Menu

El emoticono te salvará de ser quemado en la hoguera

emoticonos redes socialesDicen  que la web social socializa ¿Seguro? Sí, aparentemente, porque en realidad nos volvemos más selectos, enrevesados, maquiavélicos, sarcásticos y hasta incluso cínicos e intolerantes, lo único que ha cambiado es que al final de la frase incluimos un emoticono “smiley” : ) –  y entonces todo parece tener sentido, todo vuelve al sitio.

Empecemos por ser quiénes somos, ser honestos, claros y directos. No hay nada de malo en responder a alguien con un punto al final, sino todo lo contrario, es lo más usual y coherente. Tengo verdaderos problemas para creer que puedes llevarte bien con todo el mundo o referirte a cualquiera como “cariño” o “encanto”. Es como si quisieras estar en todas las fiestas, quisieses ser aceptado por cualquier círculo de Tweeps o ser seleccionado como panelista en todas las mesas redonda sobre la organización social. Todos tenemos un ápice de repugnancia. Créeme, créete.

Considero que no soy un tipo pesimista ni tampoco odioso o cretino, pero también soy consciente de que no me interesa ser adorado o venerado en los comentarios de mi blog, cada tweet que recibo como feedback después de una conferencia o reacción debido a uno de mis tweets. Este es quien eres, en la vida real y en el mundo digital, si la línea es diferente, definitivamente hay algo que no cuadra.

Siéntete libre

Las formas de conectar cambian, hay nuevas herramientas y nuevas tendencias. Sin embargo, los valores y la personalidad no entiende de cambios en el entorno.

  • Responde cuando sientas la necesidad, no por compromiso.
  • Habla cuando tengas algo importante que decir, no cuando se supone que debas hablar.
  • Si tienes que ser contundente con alguien, estás en tu derecho, pero prepara un retorno también contundente.
  • Potencia a las personas pequeñas que hacen grandes cosas, no a los “celebrities” que se miran el ombligo.
  • Obvia el emoticono cuando posiciones tu opinión o te pronuncies sobre un tema, incluso si es puntiagudo. Tranquilo, no te dispararemos a quemarropa.
  • Es posible que un día ofendas a alguien, si ha sido sin querer, por supuesto, pide disculpas y haz algo para arreglarlo. En caso de que haya sido intencionadamente, abre los brazos y recibe las consecuencias placenteramente.

La clave es la reacción al estímulo social (no humano, desafortunadamente), esto cambia nuestro comportamiento y le da un sentido diferente a nuestro racionalismo.

Un emoticono no te salvará de la hoguera.

: )

Photo credit: dolfi.


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+