Estamos vendiendo porquería

sábado, Sep 09

Permíteme que te cuente sobre lo que puedes estar dejando escapar, la otra parte de la vida real. No es inspiradora, ni exitosa, ni lujosa, ni jovial. No es un trabajo de ensueño, unos compañeros perfectos y un equipo imbatible. A menudo es todo lo contrario, una vida de mierda.

una vida de mierda

Nos deprimimos durante días o semanas. Nos levantamos tarde. Alimentamos nuestro cuerpo con comida basura. Sumplimos nuestras ansias con deporte, sexo o más trabajo. Nuestra productividad no llega ni a 1/4 de lo nos dicen libros como Ultraproductividad. Esforzarse más que nadie y ser la persona que más intenta, falla y se levanta de nuevo, eso nos parece una patraña que no para de golpear nuestra exigencia. Seguir la vida de grandes personalidades es frustrante, su vida es fantástica ¿es la mía un desperdicio? Nos preguntamos. Estar en ese ecosistema de emprendedor y startup nos tiene más que aburridos, menudos pesados.

Una vida de mierda

Cuando nos miramos en el espejo, no siempre estamos alegres con lo que vemos. A veces incluso no sabemos quién es la persona que muestra el reflejo. Cuando hacemos el trabajo que importa, la mayoría de veces es trabajo que odiamos hacer. No nos sentimos destinados a marcar la diferencia. Sobresalir es solo una palabra bonita que no sabemos qué significa en realidad.  No creemos que nadie esté predeterminado a crear un cambio en el mundo. Vivimos una vida de mierda.

No nos levantamos a las 4:40 de la madrugada. Las rutinas acaban superándonos. Deseamos hacer deporte cuatro veces a la semana pero acabamos haciéndolo una vez. Llevamos años intentando meditar y no hay manera. No fluimos por la vida como si fuéramos un gurú hindú. Estamos más en el futuro que en el presente. Somos más imperfectos de lo que parece en cada foto de Instagram. Nuestras relaciones son un martirio. Seguimos cayendo en un vacío que no termina nunca. En definitiva, somos un desastre, nuestra vida es un lío.

Sí, pero no te machaques, todos somos un desastre, todas las vidas son un lío. Todos, en parte, ivimos una vida de mierda. Es parte de lo que significa ser humanos.

Si esto es así, ¿Por qué estamos vendiendo el polo opuesto? Estamos vendiendo porquería.

Atribución imagen: Doug Beckers.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Un descanso para el alma

Un descanso para el alma

Ese es el paso que voy a dar hoy... Ayer, en una reunión con unos amigos, me preguntaban por qué voy a desconectar durante un mes de redes sociales y otras plataformas digitales. No supe encontrar una respuesta, dije “no sé, no tengo por qué tener una razón". En otra...

leer más
¿Bailas o juegas al escondite?

¿Bailas o juegas al escondite?

Contexto: estoy en Ibiza, hace unos días decidimos juntarnos unos amigos y convivir durante unos días juntos. Dentro esa convivencia vivimos una experiencia inusual y muy energética, lo que se conoce como KAP, Kundalini Activation Process (ojea este vídeo para saber...

leer más
¿Escribes?

¿Escribes?

¿Por qué escribir? Primero, porque no vas a poder almacenar todo en tu cabeza. Segundo, porque es la mejor roma de entenderte y conocerte. Tercero, porque crecerás más rápido que no haciéndolo. Podrías pensar que no tienes el don de escribir. Salvo que escribir no es...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.