El tiempo de los héroes – Ait Ehla

By Isra Garcia  //  Cambio, Guest, Iniciativa Social  //  No Comments

es tiempo de heroesVoy a contarte una historia, una historia de héroes verdaderos, no Superman, tampoco alguien de carne y hueso que ha completado 10 Ironman, o cualquier celebridad que parece que cambia vidas inspirando con sus hazañas, no, mucho mejor. Voy a hablarte de los héroes que reniegan se héroes pero que en realidad lo son. Aquellos que verdaderamente cambian vidas. Estoy empezando a darme cuenta que muchos de ellos están en esta lista. Pero un ejemplo más concreto es la historia que Carlos Molina compartió conmigo y que aquí muestro como parte de mi compromiso con su iniciativa, una de las seleccionadas en las #33accionessociales.

Tiempo de héroes

Ait Ehla está en Marruecos, más concretamente en la cordillera del Atlas, cerca de Marrakech. No está en Siria, ni en Irak ni en Afganistán. Pero es que nosotros no somos héroes.

Hemos decidido ir unos días a trabajar allí, a la montaña marroquí. En un proyecto llamado Aula y Parque Infantil, que consiste en montar un parque infantil y en habilitar un aula de formación para los niños y sus madres. Porque en este tiempo en el que precisamos héroes, probablemente la educación y la risa son de los más poderosos catalizadores del cambio. Que las mujeres puedan saber más y que los niños puedan ser más felices.

Potenciando a mujeres para compensar la balanza

Cuando las mujeres saben más compensan el otro lado de la balanza. Ese lado en el que un solo hombre, porque casi siempre es un hombre, de los que piensan que Allah es grande y más grande todavía sí no queda nadie que adore a otros dioses, convence a otros hombres de eso mismo. Esa balanza que, de inclinarse hacia el lado perverso, perjudica a las mujeres, porque casi siempre son las mujeres, que deben tragar con el fanatismo que cambia sus vidas y las de sus hijas e hijos.

La felicidad como estrategia de presente

Cuando las niñas y niños ríen, cuando son felices, pocos fundamentalismos caben. Esas risas espantan creencias radicales y apuntan hacia futuros prometedores, que no pasan por abandonar familia y hogar para hacinarse en extrañas fronteras donde pocas veces son bien recibidos.

Pequeños grandes movimientos

Claro que lo que vamos a hacer es poner un ínfimo granito de arena cuando lo que hace falta son cubos y cubos, pero, como dijo Eduardo Galeano: “Actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquillo, es la única forma de probar que la realidad es transformable”. Y hay que probarlo una y mil veces, hasta que todos, o muchos, estemos convencidos que se puede transformar, que no hay que resignarse a ver lo que vemos por la televisión a diario.

La razón

Y como siempre pienso y comparto, ¿por qué en Ait Ehla? De nuevo fue la casualidad, el destino, el karma o los dioses, los que hicieron que hace unos años me cruzara con Samira Goundaffi, fuerte mujer bereber, de las que no se reducen o muestran sumisión ante esos hombres que pretenden enviar la sociedad unos siglos atrás. Hicimos un proyecto social juntos, en Imegdal, otros pueblo de las montañas. Samira dirige una pequeña ONG local que trabaja por el desarrollo de esa zona del Atlas, principalmente en lo concerniente a las mujeres y niños. Le dije que volveríamos y ahora lo hacemos, tarde pero lo hacemos. Este es un lugar donde hace mucha falta cooperar. Seguro que no es el lugar del mundo donde más falta hace, pero a esos otros sólo llegan los héroes, que afortunadamente existen y están haciendo lo que pueden. Como nosotros no lo somos, ponemos nuestro granito en un lugar al que si llegamos.

Cuando conocí a Samira no se hablaba tanto del fundamentalismo islámico. Actualmente proyectos solidarios como el que vamos a hacer cobran un mayor sentido, porque si siempre tiene sentido ayudar a que los niños rían y a que las mujeres aprendan, en esos lugares donde su acceso a la educación está más restringido, ahora creo que es la contrapartida más poderosa a la radicalización.

Cambio en un lugar remoto

Ait Ehla- el tiempo de los Héroes

Al combinar un parque infantil con un aula de formación en este pueblecito bereber, perdido en las montañas a 2000 metros de altura, conseguiremos algo que ya hemos comprobado en otro lugar: los niños tiran de las madres para que les acompañen a jugar y los padres no suelen oponerse, sobre todo si conocen a la familia precursora del lugar. Una vez reunidas allí las mujeres, se les puede enseñar desde cocina saludable, primeros auxilios hasta evitar pasos atrás en la historia de su pueblo.

Llamada a la acción

Esta “historia del nómada” es para pedirte ayuda para realizar este proyecto que tendrá una mayor dimensión en la medida que puedan permitírselo. Marchan en estos días próximos y necesitan gente que trabaje unos días con ellos y gente que quizá pueda ayudar económicamente para comprar los materiales necesarios.

Si puedes y quieres aportar también un granito al cubo, aquí tienes un par de formas de hacerlo:

  • Contribución económica: con la aportación que consideres en la cuenta ES56 2100 1743 6702 0012 0822. A nombre de Gonzalo Vivas, colocando “Proyecto Ait Ihla” junto a tu nombre. Pago online: aquí.
  • Formando parte de su equipo. Pasarás unos días un poco perdidos de la civilización, viviendo en el pueblo y trabajando, pero seguro que como experiencia vital es algo único. En este caso tendrás que cubrir tus gastos además de colaborar con el proyecto, ya que si no hay material, no hay trabajo que hacer. Fechas del proyecto: del 28 de octubre al 3 de noviembre, 2015. Puedes venir los días que consideres.

Más información sobre el proyecto: buildingadream@whiteandcolors.es

Héroe, te necesitamos

Y si puedes y quieres hacer algo por la gente que lo necesita pero no crees que esta sea una buena forma o consideras que hay otras causas más apropiadas, te animo a que participes en cualquiera de esas otras. Que no te lo impida la pereza o la duda, elige una y adelante.

Aquí algunas recomendaciones:

  • Crea talleres para desempleados en tu ciudad.
  • Enseña a jóvenes de tu vecindario a aprender cómo utilizar tus habilidades núcleo.
  • Deja mensajes positivos en los parabrisas de los coches del parking de tu organización.
  • Utiliza 100 euros para realizar 100 pequeñas acciones a personas que no tienen hogar.
  • Cocina para quien no tiene nada que llevarse a la boca.
  • Utiliza tu influencia para dar a conocer injusticias, crea concienciación y defender causas nobles.
  • Entrega más cartas de agradecimientos y recomendaciones, escritas a mano, por ti.

Recuerda, es tiempo de héroes.

Photo credit: Anant Nath Sharma.

Summary
Ait Ehla y el Tiempo de Héroes - 33 acciones sociales
Article Name
Ait Ehla y el Tiempo de Héroes - 33 acciones sociales
Description
Esta es la historia que Carlos Molina compartió conmigo y que aquí muestro como parte de mi compromiso con su iniciativa, una de las seleccionadas en las #33accionessociales.
Author

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+