Nadie hará el trabajo sucio por ti

viernes, Dic 18

Es muy simple obtener lo que deseas, pero no es fácil. Parte de tu compromiso consiste también en hacer el trabajo sucio que no quieres hacer.

Solo así podrás ser todo lo que eres.

Pero no haces ese trabajo sucio, porque estás demasiado ocupado esperando a sentirlo para hacerlo. Por eso nunca lo haces.

Nunca.

Nadie vendrá a empujarte, a decir que dejes de usar el smartphone, que no entres tantas veces a Instagram. No encontrarás a nadie que te diga, “deja la comida basura y el sofá a un lado y empieza a hacer deporte”. Nadie vendrá a conseguir por ti ese trabajo que siempre has soñado, ni tampoco vendrán a diseñar tu nuevo producto por ti, a encontrar la oportunidad que mereces o a crear un plan de negocio para ese proyecto que tanto quieres lanzar.

Toda esa responsabilidad depende de ti, está en ti.

sobre hacer el trabajo sucio y necesario

Y el peso de esa responsabilidad va a ser cada vez más pesado, porque solo vas a hacer las cosas que sientes que debes hacer ahora mismo o que se perciben como satisfactorias en este exacto momento (corto plazo).

Toma responsabilidad ya

Tienes que entender que tienes que ser tu propio mentor, motivador o entrenador. Tienes que empujarte a ti mismo. Puede sonar cruel, pero es real, porque de lo contrario no harás que tus sueños se hagan realidad.

Cuando haces algo verdaderamente atrevido importante, algo que desestabiliza el statu quo como por ejemplo crear una nueva empresa con un producto que nadie entiende. Dime, ¿quién, a parte de ti mismo, está ahí para apoyarte? Mira, cuando haces algo tan disruptivo, algo que no es lo normal, rompes la armonía que hay a tu alrededor. Eso significa que también rompes el entendimiento con familia, colegas, equipos, socios, amigos, lo cual te deja sin ningún otro recurso más que tú mismo.

Esto no tiene porque ser algo desastroso, solo es algo lógico, tienes que hacer ese trabajo sucio tan necesario, con o sin ayuda.

Porque si no lo haces porque nadie te apoyó, te arrepentirás durante toda tu vida. Y si lo haces, trascenderás la barrera de contentar al mundo antes que darte el privilegio de hacer lo que has venido a hacer.

Tu decides.

Atribución imagen: Miquel Fabré.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

La mentalidad del cinturón blanco

La mentalidad del cinturón blanco

Ayer la vida me brindó un nuevo suceso, la muerte de una de las personas más importantes de mi vida. En ese momento, casi al mismo tiempo que una lágrima se derramaba por mi mejilla, me dije a mí mismo lo siguiente (por orden) Esto es vivir. Algo de lo cual no...

leer más
Mis mayores fallos del año (2020)

Mis mayores fallos del año (2020)

Este uno de los momentos más especiales de acabar un año y empezar otro, compartir los fracasos más pronunciados del año. Este es uno de los posts que más impacta y resuena con lectores y comunidad... Llegamos a los grandes fallos del 2020. He contabilizado 1.467...

leer más
Rompe las reglas cuando sea necesario

Rompe las reglas cuando sea necesario

La cuestión es... ¿Cuándo crees que sería necesario? ¿Cuándo decidiste saltar a la estructura de la disciplina? ¿Has hecho alguna vez algo que comprometa toda tu vida y tengas que aparecer cada día? No puedes estar siempre pendiente de confiar en tu familia, amigos,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto