Menu

Algortimos: amor y odio

By Isra Garcia  //  Análisis, Innovación, Marketing, Social Media  //  3 Comments

algoritmos en internet amor y odioAmor algorítmico

Solía ser un purista de las plataformas social media – creo que lo sigo siendo en parte. Solía odiar cuando una plataforma decidía que mostrar (y qué no). Sé a quien sigo. Sé el tipo de contenido que me interesa. Si no me gusta algo, las herramientas son obvias cuando se trata de esconder, silenciar, eliminar, dejar de ser amigos, etc. aunque permíteme decirte que, tal y como los años pasan, está claro que el algoritmo lo sabe mejor que tú y que yo y que profesionales y marcas.

Ejemplo rápido: estoy cercano (en relación, intereses e interacciones) a alguien de Estados Unidos. Cuando esa persona publica, usualmente estoy durmiendo o fuera de conexión. Porque el algoritmo sabe esto, su contenido es presentado de repente, entregado y resaltado. De manera frecuenta desconecto de varios canales durante unos días, Cuando vuelvo a la plataforma, como norma general no puedo hacer scroll para volver a las personas con las que más me gustaría conectar. El algoritmo ha solucionado esto. Los resultados: estás más conectado con la plataforma, pero sobre todo con las personas que te importan y te interesan.  Entonces la usas más a menudo. Es más relevante para ti. Hay una mayor y mejor interacción.

Odia algorítmico

La otra parte será la problemática para marcas. Mientras Instagram, Facebook, Twitter y otras plataformas avanzan hacia un feed más “algorítmico”, de manera que puedan conectar, los contenidos más relevantes y potentes podrían no pertenecer a esas marcas. Estos nuevos algoritmos también potencian la aceleración del contenido de marcas que que no están actuando al mismo nivel que los amigos del usuario (y, vamos a ser honestos, todos sabemos lo costoso que es crear “branded content” que pueda ser tan admirado y emocional como las imágenes y vídeos de nuestros amigos). Hemos visto pasar algo así en Facebook, algo me dice que esto va a pasar en Instagram y podría pasar en Twitter también, aunque con menos posibilidad que en la primera plataforma.

Si las marcas desean alcanzar a sus fans (y adquirir nuevos), van a tener que pagar por ello, además de incrementar la calidad de su juego (a pesar del esfuerzo que tenga que hacer para obtener todos esos fans). Esto se convertirá en una transición frustrante y muy cara para las marcas que ya han construido esa comunidad en Instagram, por ejemplo. Este algoritmo creará nuevas marcas, marcas que necesitarán pensar dos o tres veces sobre su habilidad de actuar de manera significativa sobre el problema, así como como arrastrar una carga pesada.

Las dos partes de la historia

Hay dos perspectivas en esta historia.

Historia uno: Instagram y las plataformas que trabajen con estos nuevos algoritmos, se convertirán rápidamente en servicios “paga para jugar” para marcas y organizaciones.

Historia dos: cualquier plataforma social media que sea “algortimizada” de esta manera, será un gran espacio para las marcas y negocios que entiendan lo que sus clientes y público objetivo quieren de ellos en ese mismo canal, lo cual Instagram u otras plataformas priorizarán (en términos de contenido que funcione), y tendrán un lugar muy atractivo para contar historias más interesantes. Las marcas ya no poseen una sola historia en este escenario sobre el que nos movemos.

Photo credit: Pacific RISA.

Summary
Algoritmos en social media: amor y odio
Article Name
Algoritmos en social media: amor y odio
Description
Instagram y las plataformas que trabajen con estos nuevos algoritmos, se convertirán rápidamente en servicios “paga para jugar” para marcas y organizaciones...
Author


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+