Aguanta

sábado, Jul 07

Aguantar el tipo.

No dar holgura alguna.

Esa es la autodisciplina que importa.

cómo aguantar el tipoSí, es difícil, aunque hay una cosa que podría decirte para hacerlo fácil. Visualiza cómo te sentirá cuando acabes. Cuando acabas el entrenamiento te sientes genial. Cuando lanzas el proyecto te sientes fenomenal. O cuando acabas los exámenes, te sientes desahogado, te sientes libre.

Vayamos ahora al lado opuesto. Visualiza cómo te sentirás cuando permitas que la autodisciplina afloje. Conoces esa sensación. Te sientes débil y sabes que estás fallándote a ti mismo, y quizá al resto.

Pregúntate, en los próximos 15 minutos cuál de las dos opciones quieren sentir cuando hayas terminado.

No dejes espacio para la mediocridad. ¿Cómo? dando lo mejor de ti cada día. Vaciándote.

Gánale más y más terreno a la pereza. ¿Cómo? Levantándote cada día un poco más temprano, aunque sea un minuto.

Cede cero poder a la comodidad. ¿Cómo? Buscando y haciendo una cosa que te incomode, al menos, una vez a la semana.

Prohíbe que el miedo tome el control. ¿Cómo? Lanzándote a por lo que el miedo te dice que huyas.

Tu objetivo: aguantar el tipo (sea como sea)

Lucha contra la tentación. Aguantar el tipo es lo que necesitas.

No es fácil, pero merece la pena.

Donde te enfoques, la energía fluirá. No importa que sea lo más complicado, enfócate, céntrate, y aguanta. Resiste.

Cómo aguantar el tipo

Necesitas claridad.

La claridad es poder, cuanto más claro tengas qué es exactamente lo que quieres, más claro tendrás cómo llegar.

Clarifica tanto qué es lo que quieres y cómo vas a llegar, que cuando te levantes por la mañana, no tengas otra cosa en la cabeza que ir a por todas. Cuando haces eso con tu cuerpo, emociones, finanzas, proyectos o estudios, o cualquier cosa, empiezas a tener energía, enfoque y empuje para aguantar, resistir y continuar.

Si no aguantas el tipo, si no resistes, la vida te comerá.

Y adivina, si no actúas siguiendo tus principios, será prácticamente imposible aguantar el tipo cada día de tu vida. Es por eso que la mayoría de personas acaban arrolladas y aplastadas.

Atribución imagen: Eric Venrier.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Te necesito…

Te necesito…

¿Puedes ayudarme? No, la respuesta es más que obvia. Si llegas hasta aquí pensando que alguien como nosotros puede ayudarte, has vendido tu salvación a un precio realmente ridículo. Cuando pedimos ayuda, algo realmente digno, solemos hacerlo desde una posición de...

leer más
Cada final supone un principio

Cada final supone un principio

Ayer fue el punto y final de la campaña Objetivo Ultraproductividad. Ayer fue el fin de una interesante acción, el mes de la Ultraproductividad. Fin de un movimiento que ha conectado con miles de personas, que ha aportado valor, utilidad, incomodidad, audacia,...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto