Experimento 20 días sin mentir: informe final

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle  //  12 Comments

20 días sin mentirEl sábado llegué al final del experimento 20 días sin mentiras. En realidad, viéndolo con perspectiva, el experimento trataba de intentar permanecer viviendo 20 días sin mentir. No mentiras externas, no mentiras internas. Este es el informe final donde voy a explicar los resultados finales. Un informe que complementa el que publiqué en el meridiano del experimento.

Este es un informe dividido en diferentes secciones para una mejor comprensión.

Contexto del experimento

El objetivo de estar 20 días sin mentir era:

  • Demostrar si es posible o no localizar el tipo de mentiras que decimos al exterior y las que dejamos en el interior.
  • Comprobar si se puede ser totalmente honesto y no mentir ni una sola vez, refieriéndonos a las mentiras blancas.
  • Observar, analizar y trabajar las reacciones (internas y externas) que podrían derivar del experimento.

Qué se buscaba aprender:

  • Ser más consciente sobre los momentos en los que mentimos.
  • Ganar honestidad con uno mismo. Ganar aceptación pura.
  • Lograr un mayor domino del “no”.
  • Vivir más auténtico con uno mismo y con el alrededor.
  • El impacto de no mentir versus el impacto de mentir.

Cómo ha sido llevado a cabo:

  • A través del siguiente cuadro de mando. (Contiene los resultados de cada día)
  • Midiendo, monitorizando, anotando y trabajando, los resultados diarios incluidos en el cuadro de mando.

Cómo puede ayudar a otras personas:

  • Realizando una auto-crítica accionable sobre si vedaderamente no mentimos como decimos o si nos engañamos a nosotros mismos como de costumbre.
  • Encontrando esas pequeñas trampas que a diario nos minimizan como personas y profesionales.

¿Cuáles fueron las motivaciones para realizar el experimento?

  • El crecimiento personal y profesional.
  • Modificar patrones de comportamiento y actuación.
  • Seguir perfilando el estilo de vida.
  • Lograr una nueva técnica de alto rendimiento.
  • Seguir explorando márgenes.

Descripción

Qué tipo de preparación necesitas para realizar el experimento 20 días sin mentir:

  • Ninguna específica.
  • Honestidad.
  • Consciencia.
  • Auto-crítica y auto-evaluación.
  • Métricas objetivas (ver cuadro de mando)
  • Disponer de al menos 30 minutos diarios para la revisión.

Riesgos a destacar:

  • Posibles confontaciones con otras personas.
  • Ambigüedad.
  • Malentendidos y malasinterpretaciones.
  • Diferencias notables con otras personas.
  • Dilemas éticos y morales.

Métricas (representadas en el cuadro de mando):

  • Número de mentiras totales: 45 mentiras.
  • Tipos de mentiras (métrica cualitativa)
  • Número de personas con las que han habido interacciones: 504 personas.
  • Número de interacciones resultantes con el total de personas: 884 interacciones.
  • Reacciones internas / externas (métrica cualitativa)
  • Tentaciones (métrica cualitativa)
  • Observaciones (métrica cualitativa)
  • Feedback (métrica cualitativa)

Aprendizaje válidado 20 días sin mentir

Descubrimientos primarios 20 días sin mentir:

  • Tan pronto como las personas dejan de mentir por completo, se puede lograr un mayor aceptación de quiénes son ellas mismas. Así como la aceptación de otras personas y cirncustancias.
  • A menos mentiras, más empatía.
  • La mayoría de personas que dicen que no mienten y son honestas, se están creyendo una historia que en parte es una mentira, no es real. Es muy posible que esas personas mientan menos que otras, pero sí mienten. La clave es la etimología de la mentira. El tipo de realidad que ver y cómo encajan las cosas para que esa mentira pase desapercibida.
  • Las personas que reconocen mentir en ocasiones, lo admiten y tratan de solucionarlo, son personas más honestas, dignas y auténticas que las personas que dicen no mentir en absoluto.
  • Reconocer la mentira al mismo tiempo que sale y hacer el ejercicio en público, ayuda a crear una conexión más genuina con la gente del entorno. Además de ayudar a que la gente confíe más.
  • Las mentiras más duras son esas que no vemos. Esas que llevan toda una vida dentro de nosotros. Las que vienen de familia, educación, sociedad, la publicidad. Son las mentiras que no huelen a mentiras, sino a realidad. Son las mentiras más peligrosas y complejas.
  • Puedes no mentir y decir lo que piensas sin perder la elgancia. Sin embargo, hay otras ocasiones más emocionales, más espontáneas donde es fácilmente ocasionar molestias o disgusto.
  • Cuando no se miente, se puede distinguir con más claridad cuando otras personas mienten.
  • El número de mentiras está relacionado con el número de personas nuevas con las que interactues.

Descubrimientos adicionales

  • Se comunica de forma más simple y entendible.
  • Se presta mucha más atención a las personas con las que uno se relaciona.
  • Al principio se pierde cierta fluidez en el lenguaje, expresión  y el enganche de momentos que relatan historias.
  • La tentación a decir mentiras piadosas mientras expones o presentas un tema es mucho mayor. Porque ese tipo de mentiras responden a detalles que a menudo pasan desapercibidos.

Limitaciones:

  • No se pudo extrapolar las reacciones con otras personas que podrían estar en la misma situación.
  • Sería interesante poder ver este experimento aplicado a más personas. Esto ayudará a comprar resultados y comportamientos.

Observaciones

Resultados esperados:

  • Se puede vivir con cero mentiras. Cero de verdad.
  • Mentir está dentro del ser humano, esto tiene muchos matices. No la mentira mala, amarga, traicionera y desleal. Sino la mentira cortés, la noble e íntegra. Es la mentira solidaria.
  • Se miente más de lo que uno cree.
  • Mentimos para no incomodar, para no molestar o no ser vistos como personas indeseables o poco amistosas. Mentimos para encajar.
  • Hay personas escépticas que creen que no es posible vivir sin mentir.
  • No se encontró a ninguna persona que realizará una anotación cada vez que miente.

Comportamientos

  • Cuando no mientes recibes mejores inputs.
  • Estás más tranquilo, no hay apenas perturbación en la mente.
  • La sensación de liberación y paz (sobre todo interior) es máxima.

Siguientes pasos

A partir de estos 20 días sin mentir:

  • Rectificar en público cada vez que diga una mentira.
  • Obligarme a no “quedar bien” y a no ser demasiado “cortés” cuando serlo implique mentir.
  • Nombrar cada situación repetida en la que miento. Identificar ese patrón, averiguar el origen y entonces, eliminar la mentira.

Photo credit: Sr. X.

Summary
20 días sin mentir: informe final - experimento antropológico y estilo de vida
Article Name
20 días sin mentir: informe final - experimento antropológico y estilo de vida
Description
En esta publicación presento el informe final con los resultados del experimento antropológico y estilo de vida, 20 días sin mentir...
Author
  • Gabriela Toiu

    Me ha encantado este experimento y es un muy buen ejemplo a seguir. Enhorabuena por el logro !

  • Seguimos Gabriela.

  • Miguel

    Un gran experimento…Los resultados son importantes ya que nos pueden ayudar a llevar una vida más acorde con lo que decimos y pensamos, ser más coherentes. La mentira aporta bien poco, más bien nos destruye, pero es verdad que en mayor o menor medidas todos mentimos. Lo que ocurre que hay personas que se crean un personaje a través de mentir y terminan hasta creyéndose sus propias mentiras.

  • La mentira nunca desaparecerá Miguel. Necesitamos entenderla, convivir con ella y aplacarla.

  • Mireya Trias Monllau

    Isra… si quieres que te diga la verdad: #vivelamentira & #vivalaverdad. Ha sido muy interesante tu experimento. BigHug4U :o)

  • Lo que sea, pero hay que vivirlo, claro Mireya, seguimos,

  • marcosEdo

    Muy buen experimento. Estamos en ello. En las “interacciones plurales” ¿que contabas la gente con la que te encontrabas reunida? ¿Como lo monitorizabas? Es que he visto celdas con número bajos como un 3 y otras con 234 o 102. Puedes comentar como era la situación ¿que pasa si tenias dos o tres reuniones, sumabas todas las personas?. Un saludo y a la espera del próximo experimento, a ver con que nos sorprendes.

  • – Pregunta 1: son interacciones que se repetían con las mismas personas después de una “interacción singular”.
    – Pregunta 2: contando el número de contactos / encuentros que mantenía con ellas. Anotado en Evernote.
    – Pregunta 3: Sumaba el número de interacciones que tenía con ellas. En las conferencias seguir el ritmo era más complicado, pero seguía quien formulaba preguntas. En reuniones iba anotando pequeños palos “|” por cada interacción.

  • ¡¡Excelente informe Isra!! Como de costumbre, tus reflexiones y descubrimientos me invitan a hacerme preguntas:

    1.- Si cada uno tiene su propia interpretación de las situaciones que suceden en base a sus creencias y se da el caso en el que, el mentiroso y el que recibe la mentira tienen creencias distintas sobre una situación concreta, ¿qué se considera mentir, cuando la mentira encaja con las creencias del que miente o con las del que recibe la mentira?

    2.-Si dices la verdad (la tuya) puedes no encajar y que las otras personas se sientan molestas. Entonces, mentimos por miedo a no encajar como muy bien dices. ¿Si nos forzamos a decir la verdad siempre como “terapia”, al exponernos tanto, trascenderemos el miedo que nos produce la idea de no ser aceptados?

    ¡Un abrazo!

  • 1. ¿Es acaso mentira? Si no hay evidencia de una mentira, ¿es mentira? Si es mentira ¿hay evidencias?
    2. Sí, creo.

  • 1. Buenas preguntas Isra. Supongo que como sólo podemos gestionar nuestras interpretaciones, hay que actuar en base a nuestras evidencias de lo que es mentira, independientemente de si el otro se considera engañado o no.
    2.- Pues habrá que probarlo entonces 😀

  • 1. No hay ciencia cierta.
    2. Adelante.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Speaking

Entrevistas / TV

Archivos

Google+