Ríndete a lo que no puedes controlar (estoicismo)

viernes, Sep 18

Hay una filosofía práctica detrás de rendirte, el Estoicismo. ¿Por qué luchar contra las cosas que no puedes controlar? Puedes llevar una mejor vida haciendo lo que te resuena mientras eres consciente de que hay situaciones a las que tienes que rendirte ¿Serías capaz?

Estoicismo es practicar la rendición

“Mientras tú andas distraído, la vida se apresura; entretanto llega la muerte, y ante ella, quieras o no quieres, será necesario que te desprendas de todo para recibirla” – Séneca.

Ahora que estoy profundizando más en el Zen, en Taoísmo y en Advaita Vedanta (tres filosofías bastante similares en su núcleo esencial – una es de Japón, la otra de China y la última de India) como versiones más orientales del estoicismo.

En esas tres filosofías el concepto de “rendirse” no es solo práctico y el camino hacia la liberación (como lo es en el Estoicismo), sino el camino hacia el amor.

Estoicismo es practicar la rendición

Cuando intentamos controlar una situación, nos encontramos luchando con odio y mezquindad contra los aspectos que escapan a nuestro control o que van en nuestra contra. Vale, un ejercicio práctico, reemplaza la palabra “situación” con “relación” y el embrollo está todavía más claro.

“Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no la verdad” – Marco Aurelio.

En el Zen, Taoísmo o Vedanta, tal y como en el Estoicismo, “rendirte” es la clave que abre la puerta de nuestra propia prisión. La llave está ahí mismo, a nuestro lado, pero tantas veces rechazamos usarla, que olvidamos que está ahí y queremos que alguien nos saque de ahí. Queremos que alguien nos elija. Para un trabajo. Un libro. Una relación. Un proyecto. Un producto. Un anuncio. Etc.

Sin embargo, seguimos olvidando lo importante, la llave está dentro de la celda. Nadie puede abrirla excepto nosotros.

“Es propio de un hombre extraordinario y que se encuentra situado por encima de los errores humanos, el no dejar que se les escape la más mínima parte de su tiempo sin aprovecharse de ella (la vida); y por ello la vida más larga es la de aquel que se desprendió de todo cuando la misma le ofrecía para dedicarse por entero a ella” – Séneca.

El estoicismo es practicar la rendición de todo aquello que no puedes ni debes controlar. Es decir, justo a todo lo que debes rendirte primero.

Atribución imagen: Justin Jensen.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo conformar la voluntad de la naturaleza con la tuya propia

Cómo conformar la voluntad de la naturaleza con la tuya propia

Quiero que sepas que llevo unas semanas en guerra con el orden de las cosas. Estoy fuera de mi centro, vuelvo, y algo me vuelve a sacar, pero hago el trabajo de volver. Ese centro no es más que el espacio entre la combinación de mi esencia, mi intuición mi sistema de...

leer más
Cada camino es el camino adecuado

Cada camino es el camino adecuado

No sabemos de dónde vienen las decisiones, aparecen como aparece el hipo. Nos preocupa mucho tener que tomar decisiones. ¿Pensé lo suficiente para decidir? ¿Invertí el suficiente tiempo para tomar la decisión adecuada? ¿Reuní los suficientes datos como para tomar la...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto