Prepara lo inesperado – Entrevista para 226ERS

By Isra Garcia  //  Aventuras, Entrevistas, Lifestyle, Retos  //  3 Comments

burning-man-questEsta es la entrevista que realicé justo después de acabar Burning Man Quest para uno de mis sponsors, la marca productos de nutrición para deportes de larga distancia 226ERS.

Cómo entrenar para lo inesperado, preparación, sensaciones sobre el desafío, claves, equipo, logística de crear tu propio reto, recorrido, preocupaciones, próxima aventura y algo más profesional. Esto es todo lo que encontrarás aquí abajo.

Entrevista para 226ERS

226ERS: 573 km non stop. En torno a 50 horas sin dormir. Isra ¿Cómo se prepara uno para un reto como este? Y nos referimos a nivel físico y mental.

IG: finalmente fueron 54 horas. No sé si para algo así, por lo menos en mi caso, se llega a estar preparado físicamente, pero desde luego mentalmente sí lo estaba. Cada entreno, cada hora depositada, cada kilómetro, caída, pinchazo, día lluvioso o adversidad que encuentras en el camino durante la preparación, eso es una pequeña victoria que te fortalece por dentro – y por fuera-. Este año he trabajado duro otros aspectos que me han ayudado mucho: pilates, con un monitor personal, durante tres meses, entre 3 y 4 horas a la semana, he ganado mucha elasticidad, movilidad, control de mi cuerpo, mi respiración y una mejor concentración en el “core” a la hora de correr, nadar y ciclismo. Macrobiótica: llevada más estrictamente que el año pasado cuando me preparaba para Ultraman, mejor calidad de los alimentos, más naturales, más de temporada, menos manipulados, más suaves y mejor preparado gracias al Dr. Juan Rubio, un fenómeno, el mejor. La altura: esto ha influido muy poderosamente tanto a nivel mental como físico, por motivos de trabajo, llevo casi 4 meses viviendo en Bogotá, a 2.650 mts de altura aproximadamente, la adaptación no ha sido fácil, pero ha dado sus frutos. El descanso ha sido pieza clave, he descansado entre 7 y 9 horas todos los días, esto era mi prioridad, me ayudaba a recuperar más rápidamente.

Otras claves han sido los entrenamientos psicológicos: 11h de rodillo seguidas, bajando únicamente dos veces de la bici y entrenos de carrera donde marcaba 30 kilómetros, y justo cuando llegaba a la marca, decidía ir a por 10 o 15 más, eso psicológicamente es demoledor. Otras de las cosas que me ha fortalecido casi más mentalmente ha sido preparar esto por mí mismo, sin entrenador. He tenido el apoyo de Octavio Pérez desde siempre y los consejos de 226ERS, pero este año quería probar si yo mismo podría hacerlo siguiendo el conocimiento que tengo hasta ahora y aplicando 4 conceptos cruciales: determinación, consistencia, progresión y coherencia.

226ERS: ¿con que equipo has contado para afrontar esta aventura? ¿Cómo planteaste la logística?

IG: el equipo estaba compuesto por 6 personas: Lucas Gisbert, que ha sido pieza clave desde el principio, me ha ayudado absolutamente con todo, ha aguantado todo todo conmigo. Víctor Ronco, se encargó de las rutas y la comunicación a través de social media. Chema Solis, la persona que se encargó de la cobertura audio-visual, el documental que en un mes tendremos preparado para que todos puedan disfrutar de lo que allí vivimos. Octavio Pérez, su experiencia, conocimiento y amistad son fundamentales para esta prueba. Pedro Castelló, al mando de uno de los dos coches y ayudándome con los estiramientos. Stephan Fremeijer y Víctor López que se unieron más tarde debido a compromisos profesionales, pero que desde el primer momento estuvieron apoyando e impulsando. Lucas rodó alrededor de 100km conmigo en bici y luego los últimos 20 kilómetros finales. Octavio Pérez corrió desde el kilómetro 50 al 80. Chema nos acompaño en todos los momentos para lograr captar la esencia de Burning Man Quest.

La idea era parar una vez al día a hacer una comida fuerte, excepto en carrera que no me sienta bien comer mientras corro. Los avituallamiento sucedían cuando los necesitaba y empezaba a tener sed o hambre, lo mejor es conocer a tu cuerpo y saber escucharlo cuidadosamente.

226ERS: ¿cómo definirías el recorrido que hiciste y cuál fue tu máxima preocupación?

IG: inesperado, impredecible e incierto. Nadie ha hecho ese recorrido antes aplicando estas modalidades, no tenemos precedentes, ni sabíamos si encontraríamos rutas accesibles, no sabíamos que pasaría, no había un mapa, esta vez era totalmente cierto. Sabíamos que el recorrido tenía +4.400 y que habían dos lagos donde podríamos nadar, Tahoe o Pyramid Lake o incluso el Donner Lake, pero había un inconveniente, no podíamos circular por las “Interstate” (autovías) y muchas de las rutas daban allí, tuvimos que trazar y re-trazar en innumerables ocasiones e ir adaptándonos al camino que se iba abriendo ante nuestros ojos. La carrera parecía más obvia, lo que no contábamos era con rectas de 10 o 15 kilómetros, interminables, cuando llevabas 40 kilómetros, era desesperante.

Lo que más nos preocupaba era la temperaturas, no sabía cómo reaccionaría de frío (Bogotá) a calor (California / Nevada) y los puertos, no soy especialmente bueno en ninguna de las tres modalidades – lo que soy es cabezón – pero la bici es en lo que más horas necesito depositar, este año ya he pegado un buen empujón, pero todavía me falta.

226ERS: y después de este reto ¿Qué tienes pensado?

IG: descansar. Lanzar mi primer libro ahora en octubre, más profesional, Human Media. Escribir el segundo, que tengo como fecha límite el 31 noviembre, “Mapmakers”. Preparar un proyecto educativo que lanzo en breve, lanzar una idea en la que estoy trabajando y tiene que ver con el deporte y los desafíos y trabajar en abrir agencia en Chile, Costa Rica y Panamá, en definitiva, hacer lo que mejor se me da hacer, trabajar. Confieso que ya tengo algo en mente para 2015, puede ser maravilloso, pero para esto voy a necesitar ayuda externa, así que prefiero no decir nada hasta que lo tenga todo bien atado.

226ERS: a nivel profesional parece que has dado el salto a Sudamérica. ¿Qué nos puedes contar?

IG: llevo desde 2010 dando conferencias por todo lo que es Iberoamérica y parte de los EE.UU, en todo este tiempo he visto el gran desarrollo y potencial que han ido adquiriendo países como Colombia, Chile, Panamá e incluso Costa Rica, un país con enormes posibilidades. Un día, decidí dar un paso al frente, llamé a mi amigo y colega Juan Merodio y luego Jaime Chicheri, me reuní con mi mejor amigo Óscar Valdelvira, y decidimos ir en busca del riesgo antes de que el riesgo fuera en busca nuestro, entonces creamos Engage Worldwide y dimos el salto con Engage Colombia, una agencia de transformación digital y habilidades núcleo para re-adaptar los negocios a la nueva economía. Llevamos desde mayo y ya estamos viendo buenos resultados en todos los sentidos, va muy lento, es una cultura diferente, tiene sus peculiaridades, pero es un mercado altamente interesante.

Fuente original: página oficial de Facebook 226ERS.

Photo credit: Chema Solís.

  • Delfina García

    Enhorabuena por la entrevista y abrumada por todos tus proyectos. No sé cómo lo haces. Un abrazo.

  • @chemasolism

    Un equipo del que obtengo mucha energía y ganas de hacer que las cosas sucedan. Gracias por permitirme elegirme a mi mismo y por formar parte de la aventura.

  • Ha sido un auténtico placer contar contigo Chema. Gracias.

IG - LA AGENCIA

Libros de Isra

Google+