Qué hay después de Ironman UK

By Isra Garcia  //  Cambio, israporelmundo, Lifestyle, Mapmakers, Retos, Vida  //  14 Comments

Isra García - Ironman UkA las 3:40am estábamos en pie, desayuno: zumo manzana natural, infusiones digestivas y hepáticas, té verde, Iroviton + Sinviotic + arroz de melaza + Legepol, leche de almendras, una zanahoria y un sandwich de centeno con pechuga de pavo. Enfundando la equipación que 226ERS había preparado para la ocasión, encima el neopreno. Estábamos listos para lo que fuera.

El día de antes habíamos dejado la bici y la bolsa de transición de la misma en el lago Pennington Flash, era allí donde se desarrollaban los 3.8km nado y luego la salida de la bici. La bolsa de transición de la carrera estaba situada en un punto diferente, Rivington High School, allí era donde terminábamos los 180km de bici y empezaba la última parte de la prueba, los 42,2km de carrera.

Sin mapa, de nuevo

Como no teníamos transporte, salimos hacia el lago en taxi, bueno si se le puede llamar taxi a un coche que te recoge y no sabe llevar a la dirección que le das, pues eso, taxi. El mismo taxista nos hizo creer que sabía donde iba cuando no era así, faltando 30 minutos para el pistoletazo de salida estábamos perdidos en la localidad de “Leigh”, ya estábamos, de nuevo sin mapa. El taxista bloqueado no sabía qué hacer y Enrico, Pablo y servidor flipando y con una sonrisa de estas que estás como que sonríes pero estás realmente acojonado.

En fin, como siempre, al final sucede, llegamos, tuvimos que correr con chanclas hasta llegar al lago y nos sobraron aún 10 minutos, tiempo suficiente para introducir el iPhone en la bolsa de la transición de la bici y ponerlo en modo avión. Tenía una idea, conectar online y tratar de transmitir mis sensaciones a tiempo real.

Nado

Esta vez no habían los nervios de la primera vez en Niza, lo único que preocupaba era si el agua estaba fría, pero tan pronto como entré me di cuenta que no era así, 21º era una noticia fantástica. Eso si, estaba tan sucia que apenas podías ver lo que tenías frente a tu nariz. Anunciaron la salida y empezó oficialmente Ironman UK. Siempre empiezo al final y así hice, todo bien, excepto cuando un tío que movía los brazos como una gaviota me quito las gafas de un manotazo, las puse en su sito de nuevo y continué. 41 minutos la primera vuelta.

Cuando volví a la segunda vuelta, decidí empezar desde el lado derecho, al margen, así iría más cómodo, así fue, pero eso me hizo tardar más y hacer la segunda vuelta en 45 minutos. Por cierto, muy fan de Dani Juan, quien en la segunda vuelta hizo una “bomba” para entrar en el agua, flipante.

Bici

Transición (15min, sí, me lo tomé con calma) y bici, 180km, mis preocupaciones eran:

  • Posibilidad de lluvia – muy muy alta.
  • Asfalto rugoso.
  • Viento.
  • Pinchar.

Afortunadamente, no se dio ninguna excepto la primera, llovió muy poco, en la bici, en la carrera ya es otra historia. No soy un gran corredor en la bici, sí, conozco muy bien mis limitaciones. Por eso mi objetivo era intentar rodar lo más cerca de 30km/h que pudiera. Empecé bien, hasta que llegaron las cuestas, aún así me encontré muy cómodo. Algo que me ayudó a estar cómo es mi práctica común de relativizar, cuando ya has estado en una situación peor nada malo puede pasar si no es peor que esa situación pasada, por lo tanto, si los compara y lo contrastas, vas a mejor. Comparando Bolton con el infierno de Niza, iba a mejor. Pues genial.

Encima ingenuo

Hubo un momento de bajón por el km 100, pero en ese momento tomé un gel de 25gr de cafeína y adelante. Así durante 3 vueltas que había que dar a un mismo recorrido, todo esto mientras conectaba el 3G y compartía alguna image o enviaba algún tweet de información y estado. De vez en cuando te pasaba por al lado algún avión – atletas profesionales – que ya iban una o dos vueltas por delante de ti, lo que me impresionó fue ver como les salía agua de la bici o de la malla, me dije a mi mismo: “vaya tela con los tipos estos, tienen hasta conducto de agua para refrescarse las piernas”, cuando en realidad lo que estaban era orinándose encima. Así es Isra, además de inconsciente, ignorante e ingenuo. Terminaba la bici en 06:45:12h y me encontraba bien, quería sentir que sucedía cuando empezara a correr.

Carrera

Dejé la bici y pasé a la transición (19 min, como decía un entrenador de fútbol que tuve hace años “me dio tiempo hasta a fumarme un Winston”. Ahora se supone que era la parte donde mejor estaba, pero no sabía como iban a responder las piernas. Finalmente opté por las Saucony Triumph (by Ciclos Boyer) en lugar que las Adidas Adizero Adios (by Intersport Rull), debido a que son unas zapatillas mas preparadas para larga distancia, después de todo el objetivo era entrenamiento y no marca, no creo que sea la persona más indicada para competir por marca en un Ironman, a cabezón ya sería otra cosa – y otro post.

Al salir del avituallamiento y al empezar a correr mis primeros kilómetros me di cuenta de lo bien que estaba, pero aún así no me quise confiar y seguí con un buen ritmo tratando de progresar poco a poco, mientras hablaba con vía whatsapp con Nando por las calles de Bolton, sí 3G, espero que mis amigos de Movistar no me crujan mucho por usar el 3G en UK, subir vídeos, colgar imágenes en Facebook, Instagram, enviar tweets, etc. Antes de llegar al recorrido de tres vueltas de 10km estaba bastante bien. En cambio, cuando di la primera vuelta al circuito me sentí un poco agobiado, supongo que era algo más psicológico debido a saber que tienes que dar tres vueltas al mismo circuito, aunque por suerte era pscológico, lo cual no me preocupaba en exceso. Hasta entonces no había visto a nadie de mis amigos, entonces vi a Pablo que iba por su primera vuelta, luego a Dani que ya iba a por la segunda y finalmente vi a Enrico que iba ya a por su tercera vuelta, fue muy estimulante ver a todos ellos a tope.

Último apretón

Pablo, Enrico y Dani en su primer Ironman ha conseguido estar a tope y conseguir marcas que van desde las 11h:48h de Enrico, pasando por las 12h y poco de Dani, hasta las 14h y pico de Pablo. Sabiendo que ya todos estaba bien y que iban a llegar, ya sólo tenía que centrarme en la carrera, seguí cuidando la alimentación y tomando una cápsula de SALTS de 226ERS cada hora como había hecho desde que empecé la prueba, alterné eso con los geles y añadiendo unicamente agua. Entonces me planté ante la última vuelta, envié una última foto por Facebook e Instagram avisando que me quedaban 10km y me propuse probarme a mi mismo durante esos 10km. Así fue, 5km a 4:30 y los últimos 5km a casi 3:40 y me encontraba estupendamente, sin duda los entrenes para UltramanUK estaban dando sus frutos.

Justo antes de entrar a la meta encontré a dos amigos y compañeros de la Universidad de Manchester de la etapa en la que viví , estudié y trabajé allí, fue emocionante, estaban justo en la entrada a meta e iba como una moto, pero no pude evitar parar y darles un fuerte abrazo a ambos.

Sensaciones

¿Qué sentí al llegar a la meta? sentí una descarga eléctrica, sentí energía, fuerza, potencia y mucha felicidad, estaba feliz, me sentía relativamente bien. Creo que estoy preparado para entrenar como si se acabara el mundo durante 25 días seguidos antes de Ultraman. Estoy dispuesto a entrenar 5-6h todos los días, a sacrificarme más, a entrenar e manera más intensa a empujarme aún más hacia donde tenga que ir.

Después de Ironman UK, hay lo mismo que había antes, iniciativa para hacer que suceda.

EL PODCAST

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Google+