Menu
Browsing articles tagged with "sistema archivos - Página 2 de 2 - Isra García - blog sobre marketing, transformación digital, productividad, innovación, estilo de vida, excelencia, autenticidad, economía disruptiva, cambio, disrupción personal y profesional, incertidumbre, liderazgo y comunicación más allá de social media, human media."
Sep
28

Nunca desaparecerán, siempre estarán ahí

By Isra Garcia  //  Cambio, Lifestyle, Mapmakers  //  8 Comments

siempre estarán ahíCríticos: los necesitas para hacer tu mejor trabajo. Significa que estás molestando y alterando el ritmo normal de hacer las cosas ¿a quién molestas? por qué si no molestas a nadie o no eres criticado es que no estás creando cambio.

Escépticos: nunca cambiarán, siempre tendrán algo sobre lo que ser escépticos. ¿para que esforzarte en complacerlos o en demostrar que estaban equivocados si puedes dedicarte enteramente a la gente que sí está dispuesta a escucharte, darte feedback, compartirte e incluso abrazarte? no malgastes tu tiempo con ellos.

Cínicos: en la mayoría de los casos las experiencias de la vida les han convertido en personas que abrazan la negatividad, el derrotismo, la duda y la ironía negativa. Los cínicos son eso, cínicos, para ellos la negatividad ya ganó la batalla hace tiempo, ignóralos.

Haters: no les gustas, ni les vas a gustar nunca. Quizá hiciste algo tan importante y cambiante que nunca podrán aguantarte, puedes tratar de encantar a los que nunca gustarás y te rechazarán o complacer a aquellos que vinieron a ver tu mejor actuación a aplaudirte.

Pobres diablos: son críticos, escépticos, cínicos y haters – y trepas – a la vez pero sólo a tus espaldas. Las malas noticias – para ellos – es que si prestas un poco (sólo un poco) de atención en ellos se descubren ellos mismos, el ansia y su ego vencen la batalla continuamente.

Indiferentes: el grupo más preocupante, lo que no están en un lado ni en el otro. Hay que hacer algo para decantar la balanza hacia un lado o el otro, si es posible que sea al lado de aquellos que te aman. Si desafortunadamente caen al otro lado, bueno, creo que podrás seguir durmiendo a pierna suelta por las noches.

Ahí están todos ellos, nunca desaparecerán de tu vida, habrá más o menos, pero siempre estuvieron, están y siempre estarán. Sin embargo, estás tú. Qué bueno que llegaste a tiempo.

Photo credit: Santiago Plata.

Sep
25

Deja atrás el sistema

deja atrás el sistemaDejas el interior de tu madre para salir ahí fuera, al mundo, donde te espera lo inesperado, la mayor incertidumbre del universo. Tu unes estrechamente a tu madre y en poco tiempo ya estás explorando territorio “comanche” por tu propia cuenta, primer de una manera menos ortodoxa y luego más elitista diría yo. Entonces llegas a la guardería cargado de rotuladores de colores bajo el brazo, aquí todo es felicidad, juego y descubrimiento.

Colegio en blanco y negro

Entonces llega el colegio, aquí empiezas a darte cuenta de que el mundo no es como tu pensabas que era, no es de colores, sino de un blanco y negro que personas con autoridad en frente de ti pretenden que memorices. Extraño y difícil de asumir, te resistes, te niegas, serás castigado, apartado e incluso serás tachado de problemático y socialmente intratable. Pero sigues creciendo, porque conoces gente fantástica, tus amigos del colegio, aunque ellos también son castigados y obligados a entender unas normas que limitan su creatividad, pero claro tu no te das cuenta de nadas de eso, así que te preguntas que debes hacer para encajar. Aquí te enfrentas a trabajos y exámenes que te obligan a responder a preguntas como “¿quien ganó la segunda guerra mundial?” o a decir de “carrerilla” todos los elementos de la tabla periódica. Son años locos, no te preocupes, sólo una cosa, no seas normal, no encajes.

Enséñame lo qué no sabes hacer

Pasas a la universidad, ahora si que no entiendes nada, se supone que aquí te preparan para afrontar ese gran mundo que hay ahí fuera, pero lo único que haces es memorizar libros como si episodios de “Dragon ball” se tratasen. Luego, te topas con tipos llamados profesores los cuales tratan de que aprendas a dirigir una empresa cuando ni siquiera ellos lo han hecho. En ese momento empiezas a cobrar consciencia de lío en el que te has metido. Bienvenidos.

Paradoja como algo usual

En el mejor de los casos, finalizas la universidad – o la abandonas – si el plan Bolonia te deja, porque ahora parece que muchos no dejarán la universidad hasta los 30-32 años. Tu piensas: “¿pero a esa edad no debería haber trabajado en una gran compañía, hacer, fallar, levantarme rápido y aprender, intentar diferente, hacer y crear conexiones, haber dejado el trabajo y lanzado mi propia idea?” qué paradójico ¿verdad?. Finalizas por fin y tratas de elegir un negocio de tu gusto para trabajar, estás lleno de juventud, energía y optimismo.

Trabajas durante una década o dos en ser tremendamente fascinante – ahora sí – aprendes, fallas, vuelves a intentar, haces que suceda y lanzar, haces cosas y las cambias y de repente te encuentras en lo alto de tu profesión, en la cabeza. Rockstar, tú.

¿Y después qué?

Cuando estás en todo lo alto, la última cosa que quieres que te digan es que el “top” no es tan “top” como pensaste la primera vez. De hecho, no hay “top”. Era sólo una ilusión del sistema. La hemos vuelto a liar. ¿Y ahora qué hacemos?

El mundo está cambiando más rápido que nunca, el sistema con el que te topas no necesariamente debe ser el sistema en el que elijas vivir, crea tu propio sistema y deja atrás ese en el que siempre han pretendido que encajes. El cambio masivo ha estado con nosotros desde el día que nacimos, es la constante máxima en nuestras vidas. Y aún así, todavía nos atemoriza crear aquello que no se ha creado antes y empezar a vivir nuestra vida fuera del sistema. ¿Por qué no aceptar el cambio y el viaje que viene con ello y entonces ver dónde nos lleva?

Photo credit: Fernando Sergio Molina Torres.

Oct
28

El Papel de los Profesores en la Edad de la Disrupción e Internet

By Isra Garcia  //  Educación, Equipar, Reflexiones  //  11 Comments

En la edad de la disrupción, la muerte de la industrialización, Internet y la economía conectada, las mejores lecciones no son aquellas en las que un profesor abre un libro y empieza a leer, tampoco aquellas en las que pasas noches memorizando un concepto, tema o fórmula hasta quedarte dormido. No, los mejores aprendizajes serán aquellos que nosotros elijamos, podamos ver las veces que queramos y detenerlos en el punto que más necesite nuestra atención o aquellos que no necesiten de la sincronización simultánea con otras personas.

Ahora cualquier cosa que pueda ser digitalizada, será digitalizada, esto será aislado en el Long Tail y entregado especificamente a las personas que así lo deseen.

Profesores que ya no Necesitamos

No necesitamos profesores que…

– Impartan lecciones basadas en libros

– Den acceso a información o conocimiento

– Enseñen a memorizar

– Inculquen obediencia o complacencia

– Managers de clases

– Clasifiquen alumnos

– Examinen con tests de puntuación

Profesores que Necesitamos

Necesitamos profesores que…

– Posean un arte y lo compartan

– Guíen y lideren

– Compartan trabajo emocional

– Inspiren a inspirar

– Conecten y motiven

– Desarrollen actitud y capacidades

Nos Estáis Dejando sin Soñadores

Basta de defender a profesores que roban los sueños de futuras generaciones. Basta de apoyar una educación diseñada para industrializar y crear borregos. Con esto no digo que no haya profesores buenos, todo lo contrario. Sin embargo, cuando hay algún profesor con la mentalidad del cambio, el sistema, la educación y los otros profesores, se encargan de que desista en su intento, lo descorazonador, es que casi siempre lo consiguen.

Ahora no hay sitio donde esconderse, el acceso libre a la información potencia a un gran profesor y hace mediocre al mediocre. El mediocre puede trabajar como monitor de clase o controlador y apoyar al gran profesor a obtener la ayuda que necesita para enseñar a más estudiantes – hasta que el mediocre se jubile.

El papel del profesor en este nuevo entorno es inspirar, intervenir y desencajar al estudiante motivado. No castigarlo con instrucciones precisas de como debe actuar, sino la libertad de educar y enseñar a construir sueños, potenciar pasión e ilusión, crear cambio y abrir nuevos caminos.

Photo credit: movie fanatic.

Oct
27

Sobre el contenido… Qué Sucede Cuando Impactas

By Isra Garcia  //  Mapmakers, Marketing, Reflexiones  //  2 Comments

contenido impactanteCuando buscas compartir contenido impactante… ¿Qué pasa? Cuando conectas con personas a través de la web social ¿qué pasa? Cuando aportas valor… ¿qué pasa? Cuando siempre respondes a tu audiencia… ¿qué pasa? Cuando lanzas una idea al mercado… ¿qué pasa? Cuando tu proyecto impacta en el mundo ¿qué pasa? Cuando tienes muchas ideas… ¿qué pasa? Cuando fallas mucho… ¿qué pasa? Cuando golpeas al sistema… ¿que pasa? Cuando empiezas algo… ¿qué pasa? Cuando decides emprender… ¿qué pasa? Cuando lanzas un nuevo producto o servicio… ¿qué pasa? Cuando haces algo por primera vez… ¿qué pasa? Cuando experimentas… ¿qué pasa? Cuando te lanzas al vacío desde más de 36.000 mts del altura… ¿qué pasa? Cuando decides cruzar la barrera del sonido con un coche ¿qué pasa? Cuando decides correr por el desierto del Sahara durante 5 días sin parar… ¿qué pasa?

Golpea e Impacta Hasta Crear Contenido Impactante

Sólo golpeando, probando, modificando y entendiendo el efecto que esto tiene y cómo viene de vuelta a nosotros, podemos verdaderamente tener influencia, control o confianza en nuestro trabajo y crear contenido impactante, a partir de ahí sabremos como el sistema – en su gran extensión de la palabra – responderá la próxima vez que le golpeemos.

Para perfeccionar cualquier práctica en la vida, lo importante es enfocarse al principio en el ensayo y error. De igual modo para crear contenido impactante. Sólo probando y observando que es lo mejor, que es lo que influencia, que es lo que hace que nuestro contenido tenga credibilidad, es que podremos descubrir lo que funciona. Una vez que lo descubrimos, no hay que dejarlo escapar.

La panacea no existe. Todo lo que descubramos como exitoso, como algo que funciona, está sujeto a no funcionar más adelante, así que es importante estar en constante innovación. Lo importante es golpear primero… Y ver qué resulta de nuestra iniciativa.

Si nunca golpeas o impactas, nunca sabrás que pasa al hacerlo. Nota: es mucho mejor golpear tu primero, que esperar a ser golpeado.

Photo credit: Red Bull Stratos.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+