La incomodidad no funciona todo el tiempo

sábado, Ene 20

Escribo estas líneas mientras vuelo desde Melbourne a Hobart (Tazmania). Han pasado siete días desde que empecé El Viaje, para recordarlo he tenido que contar los días en el calendario, porque parece que han pasado 21 días. Me doy cuenta que estoy pensado poco estos días. Cuando digo pensar me refiero a analizar, dar vueltas a las cosas, repensar, revaluar. Estoy saltando de hora en hora sin importarme que pase al día siguiente. Me siento fresco, muy ágil y muy enfocado. Estoy donde me gusta estar, en la incomodidad.

Esta mañana cuando salía desde casa de Joan hacia el aeropuerto, pensé en no reservar a un Uber como es de costumbre. Pensé en buscar una opción que me permitiera explorar más. Salir de lo fácil y jugar un poco fuera de la comodidad.

Hay mucho valor en el desconcierto, hay mucho aprendizaje en el riesgo, hay mucha utilidad en la incertidumbre y la incomodidad. Desde luego que hay mucho crecimiento en fracaso.Puedes encontrar una gran mejora en la complejidad. Eso sí, durante un periodo determinado de tiempo.

La incomodidad no debería ser permamente

la incomodidad bien utilizada

Es muy sencillo encontrar a cualquiera que te diga que tienes que salir fuera de tu zona de confort. A lo mejor es uno de tus propósitos para este nuevo año, lanzarte a la incertidumbre. Incluso es posible que tengas una nota al lado de tu escritorio que diga “la vida de verdad empieza fuera de la zona de confort”. Hasta puedo imaginar que lo estés intentando practicar ahora mismo, buscar el rechzo, hacer uan cosa nueva cada día, enfrentar un miedo a la semana…

Enhorabuena en cualquier caso. En algunas conferencias o talleres sobre cambio y nuevo liderazgo, utilizo una analogía entre la zona de confort y el área de seguridad. Y es que ambas se han desplazado hacia un lado opuesto, y nosotros no nos hemos movido del sitio, problemas. Algo que es bueno aprender, es que la clave está en la palabra “empieza”. No puedes emplear cada segundo de tu vida fuera de tu zona de confort a menos que estás condenado a ser una persona aburrida, perezosa y sin pasión, que claramente está malgastando su existencia. Algo que dudo mucho si estás en este lugar leyendo estas palabras.

Tienes que vivirlo, no memorizarlo

la incomodidad

Sin embargo, cuando entras en cualquier red social, vas a cualquier conferencia, o lees casi cualquier libro, encuentras el mensaje motivador de “sal de tu zona de confort”. O “encuentra tu propósito verdadero”, “persigue tu visión hasta conseguirla”, “arriesga”, “alcanzas tus más grandes sueños”. Esto no está mal del todo, lo preocupante es cuando se añade la coletilla “sin descanso”. Ese ese tipo de miedo basado en “sé más” es lo que nos atormenta. Si no arriesgamos, si no perseguimos nuestros sueños. Si no salimos de la zona de confort, estamos condenados a una vida llana y ordinaria como cualquier otro. Vaya.

Todos necesitamos una patada en el culo de vez en cuando. Así como un recordatorio de que tenemos que recolectar con lo que importa, pero necesitamos un enfoque más matizado para contrarrestar los mensajes evangelizadores que podemos encontrar en cualquier momento. Necesitamos ser conscientes de que nadie va a vivir tus propias consecuencias.

Uno de los motivos por los que emprendí El Viaje, fue por volver a exponerme a situaciones donde sé que puedo crecer, aprender, disfrutar y vivir más que en mi entorno habitual. Aunque eso no significa que vaya a vivir el 100% del tiempo en ese vacío. Estos próximos días, estaré durmiendo en el maletero de un Mitshubishi Outlander, mientras recorro la isla de Tazmania. Compraré la almohada, un pequeño respaldo, una toalla y algo de comida. Yo elijo cuando salir de mi zona de confort, y cuando entras, y cuando ir mucho más allá.

Atribución imagen: Talisa.

2 Comentarios

  1. Montse

    Hola Isra, ¿alguna vez te has cuestionado si la mente hace creer la ilusión de que estás saliendo de tu zona de confort? ¿ Y si simplemente salimos de una ilusión mental para meternos en otra y así mantener el ego a salvo? No sé…es una reflexión.

  2. Isra García

    Montse, absolutamente sería algo que tiene mucho sentido, es eso justo lo que empiezo a darme cuenta. Algo aprecido a eso lo que estoy aprendiendo en estos últimos tiempos. Gracias por tu aporte.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENTRADAS RELACIONADAS

Qué y quien me impactó en 2020

Qué y quien me impactó en 2020

Impactar - causar una cosa o persona impresión, un efecto o una sorpresa muy grande. He escrito en algún año anterior sobre personas que me impactaron. Así que en este año voy a contarte sobre otras personas y experiencias que también me impactaron. Atribución imagen:...

leer más
Las 21 preguntas que necesitas en un día como este

Las 21 preguntas que necesitas en un día como este

El día de Navidad puede ser un día para olvidar y perder la cabeza o puede ser un día para recapitular y reflexionar, o puede ser un día para concluir y dibujar el camino.  Si eres de los que van a por la opción uno, bueno, solo tienes que descorchar unas cuantas...

leer más
Haz algo mal primero

Haz algo mal primero

Cuando alguien me pregunta "cómo avanzar rápido Isra", le digo “déjate de excusas y de quejas, sobresal y haz algo mal, hazlo nuevo, diferente y atrevido, o pasa por uno de mis programas”. Cuando eso sucede, hay muchas personas que posponen su decisión, nada...

leer más

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!

¿QUIERES MÁS? SÍGUEME

BUSCAR SACUDIDA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

suscríbete a mis chispazos especiales (blog)

Si dejas tu email en esta casilla, cada mes recibirás todo lo mejor que pruebo, hago, encuentro, utilizo, aprendo y descubro. Además de recibir recursos de alto rendimiento, superhábitos, habilidades núcleo, marketing de impacto y ultraproductividad.

Pin It en Pinterest

Compartir esto