

Como puedes ver, los límites reales son fáciles de identificar. Es casi improbable que tengas problemas para descubrirlos.

Límites falsos y límites reales

Los falsos límites son el problema real

Sin embargo, el problema está en esos falsos límites que a diario creemos encontrar. Esos que nos bloquean y desquician, esos sí pueden ser un gran y real problema. Incluso cuando el límite significa que los límites son aquello que nos salva de un ataque al corazón o malgastar nuestros esfuerzos. Ese tipo de límites falsos se convierten entonces en un hábito devastador, no algo que es útil porque nos evita ______________.

He recibido algún mensaje sobre mis experimentos con Ayahuasca, Me05-DMT, psilocibina, LSD, el ayuno o incluso con los rechazos. Comentarios, emails o privados, de profesores, psicólogos, psicoterapeutas, consultores o funcionarios, parecidos a este “animar a alguien a experimentar con cualquier cosa es un mal consejo, piensa estas cosas con más perspectiva antes de hacerlas públicas”. También he escuchado comentarios como “¿Para qué haces cosas tan absurdas?” o “¿Qué intentas demostrar?”, hasta “¿No puedes actuar normal?”.

Me frustra y me entristece por las personas que esta gente tiene a su alrededor. Pienso que ahí sí hay un ejemplo real de límites falsos.

  • Encontrar a un profesor que no cree en marcar la diferencia.
  • Un consultor que no cree en que puede llegar más lejos de lo que su mentor le dijo.
  • Trabajar con un líder que no cree en tu capacidad de liderar.
  • Estudiar con un compañero que no cree que podáis ser algo más que una generación abocada a la mediocridad.
  • Vivir creyendo que no puedes no estar en las redes sociales.
  • Salir cada mañana a correr creyendo que no podrás correr 350 kilometros.
  • Montar en bicicleta de montaña pensando que la Titan Desert está fuera de tu alcance.
  • Querer ligar creyendo que no le gustarás y que estás perdiendo el tiempo.

El negocio de los límites falsos

Sin duda alguna, hay muchas personas que a diario se aprovechan de estos falsos límites. Por ejemplo, hay una industria entera dedicada a hacerte creer que para ser feliz necesitas desarrollarte y mejorar (autoayuda). Hay personas que a diario ganan una fortuna diseñando el ideal de un propósito vital que nunca lograrás alcanzar. Hay marcas que diseñan una estrategia mundial de marketing, entorno a la idea de que para tener éxito en la vida tienes que usar el perfume ________________. Incluso mira Instagram, vendiendo la idea de que todo es perfecto, y la idea de que solo tienes que estar motivado para tener una gran vida.

Que esto exista, que los límites falsos están ahí, no significa que tú debas conformarte con ser unos de esos pobres limitados por un sistema decadente.

Redefine el nuevo límite

Mientras haya imposibles, habrá posibles. Mientras haya límites, habrá quien los sobrepase. Mientras haya extremos, habrá sabiduría. Mientras haya gente como nosotros, habrá límites falsos que derribar. Hay trabajo por hacer, primero derrocando esas creencias limitantes, y segundo, y más interesante, probando dónde están esos límites verdaderos.

Ese es nuestro trabajo, el de un mapmaker, el de un inconformista. Vivir en los extremos, bailar en el filo de lo arriesgado, incierto, nuevo y temeroso. Ver qué es posible, crear, redefinir, contribuir y liderar en medio de lo desconocido.

¿Funciona siempre? No. Apenas. Pero es el camino de la posibilidad. Y si confías en aprender a hacer que las cosas sucedan, ayudará mucho que creas aunque no creas en ti, solo cree no creyendo. Porque eso te hará capaz de sacar tu mejor tú ante un problema, y hacer el trabajo importante de resolverlo.

No podemos ser invencibles, pero sí imparables.

El futuro se define por esos que cambian el pasado. 

Pd. El viaje continúa: Bogotá – Madrid – Valencia; nos vemos en WITL Talks: ayer en Barcelona, hoy en Valencia (aforo completo), mañana en Madrid (aforo completo) y pasado en Sevilla. Una serie de charlas sobre cómo extrapolar los valores del deporte, la aventura y el desafío al día a día. Para cumplir esta misión estaremos Josef Ajram, Antonio Gassó, Jaime Alguersuari y yo compartiendo nuestra experiencia y visión al respecto. Todo ello orquestado por la consultora y agencia MT.

Atribución imagen: Hadock.

Oct
28

Domina tu mente y hazlo sin sentir

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

¿Cuántas cosas te dices a ti mismo y acabas no cumpliendo? ¿Cuántas intenciones acaban en palabrería? ¿Y cuántas cosas quieres hacer que nunca logras hacer?

Te dices a ti mismo, venga, hoy voy a cambiar el mal hábito de ___________. Hoy voy a empezar a practicar ______________________ y luego voy a trabajar en _________________, ___________________ y _______________________ para hacer lo que debo hacer. Iré al gimnasio o haré deporte en exteriores una hora.

Y cuando llega el momento, no te levantas, prefieres gratificación instantánea o miras hacia otro lado. Eso es lo que sucede. Sientes que no debes hacerlo.

Entonces la duda aparece “quizá no es para mí”, “a lo mejor estoy empujándome erróneamente y cargándome de exigencias”, “volvamos a lo de siempre”, “¿Quién te has creído que eres?”. “No me siento cómodo”.

Hazlo sin sentir, cariño

Hay muchos momentos cuando hay cosas en la vida que quieres hacer, necesitas hacer, debes hacer, peor llega el momento y no las haces. Así que para esos momentos, tengo el “hack” perfecto:

Hazlo sin sentir.

hazlo sin sentir - domina tu mente

Estoy cansado, hace frío, he dormido poco, todo el mundo lo desaconseja, no tengo apoyo, llueve, es temprano o muy tarde… Uf, ¿para qué hacerlo? No lo veo… ¿Qué hacer?

Hazlo sin sentir.

Entonces todo cambia, porque reconoces que hay ciertas cosas en tu mente que están intentando pararte y secuestrarte. Te das cuenta de ello. ¿Y adivina qué?

Lo haces sin sentir. Grandioso.

Nunca espero hacerlo mejor que nadie, o dejar a todo el mundo con la boca abierta, solo estoy diseñando una plataforma para un día conseguirlo. Mientras tanto, no dejo de intentarlo.

¿La clave?

Hazlo sin sentir.

La gente no ve el poder de hacer las cosas no importa qué, y mientras no lo siga viendo, gente como yo, estará aquí para recordarlo, no con palabras, sino con acciones.

Incítate a la acción cada vez que hables contigo mismo. Cuando sientas que sea para empujarte. Cuando pienses que sea para saltar límites.

Domina tu mente, no cambiándola, sino yendo al extremo opuesto.

Atribución imagen: Barry Thomas.

Oct
20

Vamos al infierno

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Aparece una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. El peor lugar donde puedes acabar es el infierno, donde tampoco se está tan mal.

Nos vemos en le infierno

Eso es lo que sucede con la decepción, el engaño, la confusión, el fracaso, la miseria, la negatividad, las quejas, el escepticismo, el cinismo y la ira.

Y cada vez que intentas, te quedas corto, no llegas. Vuelves al hoyo.

Y hay muchos de nosotros que fuimos bloqueados cada vez que intentamos. Un nuevo intento, un nuevo bloque. Una nueva ilusión, bloqueo. Una motivación, un bloqueo. Una esperanza, un bloqueo. Lo intentamos tanto, y con tanta energía y aun así acabamos mordiendo el polvo. Otra vez, vaya.

Y es duro cuando tus expectativas quedan dañadas por la decepción o la falta de compromiso. Es un dolor que va consumiéndote poco a poco, va extinguiendo la llama interior. Es como rasgar las fibras de los músculos poco a poco.

El problema es que echamos la culpa a la situación, al evento, a la persona, al suceso en cuestión. Cuando en realidad es la repetición lo que hace lleguemos al infierno y nos quedamos a vivir allí por un tiempo, o para siempre.

Cada vez que de las mayorías de veces que he intentado, he sido aplacado por la vida. ¿Y sabes que he hecho cuando el golpe recibido ha despertado el dolor en todos y cada uno de mis huesos? He permanecido de pie, como he podido, he sonreído, me he hecho más autodisciplinado y he vuelto a intentar (o actuar). Y en última instancia, hasta he llegado a un sitio donde me he cansado de intentar.

Vente al infierno

Los tipos duros residen más que los momentos duros, créeme.

La vida no está aquí para detenerte, solo para retarte, lo que necesitas es utilizarla para crecer.

Siempre se puede hacer más. Siempre hay una marcha más, un nuevo nivel de rendimiento. Empujar un poco más hacia delante, trabajar más tiempo. Tienes control total sobre si lo consigues o no.

No puede seguir diciéndote que estás haciendo todo lo que puedes. Porque eso es mentira.

Tu potencial es infinito.

Solo necesitas persistencia para superar los umbrales que necesitas traspasar.

Si me preguntan a mí, diré que estoy luchando y atacando para:

Conseguir un buen trozo de paz mental.

Diseñar un hoy con más luz.

Marcar la diferencia en la vida.

Controlar mi propio presente.

Emitir mi propio cheque.

Determinar mis acciones.

Si tienes persistencia, entonces puede hacer lo que desees.

Vamos al infierno

Así que cada vez que te toque bajar al infierno, que te tocará, verás cómo resistes más su calor, así como sus peculiaridades. No prestarás demasiado atención a ese sitio tan desolado, estarás centrado volviendo a emerger.

Entonces subirás, y más tarde bajarás al infierno de nuevo. Y así una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. Repitiendo el proceso hasta que no encuentres diferencia entre infierno, purgatorio y cielo. Es en ese momento cuando nadie podrá pararte.

Eres una fuerza inaudita.

Continúa.

Sea lo que sea, tienes que lidiar con ello.

Te espero en el infierno.

Atribución imagen: Albert // heyrocc.

Oct
16

No siento que deba hacerlo…

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Pamplinas, debes hacer lo que debes hacer. Sí, así es, aunque no sientas que debes hacerlo.

Los sentimientos nos confuden más que nos aclaran. Nos desvían de lo que hay que hacer para sobresalir.

Al final de tus sentimientos no hay nada. Pero al final de cada principio siempre hay una promesa.

La razón por la cuál estás tan sobrepasado es por tus sentimientos, la misma razón por la cual no alcanzas tus objetivos.

Estás demasiado pendiente de lo que sientes y no sientes, lo que debes sentir y lo que no. 

No sientes que debas levantarte temprano.

No sientes que debas hacer lo que no te gusta.

No sientes que debas entrenarte cada día del año.

No sientes que tengas que cuestionarte.

No sientes que debas ponerte en la piel de otros.

No sientes que debas resistir para quiá no conseguirlo.

No sientes que debas meditar durante 10 años.

No sientes que debas amar si no eres correspondido.

Y dime ¿quién lo siente?

Lo veo cada día, en la mayoría de las personas con las que me cruzo. Estás diciendo no a la grandeza, a tus sueños, a la plenitud del ser. Lo que no sé si sabes es que en un solo día podrías estar empujando hacia atrás todo 6 meses, incluso un año. En un solo día, lo echas todo a perder.

¿Puedes creerlo?

En ese día que decidiste seguir en la cama,

En ese día que decidiste no ir a entrenar cuando tenías que hacerlo.

Esos momentos te hacen retroceder no sé cuanto, pero mucho.

Si no lo sientes, hazlo

Hazlo, aunque no sientas que debas hacerlo

¿Sabes que hay que hacer esos días que no puedes más? ¿Esos días que estás agotado o enfermo de tanto empujar?

¿Sabes que hago en esos días?

Voy a muerte igualmente. Aunque me muera.

Voy a por todas, aunque eso me consuma y me queme vivo.

Lo hago.

Incluso aún no pudiendo darlo todo, voy con todo lo que pueda ir.

Tienes, que, hacer, que, las, cosas, sucedan. Da igual lo agotado que estés.

No importa lo golpeada que esté tu mente.

Lo castigado que esté tu cuerpo.

Como de fatigado estés emocionalmente. O vacío espiritualmente. 

No debes pensar en ello, porque sabes que tienes que hacerlo, no importa qué.

Es como respirar, es parte de lo que te hace humano.

Hacer que suceda.

El 99% de la victoria aparece cuando continúas.

El 1% restante ocurre cuando estás ahí.

Atribución imagen: emdot.

Oct
13

El compromiso al compromiso

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Solía estar impresionado e inspirado cuando veía alguien con la fe de empezar algo. Ahora, lo que me impresiona es cada vez que veo a alguien con la determinación y compromiso de acabarlo. En el mundo que vivimos es mucho más difícil acabar algo que empezarlo, y lanzar no es precisamente fácil.

Va a suceder, un día, el menos pensado, el drama aparecerá y te golpeará en la cara, tu confundirá, te mareará y hará que abandones lo que estés haciendo. También podría llegar la “mala suerte“, injusticia o destino, llámalo como quieras.

Hay algo que va a poner tu sueño en “modo espera”, se llama vida.

Mantén tu compromiso al compromiso

Las cosas no siempre funcionan, ni tampoco te funcionan. En realidad, lo que tienes que hacer es que vayan como tú quieres que vayan. Y no siempre saldrá como esperas. Tienes que hacer que las cosas funcionen, y eso significa que tendrás que negociar con la vida.

Tendrás que j******, respirar hondo, resistir y encontrar una ruta alternativa. Eso es a lo que llamo una persona que toma riesgos, un mapmaker. ¿Por qué? Porque las cosas te pasan a ti, no tú a ellas.

Estoy escribiendo esto pensando en el momento más inoportuno para aguantar ni un segundo más, ese es el momento donde aguantar todavía mucho más.

Mantén tu compromiso

Fallarás en lo que sea, siempre y cuando te dirijas hacia la cima más alta.

No importa qué, lo que sea, quién sea, fallará. Sin embargo, tengo la formula perfecta:

Cae.

Levántate de nuevo.

Cae otra vez.

Ponte en pie.

Cae de nuevo.

En pie.

Vuelve a caer.

Vuelve a levantarte.

Así es como se gana.

No es nada personal, es ley de vida.

Cuando te comprometes a seguir, lo que estás haciendo es firmar un acuerdo que dice: “pase lo que pase voy a seguir”. Es entonces, cuando decides que vas a seguir sin importar lo que te cueste, cuando la vida cambia.

El error fatal es que no mantenemos nuestro compromiso a nuestros compromisos. Esa es la única razón por la cuál la mayoría de personas viven vidas de miseria, mediocridad, infelicidad, pena e insatisfacción.

Así que, hagas lo que hagas, mantén tu compromiso al compromiso. Sin importar el precio a pagar, si es difícil, pues hazlo más difícil. Si es desafiante, hazlo más desafiante.

Pero mantén tu compromiso al compromiso.

Impresiónanos, o mejor todavía, impresiónate, acaba, llega al final.

Atribución imagen: Airman Magazine.

Oct
6

Mantendré mi marcha

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Estoicismo  //  No Comments

Seremos invencibles, solo si logramos crear un patrón emocional para lidiar con el caos, incertidumbre, adversidad y mala fortuna, sin detenernos.

Seremos imparables si centramos nuestras energías en crear un patrón emocional que nos permita rebotar, pivotar y continuar cuando todo se tuerza.

Y seremos imperturbables si creamos un patrón emocional que no distinga entre la gracia y la desgracia, entre el placer y el dolor, la alegría y la pena.

Solo así seremos exitosos.

Si no es tu visión, si no te permite expresarte, ser lo que sientes, abandona. Sin embargo, si sientes que es para ti, que es lo que quieres, la resiliencia lo es todo.

La resiliencia, perseverancia, autodisciplina y súper-resistencia para continuar en tu camino, pase lo que pase. Manteniendo la marcha. Sobre todo cuando el esfuerzo, la prueba, el disturbio, la contienda, la frustración, el daño, la rabia, la decepción, la vergüenza, el arrepentimiento y la culpa están ahí, pero tú continúas como si nada. Es entonces cuando sabes que la partirás.

Es el ser lo suficientemente confiado como para saber que “eso también debería pasar”, “esta vez debería cambiar”, “encontraré un camino”, “mantendré mi rumbo”.

“Honraré mi verdad, y no me desviaré“.

Mantendré mi marcha.

Mantén la marcha, ese es el patrón emocional

No porque te dará suerte, no porque crecerás con ello, sino porque insististe en desarrollar esta aplastante habilidad núcleo.

Es un patrón emocional que se desarrolla haciéndolo una vez, y luego repitiendo sin parar.

Cuanto más atrevido y valiente te vuelves hoy, más lo serás mañana. Cuanto más confianza deposites en ti mismo, más confianza tendrás en el futuro. Y cuanto más superes hoy los obstáculos del ayer, más preparado estarás para saltar las barreras del mañana.

Nunca olvides esto que hoy te cuento.

Mantén la marcha y no te detengas

Siente el honor de viajar por este viaje. Sé persistente, sigue trabajando.

Va a ser desafiante, va a requerir sacrificios, y eso es algo maravilloso, porque encontrarás un camino, aunque no lo creas.

Confía en tu habilidad. Si tienes tiempo, tienes compromiso. Si tienes recursos propios (que los tienes), descubrirás cómo dejar atrás lo que sea.

Quizá no sepas cuál será el próximo paso, pero lo sabrás cuando estés a punto de darlo.

Cree en ti mismo siempre, incluso aunque no creas, ese es el patrón emocional más increíble que existe.

Mantén la marcha.

Atribución imagen: Eyesplash.

Sep
29

A por todas

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Podcast  //  No Comments

Esta es la oportunidad de nuestras vidas, la de ir a por todas. ¿Va a tomar ventaja de ella o la vas a dejar pasar como si nada?

ir a por todas

¿Tienes sueños? ¿Inquietudes? ¿Aspiraciones? ¿Motivaciones? ¿Metas?

¿Sí? Entonces, necesitas saber que cuánto más importante sea tu sueño, más de todo vas a tener que poner para hacerlo realidad.

¿Quieres la solución rápida? Ir a por todas. Ir a muerte.

Cuando la gente me pregunta cómo hago lo que hago y cómo obtengo lo que obtengo, respondo que es porque voy a muerte. Ir a por todas, desde que abro los ojos hasta que los cierro.

Y tú deberías parar de ser un perezoso, un plantea excusas, un quejica, para empezar a ir a muerte. Porque adivina qué, un día será tu muerte, y ese día es una incógnita para todos nosotros. Utilizo la palabra “deberías” porque sé que no hay nada de mediocre en ti, eres un ser grandioso. Has nacido para la excelencia.

Ya no vale con dar un 70%, o un 90%, tienes que ir a por un 120% mínimo.

¿Qué vas a hacer cuando no eres el único que está dispuesto a arrasar para conseguir lo que se propone? ¿O que quiere lanzar una APP que marque la diferencia? ¿Y si no fueras el único que quiere lo que tú quieres?

¿Qué pasaría si hubiera miles de personas que estuvieran detrás de lo que tú estás?

Tendrás que superarles, entonces solo hay una solución: ir a por todas, a muerte.

Disrupt Everything #97 – Por qué y cómo ir a por todas en todo

Episodio número noventa y siete, desgranando la actitud imparable. Porque solo hay una alternativa posible para sobresalir en este maldito entorno, es ir a muerte a por todo, relaciones, trabajo, hábitos, habilidades, experiencia, fiesta, estilo de vida, amor, profesión, negocios, compromisos, causas sociales, lo que sea, todo, a muerte. Este podcast trata justamente eso, el conflicto dentro y fuera de nosotros, y la necesidad de aplicar la única solución que queda libre, la de la súper excelencia personal y profesional.

por qué ir a por todas, por qué ir a muerte

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. Es tu culpa.
  2. Exactitud.
  3. Método: disección, deconstrucción y desfragmentación.
  4. Educación mediocre.
  5. Somos trapecistas, la vida es un trapecio.
  6. La mente negativa es el enemigo.
  7. Ya está bien.
  8. A muerte.

Recursos

Programa de Excelencia IG.

Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web… También puedes escuchar el podcast aquí.

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Clara Don.

Sep
4

Lunes perpetuo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Cada día es lunes. Este fue uno de los mensajes clave ayer en el segundo día del Programa de Excelencia para personas en desempleo en Alicante.

Hoy no es día de lamentaciones, excusas o miedos. Tampoco es momento para apenas demasiado.

cada día es lunes

Cada día es día de acción.

Día de final de la Copa Mundial.

Cada día es concierto multitudinario.

Cada día es el instante en el que debes entregarlo todo.

Es día de ganarte tu existencia en el mundo.

Cada día es el día de paga vacacional.

Estamos ante un evento que sucede todos los días donde el artista y el protagonista eres tú. Y donde se requiere de tu ingenio, talento y magia.

Es el día de la final.

Hoy es el día más importante de tu vida, y mañana, y pasado y al otro, al siguiente, y así cada uno los días que vivas.

Cada día es lunes, no solo día de empezar a moverte, sino hacerlo de forma consistente, eficiente y con vista a los siguientes días, porque tendrás que darlo todo para cerrar una gran semana. Pero adivina, cuando acabes volverás a empezar, volverá a ser lunes y tendrás que repetirlo de nuevo, por eso, cada día es lunes, y debe serlo.

Cada día es un nuevo comienzo.

Cada día es una nueva vida pero con lo que ya acumulamos del día anterior, de la vida anterior si prefieres.

Y cada día es una nueva oportunidad de encantar, maravillar, fascinar, sorprender, curiosear, interesar, provocar, inquietar, incomodar, crecer, percibir, sonreír, amar, comprometerte.

Cada día es lunes

Es una vida extra. Es un nuevo poder, un nuevo intento.

Cada “lunes” es una oportunidad de llegar a un punto donde no haya retorno. Donde actúes como una persona poseída por el Diablo de Tasmania.

Esto que enfrentas hoy, y cada día, es la posibilidad de atacar el día sin piedad.

Cada día, en siete años llegarás a un sitio, ¿Qué pasará cuando llegues si no te has preocupado de poner empeño en todo lo que eres capaz de crear en un solo día?

La mejor forma de lanzar tu vida por la borda es confiar en el destino y esperar que todo funcione.

No necesitas dejarlo al azar, tu vida puede ser una grandiosa elección diaria.

Puedes elegir donde quieres, la llave están los pequeños pasos que das a diario.

Tienes el poder. El impacto y tienes el control.

Hoy, pon la presión sobre el día, y sobre ti mismo.

Sé la persona que ataca.

Y no te detengas.

Cada día es lunes. Hoy también.

Es día de vaciarte.

Atribución imagen: Ampersand72.

Ago
24

La enfermedad de esperar

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  1 Comment

Casi todo el mundo está infectado con la enfermedad de esperar.

Esperar a estar listo, a que sea el momento perfecto, hasta que sientas el compromiso necesario, a que llegue la oportunidad que mereces. Esperar a que llegue el amor, a que tus finanzas se arreglen y vuelvas a estar en números positivos, esperar a que algo suceda. Sí, esperar al fin y al cabo.

Eso no es más que la muerte de tus sueños. Es la muerte de todo lo que siempre has querido ver materializado en tu vida.

Esperar a tener el dinero suficiente. A perder peso. A activar tus relaciones familiares, a lanzar tu negocio en amazon, a que alguien te enseñe cómo crear una gran vida. Esperar a recuperarte del trauma o vencer la negatividad que hay en ti.

Tienes que estar dispuesto a hacerlo con miedo, con preocupación y con duda.

Estoy tan preocupado que no sé si debería moverme“.

Muévete igualmente.

Hoy es el día que paras de esperar

La enfermedad de esperar

Mejor morir saltando que permanecer en el filo del precipicio rezando para obtener el coraje que te ayude a saltar.

No vamos a esperar, vamos a hacer lo que tengamos que hacer. Porque cada vez que lo haces, obtienes las mismas consecuencias, un retorno, un resultado. Una recompensa.

Ve y tómalo. No huyas más.

Ve y toma ese aprobado en el examen de conducir.

Ve y toma esa información que te ayuda acceder a un nuevo nivel en tu especialidad.

Tienes que ir y hacerlo.

Nelson Mandela lo hizo, incluso aunque no sabía si estaba bien hecho.

Mahatma Gandhi lo hizo sin saber si era lo adecuado.

La Madre Teresa de Calcuta lo hizo, sin buscar afirmación o confirmación si estaba en lo cierto o no.

Martin Luther King también lo hizo, incluso sin saber si pasaría antes de que su vida acabara.

Lo que resulta interesante es que cuando te comprometes y tienes la valentía de empezar a hacer lo que sientes que debes hacer, podría no ser perfecto, pero lo increíble es que sabrás cómo hacerlo mejor y mejor hasta lograrlo.

Atribución imagen: Vadim Timoshkin.

Ago
23

Tic, toc, tic, toc

By Isra Garcia  //  Estoicismo  //  No Comments

Se acaba el tiempo.

Esto es lo que tienes entre tus manos, un disparo, una bala, y ya está. Porque al final acabarás como el resto, incinerado y esparcido en algún lugar, o enterrado en el cementerio.

No hay forma alguna de que hagas que el tic-toc del reloj pare de contar.

Tic, toc.

Se acaba el tiempo

La cuenta atrás no se va a detener por nada en el mundo. Los días son finitos, como los años, como la vida misma.

Hay personas que llegarán a los 32.850 días (90 años), algunas a los 36.500 días (100 años), otros vivirán 21.900 (60 años), incluso otros pocos llegarán a mucho menos: 7.665, 12.755 o 17.155. En mi caso, voy por 13.432 días y sigo contando, pero no sé hasta cuando. ¿Y tú, sabes cuándo acabará tu vida?

Muy seguramente, la respuesta es no.

Se acaba el tiempo

Lo que sí sabemos, es que un día todo acabará.

Para ti, que estás aquí y estás leyendo esto… Vuelve al camino que debes andar, vuelve a vivir, vuelve a sentirte vivo, vuelve a empujar, vuelve a lanzarte, vuelve a arriesgar, vuelve a perseguir el miedo, vuelve a intentar, vuelve a fracasar, vuelve a hacer lo que no se espera de ti. Y vuelve a maravillarte, vuelve a sonreír, vuelve a amar-te, vuelve a descubrirte.

Vuelve ahora.

Y si no has vuelto porque no has llegado todavía, entonces es el momento de empezar y no detenerte ni un segundo más. El tiempo de perder el tiempo se acaba aquí, ahora mismo. Empieza una nueva etapa, la de hacer que cada segundo cuente.

No luches contra el tiempo, fluye con él. Acompaña cada minuto que pasa con lo mejor de ti, hazlo con todo lo que tienes, porque es todo lo que tienes.

Cuánto más pronto entres al juego, y vuelvas a él cuando te quedes fuera (porque te saldrás), mejor vida podrás llevar.

Más sana y rica.

Más fuerte e inteligente.

Mejor.

Corre, porque se acaba el tiempo.

Atribución imagen: Holguer Prothmann.

Ago
17

Allá a lo lejos – donde nadie alcanza

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Hay tanta que gente que pasa por la vida dejando las cosas al azar. Tantas personas que prefieren esperar a que algo suceda. Y tantos profesionales que deciden que la reacción de forma a sus resultados… Muchos de nosotros hacemos lo justo para pasar el filtro, dejando el resto a alguien que venga y lo remate.

Esa mentalidad es lo que nos lleva a considerarnos fracasados. Si piensas que hace el trabajo bien hecho es suficiente eso es que todavía vives en el año 2005.

Es crítico que sepas lo importante que es vaciarte. Darlo todo. Ir más allá, sobrepasar el límite.

sobrepasar el límite...

Hacer las cosas de esa manera es lo que fuerza a que el mundo te preste atención.

Cuando miras a los ojos a alguien, puedes saber si está dando un 30, 50, 60, 75%. Rara vez me encuentro con personas que dan el 150%, algo que brilla en sus ojos. Cuando las encuentro me doy cuenta de que poseen una actitud dispuesta a ir lejos, arriba y más allá de lo que se espera de ellos.

Tendrás que sobrepasar el límite

Cuando recorres ese kilómetro extra (excelencia) fuerzas el resultado inédito. ¿Sabes qué es lo que te separa de llegar a este punto? Tu inhabilidad para reconocer que tienes el control de ese último y definitivo empujón que te lleva a sobrepasar el límite. Entonces te ves en control de depositar un gran esfuerzo en algo que otros reconocerán.

Sí. Tienes que ir así de lejos. Tienes que estirar tu capacidad de esfuerzo. Si la extiendes más allá de la media, sin tú buscarlo, tendrás las miradas sobre ti. Harás que la gente diga “Fascinante, este/a hombre/mujer es el candidato ideal para el trabajo, mírale, es mucho mejor que cualquiera, mucho más preparado, dispuesto y determinado”.

Lo que está en juego aquí es el recorrer el kilómetro extra, el sobrepasar el límite. Los 10 kilómetros extra de carrera, las 15 series extra en el gimnasio, los 30 minutos extra satisfaciendo al cliente. Hablamos de cómo de limpia está tu casa cada día cuando sales para el trabajo, lo limpio que está tu puesto de trabajo, y no solo eso, el organizar el de otros. Va sobre ir más allá en tu vida y en la de otros, y hacerlo porque puedes.

Toma el control

Todo esto es tomar el control, y no dejar las cosas en el aire. Es una habilidad, no algo con lo que naces como un don. Es excelencia pura, es algo que aprendes, que practicas, y con el tiempo, sí, puede convertirse en un gran superhábito.

Sobrepasar el límite no es una habilidad núcleo que tú o yo poseemos de forma automática. Tienes que ganarla, adivina cómo…

Tienes que ir más allá.

Hasta el fondo.

No escatimar.

Desgastarte.

Quedarte sin respiración.

Abandonar.

Si quieres ganar, tienes que ir a por ello, siendo capaz de arriesgarlo todo. Hacer todo lo que puedas, aunque no esté a tu alcance. Cada vez, cada día.

Es lo único que te hará destacar.

Atribución imagen: Chris Ford.

Ago
8

Atraviesa el muro

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Golpea la pared.

Adivina, vas a golpearte contra con una pared, duramente. Vas a chocar contra un muro de titanio. Es una gran noticia, porque significará que has decidido llegar así de lejos.

La mayoría no llegará nunca al punto donde sufran semejante golpe. Porque no están ni preparados, ni decididos, ni dispuestos a golpearse contra nada.

Pero espera, no importa, porque todo el mundo acaba estampado contra una pared, tarde o temprano. Quieras o no quieras, te golpearás contra el muro. En la vida, en el trabajo, en las relaciones, con el dinero, con amistades, con el dolor, la pérdida, las esperanzas o quién sabe qué más.

Vas a golpearte contra la pared. Nadie está exento de este hecho, ni siquiera tú.

Golpea la pared

Hay un periodo donde chocarás más que nunca. Te cuento cómo funciona, cuando las cosas van realmente bien, cuando empiezas a despegar, crees que tienes el control, pero no es así. Es solo la vida que está jugando contigo. Las cosas te van bien, estás animado, motivado, te confías, y de repente…

¡Zas! Chocas contra la pared. Una que deja a la gente atontada de por vida, a otra aturdidas y a otra se la lleva para siempre. A otras las desanima tanto que ya nunca más levantan cabeza.

El muro es doloroso. Nadie quiere hacerlo.

Bien, pues esta es mi sacudida para ti:

Ve y golpea la pared

Tanto como puedas y tan duro como puedas.

Algunos elegirán retroceder y no volver a golpearla. Sin embargo, hay un pequeño número de todos nosotros que cuando golpean la pared dicen “espera, debería haber atravesado esa pared”. Este tipo de persona rechaza rendirse. No importa el dolor producido al colisionar. ¿Cómo es eso? Ese tipo de personas saben algo, golpear la pared es necesario.

Así que esa persona volverá una y otra vez a intentarlo, día tras día, oportunidad tras oportunidad. Y si continúa haciéndolo, esto es lo que sucederá: tumbarás la pared o la traspasarás, y entonces conseguirás algo sin precedentes. Un gran avance tecnológico, innovación, descubrimiento científico, una nueva capa de consciencia, entrar en el subconsciente, dominar tus impulsos, ser tu propio maestro…

Entonces el mundo te dirá: “vamos a ayudarle. Admiramos ese tipo de tenacidad. Vamos a echarte una mano”.

Lo que en realidad ha sucedido es que, durante el proceso te has convertido en una persona imparable. Si aguantas, si sigues, si resistes, si perseveras, y golpe tras golpe, choque tras choque, continúas, si pasas por encima de ese muro, no habrá nada que pueda detenerte.

Si consigues llegar al otro lado, tendrás una mirada diferente, una donde todo el mundo sabrá que eres imparable.

Ve, golpea la pared, hasta que caiga.

Atribución imagen: Michael Shaeen.

Ago
2

Cómo conseguir un objetivo a largo plazo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Cuando empiezas algo y persigues un objetivo a largo plazo, el primer paso es estar animado, motivado y entusiasmado. Dices cosas como “genial“, “voy a hacerlo“, “la voy a partir“. Entonces das un paso, otro y otro, y de repente tu narrativa cambia “mierda, esto es demasiado complicado, no sabía que se dificultaría tanto“.

El optimismo y confianza que tenías al principio empieza a decaer.

cómo conseguir tu objetivo a largo plazo...

Pierdes la meta porque pierdes el foco

Lo que ha sucedido aquí es que perdiste de vista el objetivo a largo plazo, entonces se fue desvaneciendo.

Se desvaneció en tu memoria, en tu corazón y en tu espíritu. Entonces la pasión se resecó, por eso detuviste toda esa corriente de tareas diarias que te estaban ayudando a conseguir tus objetivos.

Por lo tanto, empiezas a racionalizar: “quizá es cierto, no puedo hacerlo“, “quizá no quiero hacerlo“, “quizá esta meta no es para mí, demasiado alta“. El resultado es el abandono, permites que se escape, y te conformas con lo que tienes.

Te conformas con el statu quo, con el camino fácil. Conformidad pura; “bueno“.

No.

No hagas eso.

Porque perderás el control sobre tu vida.

¿No me crees? Bueno… Si no compruebas tu concentración a diario. Si no dejas de ir de un sitio a otro distraído, si estás continuamente esperando a que aparezca algo nuevo para fijarte en ello. O si continuas probando todo todo el tiempo. Si no dejas de decir “sí” a todo. Y si continúas haciendo caso a las quejas de cualquiera, si sigues haciendo lo que todo el mundo te dice que debes hacer. Perderás tu vida.

El objetivo a largo plazo debe estar en tu mente y en tu alma

Así que, sea lo que sea lo que quieras hacer, incrusta en tu mente esa meta a largo plazo, y grábala a fuego en tu alma.

Piensa día y noche sobre ese objetivo a largo plazo. Escribe sobre ello, habla sobre ello. Márcalo en tu calendario, o píntalo en la pared de tu casa. Sin embargo, y más importante, haz algo para acercarte cada día un poco más.

Quiero que ese objetivo a largo plazo esté tan incrustado en tu mente que nunca lo pierdas de vista. Nunca.

Y esas pequeñas tareas, proyectos, y objetivos a corto plazo con los que tienes que lidiar, todos ellos necesitan guiarte hacia una victoria estratégica. Ganando el juego a largo plazo.

Empieza a trabajar un plan para llegar allí, y minimiza todo lo demás. Necesitarías una misión bien clara primero.

¿Entonces? ¿Todo lo demás que llegue a mí? ¿Qué hago con todo eso?” Fácil, decir “no”.

Haz las cosas de forma intencional. Muévete en la dirección que debes ir.

No atajos, no ayudas, no manuales, solo requiere tiempo.

Enfócate en lo que sabes hacer. Sé lo mejor que puedas. Invierte tiempo. Paga el precio que debas pagar. Eventualmente, la magia empezará a suceder.

Haz algo que te mueva cada día hacia ese objetivo a largo plazo. Eso es lo único que puede mantenerla a flote. No importa lo pequeño o insignificante que pueda parecer el paso, dalo.

Hazlo, haz que suceda, porque ese gran objetivo no se va a alcanzar solo.

Está todo en ti.

Atribución imagen: Simon James.

Jul
22

Visualiza, así será tu vida…

By Isra Garcia  //  Lifestyle, Mapmakers  //  No Comments

Las personas solemos decir estupideces como “cierra los ojos, visualiza conmigo… Prosperidad, abundancia, éxito, felicidad. Si te enfocas lo suficiente en esas palabras, las atraerás y serán tuyas“. Espera, la visualización sigue: “Imagina, dentro 5 años, dentro de 10 años, o dentro de 20 años…

¿En qué casa quieres vivir? ¿Qué coche quieres conducir? ¿Con qué personas quieres compartir el resto de tus días? ¿Qué deseas poseer? ¿Cuánto dinero quieres tener en la cuenta del banco?

Cierra los ojos, imagina tener una casa en las afueras de la ciudad con una piscina, gimnasio, pista de tenis, jardín, jacuzzi, sauna y ascensor. Además de unas vistas increíbles. Tener un Ferrari F50, un Aston Martin y una Harley Davidson. Poseer una cuenta bancaria con más de 50 millones de euros“.

Para.

Ya has soñado suficiente. Ya has imaginado suficiente.

Cierra los ojos y visualiza tu vida ideal...

La otra visualización

¿Por qué no lo hacemos de otra forma?

Cierra los ojos, viaja hasta dentro de 20 años.

Imagínate no haciendo nada. Sin cambios, te ves igual que te ves hoy.

  • ¿Cuántas veces te divorciaste?
  • ¿Cuál es la relación con tus hijos? ¿Con tu familia?
  • ¿Qué sucede cuando tu madre te mira a la cara?
  • ¿Cómo te sientes contigo mismo?
  • ¿Qué hay de esa gente que te dijo que abandonarías? ¿Y esa que te dijo “te lo dije”?

Abandonaste tus sueños. Te volviste perezoso. Creaste una visión y pensaste que se volvería realidad, y no fue así.

Cierra los ojos.

¿Qué te parece esta visión alternativa?

Si te parece bien, solo tienes que hacer una cosa, seguir viviendo la vida que vives ahora mismo.

En cambio, si al pensarlo sientes miedo, y preocupación, genial, estás donde quería tenerte. Cambia hoy.

¿Y si no lo consigues? No importa, porque al menos tendrás dignidad, amor propio y respeto por ti mismo. Porque al menos entraste a luchar, el menos luchaste, te empujaste al cuadrilátero y dijiste “me alegro, porque a pesar de haber perdido contra alguien que era mejor que yo, lo di todo“. Puedes vivir con esto, pero no con no dar todo lo que tenías.

Cierra los ojos, sí, claro, y así no necesitarás enfrentarte a la verdad.

Atribución imagen: D’Arcey.

Jul
13

Cómo motivarte a ti mismo y que eso genere un gran impacto

By Isra Garcia  //  Actitud imparable, Podcast  //  No Comments

Respuesta: automotivación.

Una manzana no puede crecer sin las pepitas que contiene dentro. Los tomates no crecen fuertes si no usas una estructura de cañas que sirva como instigación para aguantar su peso al cultivarse.

Lo mismo sucede con cómo usamos la motivación. ¿Ese entrenador de fútbol incitando a su equipo en el vestuario al terminar la primera parte del partido? No hay forma alguna de que un jugador se motive si no posee automotivación. El cambio sucede dentro.

automotivación cómo usar la lmotivación que importa - Isra Garcia

¿Y la motivación que sucede con un buen líder o con Josef en nuestro microMBA Inconformistas, con los profesores de SOP o con las dinámicas de PEIG? La teoría es la misma. Tu preparación para la próxima presentación, la voz que escuchas en tu cabeza cuando dudas, el conocimiento que te lleva a tomar decisiones, el resultado de las acciones que realizas. Todo eso acaba siendo la versión futura de ti mismo.

Motívate

La clave que trato de establecer aquí es, que solo es posible motivarte a ti mismo, la automotivación. El desarrollar superhábitos, estándares y habilidades núcleo internos que te ayuden a impulsarte allá a lo lejos, a fuego lento, pero a fuego. Sin embargo, parece haber muchas dudas de que esto sea posible, principalmente por el mercado de autoayuda y motivación que hemos construido. Parece que estamos alejados de marcar la diferencia, sobre todo cuando te encuentras solo ante un proyecto, solo en un departamento, o aislado de un buen liderazgo, o preguntándote qué hacer ahora. Nos han hecho creer que la semilla, y la pepita, se planta fuera para que crezca dentro, eso es tan improbable como que una cereza nazca sin hueso.

Toda la motivación es automotivación, antes o después. El desafío y la oportunidad está en encontrar las fuerzas externas que nos ayuden a crear las fuerzas internas. 

Automotivación: cómo automotivarte tú solo – Disrupt Everything #88

De eso va este nuevo episodio de podcast, de dejar atrás la motivación para empezar a creer, hacer aparecer y practicar la automotivación, en ti mismo primero, y luego, si es posible, en los demás.

Es un episodio que grabo después de la experiencia “cambia vidas” que viví el pasado miércoles en Ibiza, el resultado del trabajo interno que floreció a través de varios factores que se dieron en la meditación sónica que vivimos. Son alrededor de 45 minutos de instigación contra lo que significa motivarse hoy en día, y lo que necesitamos en realidad para poder tener nosotros el control de los que nos pertenece, el resultado de nuestra vida y nuestro trabajo.

automotivación cómo usar la lmotivación que importa - Isra Garcia

Escucha directa

Índice de contenidos

  1. Intro: por qué la automotivación en lugar de la motivación.
  2. Dependencia en la motivación externa.
  3. Un momento especial.
  4. Qué nos motiva a tomar acción.
  5. Algo sobre estar motivado.
  6. No es sobre motivarte.
  7. La motivación es finita.
  8. Automarketing.
  9. Obsesión.
  10. “Ve y hazlo“.
  11. Nadie excepto tú.
  12. 86.400 segundos.
  13. Fin.

Recursos:


Escucha, descarga, suscripción

Escúchalo y suscríbete via iTunes, Spotify, Google Play, Ivoox, Castbox FM, Player FM o RSS. Incluso puedes acceder al canal de vídeo y visualizar las series web…

disrupt everything podcast RSS
Disrupt everything podcast iTunes
disrupt everything en spotify - Escucha disrupt everything en Spotify
Disrupt everything podcast series by Isra Garcia  en Google play
Escucha Disrupt Everything en Ivoox
pt Everything en CastBox FM

También puedes escucharlo directamente desde la página principal del podcast.

Atribución imagen: Milan Goldbach.

Jul
9

Tocarás fondo

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Y acabarás en lo profundo del abismo.

Algo muy interesante sobre lo que significa estar vivos es que no es fácil conseguir lo que deseas. No es fácil hacer algo épico, crear un legado, cambiar tu historia, lanzar un negocio que funcione, ser un gran creativo o publicista o vivir el sueño que persigues.

La otra cosa más interesante todavía es que no puedes ganar siempre.

Acabarás en lo profundo del abismo

Seguro.

En lo profundo del abismo

Hay un punto, en algún momento, donde la fortuna va a decidir golpearte. Algunas veces, quizá la mayoría, de forma suave. Sin embargo, llegará un día donde te golpeará brutalmente. Sin piedad.

  • La persona que amas no te ama, o te abandonará – o morirá.
  • Te despiden del trabajo de tu vida. O te despiden justo en el momento más dulce, o que más lo necesitas.
  • No encuentras trabajo (aquí la solución), llevas meses en el paro, años ya. Tienes que volver a casa de tus padres, pedir ayuda para comer.
  • Te detectan un tumor cerebral.
  • Un familiar o mejor amigo muere en un accidente de tráfico. O pierdes a casi toda tu familia en una tragedia.
  • Pierdes toda tu fortuna por una estafa, o una mala apuesta en negocios.

Hazte una idea de todo lo que va (o puede) suceder.

Va a haber un punto en tu vida en el que vas a caer a lo profundo del abismo.

Estarás paralizado.

Te preguntarás “¿Por qué?”. Bien, ese por qué puede destruirte por completo. Cuando te preguntas “¿Por qué yo?, ¿por qué no otros?” estás cometiendo un suicidio emocional.

Te dices, “Si soy una buena persona…”, “nunca hice nada malo para merecer esto”, “¿por qué la vida me golpeó tan duro?” Tengo la respuesta:

Porque eso es vivir. La vida es injusta. Caprichosa. Incontrolable.

Tocar fondo es el principio de una vida digna

Pero escucha esto otro, una vida gloriosa no se mide por los días en los que el sol brilla, sino por los días que pasas en la oscuridad. Los días de tempestad. Y si no puedes absorber esto último, nunca te encontrarás con lo que es la victoria.

A veces, como principio del caos, es necesario que las cosas se destruyan para que otras nuevas se construyan.

A veces, tendremos que andar por el camino más infernal, para llegar al lugar más celestial.

Tienen que haber malos días, tienen que haber días oscuros. Y tienes que rendirte a ellos.

Porque eso es justamente lo que te hará fuerte, cuanto más los enfrentes, más resistente todavía. Quizá llegue un día donde seas inmune a todas estas desgracias, pero no ocurrirá sin antes haber tenido que haber caído en lo profundo del abismo en muchas ocasiones.

Una vez te des cuenta de que en lo más profundo del abismo hay la misma luz que en el sol, entonces, no dejarás de emerger.

Nunca verás el propósito de la tormenta hasta que veas el crecimiento que causó.

Nunca entenderás por qué fuiste a través de lo que pasaste, hasta que veas la fuerza, el poder, la resiliencia, persistencia y estoicismo que se ha cultivado dentro de ti.

Nos vemos pronto, en lo profundo del abismo.

Atribución imagen: Mark Seton.

Jun
29

Mi debilidad

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Soy estoico, sí, pero no acepto que soy lo que soy y que eso es lo que estoy condenado a ser. Acepto mi debilidad hoy, sí, pero no mañana

Mi debilidad como Isra García

No.

No acepto eso.

Estoy luchando por ser lo que sé que soy capaz de ser.

Estoy resistiendo. Insistiendo. Empujando. Esforzándome.

Me regocijo en mis propias debilidades para poder cambiarlas, pararlas, transformarlas.

Algunos días gano, otros pierdo, pero a diario me levanto y vuelvo a la carga, y siempre que lo intento, avanzo un poco más.

Dentro de cada día, a veces encuentro gloria, a veces derrota, otras veces gracia, algunas desgracia, o incluso a veces, no encuentro nada. Y ante eso, lo que tengo claro, es que mi actitud y mentalidad deben permanecer impasible, imperturbables a cualquier suceso o resultado que encuentre. Porque sé que lo importante es encontrar el placer en mis acciones.

Soy mi debilidad y mi fortaleza

Así que cada día me encontrarás preparado para lo que tenga que venir, unos pocos días me encontrarás rendido y desanimado, claro, podría ser. En cambio, la mayoría de los días me encontrarás con los puños cerrados listo para asaltar el día, preparado incluso para perder el combate. Es esa actitud imparable de colocarme al frente cada día, hacia el desafío, hacia la aventura, hacia la incertidumbre, hacia el riesgo, hacia el miedo, hacia la muerte, lo que realmente me hace seguir y sentirme imparable cada día. Es mi debilidad, pero al mismo tiempo es mi fortaleza.

Y cuando lo hago, cuando me coloco en la línea de fuego cada día, lo hago con todo lo que tengo. Todo. No escatimo jamás. Porque eso es precisamente lo que hace que cada día supere cada una de mis debilidades, miedos, inseguridades o defectos.

Y eso es amigo, o amiga, lo que me ayuda a empujarme a ser un poco mejor hoy de lo que fui ayer.

Mi debilidad.

Atribución imagen: Looker Media.

Jun
25

Déjame salir

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

La mayoría de personas paran cuando fallan, eso es lo que creo que hace que dejemos de creer en nosotros mismos. Son los momentos en los que hay que dejarlo salir.

Piénsalo, todos hemos fallado en algo. No es eso lo que define a un ser humano en todo su esplendor, sino la convicción de que va a continuar fallando en lo que haga y eso no importará, porque va a seguir. Este tipo de mentalidad es la herramienta más poderosa que puedes usar.

Sin embargo, dependerá de cómo la usas. Tiene que haber algo ahí adentro que te motive a actuar y pensar así. No es fácil ser golpeado y continuar, lo admito, hay días que duele más que otros, lo ves cómo un total de golpes. Y además cómo una maldición (o bendición) algo aparece después de ser golpeado, que me dice “continúa”.

dejarlo salir

Sobre dejarlo salir

Así que, no podrás recular, claro que no. No podrás, si estás aquí para dar rienda suelta a tus sueños, ver nacer tus visiones, materializar propósitos, tangibilizar tu pasión o llevar a cabo aquello por lo que estás aquí. Todo lo contrario, tendrás que permanecer erguido, inamovible, y en lugar de ir para atrás, tendrás que empujar para adelante.

Sea cual sea la adversidad, es solo un signo de que algo importante está punto de dar a luz. Estás a las puertas de esa luz tan esperada. No me importa si tienes 30, 40, 50, 60, 70, 80 o 16, sé que hay algo dentro de ti instigando. Algo dentro de ti que quiere romper las cadenas, salir y vivir.

Hay algo en ti que necesita ser alimentado. Que necesita ser electrificado. Que necesita luz. Hay algo dentro de ti gritando “déjame salir”. Pues bien, permítete dejarlo salir en toda su grandeza.

Deja que salga lo que tenga que salir, eso no será más que una genial manifestación de lo que eres.

Atribución imagen: Chapendra.

Jun
18

Vale la pena

By Isra Garcia  //  Actitud imparable  //  No Comments

Sí. Vale la pena.

Dime algo

¿Cuántas veces has pensado en dejar de luchar por crear una mejor vida?

¿Cuántas veces pensaste en que no tiene sentido hacer más de lo que haces porque no te va a llevar donde te gustaría llegar?

¿Cuántos sueños has tenido que abandonar?

¿Cuántas cosas que valían la pena has dejado marchar sin ni siquiera intentar perseguirlas con todas tus energías por un tiempo prolongado?

Incluso para algunos de vosotros… ¿Cuántas veces pensaste en acabar con tu vida?

La vida es insostenible, podría ser. No hay salida, o al menos eso parece. O es casi imposible lograrlo, o eso piensas.

Ya, lo sabemos, pero vale la pena.

Vale la pena luchar

Vale la pena resistir.

Apretar los dientes.

Deslizarte entre el riesgo.

Danzar con el desconcierto.

Abrazar la idea de que podrías morir cualquier día como hoy.

Merece la pena

Vale la pena creer en ti, en otros y en algo más grande que todos nosotros, en este mundo en el que vivimos.

Sí.

Vale la pena darte una oportunidad, y también a esas personas que choca contra todo lo que tú representas.

Merece la pena reunirte contigo mismo, entrenarte cada día contra la adversidad e intentar coordinar lo que está en la palma de tu mano.

Pienso que vale la pena sobresalir, ya ni siquiera de ti mismo, sino sobresalir dentro de ti.

Estoy convencido de que merece la pena intentar hasta morir, nunca darse por vencido mientras valga lo que estimes.

Vale la pena hacer el bien, no importa lo que cueste. Incluso ignorando la creencia de que un día el universo te recompensará.

Merece la pena rodearte de gente como tú, adelantarte a la sorpresa y a las expectativas.

Es fácil ser imparable cuando todo funciona, cuando no hay recibos que pagar, cuando tienes un gran jornal todos los meses, cuando la gente te apoya, cuando el doctor te dice que estás “limpio” o cuando todo el mundo te aplaude.

Sin embargo, la persona imparable no se mide por ninguno de esos momentos, sino por cómo se enfrenta a la crispación, a la desesperación, a la parálisis, a la perturbación, a su peor versión y al más profundo de sus miedos.

Vale la pena continuar, créeme.

Atribución imagen: hehaden.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+