Demasiado “pensar”

viernes, Jul 17

Si piensas que estás leyendo estas palabras es que no las estás entendiendo.

Si piensas que estás presente es que estás ausente.

Si piensas que estás prestando atención es que estás distraído/a.

Si piensas que controlas tu vida es que eres una marioneta.

Si piensas que eres el mejor es que estás por debajo del resto.

Si piensas que eres imperturbable es que eres altamente susceptible.

Si piensas que eres un maestro es que no tienes la humildad y sabiduría suficiente para ni siquiera aspirar a serlo.

Si piensas que lo sientes es que sientes que piensas y crees algo que no concuerda con tus sensaciones.

Si piensas que tienes tiempo es que vas tarde.

Si piensas que el ego es el enemigo es que tú eres el enemigo del ego.

Si piensas que eres libre es que eres un esclavo de tu propio ideal de libertad.

Si piensas en decidir es que estás dudando.

Si piensas que has tenido éxito es que has fracaso.

Si piensas que es tu vida es que no la estás viviendo.

Si piensas en amar siempre vivirás en la desilusión del desamor.

Si sigues pensando acabarás pensando sin parar.

Y bueno, si piensas demasiado ya sabes lo que pasa, que dejas de vivir lo único que puedes poseer, este instante.

¿Ves? Ya estás pensando otra vez.

Piensas demasiado

¿Qué hacer entonces?

piensas demasiado

Pregúntate:

  • ¿Qué hago cuando no pienso?
  • ¿Qué pienso cuando pienso?
  • ¿Qué hago cuando estoy haciendo algo?

El maestro Zen Dae Bong Sunim lo repetía varias veces en el podcast-entrevista que mantuve con él: “cuando hagas algo, solo hazlo

No intentes no pensar, porque pensarás más todavía. Solo, y si quieres realmente vivir, responde a esta pregunta cada vez que estés haciendo cualquier acción: ¿Cómo puedo hacer lo que estoy haciendo solo prestando atención a cada movimiento que compone esta acción que realizo ahora mismo olvidándome de todo lo demás?

Piensas demasiado (y yo también).

Atribución imagen: Creative Ignition.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Disciplínate hasta la médula

Disciplínate hasta la médula

Cada día que pasa, a través de diferentes actividades, aprendes a disciplinar la mente, el cuerpo, las emociones y el espíritu. Por otro lado, soy consciente de que podría ser una falsa ilusión. Correré el riesgo, no importa, porque si no estoy demasiado equivocado,...

leer más
Ve a por la acción

Ve a por la acción

Si algo propulsa la Ultraproductividad es crear movimiento, y para eso necesitamos acción; acción cuando trabajas, cuando produces y cuando vives. Acción ante lo desconocido. Acción ante el miedo. Acción ante la duda. Acción ante el trabajo repetitivo. Acción ante la...

leer más
Una carta para alguien como tú

Una carta para alguien como tú

Hoy he escrito una carta para alguien como tú con algunas recomendaciones sobre qué hacer una vez te des cuenta de que no hay partido de ida y vuelta. Es una carta para alguien como tú sobre cómo aprovechar esta gran oportunidad llamada vida. Aquí va: Querido...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto