Un beso con intención

By Isra Garcia  //  Reflexiones, Relaciones humanas, Vida  //  3 Comments

un beso con intenciónEs algo íntimo y bello, un gesto de amor, un intercambio de compromiso y respeto que traslada calidez entre una persona a otra. Aquí estoy hablando de cualquier clase de beso, puede ser en la mejilla, en la frente, en las manos, en la entrepierna o en los labios.

“El beso de toda la vida”

Sin embargo, me asombro, en nuestra cultura, cada vez que lo tomamos como una formalidad o cordialidad, bien a la hora de conocer a otra persona, cuando saludamos a alguien, quizás podría ser nuestro amigo cercano que hace años que no vemos, ese conocido que iba contigo a clase y con quien tenías una relación tan estrecha o cualquiera de tus familiares o que sientas como uno de ellos.

Nota: no considero como un beso los formalismos o protocolos alrededor a este gesto que ocurren en otras culturas y contextos.

Manos arriba esto es un beso

Observo y analizo cómo la gente “da besos” y creo que verdaderamente, en la mayoría de ocasiones que menciono arriba, no los dan, simplemente los fuerzan como si estuvieran obligados a hacerlo. Besos (por llamarlos de alguna manera) que apenas tocan el rostro, otros que se dan mejilla con mejilla. Sin apenas mirar a la otra persona, como si estuvieras deseando que ese momento acabara cuanto antes. Besos con sonido pero sin contacto. Descorazonador. Un beso debería ser un regalo, no un atraco a mano armada.

Un beso es cambio

Afortunadamente, quedan los humanos, los pasionales y los ardientes – no estoy hablando de sexo aquí – personas que ignoran las formalidades y en el momento que acercas tu mejilla, se marcan un beso que te deja extrañado y confuso, pero con un chispazo de su energía recorriendo todo tu cuerpo como si de un generador de alta corriente se tratase. En caso de que vayas a dar un beso, necesitamos un beso de estos por favor, un beso sincero y con intención.

En mi caso, no soy de dar muchos besos por formalidad, los reservo para la persona adecuada en la situación adecuada y entonces, doy mi mejor intento cada vez que doy ese – o esos – beso. Besar en la boca, vaya, eso ya es otra historia, realmente me encanta y me parece una idea muy seductora, cruelmente, es un bastante complejo dar todos los que me gustaría a todas las mujeres que desearía. Un dilema para otro post.

Entiende que no estás obligado a dar besos a nadie, a nadie, quizás baste con un apretón de manos transparente o un abrazo con sentimiento. Sin embargo, si decides dar un beso, hazlo con toda tu energía y pasión, cambia al que lo recibe regalando un beso de verdad, estarás dejando un poco de tu esencia en la otra persona.

Photo credit: Rere.

  • Delfina García

    ¡¡¡Despues de escribir un post sobre esto seguro que eres capaz de cualquier cosa!!. A mi los besos y los abrazos me gustan todos, unos más que otros, son un regalo maravilloso de las personas aunque sean una formalidad, aunque sean como un atraco a mano armada o no, ¡¡Da igual!!. Claro que, los besos y los abrazos bien dados mucho mejor.

  • Mar Segura

    ¡qué chulo! Habrá que pensar a quién, cómo, cuándo y por qué damos ese beso.
    Será verdad eso que dicen “la española cuando besa es que besa de verdad” ? ¿o el español? #tiemposXY

  • Estoy de acuerdo, nada como besar a una Española.

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+