Menu

14 días de ayuno – experimento

By Isra Garcia  //  Experimentos, Lifestyle

Hoy entro en el día 15 del experimento ayuno 20 días. Lo cual significa que ayer el experimento sobrepasó la barrera de los 14 días. Desde la pasada actualización, al cumplir el hito de los primeros 7 días, puedo concluir que ha sido una semana enriquecedora, larga e interesante.

En esta actualización a modo de breve informe, pretendo compartir lo que he descubierto, aprendido y concluido en esta segunda fase de otros siete días.

experimento ayuno

Muestra cuadro de mando experimento ayuno 20 días.

Descubrimientos

En esta sección detallo los hallazgos que he ido encontrando en estos últimos 7 días del experimento ayuno 20 días.

  • He logrado dismiuir las distracciones de forma considerable respecto a los siete primeros días. De una media de dieciséis distracciones al día, a seis al día. Justo cuando más extremo he sido con el ayuno. Mi mente ha permanecido más despejada y focalizada.
  • El número de tareas y objetivos cumplidos también ha aumentando positivamente. He pasado de lograr una media de 13 hitos al día en la primera fase del experimento. A 19 al día, como media en esta segunda fase. Esto me da que pensar que cuanto mayor y más fuerte es la restricción, mejor trabaja la mente y el cuerpo. Más alerta, más alineado. Por supuesto, también es debido a eliminar las paradas para alimentarme.  Aunque eso no significa que haya trabajado durante más tiempo, sino mejor. Explicado en el siguiente punto.
  • La jornada media de trabajo ha sido de 4:22 horas al día. Esto frente a la jornada de trabajo de la primera fase, 5:15 horas. Antes de empezar el experimento la media de horas de trabajo diario,  estaba entorno a las 6:35h.
  • El estado “hambre” no ha aparecido hasta ayer noche cuando me encontraba en ópera. Imagino que fue una “hambre” inventada por mi mente. Digo esto porque estar 3:45 horas sentado, disfrutando de una sola cosa, es un ataque frontal a la mente. Si hubiera tenido el agua alcalina, no creo que hubiera experimentado esa sensación. Sin embargo, lo admito, tuve hambre, quería comerme una pizza. La pregunta es ¿quién quería comerse esa pizza, mi mente o yo? Extra: eso no sucedió.
  • He sentido cero ansiedad, atracción o frustración por la comida. Al contrario, me siento más alegre, de mejor humor y con más confianza. Esto es debido a que neuro-químicamente, el ayuno incrementa los niveles de catecolaminas como la dopamina.
  • El ayuno aumenta el número de las células en el cerebro. Lo cual permite que el mejor músculo que poseeemos (o el segundo mejor) trabaje mejor.
  • El ayuno prolongado induce a la autofagia neuronal (algo como “auto-alimentarse”). Una especie de reciclaje que hacen las células con los desperdicios. Autoregulan procesos de perdidas y se reparan a si mismas.
  • Aprecio más los olores y las texturas de los alimentos. Así como las formas, es como estar más consciente sobre la comida. A pesar de que todavía no haya comido. Veremos al comer en el día veinti uno.

Aprendizajes

Además de descubrir hechos interesantes, he aprendido muy buenas lecciones:

El ayuno, por naturaleza es, dejar a un lado las necesidades esenciales para entrar en más altos escenarios de significado.

Cuando el ayuno es prolongado lo que sucede es que estás decidiendo no comer – aunque estés hambriento. No hay nada más fundamental para sobrevivir que comer. Consecuentemente, cuando aprendes a controlar lo que comes, desarrollas la habilidad de controlar otros hábitos o aspectos contidianos menos fundamentales e inclusoo a menudo destructivos.

Te das cuenta cuando realmente tienes hambre y cuando no. El apetito de verdad y no cuando comes por distracción, por matar el tiempo o por capricho. Y eso que todavía no me he llevado a la boca nada sólido.

Con el ayuno, estoy dándome cuenta, mucho más rápido de las incongruencias que encuentro en mi vida y a mi alrededor. Interacciones desafortunadas, actos enrevesados de estupidez, pequeños fallos que suelen pasar desapercidbidos. Ir por el camino equivocado, segundas y hasta terceras intencios. Es como poner bajo un microescopio a tu sistema cognitivo y espíritu.

Progreso y resultados últimos 7 días

He decidido compartir contigo el cuadro de mando sobre el que estoy trabajando. Donde monitorizo, mido y analizo el progreso del experimento ayuno 20 días. Puedes verlo y seguirlo a diario aquí. De manera que tú mismo/a podrás extraer tus propias conclusiones sobre resultados y avances. Además de permiritme ser más transparente contigo.

Algunos hechos a destacar:

  • He endurecido el ayuno, pasando de un ayuno más alimenticio con zumos, a un 90% del total con agua alcalina.
  • He conseguido hacer más deporte que la semana anterior. Cortos y no exigentes.
  • El peso ha seguido bajando hasta una cifra histórica, que recuerde. 63,5 kilogramos a día de hoy.
  • Hubo un día de colpaso, al amanecer el día número diez. Lo pasé realmente mal cuando desperté, una sensación como ninguna otra había tenido nunca. Tomé zumo, frutos secos y media rebanada de tostada de pan de centeno con aceite de olvida y el cuerpo volvió a funcionar. Sentí que mi cuerpo lo necesitaba o estaría en problemas de verdad. Pase de muy mal a muy bien. Desde entonces no he vuelto a tener ninguna recaida.
  • El deporte es algo que he debido practicar en muy poca cantidad como se puede observar en el cuadro de mando.
  • En lo personal puedo adaptarme a cualquier cosa. Sin embargo tengo la fortuna de estar acompañado por una bandolera que me lo está poniendo muy fácil. Adatándose al experimento y a mí de una forma fantástica  y asombrosa. No puedo más que agradecerle estos disgustos.

Conclusiones

Como conclusión de aprendizajes y descubrimientos del experimento ayuno 20 días. En estos 14 días acumulados:

  • Siento más auto-control que de costumbre, y más confianza.
  • Noto que mi fuerza de voluntad se ha multiplicado por cien. Siento que ya era alta, ahora ha explotado. Solo por esto, ya ha merecido la pena hacer el experimento.
  • Mayor concentración y enfoque.
  • El ayuno es un mecanismo que ayuda a mantener perspectiva en lo que más te importa. Ayuda a andar el camino que realmente quieres andar, sea el campo que sea.
  • Sobre las dimensiones: a nivel mental, me encuentro en un estado de onces sobre diez, cuaklquier cosa que me pornponga hacer, voy directa a ello. A nivel espiritual, las meditaciones son más profundas, la desconexión más prolongada. Nivel emocional, siento todo con mucho más impacto, bueno y malo. A nivel físico, me encuentro en plena forma, a pesar de que no puedo hacer grandes esfuerzos.

Experimento ayuno

Por delante quedan cinco días de experimento. Con trabajo, viajes y enventos como el DemoDay mañana en Cuenca con EOI, o Stand OUT Day el viernes en Madrid. Además de un sábado completo por Madrid, de actividad en actividad. Y bueno, el día a día, que no es poco. Veamos cómo avanza el experimento. Junto a 20 días en silencio, de lo más significante que he testeado.

¿Preguntas?

Summary
Experimento ayuno: sobrepasando los 14 días
Article Name
Experimento ayuno: sobrepasando los 14 días
Description
LLegando al hito de llos 14 días del experimento ayuno. Ayuno 20 días para aumentar capacidades, cualidades, súper-hábitos y alto rendimiento.
Author


EL PODCAST

WEB SERIES

IG - LA AGENCIA

LOS LIBROS

Speaking

Entrevistas / TV

Historial / buscar

Google+