El confinamiento está en tu mente

domingo, Mar 22

¿Confinamiento o exageración?

Parece como si de repente fuéramos todos libres y ahora se nos haya privado, de repente, de ese bien.

Primero, ¿eras libre antes de estar “confinado” en tu casa por un mes o dos? Si lo eras, ¿por qué te quejabas de sentirte esclavo de tu trabajo o vida cotidiana?

Segundo, ¿qué es lo que te hace sentirte confinado? ¿Estar en casa o la idea de que vas a estarlo por un tiempo prolongado?

confinamiento mental

Tercero, si todo esto es cierto, ¿cómo aprovecharás esa liberación cuando acabe todo esto?

Confinamiento mental

¿No te das cuenta? De nuevo la mente al mando y dominándonos. Estás en casa, con medios, en un país desarrollado, incluso puedes pedir que te traigan cualquier cosa (excepto un Jaguar y similares) a casa. Con algo de suerte estás “encerrado” con tu familia (para algunos incorporable, lo sabemos, pero es tu problema) y para otros con menos (o más) en soledad. ¿Lo ves?

La pregunta interesante es, ¿cuáles son todos los regalos que estás decidiendo no ver en esta situación que vives?

Las probabilidades nos dicen que nunca has estado en prisión… Pero como humanos, somos grandes maestros en crear nuestro propio confinamiento, y más ahora que en realidad estamos en casa de “cuarentena” indefinida.

Esa cárcel que creamos (y de la que es muy difícil escapar – aunque estemos libres) podrían ser la pena de nuestro pasado, el deseo por ser aceptados y queridos, en ansia de popularidad, nuestra necesidad de ser suficientes, la búsqueda de la perfección o la escasez del dinero que crees que te mereces. Las paredes de la prisión son más robustas que Alcatraz, son el potencial que nunca desataremos, una vida mayormente dormidos, oportunidades desaprovechadas o tiempo malgastado. Incluso alguien a quien herimos o una conversación que nunca llegamos a tener.

Esa es la cárcel que vamos a desmantelar. Principalmente, a partir del jueves 26/03 a las 20h (GMT+1), en el primer encuentro online Sobresal de ti Mismo by SOP (si estás interesado/a en participar – escribe a standout(arroba)standout(punto)es.

El confinamiento estuvo, está y estará en tu mente. A menos de que estés leyendo esto desde una celda de 1m² en una presión de alta seguridad, o que estés en la parte menos agraciada de la República Independiente del Congo.

Visualiza ese confinamiento mental y sal de tu propia prisión.

Atribución imagen: Dean Hochman.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Disciplina tu mente a actuar solo cuando depende de ti

Disciplina tu mente a actuar solo cuando depende de ti

Puedes ver y progresar mucho más que antes, sobre todo cada vez que das un paso atrás y permites que sucedan las cosas que no dependen de ti, pero para eso hay que disciplinar tu mente. Y cuando haces eso, ¿sabes qué ves? Quejas. Excusas. Lamentaciones. Pasividad....

leer más
Estoy aquí

Estoy aquí

He llegado aquí para darme cuenta de que ya estaba aquí. Estoy aquí para pensar como pienso, actuar como actúo, comportarme como me comporto e incluso reaccionar como reacciono. Vengo aquí para irme de aquí. Estoy en este lugar para entrenar la tranquilidad de mente y...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto