Menu

El conflicto de las conversaciones

aporta cambio, no cinismoMe encanta leer comentarios no solo en mi blog, sino en los de muchas otras personas, me fascina realmente. Principalmente tengo interés por ello porque me permite ver más allá de mi propia percepción y sesgos, comprender cómo otras personas piensan, actúan y sienten y valorar percepción lector, vs percepción autor. Muero por descifrar la historia en la cabeza de las personas que expresan sus enfoques, ya sean en artículos o comentarios con fundamento en blogs, Facebook, Google+, Instagram o incluso emails personales.

Todo esto me lleva hasta el margen de la duda, cuestiono mis pensamientos con la misma importancia que cuestiono aquellos con los que no estoy de acuerdo. Pienso que ese es un gran fin para lo que podría ser una conversación (online).

Que puedas escribir no significa que debas hacerlo

Actualmente, me esfuerzo por leer todos los comentarios que de una manera u otra colisionan conmigo, buenos, regulares, malos y más malos. Otro punto aparte sería el grado de importancia que doy a cada uno y quien es el autor y mi relación con ellos. Otra cosa muy diferente sería el responderlos. aquí soy claro y directo, interactúo con aquellos que resuenan conmigo (para bien o para mal) y en los que siento que puedo aportar algo digno a la altura del esfuerzo, intención y propósito de la persona que lo escribe. Creo que no hay que leer todos los tweets que te envían, tampoco los comentarios o emails, sólo los que son importantes, aún así invierto tiempo en leer todo lo que puedo, luego me quedo con aquello en lo que puedo mejorar y aprender y actúo en concordancia.

¿Para que molestarte?

Interesantemente, adoptando una postura ajena frente a otras comunidades, conversaciones, blogs e interacciones, veo personas que llegan ahí para ser cínicos o escépticos contra algo o alguien, polémicos en el mejor de los casos. Realmente me cuesta ver la razón de ello. Simplifiquemos, si no vas a aportar valor verdadero con tu interacción ¿Para que vas a molestarte? Si tu reacción va a ser negativa ¿Para que perder el tiempo? Si tu argumentación viene cargada de resentimiento ¿Para qué atacar? Si tu ideología te empuja a arremeter deliberadamente contra algo en lo que no estás de acuerdo ¿Por qué no aportar puntos que sostengan tu postura y mantener el tipo para crecer con el resultado?

Quizás sea la reacción emocional, o quizás sea que no tenemos tiempo ni ganas para elaborar algo convincente que rebata lo que una persona u organización expone ante su comunidad, la historia en su cabeza podría ser acertada o no, al fin y al cabo es la historia en su cabeza, fruto de un conflicto de percepciones y sesgos. Pienso que la belleza está en abrazar la posibilidad de que nada es absoluto.

Haz un ejercicio por ti mismo, fíjate en las conversaciones que ocurren a tu alrededor, analízalas buscando el valor y el cambio positivo, por otro lado reconoce también aquellas que podrían ser dañinas sin motivo aparente. Te sorprenderás del resultado.

Photo credit: carlosbezz.

También te puede interesar:

  1. Cómo decides marcar la diferencia


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+