Menu

La pereza está acabando con toda grandeza con la que puedas deleitarnos

By Isra Garcia  //  Actitud imparable

¿Cuántas más de esas preciadas horas vas a perder quejándote por tu vida? No somos libres, somos esclavos de la pereza.

Creo, aunque quieras, aunque pongas todas tus intenciones, aunque lo desees con la mayor fuerza del universo, que la pereza gana esa batalla que no llegas a luchar. Sí, porque allá donde haya una excusa o una queja, siempre habrá una persona perezosa y medicore. Y si te duele leer esto, espera a ver lo que sigue.

¿Por qué sientes que no ganas? Piensa bien la respuesta, porque posiblemente sueltes otra de esas quejas.

Esclavos de la pereza

Somos esclavos de la pereza - necesitamos acción

¿Sabes por qué no te sientes un/a ganador/a? Porque tú eres la razòn de todo. De cómo te ves, de cómo permites que otros te vean, de lo que te dices a ti mismo en momentos bajos o altos, de lo que transmites a otros verbal o no verbalmente. Y adivina qué mensaje comunicas (interna y externamente) cuando no haces lo que tienes que hacer y te quejas ¿Alguna idea?

¿Estás desmpleado/a? Tú eres la razón – no vengas con la historia de tu jefe, del sistema o de los políticos por favor. Eso es lamentable y está muy usado.

¿Sabes la razón por la cual tus entornos son tan disfuncionales y negativos? Porque tú lo permites, perezoso/a.

Es una elección, porque tú has recorrido el camino donde estás ahora mismo. De hecho a veces piensas que estás en la miseria estando a miles de kilómetros de ella. Todo está en la mente.

Modifica tu mente y el resto seguirá.

Si te quejas porque estás fuera de forma pero nunca haces deporte, solo tienes lo que te mereces.

Lo mismo sucede cuando sales de la ducha y ves esos kilos de más, pero luego, llegas y te sientas en el sofá a comer pizza. Divertido.

Envidiar a los emprendedores que trascienden es una pérdida de tiempo, sobre todo cuando tú pasas el tiempo viendo series, de cañas en las terrazas o intentando a ver qué pescas un sábado por la noche.

Rompe las cadenas

Solo hay una forma de romper estos patrones tan dañinos y atravesándolos por el centro, con contudencia.

Te voy a contar como yo lo hago:

Acción.

Acción.

Acción.

Acción

Acción.

Acción.

Acción.

Observación.

Análisis.

Más acción.

Acabas de conocer cómo es uno de mis esquemas mentales principales, sobre todo cuando no quiero hacer algo, cuando quiero escapar, cuando tengo miedo, cuando estoy agotado o frustrado, y hasta cuando no he tenido más que un euro en la cuenta bancaria.

Salgamos de la trampa de la queja, escapemos del cuarto de las lamentaciones, rompamos esas cadenas invisibles que nos hacen esclavos de la pereza, y saquemos toda la magia con la que se nos dotado tan solo por existir.

Extra: ¿Quieres vencer la pereza que no sabes cómo dejar atrás? He preparado una masterclass (gratuita) para el 2 de julio donde trabajaremos la Ultraproductividad. Puedes inscribirte aquí.

Atribución imagen: Bruno Bolzano.

Summary
La pereza es lo que nos aparta de la grandeza
Article Name
La pereza es lo que nos aparta de la grandeza
Description
Vivimos, trabajamos, crecemos y nos desarrollamos como esclavos de la pereza, todo ello bien escondido y defendido con quejas y excusas - necesitamos acción
Author
IG

EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+