Lo que crees es solo lo que crees

domingo, Nov 01

Hagamos un ejercicio interesante sobre el miedo al rechazo, que hice ayer por primera vez:

El miedo al rechazo ¿es real o es una historia que te cuentas para creerte que eres rechazado? ¿Por qué te cuentas esa historia? ¿Cómo te sientes cuando te la cuentas? ¿Qué sería lo opuesto al miedo al rechazo y que podrías hacer para recordártelo inmediatamente cuando ese pensamiento aparezca?

La culpa ¿es un hecho o es una creencia que nace de la nada y se apodera de tu mente y de tus emociones? ¿Por qué te cuentas la historia del culpable? ¿Qué es el culpable y de qué? ¿Qué pasaría si la culpa no existiera?

El dolor ¿es externo o interno? ¿te lo causas tú o te lo causan otros? ¿Por qué sucede ese dolor y cómo serías capaz de aliviarlo sin tener que huir de él? ¿Cuánto duele, dónde duele y cuándo?

El sufrimiento, ¿es algo que sientes o piensas? ¿Por qué sufres? ¿Depende de ti o de otros? ¿Qué haces para no sufrir? ¿Y para sufrir?

Ayer me ayudaron a ver que el sentimiento de rechazo es solo un pensamiento que tenemos sobre lo que percibimos como rechazo. Si no piensas que es rechazo, no lo es. Lo mismo aplica a la culpa, al dolor, al sufrimiento, miedo, incertidumbre o frustración.

el miedo al rechazo

Adiestrar tu mente para cambiar tu percepción sobre lo que crees que te hace daño requiere entrenamiento, y esa práctica empieza por formular las preguntas que te ayuden a diseccionarlo y aterrizar de forma tangible de donde viene ese pensamiento o sensación que tanto te perjudica. Cuando te detienes y deconstruyes el proceso del maltrato emocional, es entonces cuando te das cuenta que no tiene sentido en absoluto, pero para eso hay que parar y añadir consciencia a la estructura.

El trabajo para ambos está ahí, en las preguntas incómodas sobre lo incómodo que experimentas.

Como ayer dijo Woody, un gran tipo que he conocido aquí en Tulum, “vayamos donde está la incomodidad, porque ahí está la verdadera comodidad”.

El miedo al rechazo, la culpa o la indignidad es tan solo algo que te cuentas y te crees.

Photo credit: Christian Bucad.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Acción de gracias cada día

Acción de gracias cada día

Este ha sido mi primer día de Acción de Gracias en Estados Unidos, en Miami donde ahora resido, y espero residir durante un tiempo, moviéndome entre Los Ángeles y Nueva York. El motivo es el proyecto de Alto Rendimiento Holístico, explorar nuevos límites, así como...

leer más
Se llama…

Se llama…

Todo el mundo sabe que es lo más importante pero nadie honra tal importancia. Nadie lo entiende pero todo el mundo trata de comprenderlo. Todo el mundo lo persigue pero nadie parece alcanzarlo, todo el mundo quiere sentirlo dentro pero solo lo perciben en el exterior....

leer más
38

38

Ayer llegué a los treinta y ocho años. Interesante e inesperado, o no. Llego a los 38 años de existencia siendo un cinturón blanco absoluto, rendido a lo que venga, sin rumbo, sin propósito, sin pasión, sin aspiraciones, sin objetivos, sin ataduras, llego...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.